Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Elogian en Angola vocación internacionalista y solidaria de Cuba

| 3
Angola

Juliao Mateus Paulo Dino Matrosse, secretario general del partido Movimiento Popular de la Liberación de Angola (MPLA). Foto: Africa Times.

Cuba paga hoy un precio muy alto por defender su independencia y mantener su vocación internacionalista y solidaria, afirmó Juliao Mateus Paulo Dino Matrosse, secretario general del partido Movimiento Popular de la Liberación de Angola (MPLA).

Dino Matrosse hizo tales aseveraciones a la prensa a raíz de recientes documentos desclasificados, los cuales revelan que el exsecretario de Estado norteamericano Henry A. Kissinger trazó planes secretos para lanzar ataques aéreos contra Cuba en 1976, por desplegar un contingente militar en Angola.

“Cuba continua castigada por esa vocación internacionalista y por defender los derechos de su pueblo y su independencia, y de los pueblos que también luchaban por su libertad”, reiteró el político.

Recordó que la decisión de la isla de apoyar el MPLA dio inicio a una historia de amistad y hermandad duraderas e indestructibles.

Insistió en que esa pequeña isla “se solidarizó con la causa noble del pueblo angoleño, dando todo su apoyo e incluso con la pérdida de hombres en el terreno. Esa amistad se tornó indestructible y se desarrolla cada vez más”, recalcó.

Puntualizó que todos deberían sentir y comprender lo que el MPLA (gobernante partido) hizo por la independencia de Angola y por el bien de todos los angoleños.

Los documentos, pertenecientes a la Biblioteca Presidencial Gerald R. Ford, fueron desclasificados a petición de un grupo de investigadores estadounidenses del Archivo Nacional de Seguridad y publicados el pasado 1 de octubre por el diario New York Times.

En esos legajos se explica que Kissinger convocó a un grupo de altos funcionarios estadounidenses para trabajar en las posibles medidas de represalia contra la isla por la fuerza militar en Angola, a petición de Luanda.

El New York Times revela que los funcionarios convocados por Kissinger esbozaron planes para atacar puertos e instalaciones militares en Cuba, e incluía un plan de envío de batallones de infantes de marina a la Base Naval de Guantánamo, en territorio cubano y ocupado ilegalmente por Estados Unidos desde 1902.

Ese plan urdido por el exsecretario de Estado, bajo el mandato del presidente Gerald Ford, sugería la utilización de decenas de aeronaves de combate y el minado de los puertos cubanos.

Kissinger elaboró propuestas para un eventual bloqueo militar de las costas de cubanas, a pesar que se tuvo en cuenta que estas acciones conducirían a un conflicto con la entonces Unión Soviética, un estrecho aliado de la isla caribeña.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pocholo dijo:

    AFONSO Y MARIA

    Era un gran pecado una interrupción de embarazo y además traía conflicto la íntima relación entre nacionalidades en la mayoría de los casos.

    Maria, ¿Quién sabe donde estará? Una negra grande, linda, llena de vida, con un espíritu jovial. Afonso un negro fuerte, elegante, que cuidaba de su vestir y de verbo fino.

    Hablaban portugués como idioma oficial de sus países, y se amaban profundamente, yo no tengo dudas de eso.

    Un día Afonso vino a verme y me contó que su Maria estaba grávida, que sus connacionales la estaban reprimiendo moralmente porque no estaban de acuerdo con la relación y sus consecuencias y la regresarían de inmediato a su patria. Era una cuestión de honor nacional. A la consulta de Alfonso, yo le doy una respuesta rápida de un joven de 26 años:_ En la Isla no le van a hacer una interrupción, porque tiene que ser solicitada por escrito a la Direccion de Salud por la Embajada o Representación.

    El, que conocía, el sistema me dice: -“No, lo que quiero es un pase para ir a la Habana”- yo, accedo y se lo doy, luego le informo a su representante quien hasta hoy es mi muy buen amigo personal. Al día siguiente apareció Maria. Cuatro o cinco años antes a su llegada yo era profesor en su escuela y luego subdirector de internado. Me cuenta ella todos los conflictos que tenia en ese momento y el embarazo no deseado que no paraba, yo estaba en un conflicto de aproximación-aproximación, quería que todo fuera como debía ser según los cánones, patrones y reglas establecidas, pero tenia que romper con algo y no podía ser con mi conciencia, la solidaridad en su aspecto mas primitivo me llevo a violar los procedimientos para el pase a la Habana, que también por conveniencia burocrática yo había establecido que debía ser solicitado por los representantes para tener mas control, en la practica eso se lograba en un 80% por mil razones menos valederas. Me hice el de la vista gorda y allá fue Maria para la Habana donde la esperaba su “namorado”.

    Días después vi a Afonso y me dijo: – “Profe, ya acabo”- y yo que hablaba su idioma, comprendí clarito, clarito. Luego la representación de Maria retiro la solicitud de regreso de mi alumna que se graduó en Cuba y fue a ejercer la profesión en su país. Pero el cuento es mas largo.

    Alfonso era un joven dirigente de los pioneros angolanos y de la juventud del MPLA, también se graduó y se fue a su país a trasladar sus conocimientos y experiencias. Paso el tiempo y un día el cartero llevo a mi casa en La Fe, con una estampilla de correos no recuerdo si de Angola o Mozambique, una bella carta de Afonso y María que me puso el ego en el cielo, en el sobre como testigo de un amor de verdad, una foto de Afonso y María que se casaron en una iglesia de Maputo con sus familias presentes, dedicada a su profesor que había salvado la solidaridad. En Cuba el que no esta mezclado, se mezcla, no se clona.

  • pocholo dijo:

    LA LLEGADA

    Venían en barco en el mes de octubre de 1977, eran tan africanos como los que trajo la colonización, pero no eran bosquimanos, ni esclavos, ni venían atados ni desnudos.

    El mar violento, las ropas nuevas, todos calzados, en un buque ruso vinieron. Los trajo el amor que en ese tiempo aspiraba a globalizarse, rezaban no se a quien, cantaban a su pueblo que comenzaba a ser mas que su aldea y su tribu, pero venían de allí de donde la naturaleza les enseño a sobrevivir primero, luego a intentar vivir; donde la familia es larga y se ama al prójimo; donde todo lo material tiene valor pero el espíritu se sobrepone para resistir la vida, que anda todo el tiempo con la muerte, espantándose una a la otra.

    Desembarcaron, luego de un angustioso trasbordo a otro buque mas pequeño que los llevo al atraque. Eran los primeros invasores de paz, que venían desde la costa del Índico en Mozambique, para traernos sus enseñanzas de decencia, humildad, respeto, cariño y rica cultura.

    Ese era el botín de aquel encuentro entre pueblos que había comenzado unos años antes, cuando nobles cubanos habían llevado su sangre para ofrendarla a los antepasados suyos y nuestros, que quizás nunca pudieron realizarse aquí como seres humanos, que acá en la otra orilla no pudieron hallar una vida mejor, para llevarles la luz del saber a los suyos que esperaron su regreso, que solo asi pudo lograrse, siglos después.

    Luego se produjeron desembarcos sucesivos que no siempre fueron por mar; grandes aviones se sumaron a la globalización del amor. Eran como semillas que traían sus genes ancestrales, que se fundían con los de acá y crecían juntos y rápido, para asombro del mundo que lo miraba todo como un imposible.

    Vi entonces a grandes personajes sorprenderse, llorar, bailar al compás de sus músicas y comprometerse, con el contagio que producía aquel virus de amor que no tiene cura, y es lo único que se multiplica cuando se divide.

    Y fueron miles y miles, de todos los colores, de todas las etnias, de muchísimas tribus, de aldeas que no estaban en los mapas, de pueblos que se encontraron solo aquí, mezclados con nosotros que somos otra tribu.

    Y vi a esas grandes familias recibir a sus hijos al regreso y llorar de alegría, porque estos si volvían cargados de luz para iluminar todo a su alrededor y los vi allá correr entre las tierras áridas que tendrían que hacer producir para poder seguir viviendo con los suyos y ayudar a espantar la muerte que les seguía las vidas. De alguna manera aprendimos a ser mejores, entrenamos el hábito de partir en partes iguales y no dar limosna que sabemos cuanto humilla y cuanto deforma el alma de quien la da, por ser la forma de aparecer como bueno, siempre a medias.

    Durante muchos años y hasta hoy sigue llegando esa carga que crecida regresa multiplicada a veces, mezclada siempre, porque el que por aquí pasa si no se le pega una cosa se le pega otra, que siempre o casi siempre es buena, para seguir el camino de la vida, que no deja de mirar a la muerte, que a veces, allá es la misma vida.

    Llegaron de todas las edades, tan pequeños como de diez años hasta hombres y mujeres. Los caracterizó la nobleza, la ingenuidad, en el camino fueron expandiendo la amabilidad, la decencia, el deseo de aprender, la dedicación, la pulcritud al vestir, la elegancia, la generosidad, el agradecimiento infinito hasta del menos bueno; cada uno con su olor.

    Vinieron a aprender y aprendieron, a identificarse como ciudadanos de su nación, al encontrarse aquí juntos por largos años de los mejores de sus vidas, etnia y tribus que allá nunca convivieron; a valorar la solidaridad entre iguales, a fundirse con otras razas de todos los confines que aquí estaban, sin diferencias con los cubanos para curar las peores enfermedades del cuerpo y el alma, a medir el compromiso con sus pueblos, a unirse para lograr sus objetivos mas primitivos , desde sus métodos mas ancestrales, que enorgullecen la singularidad de cada cual, en la participación en todas las acciones, desde una danza, hasta cada una de las actividades que los forjaron.

  • rudy galdamez dijo:

    que bueno que paises como Angola reconoscan la labor que CUBA realiza en todo el mundo mas que todo en los paises en villas de desarrollo Angola que a lo largo de su historia a tenido que enfrentar tdo tipo de agreciones politicas por los gobiernos capitalistas hoy se reconose como un pais fuerte y que defiende su historia y su precente. CUBA siempare como una ciudad presta y dispuesta a apoyar a todo pais que solicite su ayuda CUBA se consolida Ejemplo por toda AMERICA LATINA QUE LA SOLIDIRADIAD NO SOLO SE ESCRIBE SI NO SE PRACTICA CON EJEMPLO. HASTA LA VICTORIA VIVA FIDEL VIVA EL CHE. rudy galdamez.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también