Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Grecia eliminará 100.000 millones de euros de deuda, una suma récord

En este artículo: Crisis Económica, Economía, Finanzas, Grecia
| +

grecia-y-la-bancaGrecia se prepara para eliminar 100.000 de los  más de 350.000 millones de euros que suma su deuda pública, en una operación de  reestructuración voluntaria con sus acreedores privados inédita en la historia  de las finanzas.

El récord lo ostenta por el momento Argentina, cuya deuda ascendía a 82.000  millones de dólares (unos 73.000 millones de euros entonces) cuando hizo  default en enero de 2002.

En el caso de Grecia no se trata de una suspensión de pagos, sino de un  montaje complejo, acordado por los acreedores públicos y privados del país.

¿A qué monto renunciarían los acreedores privados?

Los bancos, aseguradoras, fondos de inversión y fondos de pensión perderían  en total unos 100.000 de los 200.000 millones de euros de deuda griega que  poseen. Concretamente recibirán, a cambio de los títulos que tienen  actualmente, obligaciones nuevas cuyo valor se reducirá a la mitad.

El 15% del valor inicial de esos papeles se convertirá en obligaciones  emitidas por el fondo de rescate europeo (FEEF) y el 35% en obligaciones  griegas a 30 años. El 50% restante queda condonado.

Por qué los acreedores privados perderán en realidad más

Las nuevas obligaciones propuestas a los acreedores privados vencerán en 30  años, es decir más tarde que los títulos que tienen actualmente.

El hecho de inmovilizar el dinero más tiempo del previsto tiene un coste  para los acreedores, lo que se traducirá en una pérdida.

"Cuando te proponen reembolsarte en diez años o en treinta, siempre eliges  diez años", asegura a modo de ilustración Xavier Paper, fundador asociado del  gabinete Paper Audit   Conseil.

Además, el interés de las nuevas obligaciones será de alrededor 3,5%, muy  inferior al de los títulos que los acreedores privados tienen ahora. Ese  rendimiento menor implicará igualmente una pérdida.

En total, los acreedores habrán perdido alrededor del 70% del valor de sus  carteras actuales de deuda griega.

¿Qué ocurrirá a los acreedores privados que no participen en el canje de  obligaciones?

En teoría, el canje es voluntario. Los acreedores que prefieran no  participar deberían pues ser reembolsados según las condiciones previas al  intercambio. Pero en la práctica se expondrían a un gran riesgo y podrían  acabar perdiéndolo todo.

(Con información de AFP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también