Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Cuatro años más para Correa y la Revolución Ciudadana

En este artículo: Ecuador, Rafael Correa Delgado
| +
Rafael Correa. Foto: Kaloian

Rafael Correa. Foto: Kaloian

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, inicia hoy un segundo mandato de cuatro años, que según dijo será el último de su carrera política, y con desafíos como consolidar el cambio de la matriz energética para evitar un colapso económico y revitalizar el comercio exterior. Correa, un economista de 50 años y figura de la izquierda latinoamericana, será investido por el Congreso en la cresta de su popularidad: entre un 80 por ciento y 86 por ciento de la ciudadanía apoya su labor, según dos encuestas difundidas en mayo por las firmas privadas Opinión Pública Ecuador y Perfiles de Opinión.

El mandatario fue reelecto el 17 de febrero con el 57,2 por ciento de los votos frente a 22,7 por ciento de su principal contendiente, el banquero Guillermo Lasso, gracias a la aceptación de sus programas sociales y al desarrollo de proyectos de infraestructura, lo que ha significado un importante aumento de la inversión pública. Dicho gasto es financiado con los ingresos petroleros, que aportan unos 4000 millones de dólares netos y los impuestos, cuya recaudación aumentó 17,8 por ciento el año pasado.

El escaso desgaste del gobernante tras seis años de mandato quedó patente además al conseguir por primera vez mayoría absoluta en el Parlamento, con 100 de 137 asambleístas, en los comicios de febrero, lo que le despeja el camino para aprobar reformas en los ámbitos minero, agrario, penal, de seguridad social y una ley de comunicación rechazada por los grandes medios, a los que acusa de intentar desestabilizar a su gobierno.

Pese a su popularidad, Correa descarta buscar un tercer período presidencial en 2017, para lo cual de todos modos sería necesario reformar la Constitución, que autoriza la reelección por una vez. El mandatario, que asumió el poder en 2007, es el que más ha durado en el cargo desde 1996. En ese período Ecuador tuvo ocho gobernantes, tres de ellos derrocados, y se convirtió en el país más inestable de la región.

Uno de los principales retos de Correa será consolidar el cambio de la matriz energética y el hallazgo de nuevas reservas de crudo en este país de 15,7 millones de habitantes. Correa advirtió que, de no ocurrir aquello, la economía podría colapsar de aquí a 2020.

Ecuador es el socio más pequeño de la OPEP y cuenta con reservas probadas por 7200 millones de barriles, pero es deficitario en la producción de derivados. El gobierno se ha planteado construir ocho hidroeléctricas y una nueva refinería, al tiempo que abrió una licitación para explorar 16 bloques petroleros en la Amazonia.

“En esta nueva etapa el énfasis es diversificar la matriz productiva. Nos hemos basado en recursos naturales no renovables, en agroexportación, pero hay que ir hacia una economía de servicios”, dijo Correa. Y agregó: “nos falta una política comercial más completa: no sólo conquistar nuevos mercados y atraer inversión extranjera sino sustituir importaciones”.

(Tomado de Página 12)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también