Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Haitiana embarazada llega a Camagüey: El sueño de Kethive

En este artículo: Cuba, Haití, Salud
| 30
Fidel Yudel tiene muchas madrinas y padrinos. Kethive quiso que Yerli Socarrás, con 39 semanas de gestación, otra de las pacientes, cargara a su bebé y los fotografiaran juntos.

Fidel Yudel tiene muchas madrinas y padrinos. Kethive quiso que Yerli Socarrás, con 39 semanas de gestación, otra de las pacientes, cargara a su bebé y los fotografiaran juntos. Foto: Otilio Rivero

Por Olga Lilia Vilató de Varona

Periódico Adelante, Camagüey

Port-de-Paix (Puerto de la Paz), ubicado en la costa norte de Haití, es la ciudad cabecera de ese departamento. Como sucede en ese país caribeño, este es un sitio muy desfavorecido, fundado en 1665 por piratas franceses, quienes resultaron expulsados de la isla La Tortuga por las fuerzas inglesas.

Sus habitantes sienten especial orgullo por considerar que esta es la patria chica de François Capois, uno de los líderes de la Revolución de esa nación.

Desde allí nos llegó por el territorio de Esmeralda en el mes de agosto, y sin aviso previo, Kethive Rien Amme, una chica de 23 años y embarazada. Ella se enfrascó en una aventura muy peligrosa. Fue una de alrededor de 100 coterráneos que en una embarcación pusieron proa hacia Bahamas y el mal tiempo empujó a los 90 pasajeros que sobrevivieron hasta la costa del municipio norteño de Camagüey.

Port-de-Paix, a unos 64 kilómetros al noroeste de Cabo Haitiano, no escapaba a los embates del cólera, y ella, Kethive, prefirió correr el riesgo de la fuga, antes que enfrentar la enfermedad en su estado.

A su llegada a Esmeralda enseguida recibió los servicios médicos. Llegó con ¡dos gramos de hemoglobina! y hubo que aplicarle una transfusión de sangre. Ya mejorada la enviaron hacia el hospital Materno Infantil Ana Betancourt, de la cabecera provincial, hasta que parió el 1ro. de octubre último un varoncito de seis libras y cuatro onzas, al que nombró Fidel Yudel.

Fuimos hasta el hospital Materno y el doctor Miguel Rodríguez Martínez nos comentó que Kethive llegó al hospital con un síndrome anémico ya mejorado en Esmeralda; aun así presentaba decaimiento, falta de aire, taquicardia, y abundó: “Se le hizo de todo, la única barrera era el idioma, entonces nos auxiliamos con el Profesor José Manuel Rodríguez, que domina muy bien el francés. Ella no sabía bien ni su tiempo de embarazo, tuvimos que partir de cero, la transfundimos dos veces más y el parto no tuvo complicaciones”.

La visitamos en “su nueva casa temporal”, el Hogar Materno 23 de Agosto. Tuvimos la suerte de encontrar entre las ingresadas a la licenciada Yenilien Leyva. Ella cumplió misión en Haití, habla muy bien el creole, y nos sirvió de intérprete.

Kethive se mostró muy comunicativa y por sobre todas las cosas muy agradecida. Al responder el porqué del nombre de su bebé, nos dijo: “Fidel, en recompensa y gratitud al Comandante en Jefe Fidel Castro y al pueblo de Cuba, y Yudel porque así se llama el médico (Dr. Yudel Casal Rivas) que me asistió en el parto”.

Como la mayoría de los haitianos que a diario vemos y escuchamos por la televisión, Kethive dice que: “Primero Dios y después los médicos cubanos”.

Ella sabe que si no hubiera pisado tierra cubana su destino habría sido bien diferente. Sin cobrársele un centavo ha estado en manos de prestigiosos especialistas.

Ya aprendió a escribir en español, aunque no lo habla. En una pizarra dejó constancia de sus sentimientos. Allí agradeció a Jesús, porque es católica, a la Cruz Roja, a la Asociación de Haitianos, a la Revolución cubana… y está firmado por Kethive y Fidel. Como ya se comunicó con sus hermanos, son once en total, decidió regresar a su Patria en cuanto esté lista. Ahora dice: “Quiero trabajar, cuidar de mi hijo y volver a Cuba como una muestra de mi gratitud”.

La doctora María del Carmen Figueredo, a cargo de la atención en ese Hogar, nos dio a conocer que Kethive y Fidelito están muy bien, pues la pediatra, la doctora Yolanda Álvarez, visita a menudo al bebé y todo está en orden.

La muchacha, que vino de una zona rural de difícil acceso de 2 176 kilómetros cuadrados y una población de unos 661 000 habitantes, y donde el agua potable es un lujo, reconoce a muchos. Menciona a la doctora Clara Guinferrer, primera en atenderla en Esmeralda, al doctor Juan Carlos González y Anexis Muñoz, enfermera del mismo municipio; además de a Yudel, al también doctor Miguel Rodríguez, jefe del grupo que la asistió, ambos especialistas en Ginecobstetricia, y el segundo mencionado, jefe del servicio de gestantes en el Hospital Materno.

Al preguntarle a Kethive: ¿Qué pediría para el futuro de su hijo?, respondió: “Sueño con que pueda venir a Cuba a estudiar Medicina”.

Quién sabe si dentro de algunos años otro periodista entreviste a Fidel Yudel y él vuelva sobre esta historia. Nosotros, los cubanos, sabemos que es posible.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raydel dijo:

    Ese niño es ahora ciudadano cubano por haber nacido en Cuba, de modo que podrá regresar con todas las garantías. Esta señora tal vez debería quedarse en la isla para garantizar que su hijo llegue a convertirse en un hombre. Volver a Haití me parece una locura dadas sus circunstancias.

  • ramon santana dijo:

    Esas son las guerras que nosotros libramos, esos son nuestro actos de “terrorismo”, adelante hermanos que esa es nuestra lucha, Felicidades Khative y Fidelito.

  • derovir dijo:

    hay mucha solidariedad por todos los cubanos que son gente buena.. uno pais que tiene un buena extructura de salud que haz de tudo para los hernano de otras patria que vive en privacione de derecho a vivir la historia desta haitiana muestra mui bien o que son los cubanos……. una persona necessitado es un esclavo. viva la vida….hasta la victoria siempre……..derovir desde brasil…..

  • Ricardo dijo:

    ¡¡ Qué suerte ha tenido esta jóven madre en llegar a Cuba, le deséo lo mejor para ella y su hijito !! Espero pueda un día regresar con su niño, ya grande y afincarse definitivamente.

  • Yaqueline dijo:

    Ante todo deberíamos dar Gracias a Dios!!!!!!!!!!!!que trajo esta belleza al mundo, un hijo es el mejor regalo y creo que esta joven madre tiene una gran historia que contar.

  • Jose dijo:

    Esa es la grandeza de la obra revolucionaria en Cuba, a punto de cumplir 53 años de existencia el próximo 1ro de Enero. Desde Esmeralda un pequeño municipio del Norte Camagüeyano se salva la vida de una mujer como se salvan las de muchas embarazadas y sus niños sin distingos de credos, razas e incluso nacionalidad, como sucedió con esta Haitiana. Otra bofetada para quienes nos acusan de terroristas y violadores de los derechos humanos.

  • Barreras dijo:

    Ciertamente, como afirma Yaqueline, “debemos dar gracias a Dios”, y también a CUBA. ¿Por qué no? Recuerdo siempre a una madre hondureña que al ver salvada a su hija gracias a las manos expertas y el amplio conocimiento de un neucirujano cubano, acabado de llegar a la ciudad de Le Ceriba, en el norte de ese país, lo priemro que dijo fue: “Gracias al Señor y a Cuba…, mi hija pudo morir sin atención”.

  • Cuqui dijo:

    Agradezco a Cubadebate por la deferencia de publicarme este trabajo aquí, un sitio tan respetado y visitado por tantas personas. También lo hago con quienes han compartido sus criterios. Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

  • mng dijo:

    demosle gracias a Jesucristo, aqui dicen que ella es católica, ella no es católica, es cristiana, es muy diferente, muy diferente.

  • patriota dijo:

    Entre tanta muerte y destruccion siempre estan los milagros y la esperanza…….CUBA BENDITA ALGUN DIA PISARE TUS TIERRAS…..QUIERO CONOCER LA ESPERANZA…

  • Reyes E. Morales P. dijo:

    A éste ejemplo de dar y dar sin pedir nada a cambio que ofrece la revolución es el temor diario de los Imperios.

    Ésto para ellos es un mal ejemplo; porque en una población con alto grado de hermandad, el capitalismo queda minimizado.

    A los hermanos Cubanos mi admiración. Me emocionó mucho el nombra que le pusieron al bebe.

    Que suerte tuvo la negrita esa. jajajajaja

    Viva Cuba. Viva Venezuela

    Reyes Morales – Venezuela

  • Ana Maria Rodriguez D Roux dijo:

    Por historias como estas los cubanos amamos nuestra REVOLUCION SOCIALISTA, esos son los logros que nos hacen fuertes, CLARO QUE SI UN DIA FIDEL YUDEL ESTUDIARA MEDICINA EN CUBA Y SERVIRA A SU PUEBLO.

  • Daniel Berto dijo:

    Entre tantas historias diarias, que hablan de miserias humanas, también existen de estás, que aún nos permiten confiar en el perfil humano de la humanidad. Que se quede en Cuba para siempre, es la mejor garantía de desarrollo del joven “Fidelito”…

  • Carmen Rosa dijo:

    Oiga, se ve que esta en Cuba pues su rostro es distinto a tantos de los pobres rostros de mujeres y niños que sufren en Haiti,los felicito a los dos y les deseo mucha suerte y que en el futuro puedan reconpensar el trabajo y el cariño que se les ha dado en Cuba siendo ese niño un gran futuro medico, tuvieron mucha suerte, adelante y felicidades.

  • M.SOLEDAD BRIZUELA MOYANO dijo:

    ESTO SE LLAMA ¡SOLIDARIDAD!……….BENDICIONES PARA EL BEBE,QUE POR CIERTO TRAE LA MARRAQUETA BAJO EL BRAZO ( SUERTE, QUIERE DECIR ) , A SU MADRE FELICITACIONES ,POR HABER ELEGIDO UN GRAN NOMBRE.
    FIDEL QUE GRANDE ERES,Y UN ORGULLO DE TENERTE ILUMINANDO CADA DÍA ESTE MUNDO ,QUE SE HUNDE POR LA INDIFERENCIA DE ALGUNOS EGOÍSTAS.
    ¡ VIVA CUBA ,PATRIA ES HUMANIDAD!

  • Ligia Archila Serrano dijo:

    Pobrecita haitiana, menos mal que ustedes le dieron acogida solidaria en el estado de gravidez que se encontraba. Felicitaciones.

  • MARIA dijo:

    ESTA ES MI CUBA LINDA Y SOBERANA, ADENLANTE HERMANOS NADA NOS DETIENE SIMPLEMENTE SOMOS CUBANOS.

  • Respetuosa dijo:

    Estimad@ mng, puesto que estoy segura de que todos los cristianos somos iguales en lo fundamental -en que reconocemos a Cristo como Señor y Salvador- pienso que te referirás al tiempo que llevamos proclamándolo. Los católicos llevamos veintiún siglos haciéndolo.

  • Respetuosa dijo:

    Estimad@ mng, ya que tanto insistes en que somos -y voy a utilizar tus palabras- diferentes, muy diferentes pienso que te referirás al tiempo que llevamos proclamando a Cristo. Los católicos llevamos veintiún siglos haciéndolo. No se me ocurre otra cosa puesto que estoy segura de que todos los cristianos somos iguales en lo fundamental -en que reconocemos a Cristo como Señor y Salvador. Como en eso coincidimos, me atrevo a decir que no vale la pena acentuar tanto en las diferencias y sí sembrar amor. Saludos.

  • Over dijo:

    Es una bendición que hallan podido llegar a nuestro país , ojala y pudieran quedarse , solo asi ese bb tendria garantia de vida , super por el nombre bien merecido de por sus salvadores

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también