Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Olavo Alén: “La mujer cubana camina como nengonera”

| 10

olavo-alen1Por Pablo Soroa Fernández

“La mujer cubana no camina como rumbera, ni al estilo del danzón, sino como nengonera”, afirmó el afamado musicólogo Olavo Alén Rodríguez, al intervenir en el VI Festival del Changüí Elio Revé Matos que se realiza en Guantánamo, en el extremo oriental de la Isla.

Investigador, autor de libros y profesor de vasta experiencia, Alén expuso su visión sobre un tema que ronda entre lo cultural y lo sociológico al acercarse a los orígenes del son cubano, durante el coloquio “Rafael Inciarte. Simientes, paralelos y proyecciones del Changüí”.

En su original ponencia explicó que las intérpretes de rumba “enseñan, muestran”, las danzoneras “ocultan”, mientras las que bailan el “nengón” -célula original del Son montuno surgida en la Sierra Maestra- se distinguen por “insinuar”.

“Tales características mueven a algunos europeos a exclamar que el andar de sus conciudadanas asemeja a una marcha y el de las cubanas una danza popular, por su riqueza de movimientos”, subrayó el disertante.

Expuso que el instrumento musical originado para practicar el mencionado ritmo fue la guitarra, devenida luego en “tres” , y que el primer género musical lo constituyó el Nengón, ambos surgidos hace cerca de tres siglos en las serranías surorientales.

El changüí, precisó, nace paralelo al Son y no es un desprendimiento de este: ambos tienen como padre común al Nengón, de cuya paternidad -al igual que la de una de sus variantes, el Kiribá-, los habitantes de Imías y Baracoa, en la provincia de Guantánamo, se ufanan con más sentimientos que exactitud.

Así, evocando al popular número del Trío Matamoros La Mujer de Antonio (“que camina así”…), el Doctor en Filosofía (especialidad musicológica) de la Universidad alemana de Humboldt considera que las raíces más profundas de la música cubana se expresan en las más comunes acciones de quienes habitan en la mayor nación del Caribe.

Durante la jornada científica se presentaron también las ponencias Inspiraciones soneras de Lilí Martínez, en los conjuntos de Arsenio Rodríguez y Félix Chapotín, y Madera Limpia, otra visión del changüí guantanamero, entre otras.

Esta edición del Festival del Changüí se dedica a la bailiarina Evelina Noblet, al bongosero Andrés Fistó y al Grupo Estrellas Campesinas.

A la par del coloquio se realizan actividades artísticas por una veintena de agrupaciones, donde destacan las orquestas Los Van Van, de Juan Formell, y Elito Revé y su Charangón.

(Tomado de la AIN)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Voz popular dijo:

    Debieran de haber puesto un video con nengón para que lo conocieran muchos extranjeros e incluso cubanos. Yo soy mexicano y les puedo asegurar que hay muchos habaneros que no conocen el nengón, el kiribá y el changüí.

  • La Explosion Naranja dijo:

    MUY INTERESANTE Y CONCUERDO CON EL COMENTARIO ANTERIOR, HAY QUE TRANSMITIR EN HORARIOS DE ACCESO PARA TODOS ESTOS BAILES TIPICOS, EXPRESION GENUINA DE NUESTRAS RAISES MUSICALES, ESTO ES LO QUE TANTO REPETIMOS Y NO CUMPLIMOS, Y ¿COMO NUESTRAS JOVENES GENERACIONES VAN A CONOCER DE DONDE VIENE NUESTRA MUSICA?, SEGURO ESTOY QUE ESTA ES UNA FORMA DE COMBATIR EL FENOMENO DE TRANSCULTURACION QUE TANTO DAÑO CAUSA A NUESTROS PAISES.

  • La Bayamesa dijo:

    El nengón se cultivó durante mucho tiempo en los llanos del Cauto, se desprendía de los cantos vaqueros de los hombres del campo. Justo es que se reconozca la trayectoria y permanencia del género; en Santiago de Cuba existe la familia Valera Miranda, que los retomó hace un tiempo y cuyos temas fueron incluidos en un CD. Considero que hay que promocionarlos más en nuestros Medios y hablar de el, sobre todo HABLAR. Invito a los lectores a que visiten Bayamo, para que aprecien los movimientos insinuantes al caminar de las mujeres de esta ciudad, cuya belleza es reconocida en todo el país.

  • Guillermo Sánchez Rassé dijo:

    De un Guantanamero:

    Hermanos para ver y oír el Changui legitimo, solo se siente o se palpa en las intrínsecas o lejanas montañas guantanameras, es algo indescriptible que solo los montañeses de estas tierras interpretan en las madrugadas con sus originales instrumentos musicales y un traquito de ron del lugar. !Que placer, gozarlo junto a ellos!

    Todo está en el alma que se le pone al ejecutarlo y en la sangre que se lleva de generación a generación. Mirar hacia la España lejana o al África entera, quién sabe…

  • Ernesto dijo:

    Leyendo el articulo me doy cuenta de cuantas lagunas tenemos en la cultura cubana, donde mejor se conserva las tradiciones de esos bailes es en Baracoa , ahora parece como si se descubriera el agua tivia con que musica se baila en los campos de Baracoa si no es con Nengon y el Kiriba y resulta que en pleno siglo XXI los estudiosos lo descubren .Recuerdo en mi ninez el recorrido con mi viejo por todos esos lugares (Yumuri,Jamal,El Toa ,Mandinga ) en fin gracias a esos guajiros no se perdio una parte importante de nuestra cultura que no solo incluye musica sino bailes narracion oral y hasta la buena comida criolla

  • Zugor Seg. dijo:

    Muy cierto lo planteado por los foristas todos. Coincido con Voz popular y la Explosion Naranja.
    Yo mismo solo acabo ¡ahora mimo! de enterarme que existe. Tanto programa que hay de Ballet (lo merece) de rock, de rap,(no los merecen, puro ESNOBISMO PURO DE LOS QUE LOS HACEN) y tanta cosa que parece y ¡NO ES MUSICA!!! ¡por mucho que diga quien lo diga!. El respetable simpre es quien tiene la razón, pues finalmente es para quien esta destinado y la consume.
    Programas para oir el Nengon,kiribá y el changüídel monte, que lo promuevan como merecen y dejen de “poner tanta BASOFIA” ESNOBISTA E IMITADORA DE A-FUERA Y DE MALISIMO GUSTO, QUE YA NO SE IDENTIFICAN DE DONDE SON SON.
    Verguenza debia darnos que muchos no conozcamos del Nengon y el Kiribá, siendo de nuestras raices.

  • Tony M. dijo:

    Estoy seguro que la Televisión Serrana debe tener materiales que hablen al respecto. Una pena que se pongan tan pocos materiales facturados por esa gente que, con una lata y un palo, han echo tan buen trabajo.
    Soy un pichón de orientales. Mis padres emigraron a finales de a década del 40. Ambos de familias numerosas y muy pobres, fueron los primeros en llegar a La Habana. Luego de ellos, ya todos están acá (los últimos, arribaron en los primeros años del triunfo de la Revolución).
    La familia de mi padre, todos procedentes del campo, eran fanáticos seguidores del Changüí. Con costumbre de vivir todos juntos, siempre me llamó la atención el ver que toda una manzana en el reparto Mazorra Boyeros)eran parientes míos en algún grado. Y en medio de tantos primos, primas, tías y tíos, estaba mi abuela con sus “sepetecientos” años aun dando órdenes y dirigiendo al resto de las mujeres.
    Recuerdo cuando en mi niñez, mis padres, mis 3 hermanos y yo íbamos a visitar a mi abuela paterna. No había día en que faltase la justificación para formar lo que ellos llamaban guateque, y ahí aparecían los guayos, el tres de mi tío mayor, las guitarras de los primos más viejos, dos tumbadoras de un vecino, uno con una cuchara en una mano y la tabla vieja con palitos atravesados donde mis tías restregaban las ropas en el lavado en la otra, otro por allá con dos cucharas y a mi viejo que casi siempre le tocaba un cajón grandote (al menos desde mi estatura por aquellos años) con un hueco en el frente y sobre el hueco unos flejes que el viejo hacia vibrar rozándoles los dedos. Aquel armatoste daba un sonido semejante al bajo (aunque creo que más bajo aun).
    Hoy tengo 50 abriles, y aun recuerdo aquellos días como los que más entrañablemente me sentía de la familia Morales.
    Eso si es cultura, y que Nitsch diga lo contrario!!

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Señores, yo que cargo ya casi sesenta años en el lomo y que, como dice el cantante; “nunca tuve más religión que un cuerpo de mujer”, les puedo asegurar que el “caminao” de las mujeres se ha degradado mucho en los últimos años.
    Hace 3 ó 4 décadas, era un verdadero espectáculo ver a aquellas mujeres caminar con tacones por las calles. !Qué contoneos¡ !Qué gracia¡ !Qué feminidad! Aquello era grandioso.
    Hoy, la mayoría parecen carretoneros caminando por un campo arado.
    No sé por qué, pero así es.
    Saludos.

  • daniel dijo:

    HOY DIA LA MUJER CAMINA CON MAS SEGURIDAD. Y EL DE ANTES , EL DE AHORA , O,EL DE DESPUES, SIEMPRE SERA BONITO.

  • cubita dijo:

    En Cuba actualmente la música popular y bailable se ha habanerizado,
    he urbanizado dejando sin importancia el desarrollo y la promoción
    de ritmos y músicos qué por decadas han cultivados estos ritmos tradicionales. Las autoridades de cultura no han profundizado en el tema, se deberia de introducir estos ritmos como materia obligatoria en las escuelas de música de todo el pais.

    El festival del Changüi es poco difundido,por ejemplo Elio Reve quien fuera un baluarte de altura dentro de la música cubana de todos
    los tiempos apenas se menciona o se estudia su capacidad de revolucionador de la música popular bailable.

    Los regineros son cantadores del Kiriba,el Negon y el Changüi que con
    mucha maestria improvisan buenos versos.

    Hay músicos que no son cubanos, como el puertoriqueno Ewin Bonilla y el Chicano Poncho Sanchez que le han hechos buenos arreglos al Nengony al Changüi incorporandolo a sus repertorio.

    El fatalismo geografico de las serranias del alto oriente cubano es
    lo peor que le ha sucedido a estos ritmos en la actualidad.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también