Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

El peligro de tsunami cuelga sobre 23 centrales nucleares

| 2

central-nuclearEn una investigación publicada en la revista 'Natural Hazards', un grupo de especialistas trazaron un mapa de las áreas geográficas con mayor riesgo de enfrentar un tsunami en el planeta. Los resultados, han identificado a 23 centrales nucleares ubicadas en estas peligrosas zonas.

"Se trata de la primera visión de la distribución mundial de centrales nucleares civiles situadas en primera línea de costa y expuestas a tsunamis", asegura José Manuel Rodríguez-Llanes, coautor del estudio e investigador en el Centro de investigación en Epidemiología de Desastres (CRED, por sus siglas en inglés) de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). Los autores se basaron en el registro histórico, arqueológico y geológico, además del instrumental para establecer el riesgo de tsunamis.

A pesar de que el riesgo de estos desastres naturales amenaza a prácticamente toda la costa oeste del continente americano, la costa atlántica hispano-portuguesa y norte africana, el Mediterráneo oriental y zonas de Oceanía, es sobre todo en el sur y sureste asiático donde la amenaza es mayor por la presencia de centrales atómicas.

Para Debarati Guha-Sapir, también coautora del estudio e investigadora en el CRED, "el impacto de los desastres naturales se está agravando, debido a su creciente interacción con instalaciones tecnológicas".

El impacto en China

Unos 27 de los 64 reactores nucleares que en la actualidad están en construcción en el mundo se encuentran en China, lo que demuestra la inversión masiva en poder nuclear del gigante asiático. "Pero más importante aún es el hecho de que 19 -dos de ellos en Taiwán- de los 27 reactores se están construyendo en zonas identificadas como peligrosas", afirman los autores en el estudio.

En el caso de Japón, que en marzo de 2011 sufrió las consecuencias del mayor tsunami de su historia, son siete las centrales que están en riesgo con 19 reactores, de los que uno está en la actualidad en construcción. Corea del Sur está ahora expandiendo dos centrales con cinco reactores en riesgo. India (dos reactores) y Pakistán (un reactor) también podrían sufrir las consecuencias de un tsunami en sus centrales.

"El emplazamiento de instalaciones nucleares no sólo tiene implicaciones para los países que las alojan sino que también compete a los territorios que podrían verse afectados en caso de fuga radioactiva", subraya Joaquín Rodríguez-Vidal, autor principal e investigador en el departamento de Geodinámica y Paleontología de la Universidad de Huelva.

Según el trabajo, se deberían aprender lecciones del accidente de Fukushima. Para los autores, la prevención y los estudios científicos previos son las mejores herramientas para evitar este tipo de desastres. "Pero desde el tsunami de 2004 en el océano Índico no se han tomado medidas políticas efectivas", advierten los investigadores.
La crisis de Fukushima ocurrió en un país muy desarrollado, con uno de los más altos estándares de conocimiento científico e infraestructura tecnológica. "De haber ocurrido en un país menos equipado para gestionar las consecuencias de la catástrofe, el impacto hubiese sido mucho más serio para el mundo", certifican los expertos.
Por ello, el profesor Rodríguez-Vidal aconseja elaborar análisis más locales, que consideren el efecto-sitio en cada central nuclear, y determinar la adecuación de las instalaciones que se han identificado en este estudio.

(Tomado de El Mundo)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • gallo dijo:

    Interesante resulta esta información, donde se puede apreciar el incremento en las posibilidades de fugas radiactivas (y solamente por tsunamis) en varias regiones del mundo, su afectación directa para los habitantes de las zonas donde están enclavadas dichas instalaciones, lo cual dice mucho del papel del hombre, los medios, los pueblos y gobiernos directamente implicados, en la percepción (diría yo mejor: la ocultación) de riesgos para la vida, pero también la de los habitantes de todo el planeta, pues lamentablemente se va olvidando y tal vez ni se este monitoreando convenientemente por ningún país lo que esa misma central de Fukushima ha vertido y vierte al ambiente luego del accidente, es decir al mar y al aire que usamos todos pues circula en el planeta y ni los avances científicos en los países "mas desarrollados"... han podido ni podrían de momento controlar. Pienso que pasara con esto algo similar a lo que ocurre con el incremento de casos de tiroidismo luego de lanzada la bomba atómica.. con los alimentos transgenicos que ganan terreno a pesar de todo.... ahorita a nadie le importa.
    Nada... que vamos montados en un carrito loco y no nos podemos bajar... Que ingenioso seria lograr una especie de foto o caricatura (preferiblemente vendible para estos tiempos que corren) de estas cosas que nos están pasando... capaz de captar el suceso inglorioso y nuestras caras en el momento preciso que tomamos conciencia de donde estuvo el error... para llevar, guardar y recordar cada vez que nos desviamos o nos desvían!!

  • Pacifista dijo:

    No solo debemos preocuparnos de tsunamis, ahora también de la radiactividad que puedan desatar.Con el cambio climático y la elevación de las aguas, estas amenazas se incrementan. Mientras, es mejor estar preparado para cuando lleguen las olas destructoras.
    En el sitio siguiente se brindan una serie de interesantes recomendaciones para evitar ser victimas de tsunamis en cualquier parte del mundo:

    http://tsunamis-medidas-de-supervivencia-para-todos

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también