Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Elecciones generales en Argentina hacen historia

| 2

Elecciones en ArgentinaLas elecciones generales que este domingo convocan a más de 28 millones de argentinos están llamadas a establecer una diferencia histórica entre la presumible ganadora, la presidenta Cristina Fernández, y el ocupante del segundo puesto.

Una opinión coincidente en ese sentido manifestaron en un encuentro aquí con corresponsales extranjeros, el jueves último, el director de la consultora Equis, Artemio López, y la doctora Mariel Fornoni, de Management & Fit.

En opinión de ambos expertos, la dignataria podría alcanzar este domingo un crecimiento de cinco puntos porcentuales o más en relación con las elecciones primarias de agosto pasado, cuando sumó más de 10 millones 700 mil votos (50,24 por ciento del total emitido).

Mientras, quien figuraba segundo en las encuestas de intención de voto, el candidato del Frente Amplio Progresista Hermes Binner, alcanzaría alrededor de 15 por ciento; un margen nunca visto en la historia electoral argentina.

Según Fornoni, el conjunto de los votos que sumará todo el llamado arco opositor (las otras seis fórmulas en lidia) será casi equivalente a la diferencia que habrá entre Fernández y el que resulte segundo.

O dicho de otro modo: el total de las boletas de la oposición representarán alrededor del 68 por ciento de las que conseguirá el binomio Fernández-Amado Boodou, en representación del gobernante Frente para la Victoria (FpV).

En las primarias del pasado 14 de agosto, detrás de la candidata a la reelección se ubicaron los aspirantes de la Unión para el Desarrollo Social, Ricardo Alfonsín (12,20 por ciento) y del Frente Popular, Eduardo Duhalde (12,12).

A continuación se colocó el gobernador de Santa Fe y abanderado del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, con el 10,18 por ciento, seguido por el postulante de la alianza Compromiso Federal, Alberto Rodríguez Saá (8,17).

Los dos últimos en la relación de presidenciables fueron la candidata de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, con 3,22 puntos porcentuales, y Jorge Altamira, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (2,46).

Para proclamarse ganadora de las elecciones en primera vuelta, cualquier fórmula presidencial requiere de más de un 45 por ciento de los votos, o más de un 40 por ciento si la ventaja respecto al binomio que le sigue es mayor de 10 puntos porcentuales.

De no darse ninguna de estas circunstancias, las dos candidaturas más votadas deberán enfrentarse en una segunda vuelta, prevista para el 20 de noviembre próximo.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jucheano dijo:

    La socialdemocracia en Latimo-América, no es ni comparable con los socialistas europeos, que se unen a los franquistas, nazis y fascistas para escupir a los comunistas e intentar ilegalizarlos.
    Si fuese por muchos "socialistas" "socialdemócratas" y "demócratas" europeos Fidel o Chávez acabarían como acabó Gadafi, lo cual los convierte en fascistas con los que nada queremos. Ahora bien, los socialdemócratas Latino-Americanos luego se dan buenos abrazos con los europeos, y mi pregunta es: ¿Estarían calladitos ante una intervención Yankee-OTAN en el continente para acabar con los "dictadores" comunistas?

  • Roberto Dante dijo:

    roberto dante

    Lanús, Argentina – madrugada del 24 /10/20 –

    Cruzaron el disco: gano Cristina por 1000 cuerpos

    Es notable la capacidad oratoria de la Presidenta Cristina Fernández (no es un novedad), como su habilidad discursiva para crear un áurea de complicidad con cada uno de los integrantes de la multitud que anoche desbordaron la Plaza de Mayo. Pues no parece dirigirse a “las masas”, más, precisamente, elabora diálogos cómplices con la subjetividad individual de cada integrante de la multitud.

    Este párrafo no le va a compartir Cristina: Creo que aunque fue Néstor Kirchner quién construyó las bases para desarrollar el proyecto K, el cual es una realidad política (se lo comparta o no); es Cristina quién con su magnetismo y su claridad conceptual (también, se la comparta o no) supo motivar a sus bases que crecieron geométricamente después del retroceso en las elecciones parlamentarias del 2009. Recordemos que toda los medios oligopólicos (Clarín, La Nación, Ámbito Financiero, La Voz de la Provincia y lanueva.com de Bahía Blanca, más Canal 13, TN, C5N y voceros del neoliberalismo como Grondona, González Oro, Magdalena Ruiz Guiñazú , Luis Majul, Morales Sola y tantos otros.., desbordaban de entusiasmo pronosticando el derrumbe del que llamaban: “anticuado populismo personalista” y otras incongruencias.
    Aunque los números son fríos, los citados, comenzaron a transpirar un sudor agrio desde los resultados de las primeras internas abiertas, confirmados y acrecentados en las elecciones de ayer.

    Si compartimos que las ideologías son estructuras superficiales productos de culturas determinadas por momentos históricos determinados. Sólo las estructuras profundas de la mente humana son universales. Hablamos de mitos, relatos, esquemas de razonamiento, metafísicas...Pues detrás de cada "afirmación" científica hay un acto de fe. “Sólo lo indeterminado es verdadero” -Einstein-

    Este marco teórico me permite interpretar, sin largos parlamentos, un hecho fundacional: La explosión militante de la juventud. Después de casi 20 años de bostezos juveniles.
    Pero un día Rocío dijo: “La gente se alejó de la política por tener que cuidar el último mango y nosotras estamos volviendo a pelear. No se trata de recuperar un proyecto perdido, sino de reconstruir una juventud que se reconozca como actor político”, 5º año, Colegio Mariano Acosta. (Pasiones de estudiantes, LAS 12, Pág. 12 - Durante la toma de colegios secundarios en Buenos Aires, contra la política de destrucción de la Escuela Pública de Macri.
    Y se hizo la luz. Los topos abandonaron las cuevas y ocuparon las calles.
    El mérito de Cristina está en saber revelar y alentar la transmisión de los mitos, relatos y esquemas de razonamiento que unificaban la diversidad de tanta explosión militante.

    El crecimiento de la agrupación La Cámpora es un ejemplo del guiño cómplice de Cristina; pero hay que reconocer que La Cámpora tiene en la columna del “Debe” vicios de los viejos políticos y una adición a la Verdad Única que imposibilita el debate sobre la multiplicidad de ideas que deben nutrir el camino de las transformaciones sociales.

    Anoche, en su discurso, Cristina acentuó la importancia de la “unidad nacional”. La Cámpora debería hacerse cargo de la parte que le toca. Abrirse a lo diverso o pueden comenzar a sufrir las consecuencias propias de los castillos de naipes. Sería fatal desperdiciar el caudal militante ganado.
    Cierro con una propuesta para el debate.

    ¿Hoy es movilizador hablar de unidad nacional? A través del proceso histórico político tanto los gobiernos como las oposiciones y hasta las más crueles dictaduras militares proponían y hasta exigían la unidad nacional. Esta confusa utilización la vació de sentido. Debido a que las palabras maltratadas son como entidades fantasmales. Insustanciales.
    Es más rico partir de los problemas que ocasiona a la conducción política reconocer que se enfrenta a fuerzas en tensión en permanente movimiento. No olvidemos que: “nadie se baña dos veces en el mismo río”.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también