Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Naciones Unidas preocupada por violencia en Egipto

| 1

Tensión en EgiptoLa Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, condenó este domingo las muertes provocadas por la violencia política en Egipto y advirtió que la confrontación “está llevando al país al desastre”.

En un comunicado circulado en Ginebra, Pillay unió su voz a la condena generalizada por los dos días de violentos enfrentamientos que han dejado unos 80 muertos y más de 800 heridos.

Por segunda vez en un mes, Pillay pidió una investigación creíble, independiente y rápida sobre las matanzas a gran escala, “en la que las fuerzas de seguridad parecen estar fuertemente implicadas”.

“A pesar de todas las advertencias, todas las llamadas a la moderación, más de 150 egipcios han muerto durante las protestas en el último mes, no sólo en El Cairo, sino también en otras ciudades”, lamentó.

“Temo por el futuro de Egipto si las fuerzas militares y de seguridad, así como algunos manifestantes, siguen teniendo un enfoque confrontacional y agresivo”, expresó.

“Los partidarios de los Hermanos Musulmanes tienen derecho a protestar pacíficamente como cualquier otra persona”, subrayó.

Tomando nota de las reclamaciones contradictorias sobre el alcance y las causas de los asesinatos, Pillay dijo que “era extremadamente urgente que una investigación creíble e independiente se lleve a cabo”.

Advirtió que si se comprueba que las fuerzas de seguridad han empleado el uso excesivo de la fuerza, “los funcionarios responsables deben ser acusados y llevados ante la justicia”.

La Alta Comisionada manifestó su preocupación por “la polarización cada vez más peligrosa que se está apoderando del país”.

“Egipto está en una encrucijada. El futuro de este gran país que dio tanto a la civilización, depende de cómo los ciudadanos y las autoridades actuarán en los siguientes días y meses”, agregó.

Instó a todas las partes a dejar de lado sus quejas y participar en el diálogo nacional urgente con el objetivo de restaurar el orden constitucional a través de elecciones libres y democráticas y para poner fin a la violencia y toda apología del odio.

“Es el momento de pensar en el futuro de Egipto y de todos sus habitantes, no de los intereses más estrechos y las ambiciones de cualquier grupo o institución en particular”, valoró.

“Como el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha dicho, las fuerzas de seguridad de Egipto deben actuar con pleno respeto a los derechos humanos, incluyendo la garantía de los derechos a la libertad de expresión y de reunión”, recordó Pillay.

“Los manifestantes también deben actuar con moderación y asegurarse de que sus reuniones sean en paz”, dijo Pillay, quien ante la inminencia de más protestas en el país urgió a las fuerzas de seguridad y a los manifestantes a no repetir los “trágicos acontecimientos de ayer”.

(Con información de NOTIMEX)

 

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • josep p vazquez dijo:

    Egipto, una gran nación, un gran pueblo, como Irak, Libia y otros,se encuentra bajo la tutela de los grandes poderes mundiales.
    El sistema impostor de leyes, por encima de los gobiernos,llamado capitalismo, nunca cederá su sanguinario poderio, así por las buenas, porque dejaría de existir. Primero prefiere un mundo hecho cenizas que desaparecer como lo que és.
    Mientras los pueblos no expulsen la ignorancia que les han inculcado, ese sistema estará a salvo.
    Los ejércitos del sistema se nutren de verdaderos vasallos,e
    ignorantes violadores y asesinos sueldo.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también