Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Expedición busca en el Pacífico pistas de la aviadora Amelia Earhart

| 4
Amelia Earhart

Amelia Earhart

El líder de una expedición de científicos y aficionados al sur del Pacífico, que buscan resolver el misterio de la desaparición de la pionera de la aviación Amelia Earhart, prometió el martes que buscará pistas bajo cada piedra.

Richard Gillespie, director del Grupo Internacional para la Recuperación de Aviones Históricos (TIGHAR), dijo que utilizará tecnología que antes no estaba disponible para descubrir qué sucedió con la piloto cuando desapareció hace 75 años.

“Estamos utilizando los últimos métodos para conseguir filtrar los hechos del mito”, dijo a Gillespie a la AFP.

Earhart (1897-1937), uno de los pilotos más importantes de la historia de la aviación, desapareció en 1937 a los 39 años mientras intentaba dar la vuelta al mundo.

La expedición partió este martes hacia la remota isla Nikumaroro en Kiribati, en la zona centro oeste del Pacífico (2.000 km al sur de Hawai), en un intento por establecer si Earhart pudo haber sobrevivido a la aparente caída de su avión.

El barco de exploración de la Universidad de Hawai zarpó del Puerto Snug, sin fanfarrias y bajo un cielo oscuro y con lloviznas, en dirección a Kiribati para iniciar una odisea de 26 días. Sólo el viaje de ida hasta ese archipiélago toma ocho días de navegación.

“Vamos a decir que la lluvia nos traerá buena suerte”, dijo Ric Gillespie, director ejecutivo del Grupo Internacional para la Recuperación de Aviones Históricos (TIGHAR). “Será una nueva tradición”, añadió.

“No obtendremos de inmediato una solución al misterio una vez que estemos en el terreno dentro de ocho días (…) pero traeremos a Honolulu imágenes que podremos enviar a los expertos para verificar si encontramos parte de su avión”, aseguró.

Una serie de pistas hacen suponer a Gillespie que la aviadora estaba en esa zona cuando desapareció el 2 de julio de 1937, entre ellas los pedidos de ayuda por radio que se recibieron -y descartaron- en el área.

“Con programas de computación que son capaces de recrear el ambiente electromagnético de 1937, podemos hacer un análisis de las señales de radio que fueron desestimadas por las autoridades en aquel entonces”, dijo Gillespie.

“Tenemos dos posibilidades: o bien ella estuvo en tierra en las islas Phoenix (a la que pertenece el atolón Nikumaroro) enviando angustiadas señales de radio durante seis días; o había un bromista en la zona que transmitía con esa frecuencia, imitaba su voz y sabía detalles personales sobre ella”.

Un barco de carga que transporta el equipamiento y una tripulación de unos 20 científicos partieron desde Hawai para explorar durante 10 días tanto la isla como una pendiente submarina del arrecife en el extremo oeste del atolón.

Cuando su avión desapareció, Earhart estaba volando con su copiloto Fred Noonan en la última etapa de una ambiciosa vuelta al mundo a lo largo del Ecuador.

La aviadora, con varios récords en su haber, entre ellos el de ser la primera mujer en cruzar el Atlántico en avión, había despegado desde Papúa Nueva Guinea y se dirigía a la Isla Howland para abastecerse de combustible, antes de volar un largo tramo final hasta California.

En lo que resultó ser su último mensaje de radio, Earhart dijo que no lograba encontrar la Isla Howland y que el combustible se estaba acabando.

Varias misiones de búsqueda y rescate fueron ordenadas por el entonces presidente Franklin Roosevelt, pero jamás se volvió a saber de ella ni de Noonan.

Su desaparición generó muchas teorías conspirativas. Una afirmaba que Earhart estaba en manos de las fuerzas imperiales japonesas como una espía. Otra aseguraba que había llegado a destino, pero tras cambiar su identidad, se había instalado en Nueva Jersey (este).

Sin embargo, presuntos restos de avión fueron encontrados por residentes de la isla en los años siguientes.

Los expertos de TIGHAR tienen la hipótesis de que Earhart y Noonan llegaron a la actual isla Nikumaroro, entonces una posesión británica conocida como Isla Gardner, y lograron sobrevivir durante un período indeterminado de tiempo.

Este pequeño atolón de coral deshabitado se encuentra a unos 480 kilómetros al sureste de la isla de Howland.

Gillespie dijo que de hallarse algún resto no se retirará, sino que será fotografiado y su ubicación cuidadosamente registrada para una futura expedición.

(Con información de AFP)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Antón dijo:

    Qué bueno que existan estas tecnologías nuevas. A ver si algún día también descubren el misterio tras la muerte de Camilo Cienfuegos.

  • Abel Sosa Martínez dijo:

    Si esta afamada aviadora desaparecio hace 75 años y en medio de un inmenso territorio, por que no realizar un esfuerzo similar para intentar localizar los restos del Comandante Camilo Cienfuegos, desaparecido hace poco más de medio siglo, en las inmediciones de las costas cubanas; los nuevos avances cientificos y técnicos ahora permiten emprender esa misión

  • Witzig dijo:

    O saber adonde fue a parar Matías Pérez ….

  • lily carabine dijo:

    Abel, se trata de intereses…………..

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también