Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Hermanos Musulmanes vuelven a las calles de Egipto

| +

seguidores de Morsi

Los Hermanos Musulmanes en Egipto y otros grupos aliados han convocado para este martes una nueva jornada de manifestaciones para protestar contra el golpe militar que el pasado 3 de julio depuso al presidente electo Mohamed MOrsi.

Cuando se cumplen dos meses del derrocamiento de Mursi, los islamistas saldrán a las calles bajo el lema “El golpe es el terrorismo” con el objetivo de denunciar las supuestas irregularidades cometidas por los militares en este periodo.

Las fuerzas del orden han cortado los accesos a la céntrica plaza Tahrir y reforzado la seguridad con vehículos militares y alambradas de espino frente al Museo Egipcio, también en el centro de El Cairo, en previsión de nuevas manifestaciones.

En los últimos dos meses, las autoridades han llevado a cabo una campaña de arrestos contra dirigentes islamistas en todo el país y han enjuiciado a los máximos responsables de los Hermanos, al tiempo que han aumentado las medidas de seguridad, debilitando la capacidad de movilización de los opositores al golpe.

Junto a sus principales colaboradores, el guía espiritual de la cofradía, Mohamed Badía, está siendo procesado por incitar a la muerte de manifestantes y su estado de salud ha sido motivo de polémica después de que medios estatales informaran el pasado sábado de que había sufrido una crisis cardiaca, si bien el Gobierno dijo que se encuentra bien.

En un comunicado difundido anoche, los Hermanos Musulmanes culparon a la Fiscalía y al Ministerio de Interior de la salud de Badía y de otros islamistas que están en la cárcel.

Además, denunciaron que hay un “trato de favor” hacia los dirigentes del antiguo régimen de Hosni Mubarak en comparación con los presos islamistas, que están “detenidos sin motivo y solo han expresado su opinión contra el golpe”.

Por su parte, el fiscal general de Egipto, Hisham Barakat, ordenó el domingo remitir a Mursi y a otros 14 dirigentes de los Hermanos Musulmanes al Tribunal Penal de El Cairo por incitar a la violencia contra manifestantes.

Según la Fiscalía, las investigaciones han revelado que Mursi ordenó al jefe de la Guardia Republicana y al ministro del Interior intervenir contra los manifestantes que protestaban el 5 de diciembre contra el polémico decreto constitucional con el que había blindado sus poderes ante la justicia.

Los mandos de la seguridad rechazaron entonces esa intervención “para preservar la vida de los manifestantes” y varios ayudantes presidenciales convocaron a los seguidores de los Hermanos para que dispersaran por la fuerza a los que protestaban, agregó el fiscal.

MOrsi, que perteneció a la cofradía hasta que accedió a la Presidencia del país en junio de 2012, fue depuesto por el Ejército tras multitudinarias protestas que pedían elecciones anticipadas, y desde entonces se halla en paradero desconocido, retenido por los militares.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también