Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Nuevas fórmulas en la comercialización de productos agropecuarios en Artemisa y Mayabeque

En este artículo: Agricultura, Cuba, Economía
| 19 |

CUBA AGRICULTURASi hacer producir más y mejor la tierra continúa siendo un reto constante para la agricultura cubana, también lo es, en igual medida, diseñar y aplicar mecanismos de comercialización cada vez más eficientes y que sirvan de mayor estímulo a los productores, asegura hoy el diario Granma.

En el contexto de la actualización del modelo económico cubano, la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 35 publica hoy el Reglamento que permitirá desarrollar, de manera experimental en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque, nuevas fórmulas en la comercialización de productos agropecuarios.

Tomando en cuenta la diversidad que caracteriza el entramado comercial de productos agropecuarios en nuestro país, con esta decisión se pretende estudiar a escala territorial otros modos de hacer en este proceso que permitan modificar, ampliar, perfeccionar y luego extender la experiencia al resto de las provincias del país.

Esto responde, además, a la necesidad de transformar la comercialización de forma tal que se eliminen los mecanismos que actualmente la entorpecen y se logre hacerla más dinámica, eficiente y flexible. Igualmente, se procura ordenar y perfeccionar la red comercial de productos agropecuarios —tanto mayorista como minorista—, haciéndola más asequible para productores y consumidores, y también más competitiva entre todas sus formas.

Nadie imagine que inmediatamente después de publicado dicho Reglamento las cosas cambiarán de la noche a la mañana. Es un proceso complejo y diverso en el cual se incluyen desde el productor primario y la red de mercados, hasta los consumidores, puntualizó a Granma Roberto Pérez Pérez, jefe del grupo de Política Agroindustrial de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

Gestión más ágil

En consonancia con el Lineamiento 183 aprobado por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, estas disposiciones tienen entre sus principios fundamentales dar vida a mecanismos de gestión más ágiles que contribuyan a reducir pérdidas en el proceso de comercialización y simplifiquen los vínculos entre el productor agropecuario y el consumidor final, incluyendo la posibilidad de que los productores concurran al mercado con sus propios medios.

Liberar la comercialización de los productos agropecuarios de forma tal que, una vez cumplidos sus compromisos contractuales con el Estado, los productores tengan la posibilidad de vender y comprar las producciones a quien deseen —incluidas entidades estatales— constituye uno de los principales objetivos de las recientes normativas, explicó el funcionario de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

Mercados bajo nuevas fórmulas

Nuevas fórmulas se pondrán en práctica para la red de mercados agropecuarios que funcionarán bajo las siguientes denominaciones: mercados minoristas; puntos de venta; y trabajadores por cuenta propia, carretilleros o vendedores de productos agrícolas de forma ambulatoria.

En el caso de los mercados minoristas serán cuatro las modalidades.

Una parte de ellos estarán gestionados por entidades estatales con facultad para operar en igualdad de condiciones que el resto de los establecimientos, y se abastecerán a través de las empresas a las que pertenecen, aunque también podrán comprar en otros lugares para completar sus ofertas.

Según explicó Pérez Pérez, los mercados incluidos en este grupo comercializarán los productos agropecuarios, que tienen precios de acopio centralizados, a precios minoristas regulados por las empresas que los administran —para el 2014 el Estado fijó precios a ocho productos: arroz, frijoles, papa, maíz seco, boniato, naranja, toronja y tomate— listado que se actualizará anualmente. Asimismo, ofertarán otros productos con precio de venta centralizado —arroz y chícharo— y el resto será a precios de oferta y demanda.

También existirán los mercados gestionados por cooperativas no agropecuarias, algo que desde hace varios meses ya se aplica en las tres provincias donde se realiza el experimento.

Igualmente, estarán los mercados que son establecimientos estatales y se arrendarán a las unidades productoras y a trabajadores por cuenta propia, quienes asumen todos los gastos derivados de la actividad económica que ejecutan y venden los productos a precios de oferta y demanda.

La cuarta modalidad se corresponde con los denominados mercados agropecuarios de oferta y demanda —administrados por empresas estatales—, que arriendan espacios y brindan servicios de medios de pesaje, almacenamiento y otros; en ellos la comercialización es a precios de oferta y demanda. En una segunda etapa el proceso de reestructuración incluye organizar los “tarimeros” que allí concurren, quienes se convertirán en trabajadores por cuenta propia en la actividad de vendedor minorista de productos agropecuarios, explicó el funcionario de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

En el caso de los puntos de venta serán administrados por las unidades productoras, empleando su propia fuerza de trabajo. También podrán pertenecer a agricultores pequeños —propietarios y/o usufructuarios— dentro de su área de producción. La comercialización se realizará a precios de oferta y demanda.

Respecto a la figura del carretillero o vendedor de productos agrícolas de forma ambulatoria, puede comercializar productos agrícolas en la vía pública sin establecerse en un área fija, cumpliendo las regulaciones urbanísticas, las normas de vialidad existentes y lo establecido por los consejos de administración en cuanto a itinerarios y zonas de accesos para el ejercicio de su actividad.

Sobre la red mayorista

Con el reordenamiento de la red mayorista se crearán los mercados de abasto para la venta mayorista de productos agropecuarios, administrados por empresas estatales que arrendarán la instalación a una cooperativa no agropecuaria de servicios, la cual a su vez, subarrendará los espacios del local.

El primero de los establecimientos de este tipo será “El Trigal”, ubicado en el capitalino municipio de Boyeros y que debe comenzar a prestar servicios antes de concluir el presente año. En estos mercados podrán comprar lo mismo personas naturales que jurídicas sin excepción y el horario será fundamentalmente en las noches y madrugadas.

Otro elemento novedoso lo constituye la autorización de dos nuevas figuras de trabajadores por cuenta propia en las tres provincias donde funcionará el experimento. Surgirá así el vendedor minorista de productos agropecuarios, que podrá llevar a cabo esa actividad en los mercados agropecuarios de oferta y demanda y en otros que arriende. También aparece el vendedor mayorista de productos agropecuarios, que concurre a vender en el mercado mayorista o a comprar para ofertar a comercializadores minoristas en lugares autorizados por los consejos de la administración provincial; también podrá comercializar en el mercado mayorista los productos que compre a los concurrentes a dicho establecimiento; y en ningún caso podrá ofrecer productos importados.

Por otra parte, todos los centros del consumo social tendrán la posibilidad de adquirir productos agropecuarios, a precios de oferta y demanda, tanto en la red mayorista como minorista, siempre y cuando los gastos por dicho concepto estén dentro de su presupuesto aprobado para el año fiscal. “Ello no quiere decir que se elimina el abastecimiento que reciben estas entidades por parte de empresas agropecuarias; simplemente se están ampliando las opciones”, destacó Pérez Pérez.

En cuanto a las cuestiones de carácter tributario el Reglamento publicado especifica que estarán acorde con lo dispuesto en la Ley Tributaria, de forma tal que se apliquen, según correspondan, los Impuestos sobre Ingresos Personales, sobre Utilidades y la contribución al Régimen Especial a la Seguridad Social; este sistema impositivo se ha diseñado teniendo en cuenta que los gravámenes no contribuyan a provocar un incremento de los precios.

Otro elemento incluido en las normativas está referido al reordenamiento del transporte vinculado a la comercialización de productos agropecuarios. Sobre este aspecto se precisa que los Grupos Empresariales de la Agricultura de Artemisa y Mayabeque, además de prestar el servicio de transportación, podrán arrendar camiones a las unidades productoras. Al concluir el primer año del contrato se valorará su venta, la continuidad del arrendamiento o la cancelación del contrato.

Se trata entonces de ampliar opciones y flexibilizar mecanismos que poco a poco deberán irse ajustando a la realidad nuestra de cada día. De muy poco sirve tener un punto de venta en cada esquina si ello finalmente no se traduce en una mejora palpable en la comida del plato que en cada jornada los cubanos llevamos a la mesa.

(Tomado del diario Granma)

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Demetrio Peralta dijo:

    Hay un grave error muy común en Cuba, aplicar directrices nacionales en todas las actividades o cualquier cosa, cuando debían ser las provincias quienes busquen la forma de solucionar los problemas de su población, que no son iguales a la de los Habaneros, hay que empezar a descentralizar la administración estatal pues precisamente esta practica es causa de mucho descontento.

  • Arley dijo:

    La solución de los altos precios de los productos agrícolas está en aumentar las producciones y no en cambiar y recambiar los mecanismos de comercialización. Pero para aumentar las producciones agrícolas es necesario que se haga una revisión de los precios de los insumos que el estado les vende a los productores. Por ejemplo a los pequeños agricultores les venden el litro de petróleo a $8.00, para cada riego de una hectárea de boniato se necesitan entre 30 y 40 litros. Este cultivo necesita en suelos rojos entre 15 y 18 riegos por lo que se necesitan entre 450 y 720 litros de petróleo para garantizar el riego de una hectárea. Entonces los productores no pueden vender sus producciones a bajos precios porque no tienen ganancias. Ya es hora de que esto se revise si se quiere que bajen los precios de los productos agrícolas, de lo contrario seguirán iguales o con tendencia al aumento.

    • "MIGUEL" dijo:

      Arley, los camiones llenos de boniato y plátano que sale en el TV a su entender es un montaje o una visión fantasmal, pues le cuento que un pequeño agricultor amigo mío le esta echando plátanos y boniatos preciosos (de los que vez solo en películas) a los cerdos porque acopio no lo compra y va desde aquí al famoso trigal con camión lleno a muy bajo precio y solo vende 20 o 30 sacos porque no hay demanda en esos lugares, claro a los precios que venden no necesitan vender mucho para resolver su problema. Yo le puedo garantizar que la producción se acerca más a la demanda que lo que usted piensa, ahora mismo el solo tiene de 5 a 8 camiones de boniato tirados porque los tuvo que sacar para sembrar otra cosa porque a la larga se estaban pudriendo en el campo.

  • navi dijo:

    La misma historia ahora contada por otro de los que estan estudiando, pero que no compran en este ni ningun mercado

  • El Montero dijo:

    “…probemos una vez más..” como dice la canción, pero lo único que puede bajar los precios abusivos actuales, es abaratar los costos de producción, una mayor cantidad de prodctos en el mercado y la competencia…y en eso estamos perdidos, usted llega a una tarima y encuentra el boniato a peso la libra, ni se moleste en ir a otra, va a encontrar lo mismo en todas, además, demasiada genta a meter las manos en el pastel.

  • Daniel Franco dijo:

    No me explico hasta cuando estaremos peobando metodos, cuando ya existen los metodos apropiados para comercalizar las producciones agropecuarias. Solo hay que implantarlos para insertarnos en el conjunto de naciones prosperas en el mundo.

  • Arley dijo:

    La solución de los altos precios de los productos agrícolas está en aumentar las producciones y no en cambiar y recambiar los mecanismos de comercialización. Pero para aumentar las producciones agrícolas es necesario que se haga una revisión de los precios de los insumos que el estado les vende a los productores. Por ejemplo a los pequeños agricultores les venden el litro de petróleo a $8.00, para cada riego de una hectárea de boniato se necesitan entre 30 y 40 litros. Este cultivo necesita en suelos rojos entre 15 y 18 riegos por lo que se necesitan entre 450 y 720 litros de petróleo para garantizar el riego de una hectárea. Entonces los productores no pueden vender sus producciones a bajos precios porque no tienen ganancias. Ya es hora de que esto se revise si se quiere que bajen los precios de los productos agrícolas, de lo contrario seguirán iguales o con tendencia al aumento.

    Que hay de malo en mi comentario para no publicarlo?

  • eduardo Licor dijo:

    esa idea es muy buena….los precios centralizados, asi las cosas cogeran su camino.

  • connan dijo:

    bla bla bla.. nuevos mrcados.. bla bal bla.. sigue la oferta y demanda.. bla bla bla… no se veran las mejoras hasta dentro de 5 anos…

    eso fue lo q entendi.. por favor ¿Algun inteligente q me explique? el bruto soy yo.. pero por favor q me expllique q no entiendo nada.

  • afleites dijo:

    esa idea de que el estado fije los precios es magnifico, porque lo que mas nos atormenta es la comida, asi creo que vamos en muy buen camino.

  • Henrry Cable dijo:

    Bueno espero que esto funcione, y no veamos los astronómicos precios que hay en al actualidad principalmente en la capital.

  • El Abogado dijo:

    ojalá y se arregle el problema ahora, ya es mucho el descaro de los precios de los productos agropecuarios, ademas de otros

  • Francisco dijo:

    De las experiencias vividas hasta el presente considero que en este experimento no ha funcionado el papel supuestamente regulador de precios del mercado porque lamentablemente en Cuba la llamada oferta y demenda no funciona. Sencillamente los precios a que se vende a la población son monopólicos ( pienso que los tarimeros se ponen de acuerdo y nadie tiene el valor de bajarlos aunque ya los productos esten medio pasados)y no se relacionan con la calidad ni con el costo de produccion y transportacion de los productos. Cuando usted visita un mercado todas la tarimas venden prácticamente al mismo precio y si usted intenta regatear la respuesta es: “si no quiere no compre”. eso no pasa en ningun otro país. Si usted hace caso y va acomprar el producto a otro mercado los precios allí en nada van a diferir del anterior( sobre todo hacia abajo).

  • El Trueno dijo:

    Inmagínate que los precios de la ortalizas, viandas son caros pues que diremos de la carne de cerdo, carnero y ya, pues no tenemos derecho a mas ninguna y en realidad estamos perdidos hasta no ver subir los salarios o los precios de nuestra canasta disminuya.

  • Rodolfo dijo:

    Realmente lo nuevo no lo veo, cada vez son mas los intermediarios, los precios siguen subiendo y nadie le pone freno, nuestro salario real sigue bajando y la produccion no aumenta, realmente yo tambien quiero que me expliquen cuales son las ventajas de este experimento con mas detalle y me pregunto.¿Sera que acopio no se puede perfeccionar y esta en franaca guerra con la oferta y la demanda ?.

  • Kontodos dijo:

    Por que si es una practica aceptada por todos los paises con agricultura de buen nivel productivo los subsidios a esta? nosotros pretendemos que la nuestra funcione al costo real y al final sea el consumidor quien pague los platos rotos. No se trata de subsidiar por subsidiar sino estimular a que haya mas productos en cantidades y diversidad. Para eso entre otras cosas hay que estimular los altos rendimientos se debe establecer tarifas de pago a los productores según los rendiemientos alcanzados porque así se puede medir y estimular o penalizar el uso eficiente de las semillas. los paquetes tecnologicos, la disciplina tecnológica los combustibles asignados y hasta el trabajo incorporado en función de la atención a los productores. porque no se puede seguir pagando el mismo precio a un productor de arroz que alcance 3000.0 Kg/ha que a otro que obtenga 5000.00 Kg/ha

  • RPerez dijo:

    Bueno veo algunos quejandose de los precios agropecuarios, siempre se dice que la oferta y la demanda regulan los precios y entonces para bajar los precios hay que aumentar la produccion. Realmente creo que eso es una fantasia, en sentido general eso funciona pero solo dentro de ciertos limites, por ejemplo, si producir y transportar al mercado una libra de boniato cuesta 80 centavos (es solo un ejemplo, en realidad debe ser menos), entonces no importa que tan alta sea la produccion el precio estable nunca bajara de los 80c, y si asuminos un minimo de ganacia, entonces nunca bajara de un peso posiblemente.

    Podria ser que en algun momento haya una superproduccion de algo (como paso con la cebolla una vez) y los productores tengan que escoger entre dejar que se eche todo a perder y perder todo el dinero, o vender al precio de costo o incluso inferior y asi no perderlo todo, pero obviamente eso solo pasara una vez, al año siguiente sembraran otra cosa.

    Si como me imagino los precios actuales estan cerca del minimo de ganancia que esta dispuesto a aceptar un productor entonces no hay forma de bajar los precios a traves de la produccion, una alternativa seria que el estado subsidie la produccion o los insumos y eso creo que no va a pasar, lo otro seria una revolucion tecnologica en los metodos de cultivo y parece igualmente lejano.

    La unica esperanza seria aumentar el poder aquisitivo de los trabajadores a traves de aumentos de salarios, asi los productos nos pareceran menos caros, aunque costaran lo mismo. Asi que bajense ya de la nube esa de la oferta-demanda/produccion-precios bajos, eso nunca va a pasar.

  • Bolívar dijo:

    Estoy leyendo los comentarios y veo el escepticismo, yo también soy escéptico pues he visto muchos “experimentos” de cosas que ya se saben;Voy a dar mi punto de vista con todo el respeto. Por ejemplo percibo, y esto es un subjetivismo, que este experimento en Artemisa, Mayabeque y La Habana está aprobado desde su nacimiento, es decir Va a dar resultado de cualquier manera!! y no me lo creo pues no veo en que se parecen estas provincias a Granma o a Guantánamo,o a otra cualquiera; ni en la infraestructura vial para transportar los productos, ni en la cultura agrícola, ni en las tecnologías que se emplean,ni en las características de la tierra o relieve del terreno,ni en los productos que se cultivan,ni en la idiosincrasia del campesino y sus intereses personales, ni en etcétera!!, no me imagino al campesino de una finca por ejemplo en Buey Arriba llevando sus “producciones” hasta Bayamo y si me lo imagino de una de Caimito o Güines en el mercado de 4 Caminos,áquel siempre preferirá vender al intermediario especulador que es el que va a vender siempre a precios como ya dije especulativos.
    Otra cosa es la famosa OFERTA Y DEMANDA para la ¡COMIDA!, la COMIDA está en manos de los especuladores que mantienen los precios altos independientemente de los niveles de producción supuestamente ascendentes; no conozco, y yo voy a comprar semanalmente al mercado, que hayan bajado en 5 años por ejemplo el precio de la carne de puerco ni la de carnero para hablar de “LAS DOS CARNES” ni bajan los precios de las viandas ni de los granos, todos están al mismo precio en esta tarima y en la de al lado y en la de al lado y así hasta el infinito, nadie se “atreve”a vender más barato porque se expone a una puñalada trapera del “dueño” de todo y rompe el “convenio” mafioso de los precios; he visto a un camión de otra provincia vendiendo buenos aguacates a 2 pesos donde están “fijados”los precios a 4 y de pronto llegar “el maceta” y decirle con guapería amenazante delante de todos al dueño de los aguacates “te compro el camión completo y te vas y no vengas más por aquí”, luego los reparte entre “sus” vendedores, ya sean carretilleros o puestos fijos y los vende al precio “de aquí”.Esto es solo un ejemplo, hay muchísimos!!
    Yo soy de la opinión que los gobiernos municipales en correspondencia con sus particularidades deben fijar precios topes máximos para los productos, ¡¡PARA TODOS LOS PRODUCTOS AGROPECUARIOS!! y no seguir permitiendo la especulación con algo tan necesario como son los alimentos.
    Gracias por dejarme opinar!!

  • Andrés Dovale Borjas dijo:

    Lo que se debe hacer es liberar completamente el mercado agropecuario. Venderle los insumos a los campesinos a precios normales, no recaudadores de divisas, y que los organismos estatales le compren a los precios del mercado los productos y que ellos puedan venderlo directamente, de forma minorista y mayorista, a todos los consumidores. De esa manera nuestra producción agropecuaria aumentará, en pocos años, al doble de la actual.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también