Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Guerrilla de Colombia propone reformar el Estado y la institucionalidad

En este artículo: Colombia, Cuba, Diálogos de Paz, La Habana
| 2
Iván Márquez

Iván Márquez

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) presentaron hoy en La Habana, Cuba, cuatro propuestas para reformar el Estado e institucionalidad democrática y participativa, al iniciar la segunda jornada de un nuevo ciclo de diálogos de paz.

A la entrada del habanero Palacio de Convenciones, sede permanente de las pláticas, el jefe de la delegación guerrillera, Iván Márquez, explicó que con las proposiciones de hoy suman cien las realizadas por su equipo, encaminadas a contribuir al desarrollo rural y agrario para la democratización y la paz con justicia social de Colombia.

Este compendio ha sido construido plasmando las iniciativas más sentidas expresadas por organizaciones populares, señaló, y con ellas hemos procurado asentar las bases para la dignificación de las comunidades rurales.

La primera de las cuatro "propuestas mínimas" presentadas esta mañana se refiere a la reforma y reestructuración del Estado, con vistas a garantizar contenidos y diseños de políticas públicas en beneficio de la sociedad.

Ello implica desneoliberalizar y desprivatizar el Estado, dijo Márquez, para ponerlo al servicio de la soberanía nacional, la transformación democrática y el desarrollo del campo; recuperar su capacidad de liderazgo y promover su acción planificada.

Otra propuesta alude a la necesidad de conformar y fortalecer una institucionalidad para la transformación democrática del campo, la cual debe facilitar la participación activa de comunidades rurales, indígenas y afrodescendientes.

El tercer punto aborda la existencia de una nueva institucionalidad fiscal, mientras el cuarto apunta que se hace imperiosa la realización de una asamblea nacional Constituyente como mecanismo de refrendación y diseño definitivo de la nueva política de desarrollo rural y agrario integral.

Tras un mes de receso en el que las delegaciones de las FARC-EP y el gobierno de Juan Manuel Santos trabajaron por separado, regresaron la víspera a la mesa de conversaciones que fue instalada el 19 de noviembre pasado, con Cuba y Noruega como garantes.

Hasta el momento el asunto de la tierra ha centrado las conversaciones y ya comienzan a preparar el siguiente, referido a la participación política, con un foro que se realizará del 28 al 30 de abril para recoger las propuestas ciudadanas.

Los otros cuatro temas incluidos en la agenda acordada por las partes son el fin del conflicto armado, la solución al problema de las drogas ilícitas, los derechos de las víctimas y los mecanismos de verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • donsimon dijo:

    El tratar de negociar un acuerdo agricola sin entender que tanmbien afectara el sistema economico de la nacion, es estar negandose asi mismo una realidad que es tan evidente como precisa. La existencia de un conflicto que tiene mas de seis decadas de desangre y muerte, ha sido basado en gran parte por los conflictos de la tenencia de la tierra. Los grandes sembradios de la oja de coca en extensos territorios de Colombia, las inmensas fincas ganaderas de una dudosa propiedad del menos del 1% de la poblacion nacional.Muchas de estas haciendas fueron creadas despues de expropiar tierras ancestrales de territorios indigenas y afrodecendientes, los cuales fueron desalojados por la fuerza o por los inmensos combates que efectuan el ejercito nacional con todas sus fuerzas, y los grupos insurgentes mayores las FARC EP,y el ELN, una fuerza guerrillera menor, pero que tiene tambien decadas combatiendo el ejercito, con grandes golpes tacticos, sobre todo en la infrastructura petrolera.

    El llegar a un acuerdo agricola en estas conversaciones, se tendra que tener en cuenta, de que lo que verdaderamente se necesita es una reforma agraria integral, algo que los hacendados de turno, sus marionetas en el congreso, las fuerzas armadas, el medio(cuidado con El Tiempo y El espectador, viejas brujas, y corruptas,) la ultraderecha con su pequeno Fuehrer de turno, la iglesia de todos todos, el grito se escuchara hasta en el cielo, pero desafortunadamente, todos pero todos en Colombia tienen que pagar un precio por la paz.Los acuerdos no seran pongalos presos y condenelos a todos a diez decadas, la respuesta de la ultraderecha, aqui no hay nada que darle a esos fascinerosos, es el eco que se escucha, y porque es lo unico que escucha el puebo? porque ellos son los duenos de todo.

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    LOS PUNTOS DE ENCUENTRO

    “La marcha no tenía dueño”, pero fue de “LA MARCHA PATRIÓTICA”, quien había convocado desde hacía días atrás, por la defensa y en apoyo de las conversaciones y los acuerdos de PAZ, que se vienen desarrollando en la “mesa de diálogos”, entre el régimen títere, reaccionario servil entreguista pro imperialista, colombiano y las FARC-EP. Que a la marcha la acompañaran otras fuerzas políticas que están a favor de estas conversaciones y acuerdos de PAZ; es otra cosa. Aún cuando los intereses que persigue, cada partido, fuerza o movimiento político en función de la PAZ, en Colombia, son diferentes. Ahora que el criterio fascista reaccionario, servil, títere, entreguista, del régimen político social colombiano con respecto a la PAZ, está dividido; la “marcha patriótica” del pueblo colombiano del 9 de abril de 2013, le arrebató a los agentes fascistas sionistas de los partidos reaccionarios tradicionales, el contenido ideológico y político fascista sionista, que estos agentes le habían impuesto a la concepción de la PAZ en Colombia que habían confundido a grandes sectores sociales.

    En consecuencia, todavía algunos sectores del movimiento campesino e indígena de Colombia, siguen confundidos y no han podido unificar criterios revolucionarios, aun cuando la lucha por una PAZ política duradera y estable de todas las fuerzas revolucionarias, no han cesado, pese al terror y los actos criminales y de exterminio que el régimen narcoparamilitar de agentes fascistas sionistas colombianos, le han impuesto al pueblo en general. Si algo quedó demostrado y ratificado en la “marcha patriótica”, del día martes 9 de abril de 2013, fue el nuevo grito revolucionario y que Ahora sí: ¡somos mucho más! ¡Perdimos el miedo! ¡Ahora sí… la PAZ! ¡No solo para denunciar y resistir, sino ante todo, para transformar este país!

    No son los viejos tiempos de la UP, donde los fascistas del régimen asesinaron con sevicia, alevosía y tortura ante los ojos abiertos del mundo entero; a más de 5.000 militantes y dirigentes de la UNIÓN PATRIÓTICA. Ahora tendrán que asesinarnos a millones. Porque ahora sí, es el pueblo colombiano quien se está movilizando masivamente y que está dispuesto a enfrentar el terror y la barbarie que nos han impuesto los agentes fascistas sionistas incrustados en el poder político del estado colombiano serviles del poder económico del capital imperialista transnacional. Es el pueblo colombiano, son sus organizaciones populares quienes se han templado ideológica y políticamente y han despertado para nunca más volverse a dormir. Es el pueblo colombiano quien se ha unido para enfrentar al atropello del régimen agente fascista sionista imperialista colombiano. Y que es el pueblo colombiano quien está exigiendo ahora una forma política para hacerse al poder político del estado colombiano y transformar todo el modo de producción vigente que solo beneficia al capital imperialista transnacional. Es el pueblo colombiano quien le está mostrando el camino a los “negociadores de PAZ”, en la HABANA CUBA y les están diciendo a las partes allí sentadas que la PAZ no es un negocio.

    Y ante todo le está diciendo a una de las partes que solo con “la unidad de acción revolucionaria”, es posible vencer al actual terror criminal, mafioso narcoparamilitar de estado, que se le ha impuesto al pueblo colombiano. Ahora sí… Hay un camino despejado para que los dirigentes revolucionarios en Colombia asuman la responsabilidad de la UNIÓN, UNIDAD, UNIDAD, UNIDAD, mucho más necesaria en estos momentos, que la FORMA para la toma del poder, ya sea esta por una forma democrática o una forma de presión y alzamiento popular. Es el pueblo quien quiere decidir para levantarse cuando sea necesario. Aquellos izquierdistas que se aconchan en las insulsas teorías de que las “condiciones no están dadas para la toma del poder”. Otros pueblos y otros dirigentes políticos, se nos han adelantado para dar un paso hacia la liberación nacional de los recursos naturales, hacia el rescate de la riqueza nacional, entregada al capital imperialista por los gobiernos serviles al imperialismo, de nuestros pueblos, mientras nosotros seguimos “preparando unas condiciones añejas”

    Otros pueblos y otros dirigentes revolucionarios en América Latina y el Caribe, se nos han adelantado para rescatar mediante la expropiación y la nacionalización de la tierra de nuestro suelo y subsuelo patrio, toda aquella riqueza que el capital imperialista ha convertido en un socavón minero energético. El pueblo colombiano quiere ser dueño, quiere explotar y administrar esas riquezas para beneficio de nuestro propio pueblo. Ese es el mensaje que el pueblo colombiano el día 9 de abril de 2013 le envió a los mercachifles del gobierno títere servil del imperialismo colombiano y a los dirigentes de las FARC-EP, sentados en la mesa de diálogos y acuerdos, en la HABANA.

    Las conversaciones y los acuerdos de PAZ, deben concluir con la defensa de todo aquello que el pueblo y sus organizaciones sociales y políticas ha conquistado en el campo y en los centros urbanos de Colombia. La defensa y el reconocimiento legal de las Zonas de Reservas Campesinas ZRC, la defensa y la restitución de tierras a los resguardos y cabildos indígenas. La titulación y la restitución de tierras a los pequeños y medianos propietarios que fueron expropiados por las vías de hecho, por el régimen narcoparamilitar asesino y criminal colombiano. Pero también debe concluir con un gran acuerdo de apertura democrática, con toda una trasformación, modernización y limpieza de todos los factores de corrupción, fraude, manipulación de datos, robo del sistema electoral colombiano y de la Registraduría del Estado Civil colombiano. Los acuerdos de PAZ en la HABAN deben concluir con unas garantías casi que absolutas de respeto a la vida para el libre pensamiento opuesto a los del régimen narcoparamilitar servil del imperialismo, colombiano. Que el acuerdo de PAZ incluya una nueva constituyente y sea ratificado por el pueblo colombiano mediante un referendo, eso espera el pueblo colombiano de las partes sentados en la HABANA. La “marcha patriótica”, espera un gran acuerdo de UNIDAD de acción revolucionaria para la toma del poder político del estado colombiano, que de eso no le quede la menor duda a nadie en el mundo. Es un derecho político que ha ganado el pueblo colombiano.

    La reacción colombiana, los dirigentes oportunistas traidores del proceso revolucionario colombiano, como el Sr. PETRO y el Sr. LUCHO GARZÓN, no desperdiciaron segundo alguno para hacerse notar en el transcurso de la GRAN MARCHA, pero estos no serán jamás los Líderes del proceso revolucionario de cambios que está exigiendo el pueblo colombiano. Estos traidores y cobardes oportunistas, jamás podrán representar al pueblo colombiano en sus nuevos propósitos de UNIDAD revolucionaria. Por eso no hay que desperdiciar oportunidad alguna para decirle al pueblo colombiano, para decirle a las organizaciones sociales y políticas revolucionarias legales colombianas, que la “marcha patriótica” es una alternativa de solución política para el pueblo colombiano que MARCHA rumbo al PODER. Compañera PIEDAD CORDOBA. Recuerdo algunas de sus palabras “AQUÍ HAY ES QUE TOMARNOS EL PODER”. Manos a la obra compañera liberal de mil batallas… No pierda oportunidad porque nos la ganan los traidores, los cobardes, los serviles. No hay que prolongar por dos años más, el gobierno de un reaccionario servil del imperialismo, lo que hay es que organizar una campaña presidencial de la marcha patriótica en UNIDAD con todas las organizaciones políticas y sociales que quieren un cambio de modo de producción y que quieren una transformación radical en el bienestar y en la vida de las amplias masas del pueblo colombiano.

    No permitamos que la PAZ que logremos en la HABANA, la aprovechen los mercachifles serviles lacayos colombianos, para entregar toda la riqueza que aun nos queda al capital imperialista. Empecemos por hacer honor a los nuevos gritos de guerra ideológica y política del pueblo colombiano ¡ya perdimos el miedo! Es hora de empezar a tomar las riendas de “un nuevo amanecer y un nuevo despertar del pueblo colombiano”. Al toro hay que agarrarlo por los cuernos. El pueblo colombiano no requiere ya de un discurso de retóricos, de fábulas, poemas y de engaños.

    El pueblo colombiano requiere ya propuestas concretas y concisas. Como le garantizamos al pueblo una: alimentación sana y completa diaria para todos, que los alimentos lleguen directos del productor campesino a los hogares, una vivienda digna para todos, una educación pública, gratuita, obligatoria y de libre desarrollo científico para todos y en todos los niveles (preescolar, primaria, secundaria, técnica, profesional, especializada), como le garantizamos al pueblo una salud pública, gratuita, con cobertura en atención y medicamentos 100% para todos, como le garantizamos al pueblo colombiano trabajo digno y justo para dignificar a las clases sociales marginadas, como le garantizamos al pueblo colombiano un medio ambiente acorde y en equilibrio con la producción de bienes y servicios con tecnologías no contaminantes, como preservamos y garantizamos al pueblo colombiano fuentes de agua para el futuro, Como le garantizamos al campesinado, a los indígenas, a los afrodescendientes, la restitución y la titulación de tierras para que produzcan los alimentos que necesita todo el pueblo colombiano. Son algunos de los objetivos y las metas que nos unen a todos los desposeídos, familiares de despatriados, explotados, marginados, desempleados, madres cabeza de familias, indigentes, campesinos, obreros, negros, blancos, amas de casa, !somos más! Entonces, pongamos de “acuerdo en lo fundamental”, como dijo el finado ALVARO GOMEZ HURTADO.

    TODO ESTO NO LO LOGRAMOS CON LA SUPREMASÍA DEL CAPITAL IMPERIALISTA EN NUESTRA ECONOMÍA. Pongámonos a construir la unidad y logremos la UNIDAD. Tenga presente compañera PIEDAD. Que el pueblo colombiano le otorga a UD. Y a algunos dirigente de “colombianos y colombianas por la PAZ”, el honor de dirigir la UNIDAD y lograr la UNIDAD, para el triunfo por el PODER.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también