Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Béisbol cubano rumbo al Clásico Mundial: Preparación de máximo rigor

| 128
Archivo de Cubadebate AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/

Archivo de Cubadebate AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/

Por Antonio Díaz

“He estado en casi medio centenar de preparaciones para eventos internacionales y nunca había sentido tanto rigor”, dijo a JIT el villaclareño Ariel Pestano, receptor por más de un decenio de equipos Cuba de béisbol.

Su manera de definir cómo andan los entrenamientos en el estadio Latinoamericano se ajusta a lo apreciado por quien visita la legendaria instalación donde 56 hombres sueñan con el III Clásico Mundial bajo la égida del mentor Víctor Mesa y el jefe técnico Jorge Fuentes.

“Puedes preguntarle a cualquiera. Está fuerte y todos intentamos hacer las cosas bien porque nadie tiene asegurado el puesto”, abundó el enmascarado bajo el tórrido sol veraniego.

El más veterano de los convocados (38 años) también es uno de los seis subcampeones de la primera edición del certamen orbital que buscan asistir desde el día 20 del próximo octubre a la gira de un mes por Europa y Asia.

Los otros son los espirituanos Yulieski Gourriel (tercera base) y Frederich Cepeda (jardinero), el cienfueguero Norberto González, el habanero Rudy Reyes y el pinero Michel Enríquez (ambos también antesalistas).

Ese último, regresado después de una operación en una de sus rodillas, ratificó que prima gran espíritu de consagración.

«En esta preselección no se habla de puntualidad ni disciplina porque eso está impregnado en todos nosotros. Aquí tratamos del volumen de trabajo, de los juegos… Los de más experiencia trasladamos conocimientos y aunque nos estamos eliminando es como una familia», expresó el otrora capitán.

¿En que centran el trabajo por estos días?, fue pregunta obligada.

«Buscamos incrementar bateo y velocidad en el corrido de las bases, y ensayamos acciones, entre otras cosas, a la vez que jugamos», abundó.

De las jóvenes revelaciones del pitcheo cubano el holguinero Pablo Millán Fernández (21 años) vive el orgullo de compartir “sudores y cansancios” con estrellas ya mencionadas y otras asistentes al II Clásico como el inicialista capitalino Alexander Malleta, el serpentinero avileño Vladimir García y el receptor pinareño Yosvani Peraza.

«Los lanzadores centramos el día a día en el control de los envíos, a la vez que aumentamos la carga de trabajo», expresó.

Pitazos, voces de mando, sonidos impactados por bates y el movimiento constante hacen del Coloso del Cerro escenario de dinamismo hasta el cierre de cada sesión.

El mentor Víctor Mesa defiende el criterio de que no es un “manjar” el grupo en que se encuentra Cuba junto a Japón, China y un cuarto elenco por definir.

«Algunos nos dicen que estamos en un grupo fácil, pero no es así. Los asiáticos han crecido mucho y vamos contra el dos veces campeón», sostuvo en referencia a los nipones.

«No digo que no podemos clasificar para la otra ronda, digo que es difícil porque hasta China juega pelota y habría que ver cuál es el equipo que complete, pues puede ser Canadá, ya clasificado, o Panamá, si gana en noviembre», apostilló.

El grupo A, destinado al Fukuoka Dome y comandado por el local Japón, iniciará el 2 de marzo, cuando también lo hará el B, que integran Holanda, Australia y Corea del Sur y debe sellarse con Taipei de China, aún necesitado de plaza para mostrarse como anfitrión en el Intercontinental de Taichung.

Los equipos incluidos en los colectivos C y D pugnarán desde el jueves 7 de marzo en los estadios Hiram Bithorn, de San Juan, Puerto Rico, y Chase Field, de Phoenix, Arizona, en Estados Unidos.

Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela lo harán en suelo borinquen; e Italia, México y Estados Unidos en territorio norteño.

A cada grupo le falta una nómina para totalizar la cuarteta, aunque las series clasificatorias ya otorgaron boletos a España y Canadá.

Panamá y Taipei de China acogerán en noviembre otras dos porfías de ese tipo y entonces se definirán las ubicaciones pendientes.

Tomado de JIT

Se han publicado 128 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • WDF dijo:

    a ver rudy no est luchando por anda el va seguro….

  • dankaminsky1984 dijo:

    Blablablabla……ese Pestano si que es muelero, dice que NADIE tiene seguro su puesto en el equipo, ahí hay 3 que no fallarán y lo sabe hasta la biblia, es él mismo, Yuly y Cepeda, los demás que la nluchen exectuando al picheo ok. Saludos

  • Nino Fabré dijo:

    Buenos dias a todos,creo que hoy me toca hacer el primer comentarioy voy a ser breve,solamente una cosa que me preocupa,en primer lugar les diré que soy Santiaguero:hay Foristas que la han cojido con Bell y algunos Santiagueros que están en la pre seleccion,se habla que se debe conformar el Equipo por rendimientos y no por nombres,si esto fuera así que hace Michel Enriquez en esa plantilla;claro por NOMBRE:Saludos Nino

  • cienfueguero dijo:

    Sr. Periodista Antonio Díaz:
    Falta un sexto de los mencionados que fueron subcampeones en el primer Clásiso: NORBERTO GONZÁLEZ, que de hacer el Cuba en esta oportunidad, sería el único picher cubano que ha participado en los tres eventos.
    Hace unas semanas en una entrevista publicada en el periódico provincial de Cienfuegos manifestaba que haría todo lo posible por estar en el equipo Cuba que va al Clásico y ya demostró en Holanda su valía.
    Por favor, en aras de la justicia, corrijan este dislate.

  • Castillo dijo:

    ¿Se acabó la Serie Nacional?
    Elsa Ramos | Martes, 18 septiembre, 2012 | Periodico Escambray de Sancti Spiritus

    La nueva estructura propuesta por la Comisión Nacional de Béisbol genera más críticas que aplausos.

    Esta es, apenas, una opinión más de las miles que por estos días hacen arder a Cuba a propósito del anuncio de una nueva estructura para la Serie Nacional de Béisbol en su versión 52.

    Veamos las dos caras. Lo primero es la lógica exclusión de Metropolitanos, un sinsentido que viró patas arriba la pasada campaña. Lo otro es la implantación de un todos contra todos “de verdad” y más justo, algo que ya existía a pesar de la división por zonas para definir clasificados, una variante que, no obstante, dotó de rivalidad y expectativa a nuestra pelota.

    El aspecto más neurálgico, desde mi perspectiva, es la limitación de la fase clasificatoria a 45 juegos y una segunda de 42 para los ocho más ganadores, que por demás parten de cero. Ello evitará ver en play off a un equipo con menos victorias que uno de los excluidos. Otro punto rojo resultan los refuerzos a partir de “los que se quedaron”, lo cual convierte a la Serie Nacional en otra cosa.

    Vayamos por partes. Sin hablar de las estadísticas, que nadie sabe cómo contarán, romper una estructura que, con todo y sus manquedades, funcionó para el espectáculo como ninguna otra obviamente supone un riesgo.

    Reconozco que la variante obligará a los conjuntos a jugar al “full” todos los días para conseguir un boleto. Mas, cualesquiera que sean las “víctimas”, lo cierto es que casi 200 peloteros están condenados a jugar solo 45 días y con ellos las provincias a las que pertenecen. Si se plantea que el pelotero solo se hace jugando, ¿es esta una propuesta a favor o en contra del desarrollo? Los no elegibles, ¿se reincorporarán al trabajo, a los entrenamientos o serán declarados “disponibles”?

    ¡Cuidado! Con el cierre de esos estadios por casi 10 meses se pueden apagar no solo sus luces; puede apagarse la mitad del país o quizás más. ¿O alguien pensará que cuando se elimine a Camagüey, por citar un ejemplo, los habitantes de aquella provincia sintonizarán por miles a Industriales? Para la afición de la isla lo más importante no es tal vez aspirar a clasificar, sino llenar un estadio para seguir a su ídolo Michel Enríquez. En medio de las carencias recreativas en que está sumido el país, ante la creciente decadencia del deporte-espectáculo, la Serie Nacional es la única capaz de arrastrar miles y tal vez millones de personas.

    No hablo de estadios que a veces no se llenan por la “conspiración” de los horarios vespertinos, los desmanes de un loco calendario como el de la serie anterior, o por la insuficiente pasión con que juegan algunos peloteros. Me refiero a quienes la siguen por las trasmisiones radiales o hasta de oídas. La pelota ocupa el tiempo y sobre todo la mente de la gente, aunque sea para comentar el último out del partido reciente, para seguir al líder jonronero o criticar la jugada más polémica. Hace vivir, conmina a tertulias y hasta hace olvidar, al menos por unas horas, algunas de las angustias cotidianas del cubano: la subida de los precios, la guagua que no pasa o la frazada de piso que se pierde.

    ¿Qué queda entonces para el cañero que con la mística del último jonrón anima su cansancio bajo el Sol o para la ama de casa que cocina a la par de la última jugada, por solo citar dos polos del ajiaco de aficionados al béisbol

    ¿O alguien aspira a regir desde reglamentos y disposiciones el gusto de la gente que suda y siente por su pedacito, por pequeño que sea?

    Sobre el tema de los refuerzos, ¿quién garantiza el rendimiento posterior de los “cinco excluidos” después que, aunque sea desde el banco, decidieron la clasificación de su elenco? ¿O de los cinco que irán a la banca, pues los directores están obligados a darles plaza efectiva a los refuerzos que pidan? Santa democracia. ¿Qué tan felices o conformes podrán sentirse los aficionados espirituanos o pinareños si su título llegase de la mano de un “prestado”? ¿Los elegidos jugarán con el corazón por la camiseta impuesta o para encandilar a los técnicos a fin de hacer el grado en el Cuba?

    Tratar de complacer a una nación donde cada habitante se cree con la verdad absoluta en cuestiones de béisbol es poco menos que imposible. Directivos y técnicos deben ser lo suficientemente capaces para, sin desconocer la opinión pública, llegar a la solución más viable. Y si no lo son, deben tener la humildad de ceder sus puestos a quienes tengan la capacidad que se requiere para ello.

    Y ya que están de moda los términos, valga una precisión: los destinos del “patrimonio deportivo de la nación” son demasiado serios como para que la Federación Nacional de la disciplina recorra el país con el argumento de sopesar criterios cuando al parecer ya todo estaba cocinado.

    La Comisión Nacional, ¿se peina o se hace papelillos? O arriesga todo por una medalla que, además, debe ser siempre de oro si intenta acallar detractores, o defiende su principal espectáculo.

    Si estuviese convencida de que con estos cambios nuestro béisbol restañaría sus manquedades, no dudaría en levantar ambas manos.

    No será con parches internos que elevaremos calidad. Seguiremos cocinándonos en nuestro propio caldo, sin una proyección internacional que nos inserte en un béisbol superior, que no es sinónimo de un título en Holanda. El ejemplo más reciente lo aportó el Primer Mundial sub 15, en México, donde tampoco obtuvimos el oro pese a la ausencia de elencos de Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Australia.

    ¿Qué tanto se elevará el techo de la pelota cubana si con concentración de calidades incluida no se ha extirpado ni la falta de entrega y de pasión en los protagonistas ni el egoísmo de querer brillar cada quien por su lado?

    No es con cambio de estructuras que lo lograremos. Las cojeras de nuestra pelota comienzan desde la base, cuando fallan cuestiones básicas como un bate, un guante o una alimentación decorosa; les falta carácter a la Liga de Desarrollo y a los campeonatos nacionales de las categorías inferiores; las captaciones no ahondan en todos los parajes en busca de mejores talentos y estos se fuerzan, algunas veces, por el sociolismo o la complacencia; sin obviar ciertas tentaciones que incentivan la fuga de talentos.

    Tampoco será elevando el precio de entrada a los estadios que esa atención se hará efectiva, mucho menos cuando algunos hasta lo piensan para regalar sus centavos por un espectáculo que no cubre sus expectativas.

    Al béisbol cubano le falta un techo, pero no es este de guano que ahora se nos propone. Más bien le faltan cimientos. ¿Por qué no pensar en una selectiva con cualquiera de sus variantes? Para ello habría que despojarse del miedo al riesgo sin aspirar a que se parezcan a aquellas antológicas que compitieron en ardor y hasta superaron la Serie Nacional.

    En todas las ligas del mundo existe un Mayabeque, un Isla de la Juventud, un Camagüey y también un Industriales. Que me disculpen, pero el arraigo, la sangre y el amor no se pueden regir por decretos.

  • JORGE dijo:

    ha entrenar el bateo con ese espíritu de disciplina, que nuestro defecto es el bateo, lo repito el bateo y el picheo asiático siempre nos domina por eso no me canso de decir que es necesario ajustar los bates sobre todo del desesperado despaine, que puede ser mas grande si aprende a seleccionar los picheos, si se puede clasificar pero ojo ahi que batear, batear y batear

  • JLCM dijo:

    Es el mismo discuso un año tras otro, para Pestano siempre el ultimo entrenamiento es el más fuerte, claro cada año está más viejo, por mi parte pienso que Cuba debe ganarse la confinanza de sus seguidores ganando un torneo importante, lo demás será siempre mucho embullo, mucha espectiva y mientras no demuestren lo contrario muchos papelazos

  • Noticia dijo:

    No se preocupen Victor Mesa dijo en una conferencia de pensa que convocara a los Cubanos que juegan en las grandes ligas indispensables para ganar este 3er Clasico Mundial de Beisbol, resaltan los nombres de Alexei Ramires 2B, Kendri Morales Center Field, Designado o 1B, Riquibili Betancourd 3B para sentar a Yuliesky, Yoenis Cespedes CF, RF, Juan Miranda 1B, como tambien a los Picher Adorlis Chapman, Liban Hernandez, Yuniesky Maya..entre otras propuestas todavia en discusion. Se dispone llevar un maximo de 10 jugadores que no actuen en la Liga local para reforzar a la mayor de las antillas…

  • GERVA dijo:

    CASTILLO, MUY BUENAS REFLEXIONES QUE LAS COMPARTO AL 100%, LA CAUSA ESTOY SEGURO QUE DESCANSA EN OTROS PROBLEMAS Y NO EN LA ESTRUCTURA. ¿CÓMO PODEMOS DESARROLLAR UN DEPORTE SI POR EJEMPLO, LOS JUVENILES NO JUEGAN CASI NI 20 PARTIDOS AL AÑO EN SU CAMPEONATO?, ¿SI HAN DESAPARECIDO EN LA MAYORÍA DE LOS TERRITORIOS CAMPEONATOS Y LIGAS QUE MANTENIAN ENCENDIDO EL GUSTO Y EL DESEO DE LOS AFICIONADOS Y DEPORTISTAS? DE TODAS FORMAS, SI LA ESTRUCTURA ES AHORA LA QUE ESTÁ EN JUICIO, ¿POR QUÉ NO OLVIDAR UN POCO LA DIVISIÓN POLÍTICO ADMINISTRATIVA Y PENSAR EN UN CAMPEONATO MÁS ABIERTO CON MENOS EQUIPOS DE PELOTEROS MÁS SELECTIVOS? ELEVEMOS LA CALIDAD Y LA AFICIÓN LO AGRADECERÁ.

  • H@cker dijo:

    Mis saludos Jorge pero me parece que usted no está siendo justo con el inmenso Despaigne, creo que se va con bolas malas la misma cantidad de veces que lo podría hacer cualquiera como Cepeda o Yulieski o tantos otros, tal vez no ha mirado los verdaderos números ni ha participado de las realidades porque cuantas veces ese “desespera Despaigne” como usted le llama a sacado ÉL SOLO al equipo del hueco a ritmo de fuerza, de más estará decir que de ser así no es por tener mal tacto, ah, en ocasiones, como muchos, se desespera por tener que hecharse al hombro un equipo que no produce, ya sea por deficiencias del bateo o por las inmensas lagunas que asechan a nuestro picheo en los últimos tiempos, pero la realidad de que el equipo nacional no llegue a donde su aficción aspira no creo sea solamente de Despaigne y algunos más, tal vez debería buscar un poco más. Mis disculpas por no compartir su criterio pero honor a quien honor merece y si hay alguien que se lo ha ganado en Cuba entera ese es DESPAIGNE.

  • Alexi dijo:

    Buenas,ante todo, principalmente espero un gran alegrón para el pueblo por parte de nuestro equipo de Béisbol y que mejor chance para hacerlo que en el Clásico.Imajínense si tuvieran una buena actuación,o mejor, que fueran campeones porque creo que la calidad la tenemos.También decir quiero que la venidera serie esta diseñada pensando solo en el Clásico,antes mencionado, y que para la próxima temporada existirián nuevos cambios en la estructura.Soy espirituano y con esta estructura los Gallos tendrán que luchar bien fuerte pues al eliminar las dos zonas y con solo 45 juegos hay que ganar bastante y los equipos del Oriente bien sabemos que últimamente son más dominadores que los del Occidente creo que en Play Off estarán presente mucho más equipos del este que del oeste del país.Creo que S.Spíritus posee un gran equipo de pelota que nunca ganará nada,hasta que no se demuestre lo contrario y no creo que suceda algo extraordinario por parte de los Gallos,aparte de lo que nos tienen acostumbrados, así que con muy pocas expectativas espero el comienzo de la próxima serie.HA y soy fan del BARSA VISCA BARSA y LIONEL también.Culé Culé Culé.

  • roger dijo:

    Si Pestano siente el rigor entonces que se retire

  • SHREK dijo:

    FELICIDADES PARA LA PERIODISTA ESPIRITUANA ELSA RAMOS, POR NO TENER MIEDO DE DECIR LA VERDAD

  • Cachorro dijo:

    Para que tanta preparacion si todo el mundo sabe que ERROR-Barruena va ser el torpedero aun sabiendo que Manduley es mil veces mejor. El amor a primera vista mata.

  • Vito dijo:

    No cabe duda, ese Rudy Reyes es el seguroso del equipo.

  • el teacher dijo:

    les comento que el destacado torpedero del equipo de las tunas Alexander Guerrero ha manifestado aquí en su pueblo natal que no desea continuar jugando el beisbol ha raiz de la integración de la preselección cubana de la cual fue excluido sin darle explicación alguna despues de haber tenido un excelente desempeño en la pasada serie nacional,estimamos que fueron llamados dentro de estos nuevos seleccionados peloteros que rindieron menos que el,creemos que se le debe una explicación.

  • FRGP dijo:

    Victor y Fuentes deben de quemar las naves para que el equipo llegue al maximo nivel cuando comience el Clasico…Y por favor que se lleve a los mejores, mejores preparados y por cada una de sus funciones y aportes al equipo…La velocidad,las estrategias en la ofensiva y la defenciva asi como mejorar la seleccion de los lanzamientos a la hora de conectar son cosas que se deben mejorar para que no suceda aquello que nos paso en otras ocasiones que no correjimos la dieta de los nuestros y por deficit de vitamina A se confirmó que los asiaticos lanzan la bola por debajo de la tierra, sino le preguntan a IVAN…

  • BCS dijo:

    Guerrero tiene que estar en ese equipo, se necesitan bateadores de largo metraje, Michel Enrique tiene que ir si está en buena forma. Porque es un pelotero que la da. Recuerden lo que paso cuando excluyeron al señor 400 en el otro clásico, dos lechadas frente a Japón, el primero Cuba llegó a la final a palos

  • Ayan dijo:

    Castillo:

    Mis respetos para usted y su criterio, pero es hora de poner en su lugar a un grupo de peloteros, si se les puede decir así, que no les interesa entrenar y prepararse bien sino estar gastándole al país recursos que con tanto sacrificio destina al baseball.

    El que no se preocupe en rendir tiene que irse, y por el desarrollo de los peloteros, no te preocupes, el que todos los años no rinde, nunca va a rendir, de ahora en adelante hay que prepararse si se quiere ser alguien.

    Por otra parte pienso que los equipos en Cuba no tienen banco, por lo que los buenos siempre van a caber en algún equipo.

    Por mi parte estoy muy de acuerdo con esta estructura.

  • Gretchen dijo:

    Mi comentario es respecto a las fotos que aparecen en la página inicial de Cubadebate. Hace casi un mes las fotos que aparecen son del Vedado y son las mismas. Tantos lugares bonitos que hay en la Habana o en cualquier lugar del país, por qué siempre son las del Vedado y las mismas? Espero tomen en consideración mi sugerencia y cambien las fotos. Muy agradecida. Gretchen

Se han publicado 128 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también