Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Francia distingue con su máxima condecoración a Eusebio Leal

En este artículo: Cultura, Eusebio Leal, Francia
| 19
El Doctor Eusebio Leal Spengler (C), Historiador de la Ciudad de La Habana, recibe el grado de Comendador de la Orden Francesa de la Legión de Honor, la más alta condecoración que otorga el gobierno de la República de Francia de manos del presidente del Senado francés Jean Pierre Bel (D), en el Museo Napoleónico, en La Habana, Cuba, el 30 de enero de 2013. AIN FOTO/Tony HERNÁNDEZ MENA

El Doctor Eusebio Leal Spengler (C), Historiador de la Ciudad de La Habana, recibe el grado de Comendador de la Orden Francesa de la Legión de Honor, la más alta condecoración que otorga el gobierno de la República de Francia de manos del presidente del Senado francés Jean Pierre Bel (D), en el Museo Napoleónico, en La Habana, Cuba, el 30 de enero de 2013. AIN FOTO/Tony HERNÁNDEZ MENA

El historiador oficial de La Habana, Eusebio Leal, recibió hoy en Cuba el grado de comendador de la Orden de la Legión de Honor, máxima condecoración de Francia, en una ceremonia a la que asistió el presidente del senado galo, Jean Pierre Bel.

Leal, quien antes ya había sido distinguido con los títulos de Caballero y de Oficial de la Legión de Honor, fue condecorado en un acto solemne celebrado en el Museo Napoleónico de La Habana.

Precisamente el Museo Napoleónico fue reinaugurado en 2011 tras tres años de restauración a cargo de la Oficina del Historiador de la Ciudad que dirige Leal, quien hoy agradeció por la condecoración al presidente francés, Francois Hollande.

“Se premia así una obra de muchos, a los cuales yo represento, por lo que es un motivo de innegable satisfacción y alegría”, dijo el intelectual y escritor, tras destacar que recibía ese honor “en nombre todos los cubanos”.

Bel, de visita en Cuba desde la semana pasada, señaló que la entrega de ese título simboliza la amistad de ambos países, entre sus “culturas convergentes” y los “lazos que se tienden y no se rompen”.

Leal ha sido distinguido con decenas de condecoraciones internacionales, y entre las más recientes está la Orden Civil de Alfonso X El Sabio en la categoría de Gran Cruz, que entrega España para premiar méritos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación.

Diputado y profesor, entre muchos otros cargos, Leal es reconocido dentro y fuera de la isla por su labor en favor de la recuperación del centro histórico de La Habana y por impulsar los trabajos de restauración de la ciudad.

(Con información de la AIN y EFE)

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • irro dijo:

    Enhora buena para Leal, que tiene guardado su sitio en la historia cultural de esta nación.

  • Alexis dijo:

    Honor a quien honor merece.
    Felicidades y continuidad Caballero

  • MLV dijo:

    Gracias Eusebio Leal por conservar la Habana de Martí y de todos los cubanos.

  • Jack dijo:

    Merece esa distinción del mundo y mucho más de Cuba. Un hombre que ha dedicado su vida a salvar nuestra arquitectura, nuestra historia, nuestra capital, del tiempo erosionador y el olvido… en su andar la Habana. Mis respetos y admiración por el Dr. Eusebio.

  • Roberto Chile dijo:

    Francia premia a Cuba al premiar a Eusebio Leal: uno de los hijos más ilustres de esta tierra. Ferviente martiano, inmenso cubano, hombre que superó su tiempo.

  • Eduard dijo:

    Felicidades, usted se merece esa condecoración y otras más, ahora ¿donde se pueden leer las palabras de Leal y ver el acto completo?

  • BILLY dijo:

    GRACIAS POR EXISTIR DON EUSEBIO LEAL SIN UD. ESTA CIUDAD ESTARIA EN RUINAS. ES INCREIBLE COMO OTRA NACION LE OTORGA SU MAS ALTA DISTINCION Y AL PAIS AL QUE HA DADO TODO SU VIDA Y TRABAJO NO, HAY QUE SEGUIR EL EJ. DE ESTE HUMILDE CUBANO.

  • TheEscapist dijo:

    Mis respetos y felicitaciones al doctor Leal, que ha obrado el milagro de salvar de la ruina al Casco Histórico de La Habana, una ciudad con mucha historia, pero también olvidada por la indiferencia. El trabajo de Eusebio Leal es una inspiración para los cubanos que quieren recuperar lo perdido.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Felicidades Maestro!!!

  • estrella fermina dijo:

    felicidades companero EUSEBIO por tu gran labor en nuestra querida habana.

  • Alejandra dijo:

    Asi mismo, bien merecida,
    sobran las palabras, tenemos a la habana vieja de testigo.
    graciasssssss

  • Guillermo Baute dijo:

    Felicidades!!!

    Honor, NO, HONORES y muchos, de esos SIIII

    Gracias Maestro, por tu Vida a nuestra historia, Gracias Leal

  • NGi dijo:

    Felicidades al Doctor Leal, al ser humano, que gracias a su infinita entrega al trabajo y la investigación, ha sido capaz de restaurar la arquitectura Habanera y la mente de muchos cubanos.
    Estoy de acuerdo con el comentario de BILLY.
    Merece la máxima distinción de nuestro país.

  • Roberto Chile dijo:

    Francia premia a Cuba al premiar a Eusebio Leal, hijo ilustre de esta tierra: Martiano fervoroso, cubano inmenso, hombre que superó su tiempo.

    Mis felicitaciones para Eusebio Leal por el galardón recibido y por la obra de su vida.

  • POMPEYO dijo:

    La habana vieja existe actualmente por Eusevio Leal sino fuera ruinas, felicidades eusebio, usted se merece esa condecoración y muchas mas.

  • marie dijo:

    ciertamente un premio a la tenacidad, elegancia, esfuerzo, trabajo,inteligencia y elocuencia de un hombre que ha representado- para bien de todos los habaneros y cubanos- a nuestra historia y nuestra gente en muchísimas partes del mundo. muchas felicidades, doctor!!!!!! considero que son pocas las distinciones hasta ahora recibidas.

  • Francisco Rivero dijo:

    Alegria y paz en mi alma al saber que al Sr.Eusebio Leal Spengler ha recibido esta altisima condecoracion de la Republica Francesa.
    En un boletin electronicodel semanario Opus Habana he leido las palabras del embajador de Francia en Cuba, Sr. Jean Mendelson asi como las del presidente del Senado de Francia Sr.Jean Pierre Bel.

    Aprecie el contenido de lo expresado en ese acto y me permito transcribirlo en este comentario que dice asi :

    […]
    Eusebio Leal: Comendador de la Legión de Honor francesa

    «Este es un momento de particular emoción. Llevar esta condecoración amada supone pensar en Claudio José Domingo Brindis de Salas, en Carlos Juan Finlay, en Joaquín Albarrán y otros intelectuales y sabios cubanos que se consagraron al culto a la razón pura», expresó Eusebio Leal Spengler al ser investido con el grado de Comendador de la Orden Nacional de la Legión de Honor de Francia, en ceremonia efectuada hoy, miércoles 30 de enero, en el Museo Napoleónico.

    En sus palabras de agradecimiento, el Historiador de la Ciudad de La Habana recordó que la Legión de Honor —la más alta distinción que otorga el gobierno francés— fue establecida en 1802 por Napoleón Bonaparte, entonces Primer Cónsul de la República.
    También ahondó en el significado de la huella de esa nación en la cultura cubana y americana, desde el año crucial de 1789, que marcó el inicio de la Revolución Francesa. «Asumimos esa historia con toda su hermosura; es parte de un legado que no solamente nos pertenece, sino nos enorgullece», afirmó.

    Previamente, intervinieron el embajador de Francia en Cuba, Jean Mendelson, y el presidente del Senado de ese país, Jean Pierre Bel —en quien recayó la entrega de la condecoración, aprobada por el presidente François Hollande—, para testimoniar su admiración por la personalidad del recipiendario y resaltar los servicios prestados por él al país galo a lo largo del tiempo. Al final, el presidente de Senado obsequió al Historiador de la Ciudad un documento de Victor Hugo sobre la Comuna de París.

    La Legión de Honor es el reconocimiento más antiguo y prestigioso al mérito que desde hace más de dos siglos otorga Francia a nacionales y extranjeros para destacar los aportes en la creación humana, artística, científica y productiva.

    Se encontraban presentes en la ceremonia, por la parte francesa, una representación del Senado de ese país y de la misión diplomática en La Habana, y por la cubana, el ministro de Cultura, Rafael Bernal; el Cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana; así como altas figuras de la intelectualidad como Alicia Alonso, Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, Roberto Fernández Retamar, Graziella Pogolotti, Nancy Morejón y Eduardo Torres Cuevas.

    Redacción Opus Habana

    Palabras del embajador de Francia en Cuba, Sr. Jean Mendelson

    Permítanme primero dirigir unas palabras de agradecimiento al presidente del Senado francés, quien estará a cargo de la ceremonia oficial de hoy y quien, en este preciso momento, representa a Francia ante todos nosotros.

    Aceptó que yo pronunciara estas palabras y aprovecho entonces la libertad que se me ha dado de hablar a título personal para saludar a un hombre que es amigo de Francia, y también de su embajador. La amistad se vive tanto en los buenos momentos como en los más difíciles. Hoy estamos viviendo un momento privilegiado y me pertenece darles a conocer las razones por las que, a mi parecer, el doctor Eusebio Leal Spengler, primero condecorado Caballero (Chevalier), luego Oficial (Officier) de la Legión de Honor francesa es elevado hoy al rango de Comendador (Commandeur) de nuestra primera y más antigua Orden nacional.

    La primera vez que conocí a Eusebio Leal fue hace casi ya 23 años. Seguramente él ni se acuerda. Estábamos celebrando el Bicentenario de la Revolución francesa y de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en medio de una gran alegría popular. El Ministerio francés de Relaciones Exteriores me había encargado de seleccionar alrededor del mundo a algunos invitados significativos para este aniversario. Eusebio también fue mi primer invitado cuando asumí mis funciones de Embajador de Francia en Cuba en 2010.

    Desde ese entonces, he podido darme cuenta de la importancia que él otorga a todo lo que representa nuestro país, su cultura, su historia y, en primera instancia, el interés que manifiesta hacia aquel cuarto de siglo que, desde la toma de la Bastilla hasta Waterloo, ha transformado el mundo por completo.
    El lugar en el que nos encontramos ahora, al que Eusebio ha dado forma con la misma pasión con la que emprende todo lo que hace, ha sido restaurado e inaugrado en 2011, y simboliza maravillosamente bien la riqueza del aporte francés a lo que pertenece ahora al patrimonio cultural nacional cubano. Pero este lugar dista mucho de ser el único motivo por el cual Francia rinde homenaje a este notable servidor del resplandor cultural de Cuba.

    Entre los hechos más significativos, quisiera subrayar cuando el Senado de la República francesa y la asociación Cuba Cooperación estaban buscando un lugar permanente donde tener una presencia cultural y que Eusebio Leal propuso en la Habana Vieja lo que es hoy la Casa Víctor Hugo.
    Recuerdo también cuando fue necesario convencer a las autoridades cubanas acerca de la especificidad del aporte de la Alianza francesa. Eusebio Leal, junto con otras personas entre las cuales se encuentran los nombres más sobresalientes de la cultura cubana – la mayoría de ellos presentes hoy – no vacilaron un instante en participar a este trabajo de explicación y de convicción. Hoy, la Alianza francesa de Cuba es dirigida por un Consejo de administración del que Eusebio es miembro de primer plano.

    Cuando buscamos lo que une a nuestros dos países a lo largo de la historia, más allá de las tribulaciones y de las incertidumbres políticas o económicas, basta con preguntárselo a Eusebio Leal: no le hará falta consultar su biblioteca para citarles a los tres Heredia, a François Antommarchi, Paul Lafargue, Jean-Baptiste Vermay, Frédéric Mialhe, Alejo Carpentier, y tantos más, sin olvidar por supuesto, sobre todo en este momento, a José Martí, su pensamiento, o su encuentro con Víctor Hugo.

    «Entre nos», les voy a dar un consejo de amigos: si Usted tiene su tiempo contado, NO le pida a Eusebio hablar sobre este tema, porque es inagotable. Del mismo modo que es inagotable cuando se trata de charlar acerca de La Habana y de sus inmensas riquezas, que sabe poner de relieve con tanta maestría.

    A lo largo del tiempo, Eusebio ha construido con nuestro país una relación basada en un amor intelectual, así como en amistades inquebrantables. Sé que le hará feliz que mencione aquí al recordado y echado de menos, el senador Michel Dreyfus-Schmidt quien desempeñó un lugar primordial en las relaciones franco-cubanas, y también a la princesa Napoleón que había venido aquí mismo en 2011 para celebrar la reinauguración de este museo y quien, el mes pasado en París, aún me hablaba con emoción del recuerdo que guarda de su estadía y de la manera tan especial como su Historiador la había recibido.

    Este acercamiento provoca resonancias históricas curiosas: fue Bonaparte quien creó el Senado, al que se llamaba en ese entonces conservador, el cual de hecho se comportó muy mal en 1814 durante la infortunada invasión que condujo a la coalición anti-francesa, es decir en la época contra-revolucionaria, en la capital de nuestro país.

    Pero de eso no se puede contar más, porque hay prescripción… Porque, hay que terminar por esto, Eusebio Leal siente hacia Napoleón una pasión que me asombra a mí mismo. Ama al joven general revolucionario y robespierrista; ama al cónsul de la República que establizó las conquistas de la Revolución, aquellas «masas de granito» sobre las cuales todavía vivimos; aún ama a aquel Emperador un tanto infiel a los ideales de su juventud; y ama por sobremanera a este personaje romántico, aquel deportado de la isla de Santa Elena que transformó las conciencias.

    En el fondo, Eusebio Leal no pudo resistir al poder de atracción de Napoleón. Lo que siente hacia este personaje completamente fuera de lo común, es lo mismo que sintieron antes que él hombres como Honoré de Balzac, Stendhal, Víctor Hugo, Alexandre Dumas, Louis Aragon, pero también Goethe, Marx, Pouchkine, Lermontov, Mickiewicz, y hasta Charlie Chaplin.
    Eusebio sabe que la Legión de Honor fue creada por el Primer Cónsul de la República porque éste quería «un orden que fuera el símbolo de la virtud, del honor, del heroísmo, una distinción que sirviera a la vez para honrar el valor militar y el mérito civil».

    Personalmente, conozco a muy pocos recipiendarios franceses que entiendan tan profundamente como Eusebio Leal el sentido de esta condecoración. El sabe que, hace 210 años y algunos meses, exactamente el 29 Floreal del Año X (lo cual corresponde al 19 de mayo de 1802 en el calendario republicano), la República francesa adoptaba una ley que creaba la Orden nacional de la Legión de Honor.
    Hasta la Restauración de la monarquía de 1815, los ciudadanos franceses que recibían esta condecoración debían prestar un juramento —que evidentemente no era exigido en el caso de los extranjeros—, pero que Eusebio hubiera pronunciado con mucha alegría, estoy seguro, por ser su texto todavía tan actual, ante sus ojos de ciudadano cubano al iniciar el 2013 :
    «Juro, por mi honor, que me consagraré al servicio de la República, a la conservación de su territorio en su integridad, a la defensa de sus leyes y de las propiedades por ellas consagradas; a combatir por todos los medios que la justicia, la razón y las leyes autoricen, toda empresa que tienda a restablecer el régimen feudal; en fin, a contribuir con todo mi poder al mantenimiento de la libertad y de la igualdad, base de nuestra constitución.”

    Muchas gracias.

    Palabras del presidente del Senado de Francia, Sr. Jean Pierre Bel

    Querido Eusebio Leal:

    Nuestro Embajador, Jean Mendelson, acaba de pronunciar sobre usted las palabras correctas. Lo ha hecho con la inteligencia del intelectual que es, con la experiencia y la precisión del historiador que conoce el tema de que se trata, y también con la calidez y el afecto del amigo que ha llegado a ser.

    Esta calidez, este afecto, esta amistad, usted lo sabe, las comparto igualmente.

    Durante nuestros diversos encuentros e intercambios en París, o aquí en La Habana, siempre me impactó su inmensa cultura, el fervor de su curiosidad, la pasión con la que usted estudia y vuelve a estudiar nuestra Historia, pero también, y sobre todo, su admiración apego a lo que representa mi país, Francia, en lo más bello que ha concebido, a saber la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, el combate universal por la emancipación y la libertad, la conquista de nuevos derechos sociales, el espíritu de resistencia y de solidaridad junto al más débil y frente al más fuerte.

    Guardo el recuerdo de esos momentos inolvidables pasados en el Palacio de Luxemburgo, Senado de la República. Ante el asiento donde se sentó para su coronación el Emperador Napoleón, o ante testimonios visibles de este pasado glorioso, frente a la explicación un poco remanida de los especialistas de estos sitios, usted, el historiador de La Habana, completaba, explicaba, daba todo el sentido a detalles hasta ese momento oscuros.

    En la amistad entre dos países, entre dos culturas convergentes, querido Eusebio, hay lazos… lazos que a veces se tienden y sin embargo no se rompen. Usted representa uno de esos lazos. El lazo que vincula la Francia de Víctor Hugo y, agregaría a ésto, si usted lo permite, la Francia de Aimée Césaire, con este grande y hermoso país, Cuba, la tierra de José Martí y de tantos otros espíritus libres.

    Es por ello, Eusebio Leal, que para mí representa un inmenso placer y un gran honor hacerle llegar el reconocimiento de la República Francesa.

    Eusebio Leal, en nombre del Presidente de la República, y en virtud de los poderes que me han sido conferidos, le hago Comendador de la orden nacional de la Legión de Honor.
    […]

    Felicidades a Eusebio Leal

    Un saludo cordial

  • Julio dijo:

    Nos enorgullese tener compatriotas como Eusebio. La culura es la fuerza más poderosa de la existencia. Queremos ver su agradecimiento a la condecoración. Felicidades,

  • Julio dijo:

    Compatriotas como Eusebio nos llenan de orgullo. La cultura es la fuerza más poderosa de la existencia. ¡Felicidades!Quisieramos conocer sus palabras de agradecimiento.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también