Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Iday Abreu: Ni médico ni entrenador de pitcheo, manager (I)

| 10

iday

Por Francisco G. Navarro, especial para Cubadebate

De pronto parecía que habían quitado un equipo y puesto otro en su lugar, pero eran casi los mismos peloteros. Seguían vistiendo de verde y negro, pero cada día iba más público a verlos jugar... y ganar. La cuadragésimo novena Serie Nacional transitaba por la mitad de su calendario y Cienfuegos marcaba distancia de aquel patito feo para el cual la pelota cubana había hecho a la medida un traje que entallaba a la perfección en las tallas 14 y 15, los lugares ocupados en seis de los últimos nueve campeonatos.

En la cueva convertida en pradera, por aquello de los Elefantes que cada vez pegaba con más fuerza en el mundillo beisbolero cubano, llamaba la atención la pose serena del manager que llevaba las riendas del partido con una flema cuasi británica, de la cual podía despojarse en ocasiones para reclamar una controvertida decisión arbitral. Iday Abreu semejaba un viejo profesor universitario, sin toga ni birrete, que dictaba la cátedra de cómo hacer competitivo a un equipo sotanero.

Entonces nació la idea de sostener con él un diálogo tan sosegado como su aparente manera de conducir un juego de pelota. Tal posibilidad cuajó una mañana reciente, en el banco de Visitadores del estadio 5 de Septiembre, porque el sol machacaba el del Home Club, una vez concluido el mítin previo a otra jornada de entrenamientos.

A los nueve años comenzó a jugar béisbol en Cruces, antiguo pueblo azucarero y ferroviario que atesora en su cementerio los restos del Inmortal Martín Dihigo. Se retiró a los 33, el mismo número que lleva su uniforme de dirigir, con 14 Series Nacionales en su brazo de lanzar, el derecho, y el descubrimiento de la que el creía iba a ser su futura profesión: entrenador de pitcheo.

-¿Cuándo descubriste tu inclinación por esta carrera?

-Todo sucedió un poco forzado, porque el terminar la ESPA yo soñaba con ser médico, desde muy pequeño tenía esa aspiración pues provengo de una familia de diabéticos, hipertensos, amputados y veía la medicina como una manera de ayudarlos. Incluso me llegó la boleta de otorgamiento de la carrera, pero ese año integré la selección nacional juvenil al Mundial de Three Rivers, Canadá (1989), y al regreso Lorenzo Espino, me convenció para que comenzara a jugar en Series Nacionales. Matriculé Cultura Física y conseguí la licenciatura en 1996.

"Cuando dejé de jugar en 2003 de inmediato comencé a preparar la categoría 11-12 años en Cruces y luego fui nombrado metodólogo municipal, pero desde mi primer campeonato nacional, quizá de manera inconsciente, comencé a adiestrarme para entrenar. Me impresionaron mucho por la manera como lo hacían el propio Espino y Rafael Ignacio Torres, actual preparador físico del Cienfuegos. Desde entonces adopté el modelo de trabajo de "Rafe", fundamentalmente.

"Después vino la posibilidad de ir a Venezuela (2005-2008) como parte de la colaboración deportiva con aquel país, que resultó un factor determinante en mi formación técnica, al tener roce con muy buenos entrenadores. Fui allí a enseñar y salí muy fortalecido tras tener contacto directo con academias profesionales, como la los Astros de Houston, en Yaracuy, y los Indios de Cleveland, en Lara".

-Pero, ¿cuándo interiorizaste que podías ser director de equipo?

-Nunca me gustó ser director, hoy no me gusta ser director.

-¿Quién lo diría?

-El campo de acción de un director es demasiado amplio. Siempre me gustó entrenar lanzadores y más que eso preparar equipos, en los órdenes técnico, táctico y físico. El hecho de dirigir surgió, no me lo propuse nunca. El año que trabajé con el 11-12 de Cruces también conduje a Cienfuegos en el torneo nacional y después de 15 años sin conocer el podio regresamos con una medalla de bronce. Quizás entonces vieron alguna potencialidad en mí.

-Volvamos a Venezuela, ¿qué sucedió contigo en ese trienio?

-Llegué como entrenador, junto a otros cuatro cubanos, y a los dos meses de comenzar el trabajo me designan para dirigir el equipo de Barinas en el béisbol amateur. Quiero apuntar una coincidencia que considero bonita. A nuestro arribo allí aquel equipo ocupaba el lugar 23 entre 24 estados y en el último año subimos al tercero. Regreso a Cienfuegos y también en tres años llevo a la selección provincial desde el puesto 15 a la medalla de bronce.

-¿Cómo se explica ese salto de los Elefantes?

-Aparte de que hemos coincidido con una generación de atletas de mucha calidad, no podría definir con exactitud cual ha sido la clave del éxito. Puede radicar en factores como la unidad, colectivismo, esfuerzo de cada jugador, cientificidad del trabajo, aplicación a conciencia de técnicas y procedimientos del juego, la ayuda de la provincia completa, algo que no se puede perder, pero no me canso de decirlo: los verdaderos protagonistas son los peloteros, quienes supieron enfrentarse a sistemas de preparación, de juego y de organización del trabajo mediante los capitanes por áreas a los cuales no estaban acostumbrados.

"En el caso del capitán general de la selección, el jardinero central y primer bate Yoelvis Leyva, nunca había desempeñado esa responsabilidad, incluso ya no jugaba e iba a dejar de participar en Series Nacionales, pero se la confiamos por su nivel de aceptación dentro del colectivo, por su visión del campo, por las observaciones que hacía en las clases teóricas. Sin saber que yo iba a ser su próximo director, desde Venezuela le enviaba videos con observaciones técnicas. Había un jugador en Grandes Ligas que cuando yo lo vi dije 'caramba, Yoelvis tiene 20 años de atraso en la comprensión del béisbol, aunque con las habilidades suficientes para desempeñarse de forma similar'.

"Entonces cuado llegué aquí me apoyé en Leyva porque ya él conocía el sistema que yo quería: juego agresivo en Cuba, internacionalmente, juego temerario. Son pequeñas acciones que un momento salen en el béisbol y que nosotros nos dedicamos a preparar al equipo para provocar ese tipo de jugadas en vez de esperar a que surgieran de manera espontánea".

-Hablaste de clases teóricas, ¿pudieras abundar al respecto?

-Eso fue para la segunda temporada (2009-10), la primera simplemente no preparamos al equipo, poco podía hacerse en solo mes y medio. Pero aunque solo ganamos 34 juegos, fue más importante aún que la última con el tercer lugar. Porque nos dio la información del estado del béisbol en la provincia, qué debíamos hacer, cómo concebir la preparación.

"Converso mucho con Rafael Ignacio, en ocasiones los periodistas dicen que si nos ponemos de acuerdo para contestar sus preguntas, pero es que hablamos mucho. Una noche en el hotel Pasacaballos cuando faltaban tres subseries para terminar nuestro primer campeonato, lo tengo anotado en mi agenda, conversamos desde las ocho hasta las dos de la madrugada. Llegamos a la conclusión de todo cuanto que nos faltaba por hacer. Alguien dijo que para solucionar un problema lo primera era reconocer su existencia, pues de aquel momento reflexivo nació el actual proyecto de trabajo y la segunda temporada la iniciamos con un mes de clases teóricas antes de saltar al terreno por primera vez, observación de videos, debates, caracterización de cada jugador respecto a sus funciones, determinar en cuál área era especialista y en cual otra podía ayudar.

"A continuación, los primeros entrenamientos estuvieron encaminados a probar aquel sistema de juego concebido en teoría, con un arsenal grandísimo de jugadas. Todas las que vimos las ensayamos, después fuimos seleccionando las más asequibles a los jugadores, con las cuales se identificaban más, y a medida que avanzó la competencia se definió el sistema de juego que enseñó Cienfuegos en la penúltima Serie Nacional.

"En la siguiente ya fue más sólido, y en estos momentos el equipo cuenta con todas las aptitudes técnicas, tácticas y físicas. Te habrás percatado de la mejoría en el físico de los atletas, ya no es la selección de jugadores pequeños, flaquitos, tiene una condición superior en ese campo. El por ciento de grasa es prácticamente de otros deportes,  menor de 12 en todas las áreas, con la excepción de la receptoría. Los AKS andan por encima de 40, es decir la masa muscular está bastante desarrollada".

(continuará)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lautaro dijo:

    Que entrevista más buena, me quede enganchado. Caballero verdad que la calidad es la calidad, Iday aprendió mucho del contacto con academias profesionales de la MLB, hay que reconocer que nuestro beisbol tiene una calidad inmensa pero está atrasado en un muchas cosas técnicas respecto al beisbol moderno, sobre todo el beisbol de la base, del municipio, de la provincia, que es esencial en la piramide de desarrollo del besibol cubano, porque a nivel de Preseleccion y Equipo Cuba no debe ser tan así, pero eso tiene que empezar desde abajo.
    A mi me parece que ese pelotero de las Grandes del que habla Iday puede ser Curtis Granderson, actual CF de los Yankees, exCF de los Tigres y CF de EE.UU en el 2do Clasico, considero que tiene un gran parecido a Leyva, claro está... salvando la DISTANCIAAAAAA que existen.

    SAludos.

  • jorecha dijo:

    bien por los dos. Digo entendi que la dirección es a cuatro manos.

  • caiman azul dijo:

    Interesantísima la entrevista, que aclara en muchos aspectos el por qué Cienfuegos se ha convertido en uno de los principales equipos de la pelota cubana. Combinar inteligencia, ciencia y aprender de las experiencias y las técnicas más avanzadas es el camino para lograr resultados. Ojalá este artículo no caiga en saco roto y otros aprovechen la enseñanza que puede ser muy útil para nuestro deporte. Saludos.

  • Javi dijo:

    Que bien esta entrevista y mejor el entrevistado espero que seamos muchos lo que coincidamos pues Iday es un estudioso del Beisbol mundial y nacional y aprende del mejor y del más malo, según fuentes muy a allegadas a el a las cuales he tenido acceso..... bueno solo espero como cienfueguero que se pueda concretar un sueño que casi concretamos la pasada serie pero seguro esta 51 será histórica para nosotros.... saludos desde el SUR..... Cuba Campeón

  • FRANK dijo:

    Mi rrespeto para este caballero, sabe lo que es el camino para ser bueno, no infla globos como muchos hacen.

  • Latino_americano dijo:

    Es tarde,no pude leer tan larga entrevista,pero si los comentarios,me llamo la atencion el de LAUTAURO,por favor saqueme de la duda,ademas de salvar la distanciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...!!!..que existe entre C.Granderson y Y.Leyva,en que tienen segun su opinion estos dos un gran parecido???..me imagino que se refiera al fisico no?

    Saludos azules.

  • me dijo:

    buena entrevista, se ven los resultados por el cienfuegos, deberiamos pensar en ponerlo al frente la CNB. y acabar de quitar a higinio

  • Latino_americano dijo:

    Hoy pude leer la entrevista con calma..desde ahora estoy esperando la 2da parte,interesante la entrevista,interesante el trabajo de I.Abreu..nada que al que buen arbol se arrima....

    Saludos azules.

  • Ricardo R dijo:

    Si Iday de acuerdo 100% se tiene que revolucionar el beisbol en Cuba y para ello es importante el aporte que puedan dar las universidades.No me refiero solo al planteamiento táctico del juego si no también a la infraestructura,me explico si Cf logra que su terreno mejore al realizar el 50% de los juegos en casa estará jugando con ventaja respecto al ano anterior,si logramos que los implementos deportivos por ejemplo el bate salga de una industria con la calidad necesaria se aportara otro % a la victoria y digo esto por lo siguiente;los que tengan acceso a internet podrán observar que los bates tienen diferente precio y esto esta dado por su calidad(balance,acabado exterior,tipo de madera y otros factores)Un bate bueno esta garantizado que mejora hasta un 10% el rendimiento de su dueño.Otro factor importante es el físico como apunta Iday con un cuerpo de atleta se puede trabajar con otro que no tenga el físico adecuado depende solo del talento,si se unen los dos como el caso de Pito y Arruebarruena tenemos un buen pelotero.
    El beisbol así como todos los deportes de equipo dependen cada ves mas de jugadas de laboratorio y estas solo se logran mediante el estudio teórico y practico antes del juego para no tener que improvisar ojala coseche mas triunfos con Cf.

  • Lautaro dijo:

    Este comentario lo escribí el viernes pero por problemas de red no pude enviarlo.
    Bueno Latino lo primero que tienes que hacer es leerte la entrevista.
    Primero que todo yo no tengo ni idea del jugador de la MLB al que Iday Abreu se refería cuando dijo: "Había un jugador en Grandes Ligas que cuando yo lo vi dije ‘caramba, Yoelvis tiene 20 años de atraso en la comprensión del béisbol, aunque con las habilidades suficientes para desempeñarse de forma similar’."
    Ahora mismo estoy viendo un juego entre Yankees-Boston que tengo a mano y Granderson se parece en el fisico a Leyva y aunque hace rato no veo al cienfueguero tengo la idea que su estilo de pararse en el home y de coger el bate es muy parecido también, chocadores de bolas, además que los 2 son rápidos, robadores de bases, en CF poseen buen desplazamiento, por eso Iday habla "habilidades suficientes para desempeñarse de forma similar", acuerdate que Curtis siempre ha sido 1er bate hasta este año que lo pusieron de 3ero porque estaba encendío y aunque siempre tuvo fuerza ahora fue que se destapó de verdad como jonronero.
    De todas formas puedo estar equivocado y ser otro al que Iday se refiere, te reto a que des tu opinión e intentes decir a quien pudiera estar refiriendose el manager de CFG. De todas formas esto no es para fajarse sino para debatir.

    SAludos.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también