Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Inician proceso contra expresidente de Bolivia por corrupción

En este artículo: Bolivia, Corrupción, Juicio
| +
Ex presidente boliviano Jorge Quiroga. Imagen de archivo (EFE).

Ex presidente boliviano Jorge Quiroga. Imagen de archivo (EFE).

Hoy la justicia Bolivia inició las audiencias cautelares contra el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) por autorizar bajo su mandato contratos petroleros sin autorización del Congreso.

Maritza Suntura, presidenta de la sala penal segunda del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), indicó que en la sesión se analizará la imputación realizada por la Fiscalía en los cargos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

Además del expresidente, están implicados el exmandatario Gonzalo Sánchez de Lozada, los exministros de Hidrocarburos Jorge Berindoague Alcócer, Carlos Alberto Contreras del Solar y Alberto López Quiroga, asilados en Estados Unidos.

Los exfuncionarios están acusados de haber firmado de manera irregular 107 contratos petroleros de 1997 a 2004 para favorecer a empresas transnacionales sin la aprobación del Congreso Nacional. Guerrero, detalló además que el Ministerio Público fundamentó sus acusaciones en los delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

Tras ser imputados el pasado 4 de octubre por la máxima autoridad judicial boliviana, Quiroga y Sánchez, se encontraban a la espera de un juicio meritorio ante el Tribunal supremo. Dos años después de que el Congreso bicameral, controlado por el partido oficial, aprobara el juicio de responsabilidades contra los dos exmandatarios y cuatro exministros de Hidrocarburos.

Quiroga, reside en Bolivia y fue presidente de esa nación suramericana desde el 7 de agosto de 2001 al 6 de agosto de 2002, luego de ejercer como Vicepresidente durante el período presidencial de Hugo Bánzer quien padecía de cáncer.

Sánchez de Lozada, de 83 años de edad, fue presidente en dos ocasiones, de 1993 a 1997, y de 2002 a 2003, hasta que en octubre de este último año se vio obligado a renunciar y abandonar el país, y exiliarse en Estados Unidos, por sus vínculos con una masacre en la que perdieron la vida unas 70 personas.

Ambos casos comenzaron a investigarse desde el año 2006 cuando el actual presidente de Bolivia, Evo Morales, nacionalizó la riqueza petrolera en beneficio del pueblo.

(Con información de teleSUR)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también