Inicio » Noticias, Salud  »

Apoyo de Cuba a la lucha contra el ébola responde a la solidaridad de su Revolución

13 septiembre 2014 | 19 |

roberto morales y margaret chan

(Versiones Taquigráficas–Consejo de Estado)

Presentador.—Buenos días… Doy la bienvenida a esta conferencia de prensa sobre el ébola, que tiene lugar aquí en Ginebra, el viernes 12 de septiembre de 2014.

Con nosotros tenemos a Su Excelencia, el Ministro de Salud Pública de Cuba, el señor Roberto Morales Ojeda, así como la directora General de la OMS, Margaret Chan.

Antes de iniciar las declaraciones, quisiera decirles que tenemos archivos de audio después de la conferencia de prensa, así como las transcripciones y ficheros de video.

Sin más demora, invitamos al doctor Roberto Morales Ojeda, Ministro de Salud Pública de Cuba, para que haga su declaración.

Roberto Morales.—Muchas gracias.

Buenos días.

Les agradezco a todas y a todos su presencia en esta importante actividad.

El objetivo de nuestra visita a Ginebra ha sido reunirnos con la Directora General de la Organización Mundial de la Salud, la doctora Margaret Chan, para dar respuesta, en nombre de nuestro gobierno, a la solicitud de ayuda realizada por ella y por el Se­cretario General de la Organización de Na­ciones Unidas, señor Ban Ki-moon, al Pre­sidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, como parte del esfuerzo mundial que hay que realizar para combatir la epidemia de ébola en África occidental.

El gobierno cubano, como lo ha hecho siempre en estos 55 años de Revolución, ha decidido participar en este esfuerzo global bajo la conducción de la Organización Mundial de la Salud para enfrentar la dramática situación que hoy se tiene en África occidental. A su vez, convoca a los gobiernos y ministros de salud de todos los países a sumarse a la lucha contra este flagelo.

Desde el primer momento Cuba decidió mantener sus brigadas que hoy prestan sus servicios en África, y de manera particular aquellas que se encuentran en Sierra Leona y en Guinea Conakry. Tenemos, de manera particular, en Sierra Leona 23 colaboradores y en Guinea Conakry 16. En el caso particular de Guinea Conakry, los colaboradores se encontraban de vacaciones en Cuba, lo que permitió darles una preparación y al mismo tiempo entregarles los equipos de protección que les permitiera regresar al país en el cual se encontraban laborando en condiciones de poderlo hacer y al mismo tiempo de evitar enfermarse. Todo esto se realizó previa consulta y de manera voluntaria por cada uno de los que han formado parte de estas brigadas.

La ayuda que brindaremos será a través de la Organización Mundial de la Salud, con recursos humanos seleccionados a partir de todos los que voluntariamente han expresado su disposición para trabajar de conjunto, codo a codo, con médicos de cualquier país que se decida, incluido Estados Unidos.

Vamos a cooperar con una brigada de 165 colaboradores, constituida por 62 médicos y 103 enfermeros, los que poseen como promedio más de 15 años de experiencia laboral. Todos han participado anteriormente en situaciones de desastres naturales y epidemiológicos, así como en misiones de colaboración médica y el 23% tiene más de una misión internacionalista.

En coordinación con la Organización Mundial de la Salud, hemos decidido que esta colaboración se realice en Sierra Leona, por los antecedentes que existen de laborar con misiones médicas como la que expliqué, que actualmente labora una integrada por 23 profesionales de las ciencias médicas.

De manera tal que con el llamado realizado por la Directora General de la Or­ga­nización Mundial de la Salud y por el Se­cre­tario General de la Organización de Na­ciones Uni­das, y el que nosotros estamos rea­lizando al resto de los gobiernos y ministros de Salud, se pueda contribuir con el resto de los países que están afectados.

Además, hemos adoptado medidas en nuestro país como parte del Control Sa­nitario Internacional sobre la entrada y salida de viajeros, así como el fortalecimiento del Sistema de Vigilancia Higiénico-Epi­de­miológico Nacional.

Esta respuesta de Cuba tiene como antecedente que la Revolución no esperó el desarrollo de sus servicios de salud para comenzar a brindar su ayuda a otros pueblos. Apenas a un año del triunfo, en 1960, se ofrece la primera ayuda médica internacional a Chile para atender a los afectados por un terremoto; y en mayo de 1963 parte la primera Brigada Médica hacia Argelia, compuesta por 55 colaboradores, para brindar sus servicios durante un año.

En la década del 70 se amplía la colaboración solidaria en países de América Latina, África y Asia y en 1998, con los huracanes George y Mitch en el Caribe y Centroamérica comienza el Programa Integral de Salud, en el que han participado 25 mil 288 colaboradores de la salud, en 32 países.

También Cuba ha colaborado en la formación de profesionales de las ciencias médicas para 121 países de Asia, África y América. Ha graduado hasta la fecha 38 mil 940 médicos, de los cuales 24 mil 486 pertenecen a las 10 promociones de la Escuela La­ti­noamericana de Medicina, inaugurada por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en noviembre de 1999, como parte de la sostenibilidad del Programa Integral de Salud.

Actualmente colaboramos con profesores en la formación de recursos humanos de las ciencias médicas en 10 países, con una matrícula de 29 mil 580 estudiantes.

Uno de los programas más sensibles y humanos se inició en julio de 2004 con la Operación Milagro, en la cual tuvimos la colabo­ración de la República Bolivariana de Venezuela. Hemos cooperado con 35 países y se le ha mejorado o han recuperado la visión 2 890 000 pacientes, de los cuales 36 636 son de África.

Ante el azote del huracán Katrina a la ciudad de Nueva Orleáns, el 19 de septiembre de 2005 se creó el Contingente Internacional de Médicos Especializados en el En­fren­tamiento a Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve”. En ese momento se ofrecieron 10 000 médicos para ayudar al pueblo norteamericano, ayuda que no fue aceptada por el gobierno, pero a partir del contingente se han conformado 39 brigadas que han estado presentes en situaciones de emergencia en 23 países.

La discapacidad, como uno de los problemas más acuciantes en nuestros pueblos, motivó a partir del 2008 la realización de un Estudio Psicosocial y Clínico-Genético de es­ta población, que permitió llegar a los hogares de 1 500 000 personas con discapacidad en Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas.

En África, hasta la fecha, han participado 76 744 colaboradores de la salud en 39 países. En estos momentos existen 4 048 colaboradores en 32 países, de ellos 2 269 son médicos.

Cuba está presente hoy en 66 países con 50 731 cooperantes, de los cuales el 64,6% son mujeres y 25 412 médicos.

Como resultado de todos estos años de solidaridad y cooperación se han cumplido 595 482 misiones en 158 países, con la participación de 325 710 trabajadores de la salud, muchos de ellos con dos, tres y más misiones.

Durante estos años de cooperación se han realizado más de 1 207 millones de consultas médicas, más de 2 280 000 partos, 8 millones de intervenciones quirúrgicas y más de 12 millones de niños y embarazadas han sido inmunizados.

Como se aprecia, E, forma parte de la ayuda y solidaridad que Cuba ha brindado en estos 55 años de Revolución en sectores como la educación, el deporte, la cultura, las ciencias y de manera particular en el sector de la salud, bajo el principio de no dar lo que nos sobra, sino de compartir lo que tenemos.

En nombre del Gobierno de Cuba, reiteramos el llamado a los gobiernos y ministros de Salud de todos los países que puedan sumarse a este esfuerzo global, en un mo­mento en el que África está urgida de la solidaridad internacional.

Muchas gracias.

Presentador.—Gracias, señor Morales por su intervención. Ahora damos la palabra a la doctora Chan.

Margaret Chan.—Buenos días a los miembros de la prensa. Gracias por estar aquí.

El brote de ébola que está devastando parte de África Occidental es el más largo, severo y complejo en casi cuatro décadas de la historia de la enfermedad.

Este es el ébola zaire, el más letal de los virus de la familia del ébola. Es un virus letal que es altamente contagioso, pero solo bajo dos escenarios específicos: el primero, durante el cuidado de los pacientes en hospitales sin los medios de protección adecuados; el segundo es durante ciertas prácticas de en-terramientos tradicionales que tienen el contacto directo con cadáveres altamente infecciosos.

En los tres países más afectados, Guinea, Liberia y Sierra Leona, el número de casos se mueve mucho más rápido que la capacidad que tienen para atenderlos los centros de tratamiento específico para el ébola. Por ejemplo, en Liberia, una instalación para tratamiento del ébola, que se estableció de conjunto por la OMS y el Ministerio de Salud, abrió recientemente para tratar a 30 pacientes, pero tan pronto como abrió tenía ya más de 70 pacientes. En estos momentos en Liberia no hay una sola cama disponible para el tratamiento de pacientes de ébola en todo el país.

Nuestra respuesta se está agotando de todos los medios que necesitamos, desde protección personal, bolsas para cadáveres, laboratorios móviles, salas de aislamiento, pero lo que más necesitamos son las personas, el personal médico. Lo más importante para evitar la trasmisión del ébola es tener las personas adecuadas, los especialistas adecuados y especialistas que sean entrenados apropiadamente y que sepan cómo mantenerse a sí mismos a salvo.

El dinero y los materiales son importantes, pero con estos medios solamente no podemos parar el brote de ébola. Como dije, lo más importante son las personas; personas que sientan compasión, médicos y enfermeras que sepan cómo reconfortar a los pacientes, a pesar de las barreras de, por ejemplo, estar usando medios de protección y trabajar en circunstancias muy difíciles.

Cuba es famosa mundialmente por su capacidad de entrenar excelentes médicos y enfermeras. Es famosa, además, por su ge­nerosidad y solidaridad con los países en la ruta hacia el progreso.

El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y yo personalmente, hablamos con líderes de muchos países, incluidos, por supuesto, Su Excelencia el Pre­sidente Raúl Castro y el Ministro de Salud de Cuba, el doctor Morales, y les pedimos ayu­da para luchar contra este brote de ébola. Estoy muy feliz de que el ministro Morales viniera a Ginebra; ayer tuvimos una discusión muy intensa y muy fructífera, en la que Cuba va a colaborar en el tratamiento de este brote.

Tanto la OMS como la UNICEF, el Pro­grama Mundial de Alimentos y otras agencias están proporcionando acciones para enfrentar este brote; pero necesitamos tomar acciones lo antes posible para tratar de parar este brote.

Espero que el anuncio que ha hecho hoy día el gobierno cubano estimule a otros países a anunciar su apoyo.

Muchísimas gracias.

Presentador.—Gracias a la Doctora Chan y al doctor Morales. Vamos a iniciar la sesión de preguntas. Por favor digan sus nombres, agencias y hacia quién va dirigida la pregunta.

Gracias.

Periodista.—Quería saber de dónde vienen los 165 profesionales, de qué países o dónde están hoy, antes de ser enviados a la región, y por qué Sierra Leona y no, por ejemplo, Liberia que parece ser un caso bastante grave también.

Margaret Chan dijo que ha solicitado ayuda a otros países. Hemos escuchado que China tiene muchos doctores y una gran presencia en África. ¿Ustedes han hablado también con China?

Gracias.

Tal vez usted pueda traducir las dos preguntas.

Periodista.—Roberto Morales, nos gustaría, ¿por qué Sierra Leona y no Liberia? Y a la doctora Chan, sabemos que está recibiendo ayuda de China, nos gustaría que nos comentara al respecto.

Periodista.—Mi primera pregunta va dirigida a la Directora General de la OMS. Se han hecho aquí varios llamados a la solidaridad internacional para enfrentar la epidemia de ébola, ¿cuál sería el escenario de no lograrse una ayuda a nivel global?, esa sería la primera. Y la segunda, ¿qué piensa usted de que un país tan pequeño como Cuba, haya sido el primero en sumarse a esta ayuda?

Presentador.—Sobre las preguntas, vamos a tomar una tercera pregunta.

Periodista.—La primera pregunta un poco que se une a las dos anteriores, me gustaría saber por qué la razón de que Sierra Leona sí y no en Guinea Conakry, por ejemplo, donde también el doctor Morales dijo que había una brigada cubana, y si más bien esto responde a una estrategia de concentrar todos los esfuerzos en un lugar específico, para obtener resultados.

La segunda pregunta es para la doctora Chan, con el objetivo de saber si hay otros países que ya están dispuestos a ofrecer su ayuda en este momento.

Presentador.—Gracias.

Podemos comenzar con el doctor Morales Ojeda para las respuestas.

Roberto Morales.—Como les comenté, la brigada que se conformará con 165 colaboradores, de ellos un grupo importante de enfermeras y de médicos, tiene que ver con personas que hemos seleccionado a partir de todos los que en Cuba han expresado voluntariamente su disposición de participar en esta actividad. Por lo tanto, son recursos humanos que se encuentran laborando en las instituciones nuestras, aunque han cumplido con anterioridad, todos, misiones anteriores y, como expliqué, el 23% en más de una ocasión.

Realmente nosotros considerábamos que el esfuerzo principal que pudiéramos hacer, debiéramos concentrarlo en un país inicialmente, en la misma medida en que otros países podían responder a este llamado, y de esa manera no dispersar el recurso humano que realmente lleva a que se pueda fatigar, a que se pueda cansar y que, al mismo tiempo, eso pueda incidir en que se puedan violar determinadas normas y que algunos de ellos, de no estar bien preparados y agotarse, pudieran enfermar.

Nosotros, por nuestra parte, también estamos preparando a todos nuestros colaboradores, de hecho, ya se encuentran en La Habana concentrados, en una preparación que les están dando los expertos del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, para realmente lograr que tengan todas las condiciones en su preparación para poder asumir esta tarea. Y de conjunto con la OMS, también se dispondrá de los recursos que garanticen su protección.

Realmente los antecedentes que tenemos de colaboración en Sierra Leona, de tener una brigada de 23 colaboradores, nos facilita todo el trabajo que allí podamos hacer, y, en menor medida, la brigada que tenemos en Guinea Conakry, aunque es más pequeña, también está preparada, porque se encontraba de vacaciones en Cuba, y también dispone de los medios para incorporarse a las labores que allí enfrenta.

Presentador.—Muchas gracias.

La doctora Chan, por favor.

Margaret Chan.—Muchas gracias.

No voy a repetir las respuestas que ha brindado el Ministro Morales. Hubo preguntas que me dirigieron específicamente a mí. La primera, si he tenido respuesta de otros países. Sí. En cuanto a China, para su información, China ya tiene equipos médicos en los tres países y le ha sumado más doctores.

En nuestra discusión con las autoridades chinas nos han dicho que están dispuestos a cooperar mucho más.

En cuanto a la pregunta: Si nadie responde a este llamado. Me gustaría pensar positivamente. Estuve hablando con el Se­cretario General anoche y él ha estado ha­blando con los líderes mundiales, y otros colegas míos también han estado hablando con líderes mundiales, en especial con el Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Sudáfrica, China, y todas las conversaciones han sido muy positivas. Se trata ahora de saber los detalles, cuántas personas, qué materiales y dónde.

Tengo pensamientos muy positivos de que vamos a obtener mucho apoyo. Para tener una idea clara, como dije al principio, los países ya están brindando apoyo. No podemos decir que no están brindado a­po­yo. En estos momentos diferentes agencias: Reino Unido, Canadá, la Unión Europea, Kuwait, Qatar, Sudáfrica, Uganda, todos han brindado su apoyo; pero la escala de la epidemia es tan enorme que estamos hablando de una escala amplia; pero yo soy muy positiva, no veo un escenario donde no haya ningún país que brinde ayuda; yo creo que ya se está ayudando y que vamos a tener una respuesta muy positiva al respecto.

Otra pregunta.

Bueno, creo que no, que ya he respondido todas las preguntas.

Periodista.—La primera pregunta es para Cuba. ¿Me gustaría saber si ustedes van a establecer un centro o estarían trabajando en centros ya establecidos?

La otra pregunta es para la Doctora Chan, tenía que ver con la ayuda que está estableciendo el Reino Unido en estos momentos.

Periodista.—Mi pregunta es: ¿Podrían confirmar ustedes que esta es la mayor oferta que se ha tenido de ayuda para África Occidental?

Y lo segundo es —quizás perdí algo aquí, me gustaría saber por qué se concentran los esfuerzos en Sierra Leona y no en Liberia, cuando la Doctora Chan dijo que en Liberia no había una sola cama disponible.

Presentador.—Ahora aceptaremos una tercera pregunta.

Periodista.—Se nos ha dicho que en Liberia no hay una sola cama disponible, y es muy importante tener un control de este orden, ¿nos podrían decir un número exacto de la cantidad, por ejemplo, de médicos y enfermeras que se necesitan?

Por ejemplo, se está hablando de que Estados Unidos va a contribuir con una ayuda de 100 millones de dólares; ¿podrían dar cifras de exactamente qué es lo que necesitan y a quién se lo están pidiendo?

Presentador.—Muchas gracias. La mayoría de las preguntas son para la Doctora Chan.

Le damos la palabra a la Doctora Chan.

Margaret Chan.—Déjeme responder la primera pregunta.

Sí, el gobierno del Reino Unido se ha comprometido y quisiera agradecerle el establecimiento de varios hospitales en Sierra Leona. Han inspeccionado los sitios; se necesita preparar el sitio antes de que puedan trasladar a las personas y los materiales. Sí van a brindar personal al principio y pueden también capacitar locales de forma que tengan la capacidad para realizar el trabajo.

En cuanto a la segunda pregunta de Ma­ría, sí, hasta el momento esta ha sido la oferta más grande de médicos, enfermeros, especialistas, como especialistas de control de enfermedades infecciosas y epidemiólogos. Y le pediría al Ministro que responda por qué en Sierra Leona, porque esta fue una decisión tomada entre Cuba y Sierra Leona.

En cuanto a la última pregunta. Usted tiene toda la razón, necesitamos más doctores, más enfermeros de fuera. Les llamamos Equipos Médicos Extranjeros, Cuba es un ejemplo, Reino Unido también y sabemos que Estados Unidos y otros países también van a establecer un compromiso.

Para mí lo más importante es garantizar que proporcionemos los mecanismos para que los trabajadores de la salud vengan y trabajen.

El Banco de Desarrollo Africano y otros países están proporcionando apoyo financiero para que los trabajadores de la salud sean pagados, reciban incentivos, seguros y que comiencen a trabajar.

El número o la cifra exacta de médicos y enfermeras —les voy a dar una cifra aproximada, porque depende de la evolución de la epidemia—, como promedio para un centro de 70 a 80 camas para el tratamiento de ébola necesitamos alrededor de 200 entre médicos, enfermeros, personal de limpieza; por tanto, dentro de esas 200 personas necesitamos una proporción de 20 a 80: 20% de países extranjeros que podrían capacitar, supervisar y gestionar estos centros, y los trabajadores locales representarían el 80%. Serían capacitados para que sean parte del equipo.

Si necesitamos 10 centros de tratamiento, entonces tendríamos que multiplicar esta cifra por 10; si necesitamos 8, entonces tendríamos que multiplicar esta cifra por 8. Por tanto esa sería la cifra, no es una cifra exacta y pueden cambiar, por tanto, espero haberles dado el sentido de hacia dónde nos dirigimos.

En este momento es importante para no-sotros decir que necesitamos, como mínimo, de 500 a 600 doctores, tanto provenientes del país como del extranjero y más de 1 000 trabajadores de la salud, para gestionar los centros existentes, así como los que están por construirse. Muchas gracias.

Presentador.—Ahora le doy la palabra al Ministro Morales para que responda la pregunta.

Roberto Morales.—Muchas gracias.

Realmente, como comenté con anterioridad, fue un trabajo conjunto, la Or­ganización Mundial de la Salud y el equipo que ha venido a Ginebra, de conjunto con nuestro gobierno, de manera tal que pudiéramos lograr un trabajo en uno de los países que está siendo más afectado, y que, por demás, es un país donde tenemos una brigada que ya tiene un trabajo con anterioridad.

Realmente hacia los centros que está dirigida nuestra labor son, sobre todo, aquellos donde se está brindando la atención a los enfermos, también a las clínicas comunitarias de atención, y, sobre todo, vamos a laborar de conjunto con las autoridades de salud pública de Sierra Leona y también del gobierno en todo un programa que permita la prevención de la enfermedad y contribuir de esa manera a cortar la epidemia y evitar que se siga extendiendo a otras regiones y lugares del mundo.

Es importante reiterar algo que comenté en mi intervención inicial, que nuestros médicos, al expresar voluntariamente su disposición de participar en esta situación de emergencia en África occidental, también han expresado su disposición de hacerlo codo a codo con los médicos de cualquier país que participen en este enfrentamiento, incluidos los de Estados Unidos.

Presentador.—Muchas gracias.

Tomaremos tres preguntas; de nuevo pedimos a los presentes que por favor sean breves, porque no tenemos tiempo para todas las preguntas.

Periodista.—Muchas gracias.

Mi pregunta: hemos visto la cifra que nos ha dado la OMS de la cantidad de casos en Liberia, pero parece que hay miles de casos más.

Periodista.—Buenos días. Una pregunta al Ministro: si su organización también hace investigaciones sobre una vacuna. Ustedes tienen el hospital Finlay en La Habana.

Y para la Doctora Chan: ¿Quién está coordinando?, porque podríamos correr el riesgo, el fiasco que corrimos en Haití y también el tsunami por falta de coordinación.

Presentador.—Gracias. La última pregunta de esta ronda.

Periodista.—Ministro Morales, usted ha reiterado que están dispuestos a trabajar incluso con trabajadores de salud de Estados Unidos, ¿cree que ellos se negarían? ¿Podría laborar en esta idea, por favor?

Y, Doctora Chan, ¿en estos momentos cuántos doctores y personal médico hay en el terreno en los tres países? Si pudiera decirnos, por favor, la cifra actual.

Presentador.—Le damos la palabra al doctor Ojeda para que responda.

Roberto Morales.—Con relación a la pregunta de nuestros investigadores y científicos y su participación, realmente desde que se decretó la situación de emergencia y recibimos el llamado de la Organización Mundial de la Salud, se ha organizado un equipo de expertos en nuestro país, que está recopilando toda la información y evaluando todas las posibilidades que podamos tener y en ese sentido poder contribuir, pero en este momento no tenemos ningún resultado que podamos mostrar, estamos en la fase inicial; pero seguro que nuestros profesionales de la Industria Médico-farmacéutica y Biotecnológica y del Sistema de Salud Cu­bano participarán en todos los esfuerzos por encontrar una solución terapéutica y también preventiva a la situación del ébola como lo hemos hecho ante otros problemas de salud.

Con relación a la pregunta de la disposición de poder trabajar con profesionales de cualquier país y de manera particular con Estados Unidos, hemos expresado que realmente estamos dispuestos a hacerlo. Sería muy difícil responder por ellos cualquier tipo de pregunta relacionada a su disposición, lo que sí ratificamos es la disposición nuestra a colaborar con los de cualquier país codo a codo y de manera particular, si así fuera, con los profesionales de las ciencias médicas de Estados Unidos.

Presentador.—Muchas gracias. Doctora Chan.

Margaret Chan.—Muchas gracias.

Quisiera responder a tres preguntas:

Usted preguntó si el estimado de 20 000 es una cifra actualizada. Quisiera subrayar lo que ya he dicho: es un estimado por modelo, pero la situación cambia y las cifras, por supuesto, también cambian y sabemos que los nuevos casos siempre se están reportando, y, por supuesto, las nuevas cifras siempre van a estar por debajo. Para el número real necesitamos una información efectiva desde los distritos y por parte de los gobiernos. Por lo tanto, estamos trabajando con la CDC, que está gestionando los datos informativos para darle la información al gobierno y que nosotros podamos tener una información más exacta.

La segunda pregunta. John, usted hizo una pregunta muy importante, la coordinación para un desafío tan grande, tan complejo y de gran magnitud. Lo que empezó como una emergencia de salud pública ha adquirido una nueva dimensión, una dimensión psico-social también, necesitamos alimentos, agua, seguridad y necesitamos centros de tratamientos y necesitan trabajar en un ambiente de paz. Por lo tanto, como usted puede ver, no solamente la complejidad de la operación en sí, sino también la cifra, es una cifra muy alta de actores. Desde el sistema de Naciones Unidas agradecemos al Secretario General y a otros jefes de diferentes agencias que están proporcionando apoyo para esta respuesta de salud. Por supuesto que a nivel de país el apoyo es muy importante. Tenemos socios, otras agencias y otros países —que ya he mencionado— están contribuyendo con recursos materiales. Esto requiere una plataforma de coordinación que estamos discutiendo con los propios países.

Ayer estuve hablando con el Presidente de Sierra Leona y él está dispuesto a dirigir el proceso y es muy receptivo a la idea de que la coordinación debe involucrar a todos los actores. Por lo tanto, la estrategia y el plan operativo se discuten y se acuerdan entre todas las partes involucradas, pero no debemos olvidar que necesitamos detener el ébola en los próximos seis a nueve meses, por lo tanto eso necesita una estrategia muy abarcadora.

Ahora, la situación más importante es a nivel de país, con el apoyo de Naciones Unidas y de otros socios. Queremos subrayar que hay muchos compromisos, hay transparencia y hay procesos de toma de decisiones y queremos que todas las partes sean flexibles, de forma que la coordinación sea lo más fácil posible.

¿Cuántos doctores tenemos en el terreno? Bueno, quiero compartir con ustedes que tenemos doctores, especialistas y expertos de los diferentes países que nos apoyan, así como nuestro propio personal: llegan a 500, pero son personas que no están ahí todo el tiempo, están ahí uno o dos meses y entonces tienen que rotar debido a las condiciones que son muy duras, y no pueden permanecer tanto tiempo. Por lo tanto, necesitamos que roten. En estos momentos tenemos más de 170, no solamente doctores, tenemos también personal médico, tenemos especialistas para el control de infecciones. Estoy hablando de expertos, médicos extranjeros, no tengo la cifra exacta realmente.

Presentador.—Ya nos queda muy poco tiempo, pero aceptaremos dos preguntas más de los periodistas en línea, porque como tenemos la traducción, nos estamos demorando.

Periodista.—Mi primera pregunta es si tienen una actualización del número de casos en este momento, y la segunda es que hay un rumor de que la sangre de las personas que han sobrevivido a la enfermedad puede ser de algún tipo de ayuda, y esto está haciendo que se cree una especie de mercado negro alrededor de este tema. ¿Qué nos podrían decir?

Margaret Chan.—Estaba la semana pasada en Washington hablando con el Banco Mundial, con el gobierno de Estados Unidos, con las Naciones Unidas en Nueva York, y el doctor Navarro, así como Chokuda han estado conversando con diferentes países, con diferentes capitales, en Londres, en Pa­rís, en Bruselas, y hemos tenido conversaciones con muchos otros países.

El Secretario General y yo pensamos que los países están muy comprometidos y necesitamos saber qué necesitan estos países, de forma que se brinde lo que es necesario.

Trabajamos con los países afectados para que nos den datos específicos de qué es lo que realmente se necesita, qué hay de los recursos humanos. Dándonos esos datos específicos, soy optimista y positiva de que podremos brindarles el apoyo que ne­cesitan.

Sobre la pregunta, le voy a actualizar: estas son cifras que podemos rastrear, pero siempre serían aproximados hasta el 12 de septiembre, es decir, hoy hemos recibido informes de 4 782 casos y más de 2 400 muertes.

En cuanto a su segunda pregunta, usted debe recordar que la OMS organizó una reunión la semana pasada con 150 científicos de diferentes partes del mundo y más de 20 científicos de África. Una de las recomendaciones de esa reunión es que necesitamos trabajar en el suero de convalecencia como un tratamiento de intervención, y eso es lo que estamos haciendo. Como ustedes sa­ben, como parte de nuestra conversación con el doctor Morales y la contribución de Cuba en esta esfera, también hablamos de eso.

Usted mencionó el mercado negro, pero esto es algo que tenemos que trabajar muy cuidadosamente con los países afectados para poder eliminar cualquier comercio de la sangre de los convalecientes. No solamente es necesario obtener este suero, es necesario comprobarlo, porque pueden existir otros factores de infección que tendríamos que analizar. Por lo tanto, vamos a plantear este problema a los gobiernos para que puedan detener cualquier actividad de mercado negro en relación con la sangre de los convalecientes. En todo caso, esto habría que hacerlo con los mecanismos y en las condiciones requeridas para poder utilizar la sangre de los convalecientes.

Gracias.

Presentador.—Muchas gracias, doctora Chan. Muchas gracias, doctor Morales. Con eso concluimos nuestra conferencia de prensa.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dany dijo:

    Me parece muy bien el apoyo internacional a la lucha contra el Ebola al final es una epidemia que aunque está focalizada es de interés común evitar que se propague por otras regiones del mundo, y muy bien que se envíen medicinas, logística y apoyo financiero. Era de esperarse que Cuba diera su paso al frente ya que siempre se ha involucrado en todas las causas nobles alrededor del mundo, nos llamen o no. Pero médicos, personas que van a arriesgar su propia vida y poner en peligro a todo el pueblo cubano cuando regresen si no se toman todas las medidas, en mi modesta opinión; y déjenme decirles que no es solo mía, muchos pero muchos más comparten este criterio, bastante precaria está la situación epidemiológica en Cuba, con el dengue y sobre todo el cólera, que aunque no se diga hay muchos pero muchos casos de infección y defunciones por este último, y lo digo con conocimiento de causas porque por desgracia me tocado ver algunos de cerca, como para estar involucrándonos tan de cerca en esto también. Para los críticos que estoy seguro que atacaran por este comentario les digo que soy una persona que cree en el bienestar común y soy muy humanista, pero primero tenemos que arreglar nuestra casa para luego ayudar al vecino con en la suya. Saludos.

    • BIOSAFETY&ECONOMIC dijo:

      Me ha tocado vivir y ver la realidad de la bioseguridad en nuestro país y es debido a esa escasa experiencia en mi trabajo de campo que me etrevo a decir que en nuestro pais existe un reducido grupo de personal médico que conoce y práctica medidas de bioseguridad para enfermedades de nivel de seguridad biológica tres, en fin lo que les quiero de decir es que vamos a enviar a valerosos médicos y laboratoristas que en su mayoría nunca han trabajado con las técnicas y medios para tratar ébola. No quiero que piensen que soy insencible pero es que la situación generalizada en nuestros servicios asintenciales de salud correspondientes a la biosegirudad en las instalaciones de riesgo biológico es crítica y si a esto unimos la extensa crisis económica donde le debemos a cada santo un dolar u euro. Tengan por seguro que guardo mis recelos y el ejemplo más vivido es la entrada del cólera en cuba que ya suma casi un centenar de fallecidos con una situación sanitaria crítica en todo el país. Los mismos medicos y laboratoristas que se brindaron son los que no usan correctamente el nasobuco o les molesta utilizar las mascarillas de protección. Hasta ahora no he visto un solo medico o laboratorista que utilice correctamente los medios de protección personal o colectiva, solo tengo fé en que la cercania de la muerte les haga reflecionar que la bioseguridad no es una cosa más como algunos dicen, alli en la caliente es la diferencia entre la vida y la muerte.

      Cuindese muchachos….. puesto que tendran el privilegio de ver a uno de los jinetes del apolalicsis en acción.

  • Marìa dijo:

    Estaba segura de que Cuba iba a responder positivamente a este llamado de la OMS. Nuestra pobre Cuba, criminalmente bloqueada, vilipendiada, en la infame lista de “Estados terroristas”, ha sido la primera en responder al llamado de la OMS.
    Incluso me preguntaba por qué antes no nos habíamos ofrecido, antes de que la OMS nos lo pidiera.
    Si bien el corazón me dice que debemos una vez más dar nuestra solidaridad internacionalista desinteresada a los pueblos hermanos de Africa, mi cabeza me dice que hay que elevar al máximo las medidas de cuarentena y de control sanitario en nuestras fronteras para todos nuestros colaboradores, diplomáticos, becarios extranjeros de esos territorios, eventuales viajeros y comerciantes y a cualquiera proveniente de esas áreas , para evitar al máximo que pueda entrarnos por esas vías al país cualquier enfermo o contagiado con Ebola, porque el Ebola si no es juego.Es mil veces peor que el cólera y éste aún no lo hemos podido controlar.
    No debe haber ninguna excepción al respecto pues cualquiera puede contagiar el ébola, sea un becario, un colaborador, un diplomático cubano o extranjero, o un Ministro, eso no importa. Las medidas tienen que ser para todos por igual.
    El Ebola tiene una letalidad muchas veces más alta que el cólera que lamentablemente nos entró desde Haití supongo que a través de los colaboradores y las “mulas” que viajan a ese país, con los cuales no hubo el debido control en las fronteras a su debido momento.
    Yo prohibiría – no desestimularía – el ingreso a Cuba de cualquier nacional de los territorios donde existe ébola, y sometería a todos nuestros ciudadanos que por alguna razón muy de peso deben viajar a esos países, a la cuarentena de rigor establecida por la OMS, de más de 22 días.
    Además divulgaría hasta la saciedad cuáles son las medidas que vamos a poner en práctica en nuestro país para evitar la epidemia, todo lo manejaría con total transparencia y amplia difusión, lo que daría la necesaria tranquilidad en nuestro pueblo para no dar la más mínima oportunidad de que pueda repetirse lo del cólera, pues si sucede con el ébola, sería imperdonable.

    • Global dijo:

      María, he leido todos los comentarios y con todo respeto me gustaría aclararle que no existe ninguna regulación que prohiba la entrada al país de ningún viajero que proceda de zona endémica alguna, siempre y cuando exista una razón poderosa para hacerlo, esa medida va contra el principio inalienable que tiene todo ciudadano de viajar por el mundo libremente, además me gustaría aclararle que nuestro país posee uno de los mejores sistemas de vigilancia en frontera lo que pasa que todas las enfermedades tienen un período de incubación que no son iguales para todas, en el caso específico del Virus del Ebola tiene un período de incubación de 3 a 9 días (pudiera ser menos o más, en medicina 2+2 no es 4) apareciendo los primeros signos y síntomas entre el 5º y 6º día con la aparición de un rash o erupción a nivel de la cara y el cuello que luego se expande al resto de los miembros en forma centrífuga, luego pueden seguir los síntomas tales como hemorragias cutáneas, gastrointestinales, etc. Estos síntomas pueden confundirse con muchas otras enfermedades por los síntomas
      Para esta enfermedad no hay fármaco ni vacuna además el paciente va ineludiblemente hacia la muerte se mantiene en terapia con RCP hasta que como dije fallece, la enfermedad por tal motivo es letal y es transmitida por los fluidos corporales como son la saliva, el semen, etc.
      Es por ello que lo que debemos hacer es tener pensamiento epidemiologico de la enfermedad, porque cualquier viajero puede entrarla, por todo lo antes expuesto, pero si le aseguro la eficiencia de la Vigilancia y Control Sanitario en forntera, los viajeros seguiran llegando y saliendo, nuestro SNS cuenta con las fortalezas necesarias.

  • Atenea dijo:

    Yo estoy preocupada porque ahora van 165, pero va a seguir la demanda y si los otros países lo que aportarán será dinero e insumos el material humano seguirá siendo cubano, estaremos en riesgo tanto ellos en esa difícil misión que no se parece a ninguna de las que han hecho, como nosotros acá porque es un riesgo que se viaje a esos lugares a trabajar directamente con enfermos y regresar. No es justo que nos toque eso a nosotros, hay países con muchos médicos y condiciones para hacer lo mismo, creo que antes de congratularnos de ser los que más aportamos debemos exigir a otros que lo hagan.Cuba no puede echarse esto arriba con la situación de salud que tenemos acá.Por eso digo que es para estar muy preocupados por ellos y por el curso de los acontecimientos.Por favor informen con regularidad sobre estos colaboradores.

    • alber dijo:

      hay que tener el cuidado con eso médicos cubanos cuando regresen si es que lo hacen… porque el ebola aqui en cuba…….. fastidio total…. miren el cólera como está para oriente.

    • Ramón C dijo:

      Atenea, por lo que comentas todo indica que no pudiste ver la conferencia y tampoco te leiste la transcripción que aquí reproduce Cubadebate. No es mi intención reconvenirte, sino ayudarte. China, por ponerte un ejemplo, está involucrada allí y en otras partes de África con recursos humanos (médicos).
      Pregunta de periodista a la Dra. Margaret Chan: “…Hemos escuchado que China tiene muchos doctores y una gran presencia en África. ¿Ustedes han hablado también con China?
      Respuesta de la directora de OMS: “…En cuanto a China, para su información, China ya tiene equipos médicos en los tres países (Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia) y le ha sumado más doctores. En nuestra discusión con las autoridades chinas nos han dicho que están dispuestos a cooperar mucho más”.
      Es cierto que hay mucha preocupación entre nuestros compatriotas (yo también estoy muy preocupado y no por mí, sino por nuestros hijos y nietos) por la posibilidad de la introducción al país de esta mortal enfermedad, pero si se cumplen bien las medidas de cuarentena (cosa que al parecer no ha sucedido con los cooperantes que trabajaron en sitios donde existen focos de cólera y provocaron la reaparición de una enfermedad erradicada en Cuba desde hacía muuuuuchísimos años) se minimiza la posibilidad. Hoy la preocupación mundial debe estar focalizada, como dijo la Dra Chan, en cómo detener este fenómeno, de lo contrario al final poco importaría (si se propaga por el mundo como a todas luces amenaza con hacer el ébola) si mandamos más o menos médicos, si nos involucramos o no. De ahí la trascendencia del llamado de Cuba al resto de las naciones para que todo el que pueda aporte algo.

  • Tiago dijo:

    Nuestro pais tiene un eficiente Control Sa­nitario Internacional sobre la entrada y salida de viajeros, así como un fortalecido Sistema de Vigilancia Higiénico-Epi­de­miológico Nacional, de eso estamos convencidos. El problema esta en la infraestructura deficiente que tenemos, solo hay que caminar por nuestras calles para ver las aguas albañales como corren por las mismas. Los resultados en salud que tenemos es gracias a un esfuerzo sobrehumano del personal de salud.

    • Aldo Miguel dijo:

      Estimado Tiango, creo que en su comentario la palabra “eficiente” antecediendo a “Control Sanitario Internacional” esta de más. Lo que sucede es que lo de las aguas albañales Ud. lo ve con sus propios ojos, mientras que en lo del control sanitario, Ud solo repite lo que la prensa le dice. Los hechos han demostrado que mucho de lo que esta estipulado en “el papel” en la práctica no funciona. De modo que tenemos cólera (al parecer llegó para quedarse), hemos tenido chicungunya y según se ve, tendremos ebola (o al menos pondremos algunos unos muertos).

      • frank dijo:

        aldo miguel , estoy de acuerdo con usted, en la replica a tiago.

      • el loco de Monte Carlos dijo:

        Aldo de acuerdo contigo y con dany, el tiago parece que vive en la luna, como cree el que entro el colera, en cuanto al ebola tiene unos cuantos dia de incubacion, por lo que es dificil determinar si una persona porta el virus en su estadio inicial, desgraciadamente creo que podemos tener algunos muertos alla, lastima que no vaya ningun jefazo al frente de la mision, pa la candela como decimos.en Cuba.

      • Tiago dijo:

        Estimado Aldo Miguel, haga sus comentarios y utilice las palabras que desee, que yo tengo mi criterio propio.
        Parece ser que usted es de los hipercriticos que ve mal todo lo que hace nuestro gobierno revolucionario. Yo no digo lo que veo en la prensa, sino lo que he vivido y visto con mis propios ojos.
        Llevo mas de10 años entrando y saliendo del pais. Y si usted no lo sabe se lleva a cabo un riguroso control sobre los viajeros, incluso recientemente viaje desde el Amazonas venezolano hacia Cuba y previo al viaje tuve control riguroso sobre mi estado de salud, incluyendo control de la temperatura durante mas de 10 dias y se me realizaron todos los estudios establecidos antes de salir y a la llegada a Cuba.
        Nuestro sistema de Control Sa­nitario Internacional puede que no sea perfecto pero si considero que es eficiente.
        Igualmente para “frank” y “el loco de Monte Carlos”, este ultimo no se donde vivira, pero sepa que muchos como yo, tenemos los pies bien puestos sobre la tierra y estamos dispuestos a brindar nuestra modesta ayuda a aquellos que lo necesitan sin importar los riesgos.

  • laura beatriz pola dijo:

    Orgullo de pueblo el cubano,, siempre utilzando su sabiduria para el bien común,, salud,,,,admiración

  • Carlos dijo:

    Este aporte de Cuba llena de orgullo a la gran mayoría de los cubanos. Las personas egoístas siempren encuentran pretextos para no ayudar al que está peor que ellos. No es cierto que sólo haya personal cubano.Creo que las inquietudes planteadas tienen respuesta en la intervención del ministro.

  • Livardo Fernandez Arias dijo:

    Dr Livardo Fernandez Arias todas las enfermedades son preblenibles si se pone en ellas empeño y mucha cautela la unica forma de evitar el ebola en nuestra tierras es conociendo mas de esa enfermedad en su propio lugar de origen por eso apoyo a nuestra brigada medica en sierra leona.

  • alex dijo:

    Pensé varias veces en unirme o no a este debate, pero finalmente decidí hacerlo.
    En primer lugar, confiemos en la verdadera voluntariedad de los valientes médicos y enfermeros que asumieron esta misión. Para ellos, mis felicitaciones y sobre todo, les pido que se preparen bien, estamos hablando de un virus con una letalidad superior al 90%, un pequeño error y se paga bien caro.
    En segundo lugar, sobre la intervención de nuestro Ministro de Salud Pública, creo que lo lógico a destacar es el paso que valerosamente ha dado el personal de la salud, incluyendo muchos jóvenes. No era momento para hacer la historia de la salud en Cuba, siempre resaltando a la misma generación, aquella que un día trajo la Revolución a Cuba. La generación de ahora también tiene y merece su espacio, cuando eso suceda, el cubano de hoy volverá a tomar sentido de pertenencia.
    En tercer lugar, un poco de respeto a los otros pueblos. Mientras por un lado, nuestro querido Ministro hace referencia a que estaríamos dispuestos a trabajar codo con codo incluso con el personal de los estados Unidos (una referencia algo infantil), la prestigiosa revista nortemaericana Science destacó el envío de colaboradores cubanos!!! Sin comentarios…
    En cuarto lugar, he visto como funciona el Reglamento sanitario Internacional (RSI) en nuestro país, es verdad que tenemos algunas cosas ganadas, pero hay otras que dejan mucho que desear. Por ejemplo, el control en la fuente, no funciona y es por ese punto por donde silenciosamente se cuelan las enfermedades, algunas de ellas habían sido erradicadas (el cólera) y otras que nunca han sido declaradas (el dengue) por nuestro país. Y este punto es clave para que funcione ese reglamento, en primer lugar lograr un control en la fuente muy eficiente, y en segundo lugar, cumplir con las enfermedades de declaración obligatoria (declarar brotes y epidemias cuando suceden).
    En fin, estoy seguro que estamos llenos de buenas intenciones, por eso soy cubano y espero como buenos cubanos que somos que ahora no se pongan a cuestionarme políticamente pues, al final estamos hablando de la salud del pueblo. Solo creo que sería muy bueno que tomáramos con la misma seriedad nuestros propios problemas, para después poder ayudar con la mente clara, a los más necesitados.

  • felito.com dijo:

    Independientemente de todo lo q se ha dicho a la verdad eso es jugar al caliente porque ya sabemos la cantidad de infectados y muertos q hay tanto habitantes como l extranjeros,pero lo q preocupa a la gran mayoria del pueblo es q no entre aqui porque aparte de la voluntad del cubano hoy no contamos con una gran infraestructura para soportar algo como eso,esta muy bien y muy bonito pero pongamos los pies en la tierra,es suerte y verdad y no se trata de ser o no humano pero hay q vivir la realidad a la q se exponen nuestros compatriotas allá q nadie sabe en las condiciones q trabajaran porque en la misiones normales no todo es color de rosa,mi esposa estuvo en venezuela y lo q paso fue lo ultimo en bicicleta aqui le pintaron vllasy cvastillos nada dios los ayude os ayude

  • Global dijo:

    María, le quisiera aclarar algunos términos de su intervención, con todo respeto, primeramente ningún estado puede retener a ningun viajero que arribe de ninguna zona endémica de ninguna enfremedad, si no presenta signos ni siíntomas de una enfermedad infecciosa, tiene usted idea de cuánto le cuesta una cama en un hospital al estado, para que al cabo de los famosos 22 días (de los cuales no puedo asegurar sean así o no) usted le diga, disculpe, usted está sano, puede retirarse, qué facil, disponer del tiempo de una persona sin motivos aparentes, en segundo lugar la vigilancia epidemiológica en fronteras está muy bien estructurada, lo único que hay que arriesgar la carta, porque si no lo sabe todas la enfermedades tienen un período de incubación diferentes y en ese período, no hay método, equipo que lo detecte y prohibir la entrada a un país, no creo que haya ley, resolución, disposición u otra forma, que prohiba la entrada de turistas, comerciantes, etc a un país, puesto que eso es un derecho inalienable del hombre…
    Para su conocimiento y de todo el que lea esté modesto comentario en esta página, le informo que el Virus del Ebola tiene un período de incubación de 3-9 días, entre el 5º y 6º aparece una erupción o rash en ela cara y el cuello que es el signo más evidente de la enfermedad, que luego se extiende en forma centrifuga hacia el resto del cuerpo, se transmite como casi todos los irus a través de las secreciones del cuerpo (saliva, semen, fluidos corporales, etc) aparecen otros síntomas después que pueden confundirse con otros procesos virales como hemorragias gastrointestinales, ovales, cutáneas,etc
    NO TIENE CURA NI HAY MEDICAMENTOS NI VACUNAS QUE LO PREVENGAN, se mentiene al paciente con RCP hasta que fallece, por eso lo primero que tenemos que hacer es preparar a todo el personal de salud y siempre tener en cuanta la Epidemiología, una ciencia básica que de vez en vez se margina un poco.

  • Maria kessler dijo:

    Mi gran admiración y agradecimiento a estos seres humanos por su entrega y compromiso con la humanidad.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también