Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Israel comienza su venganza

| 7

israelEl gobierno de Israel ha anunciado este domingo que confiscará por un mes los salarios de los funcionarios palestinos, una cantidad estimada de 92,7 millones de euros, en respuesta al reconocimiento de Palestina como estado no miembro observador de la ONU.

El dinero será empleado en su lugar para saldar la deuda que la Autoridad Palestina mantiene con la empresa estatal de energía de israelí, la Israel Electric Corporation, según informó el ministro de Economía israelí, Yuval Steinitz.

“No tengo intención de transferir los pagos este mes”, anunció Steinitz durante la reunión semanal del Consejo de Ministros. en comentarios recogidos por el diario israelí ‘Yedioth Aharonoth’.

En virtud del protocolo de París de 1994, Israel suele ejercer funciones de recaudación de impuestos para el Gobierno palestino, obteniendo cantidades aproximadas de unos 80 millones de euros mensuales que envía posteriormente a la Autoridad Palestina.

Sin embargo, antes de la aprobación del nuevo estatus de Palestina, Steinitz, avanzó sus intenciones de congelar este envío como medida de presión para impedir que el presidente palestino, Mahmud Abbas, llevara a buen término su iniciativa ante la Asamblea General de la ONU.

“Si los palestinos siguen con esta iniciativa unilateral”, declaró Steinitz el pasado 11 de noviembre, “que no se esperen cooperación bilateral alguna. Dejaremos de recaudar impuestos para ellos y no transferiremos el dinero”.

En 2011, el Gobierno israelí congeló la transferencia de 77 millones de euros en concepto de impuestos en respuesta a una iniciativa palestina para garantizar su reconocimiento como estado independiente, y tras la entrada de Palestina en la UNESCO. El Gobierno israelí liberó los fondos en noviembre de ese año aunque los palestinos declararon que su economía había quedado gravemente dañada durante la paralización del dinero.

(Con información de Europa Press)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • AK dijo:

    Esto es como en Cuba se diría “patadas de ahogado” que lloren, pataleen, chantajeen, que palestina gústele o no le guste prevalecerá…

    A palestina no creo que estos chantajes temporales le causen más daño que los bombardeos y masacres “selectivas” que Israel comete sistemáticamente…

  • Ing. Roberto Rohde Alarcon dijo:

    Canallas!

  • MARY W dijo:

    MALDITOS GENOCIDAS. LE QUITAN HASTA EL AGUA A LOS PALESTINOS. ESTE ES EL VERDADERO HOLOCAUSTOP PERO CONTRA LOS INDEFENSOS PALESTINOS QUE ESTAN SIENDO MASACRADOS A DIARIO !

    ES QUE EL MUNDO SIGUE CONTEMPLANDO TANTO HORROR Y NO RESPONDE ??????

  • joaquin dijo:

    miserables cobardes, cobrarse con el sustento de miles de familias palestinas,es la cobardía más grande que se pueda ver en el mundo.

  • celso aurelio (Chester) dijo:

    Israel no cejará hasta expandirse por todo Medio Oriente de acuerdo a sus planes de constituir el “Gran Israel”, desde Egipto hasta Irán… usando como ariete a su lacayo político: los estados hundidos de amnésica. ¿Acaso ha cumplido alguna vez con las “resoluciones” de la inoperante ONU? ¡Jamás! y no parará hasta ser el imperio más brutal que vieron los siglos pasados y que ojalá no vean los venideros.

  • fernando dijo:

    Y QUIEN DEFIENDE A LOS PALESTINOS???

    QUIEN SE CREE ESE GOBIERNO DESTRUCTOR?

    EL MUNDO DEBE DE SER TESTIGO Y DEBEN EXIGIR Y SINO QUIERE A BUENAS EL PUEBLO DEBE DE DEMANDARLOS ALGUIEN DEBE DARLE ARMAS A LOS PALESTINOS PARA QUE SE DEFIENDA DE ESOS ASESINOS TERRORISTAS.

  • ENTENDIDOS dijo:

    Los hijos de Abraham

    El mundo vive pendiente de los acontecimientos en el Medio Oriente, entre la pugna de judíos con palestinos. Ambos pueblos comparten una misma geografía pero están separados por un odio que data de miles de años atrás. Para entender la problemática árabes-judíos debemos analizar el origen y él por qué de tal conflicto. Entendiendo la historia, podremos comprender mejor el presente, para pronosticar el futuro.

    DOS HERMANOS INRECONCILIABLES

    Tanto judíos como árabes son descendiente del mismo padre, Abraham, el cual fue sacado de la tierra pagana de Ur de los Caldeos (1,800 a.C.), para ser guiado a una tierra que sería el asentamiento de estas dos nuevas naciones que nacerían como fruto de su simiente, y digo dos, porque Ismael y Esaú fueron los padres de la nación árabe. En su caminar hacia la tierra prometida ocurrieron hechos peculiares bajo el consentimiento de su esposa Sara, la cual, al ser estéril y avanzada en edad, le dio “luz verde” a su esposo para que tuviera descendencia por medio de su sierva Agar, ya que Dios necesitaba, para su plan, un descendiente que siguiera la línea mesiánica.

    Abraham, a los ochenta y seis años, tiene a su primer hijo con su sierva Agar, al cual llamó Ismael (Génesis 16:15). Notemos que fue el mismo Abraham quien le puso el nombre al muchacho. ¿Por qué Abraham se precipitó en buscar de la esclava el heredero prometido? Podía haber sido un plan delineado por Dios, para que se cumpliesen en los últimos tiempos sus promesas relacionadas con las profecías bíblicas, o quizás fue un error del pobre Abraham, que desesperado por su ancianidad, pensó que sería imposible que su esposa Sara le pudiera dar un hijo, y escuchó las sugerencias de ésta. Sea lo que sea, nació Ismael, y junto a él, una promesa especial que daría origen a un pueblo fiero, que habitaría delante de todos sus hermanos, incluyendo al heredero de la promesa, Isaac (Génesis 16:12).

    Después de nacer Ismael, nace el hijo de la esposa, Isaac (Génesis 21:1-7) el heredero de la promesa. Desde ese momento aparece el conflicto de los siglos entre dos pueblos que tienen una misma raíz, árabes y judíos[1].

    Estos se pelean, desde hace siglos, por los derechos patrimoniales de la promesa y la bendición de Abraham, aunque muchos judíos se emparentaron con descendientes de Ismael y de Edom a lo largo del relato bíblico, como por Ejemplo, Moisés con Séfora hija de Jetro, Sacerdote de Madián (Éxodo 2:16-20), y Booz, de la línea de David, que se caso con una moabita llamada Rut (Rut 4:9-10), ambos procedentes de los pueblos árabes.
    EL NACIMIENTO DE LOS PAISES ÁRABES

    Al nacer el hijo de la promesa, para evitar peleas entre Agar y Sara, Abraham despacha su criada, la cual desesperada al verse nómada con su hijo en brazos, clama a Dios por misericordia y éste viene en su auxilio y le da una bendición especial. Es interesante notar cómo se menciona la genealogía de Ismael, y la similitud que tiene con los descendientes de Jacob, porque sus descendientes formaron doce familias o principados (Génesis 25:12-18) de donde nacieron las diversas tribus árabes que reinan en el medio oriente, ocupando el territorio que va desde el Sinaí hasta Siria, Irán e Iraq y las tierras que rodeaban Palestina[2].

    Además de los árabes, descendientes del linaje de Ismael, aparecen otros pueblos nacidos de los descendientes Abraham, estos fueron frutos de la simiente de Esaú, al cual Jacob le robo la promesa. A estos se les denominaron Edomitas (de Edom) y forman parte de las tribus del pueblo árabe (Génesis 36:8-9). Notemos que en Génesis 25:22-23 se le anuncia a Isaac y Rebeca que de sus dos hijos nacerían dos naciones: “Y los hijos se combatían dentro de ella; y dijo: Si es así ¿para qué vivo yo? Y fue á consultar á Jehová. Y respondióle Jehová: Dos gentes hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas: Y el será un pueblo más fuerte que el otro pueblo. Y el mayor servirá al menor”. ¿De cuál de estas dos descendencias proceden los palestinos?

    Estos pueblos descendientes de Ismael y de Esaú, se convirtieron a lo largo del relato bíblico en los enemigos perpetuos de Israel a lo largo del quehacer bíblico, en las diferentes etapas de su vida (Éxodo 15:15-16, Números 20:14-21, Salmos 83, Ezequiel 35:1-12). Siempre se les ha llamado a los judíos “semitas” de forma despreciativa. En la 2ª Guerra Mundial Adolfo Hitler persiguió, de forma convulsiva, a los judíos, usándose el epíteto de “semitas”, naciendo lo que hoy se conoce en Europa como el “antisemitismo“. Hitler asesino a seis millones de judíos residentes en Europa. Sin embargo, si los árabes son hijos de Abraham, como afirman en el Corán y la Biblia, y Abraham desciende de Sem (Génesis 6:10), los árabes también son semitas, entonces, ¿Por qué se usa este epíteto solo para los judíos? Hemos visto la similitud de costumbres y creencias entre ambos pueblos, y como siempre se han odiado a muerte. ¿Podrá cambiarse este designio histórico?

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también