Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

El género influye en el deterioro mental provocado por el tabaquismo

| 3

no-fumarLos hombres que fuman padecen un deterioro más rápido de las funciones cerebrales a medida que envejecen que sus pares no fumadores, lo que lleva a un fumador a sufrir el deterioro cognitivo de alguien 10 años mayor pero que no consume tabaco, dijeron científicos.

En un estudio amplio a largo plazo, investigadores británicos hallaron que mientras que parece no haber relación entre el deterioro cognitivo y el tabaquismo en las mujeres, en los hombres el hábito está vinculado con un declive acelerado, dado que las dificultades de memoria aparecen ya a los 45 años.

La investigación se suma a un amplio cuerpo de evidencia sobre los daños del tabaquismo a largo plazo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera al hábito "una de las mayores amenazas de salud pública que se ha enfrentado alguna vez".

El tabaquismo provoca cáncer pulmonar, que suele ser letal, y otras enfermedades respiratorias. También es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, principales causas de muerte a nivel mundial.

"Si bien sabíamos que el tabaquismo es un factor de riesgo de enfermedad respiratoria, cáncer y cardiopatías, este estudio muestra que además tiene un efecto perjudicial sobre el envejecimiento cognitivo que se hace evidente ya a los 45 años", dijo Severine Sabia, del University College de Londres, quien dirigió el estudio, publicado en Archives of General Psychiatry.

En una entrevista la experta dijo que una explicación para la diferencia de género hallada en el estudio podría ser la mayor cantidad de tabaco que consumen los hombres, o el hecho de que hubo una proporción considerablemente menor de mujeres que de hombres involucrados en el estudio.

El equipo de Sabia observó posibles relaciones entre los antecedentes tabáquicos y el deterioro cognitivo en la transición entre la mitad de la vida y la ancianidad, mediante datos de 5.099 hombres y 2.137 mujeres que participan de un estudio más amplio con empleados del Servicio Civil Británico.

La edad promedio de los participantes al momento de la primera evaluación cognitiva fue de 56 años.

El estudio empleó seis evaluaciones del estado tabáquico durante 25 años y tres controles cognitivos durante 10 años, y halló que los fumadores mostraban un deterioro cognitivo tan rápido como el de no fumadores 10 años mayores que ellos.

"Un hombre fumador de 50 años muestra un deterioro cognitivo similar al de un hombre de 60 que nunca fumó", explicó Sabia.

La autora también halló que los hombres que dejaban de fumar en los 10 años previos a su primer punto de evaluación cognitiva aún corrían riesgo de mayor deterioro cognitivo, especialmente en la función ejecutiva, que involucra varios procesos complejos conjuntos para la concreción de una meta particular.

Los ex fumadores que habían abandonado el hábito hacía muchos años, no obstante, no presentaban deterioro acelerado de sus funciones cerebrales o capacidades cognitivas.

Sabia dijo que se necesitan más investigaciones para descubrir por qué se registraron diferencias entre los hombres y las mujeres en este estudio, y para buscar posibles mecanismos que puedan ligar el deterioro de las funciones cerebrales con el tabaquismo.

(con información de reuters)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    No por esto, las mujeres están exentas de los daños que ocasionan más de 4000 productos tóxicos que contiene el tabaco, incluyendo una proteína a la cual nos podemos sensibilizar hombres y mujeres y provocarse la liberación de sustancias vaso activas desencadenando o agravando enfermedades.
    Los niños y niñas fumadores pasivos ingresan más en los hospitales y consumen más medicamentos incluyendo antibióticos que los no fumadores. En su orina se puede encontrar un metabolito de la nicotina, por lo que recomendamos siempre a la familia que, por el bien de los niños no fumen en la casa pues está muy bien demostrado y hay suficientes evidencias publicadas de los daños que ocasiona el tabaco a mujeres y hombres.

  • Anibal Alfonso C. dijo:

    Nadie comprende hasta que no padece cuáles son las consecuencias para nuestro sistema nervioso, del tabaquismo. Es importante llamar a la reflexión de las personas que tienen estos vicios, pues no solo se afecta sino que afecta a las personas que están en su alrededor.

  • Marietta Orellana dijo:

    Me parece muy inteligente y contradictorio a la vez que en la medida que las investigaciones acerca del daño a la salud que produce el hábito de fumar, las informaciones que se le hacen a la población por los distintos Medios de Comunicación, así como las alertas plasmadas en las propias cajetillas de cigarros y toda una gran campaña que ha sido desatada en el mundo para evitar que millones de hombres y mujeres mueran a consecuencia del dañino hábito de fumar, las Empresas Tabacaleras continuen aumentando sus producciones,y las Redes de Establecimientos Públicos, lo siguen comercializando, podría entender que en los países desarrollados y sobre todo en los que se prioriza el aumento del capital financiero que esto genera, se opongan o hagan caso omiso a lo que se está planteando por la OMS, pero creo que ha llegado el momento en que este tema sea analizado con todo rigor por las máximas autoridades del Estado y Gobierno en todos aquellos países como el nuestro, donde la Salud Pública gratuita con tanto sacrificio y dedicación una de sus mayores prioridades es proteger, cuidar y salvar vida humanas.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también