Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

América Latina ahora da el ejemplo

En este artículo: Bolivia, Economía, España, Evo Morales Ayma
| +

evo-moralesEl presidente de Bolivia, Evo Morales, mostró los innegables avances económicos y sociales alcanzados por su país en los últimos siete años, durante una conferencia en Madrid, capital de una España acosada por la crisis financiera.

Hemos empezado a cambiar Bolivia, subrayó Morales, quien este sábado asistió a la premier europea de la película Insurgentes, del reconocido cineasta Jorge Sanjinés, en el cine Capitol, ubicado en la emblemática Gran Vía de la capital española.

El primer presidente indígena en la historia de esa nación andina expuso la profunda transformación económica que se produjo tras su llegada al poder en 2006, algo que, reconoció, no hubiera sido posible sin el apoyo de los movimientos sociales.

Como ejemplos de esos progresos citó que en 2005, el 90 por ciento de las transacciones comerciales eran en dólares, mientras que en la actualidad el 75 por ciento de ese intercambio se realiza en bolivianos, la moneda de su país.

Del mismo modo, la inversión pública pasó de 600 millones de dólares, siete años atrás, a seis mil millones en 2012, lo cual atribuyó a la nacionalización de los hidrocarburos emprendida por su administración.

Teníamos dos compromisos con el pueblo, la recuperación de los recursos naturales, en particular el petróleo y el gas, y la instalación de la Asamblea Constituyente para la refundación de Bolivia, recordó Morales sobre su programa de gobierno.

Ahora, por la Constitución, servicios básicos como el agua, la luz y las telecomunicaciones no pueden ser de dominio privado, sino público, enfatizó ante un auditorio que padece en carne propia las medidas neoliberales impuestas a Latinoamérica en la década de 1990.

Cómo es posible que el agua, que es la vida misma, pueda ser un negocio privado, se preguntó el mandatario, luego de indicar que las empresas, como como los seres humanos, deben trabajar para ganar, pero no para saquear.

En un adelanto de la rendición de cuenta de su gestión que hará hoy en Barcelona ante sus compatriotas radicados en el exterior, el estadista rememoró que antes de las nacionalizaciones el 82 por ciento de los beneficios eran para las empresas y el 18 por ciento para los bolivianos.

Hoy, es al revés, el 82 por ciento de las utilidades que genera la explotación de estos recursos es para los bolivianos y el 18 para las transnacionales, porcentaje con el que recuperan su inversión y tienen además ganancias, aclaró.

Dentro y fuera de la tierra, el petróleo y el gas es ahora del pueblo boliviano, enfatizó Morales, quien antes se había referido al término “en boca de pozo”, inventado, según dijo, por los gobiernos neoliberales que le precedieron.

Entonces nos decían que los recursos mientras estaban bajo el suelo seguían siendo bolivianos, pero cuando salían ya eran de las transnacionales, remarcó.

Esa es la nacionalización y eso ha hecho cambiar la economía nacional, destacó el presidente boliviano, quien admitió que aún no se han resuelto todos los problemas porque es imposible satisfacer toda la demanda acumulada durante 500 años.

Morales, quien la víspera fue recibido por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, manifestó que para conseguir la igualdad y la dignidad de todo el mundo, es muy importante la unidad.

En la ciudad Condal, Morales también se reunirá este domingo con representantes de movimientos sociales españoles, a los que presentará los pilares fundamentales de su política interna y exterior.

(Con información de PL)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también