Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Uno menos (+ Fotos)

En este artículo: Alemania, Crímenes, Nazismo, Polonia
| 2
Foto: Christoff Stache/AFP

Foto: Christoff Stache/AFP

El antiguo guardia de campos de concentración nazis John Demjanjuk, condenado por colaborar en el asesinato de prisioneros judíos, falleció en un asilo de ancianos de la localidad bávara de Bad Feilnbach, en el sur de Alemania, informó hoy la policía local.Demjanjuk, de origen ucraniano, fue condenado en mayo de 2011 por la Audiencia de Munich a una pena de cinco años de cárcel como cómplice en el asesinato de al menos 28 060 judíos en el campo de concentración nazi de Sobibor, en la Polonia ocupada.

La sentencia no era firme, ya que tanto la defensa del condenado como la fiscalía encargada del caso habían presentado recurso contra la misma, que estaba pendiente de resolución por el tribunal Supremo alemán. Ante este hecho y la avanzada edad del acusado, que tenía 91 años y estaba enfermo, los jueces alemanes decidieron suspender provisionalmente su ingreso en prisión y permitieron que residiera en un asilo.

Demjanjuk fue condenado en 1988 a morir en la horca en Israel como presunto "Iván el Terrible" del campo nazi de Treblinka, sentencia revocada cinco años después al probarse que esa identidad correspondía a otro ucraniano, por lo que fue liberado y pudo retornar a Estados Unidos, donde había residido gran parte de su vida tras huir de Europa.

Nacido en Ucrania en 1920, Demjanjuk fue capturado como soldado soviético en 1942 por los nazis, que lo convirtieron en Trawniki o guarda voluntario de Sobibor, concebido exclusivamente como campo de exterminio y donde se asesinaba a judíos deportados desde toda Europa en la cámara de gas, unas horas después de su llegada.

El juicio en Munich se abrió el 30 de noviembre de 2009, después de que el 12 de mayo de ese año Demjanjuk fuera entregado por EEUU a Alemania tras agotar su familia todos los recursos en contra de su traslado. Empezó así un proceso marcado por la ausencia de testigos que pudieran identificarlo, puesto que apenas hay supervivientes de Sobibor, y basado en la hoja de servicios con el número 1 393, según la cual Iwan Demjanjuk -su nombre de pila antes de emigrar a EEUU- fue uno de los 120 Trawniki del campo.

El procesado sirvió como tal en Sobibor entre marzo y septiembre de 1943, año en que se desmanteló el campo. La defensa argumentaba que fue obligado a servir a los nazis, puesto que negarse equivalía a ser ejecutado, y recordó a lo largo del juicio que varios de los oficiales de las SS encargados de darles órdenes fueron absueltos por la justicia alemana en 1966.

Tanto la fiscalía como la acusación particular -en su mayoría, familiares de judíos holandeses muertos en Sobibor- declararon en sus alegatos que no aspiraban a ver en la cárcel a Demjanjuk, sino a una sentencia de carácter simbólico, dada la avanzada edad de procesado y el tiempo transcurrido.

El acusado asistió en Munich a todo el proceso en silla de ruedas, sin pronunciar palabra más que a través de su intérprete al ucraniano, generalmente para expresar su malestar físico.

(Con información de EFE)

Los documentos de un criminal

Los documentos de un criminal

Años atrás, durante un juicio efectuado en Israel.

Años atrás, durante un juicio efectuado en Israel.

Demjanjuk en dos tiempos.

Demjanjuk en dos tiempos.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mabli dijo:

    Qué lástima que haya muerto sin habérsele hecho justicia. Sus víctimas nunca tuvieron derecho a la mínima defensa,y ahora como gran contradicción, la muerte decorosa le llega como "digna salvación" a la vida que llevó.
    Me llama mucho la atención, sólo 5 años por las más de 28 060 vidas que mató. Que quizás si no fue de su mano,al menos sí de su alma,pues nunca se opuso a tal injustucia.
    Realmente desconfío mucho de los sistemas de justicias del mundo,que parecen también olvidarse de la masacre de la II Guerra Mundial, y de la que se estácometiendo en estos tiempos.
    Los Derechos Humanos tienen dos dimensones: aquellos que reclaman justicia y los que condenan a quienes se regocijan de ser injustos. Sin embargo, en este caso faltaron ambos.

  • MARS dijo:

    Creo que después de esta vida DIOS se encargará de hacer justicia, a lo mejor el hombre ,como raza, no pudo pero siempre hay una justicia divina que es superior y más efectiva,

    Solo no deseo estar en el lugar donde se encuentra él ahora " llorar y crujir de dientes".

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también