Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Insta la ONU a realizar revolución energética contra el cambio climático

| 5 |

EnergíaEl mundo puede alcanzar el objetivo de la ONU de limitar el calentamiento del planeta a 2ºC antes de 2050 si reduce entre 40 y 70 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente en el sector energético, afirmó un grupo de expertos de la ONU.

Esta revolución energética requiere abandonar los combustibles fósiles contaminantes y utilizar fuentes más limpias para evitar el efecto invernadero, que podría provocar un aumento de la temperatura del planeta de entre 3,7ºC y 4,8ºC antes de 2100, un nivel catastrófico, según los científicos.

“Hay un claro mensaje de la ciencia: para evitar una interferencia peligrosa con el sistema climático, tenemos que dejar de seguir operando igual”, explicó Ottmae Edenhofer, copresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU que elaboró el documento.

“Reducir el consumo de energía nos daría más flexibilidad para escoger entre las tecnologías con poca huella de carbono, ahora y en el futuro”, aseguró por su parte el científico cubano Ramón Pichs-Madruga, otro de los tres copresidentes del grupo.

Para llegar al objetivo de limitar el calentamiento a 2ºC antes de 2050 “hay muchos caminos”, pero “todos requieren inversiones sustanciales”, explicaron los expertos en el resumen del informe hecho público el  pasado domingo.

La responsable de la ONU para el clima, la costarricense Christiana Figueres, exhortó a las naciones a ser “colectivamente más ambiciosas” y a “no seguir esperando (…) que surjan futuros milagros tecnológicos”.

“Ya tenemos los fondos y las tecnologías de demostrada eficacia que se necesitan” para “aumentar la velocidad y la escala con que se está actuando”, dijo Figueres en un comunicado.

El secretario de Estado norteamericano John Kerry coincidió con Figueras al decir que se trata de “una cuestión de voluntad y no de capacidad”.

Cientos de científicos trabajaron en el proyecto de la ONU desde que el IPCC publicó su primer informe en 2007, que provocó un gran debate mundial.

En 2011, las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero se situaron en 430 ppm (partículas de CO2 equivalente por millón), una concentración muy elevada.

Para contener esa concentración de gases a un máximo de 450 ppm habría que reducir entre un 40 y un 70 por ciento las emisiones actuales en el periodo 2010-2050 para alcanzar luego cero de emisiones en 2100.

Pero incluso con ese nivel de 450 ppm se llegaría tan sólo a un 66 por ciento de “probabilidades” de alcanzar el objetivo de limitar a 2ºC la subida de la temperatura media del planeta.

Por ello es necesario, además de rebajar la emisión de gases, “triplicar o casi cuadruplicar” el porcentaje de fuentes energéticas limpias o nucleares.

Todas estas medidas suponen un “cambio mundial a gran escala en el sector del suministro energético” e implicarían recortar de cerca de un 0,06 por ciento anual el consumo energético global.

(Con información de Los Tiempos)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedruco dijo:

    Tienen que comenzar por bajarle el precio a las motos eléctricas ;-)

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    JA, JA, Están atrás.
    Ya nosotros hicimos nuestra revolución energética cuando empezamos a cocinar con el módulo eléctrico chino y prohibimos la venta de bombillos incandescentes.

  • Alejandro dijo:

    Por favor, ya sé que este tipo de aclaraciones van sin respuesta (no la espero), pero reitero que es preciso revisar lo que se publica, más aún si la fuente es externa.
    En este caso, por ejemplo, se dice que el primer informe del IPCC es del 2007, siendo este en realidad el cuarto informe de este tipo. No se sabe lo que se minimiza, desprecia y desinforma sobre el trabajo de miles de personas en el mundo y en Cuba (el informe de 2007 obtuvo el Premio Nobel de la Paz, los cubanos que laboraron en él sean tal vez los únicos titulares de un Premio Nobel en este país), pero más aún, cuanto se desvaloriza el tema al pretender que la preocupación global generó sus frutos hace apenas 7 años, cuando este es un tema que se viene tratando en serio por la comunidad internacional por décadas. Esto demerita también el serio esfuerzo comunicador que este sitio ha mantenido desde su fundación sobre un tema tan sensible.
    No quisiera opinar sobre especialidades en las que soy mero consumidor, pero el afán de generar contenidos para mantener cierta visibilidad online no nos puede a llevar a la reproducción indiscriminada de cuanta noticia circula por la red. Lo que te den, cójelo, pero revísalo, diría el sabio popular.
    Perdonen la diatriba, pero ciertas cosas no pueden pasarse por alto.

  • Abel dijo:

    Que todo no quede en “Energía y Minas”, la ecologia tambien necesita revision del Ministerio de Transporte, cuando se van a pronunciar poniendo su respectiva Resolución en contra de la contaminación que generan los miles de carros viejisimos que ruedan por toda Cuba. El pronunciamiento debe hacerse y multar al que no ponga un buen filtro e incluir una prueba del nivel de Monoxido de Carbono que emite el carro al funcionar en los llamados “somatones”.
    Pasenle el dedo a las hojas de una planta sembrada al lado de la carretera y verán una de las cosas que provoca ese humo.

  • maribel hernandez dijo:

    esto no es noticia nueva los paises mas pobre las emisiones de co2 siempre seran mas baja que paises como dubai donde la emision percapita es alticima porque pueden no van van a renunciar a sus comodidades contaminadora

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también