Imprimir
Inicio » Noticias  »

El satélite cayó en el Pacífico Sur… por ahora

En este artículo: NASA, Océano Pacífico, Satélite
| 7

592143main_uars_map_final

Después de varios informes contradictorios, la NASA detalló hoy el punto de reingreso a la atmósfera del satélite UARS, que impactó sobre la Tierra el pasado sábado en un área del sur del océano Pacífico, lejos de cualquier tierra firme.

“El satélite entró en la atmósfera sobre el Pacífico a 14,1 grados latitud sur y 170,2 grados longitud este. Esta localización se sitúa sobre un área del océano remota y grande”, explicó hoy la NASA en la que será su última actualización sobre el UARS.

Con este comunicado, la agencia espacial estadounidense pone fin a la incertidumbre que rodeó la caída del artefacto después de que los científicos no pudieran determinar con exactitud en un primer momento el lugar

El área en la que pueden haberse dispersado los restos del ingenio se encuentra entre 480 y 1.300 kilómetros al noroeste de su punto de reingreso a la atmósfera.

La NASA también precisó hoy que el satélite cayó a la Tierra, a las 04:01 GMT del sábado 24 de septiembre, día en que la agencia espacial estadounidense calculaba que lo haría “entre las 03.23 GMT y las 05.09 GMT”.

Tras concluir en 2005 una vida científica productiva de casi seis años, el UARS, de 750 millones de dólares y de más de 5,5 toneladas, regresó despedazado en 26 partes a la Tierra.

La caída del satélite ha estado rodeada de gran ansiedad y conjeturas en las redes sociales, donde el ingenio se convirtió en uno de los protagonistas de la semana.

No obstante, la probabilidad de que alguno de los restos del satélite de Investigación de la Alta Atmósfera (UARS), que pesaba 5.675 kilogramos, alcanzara a una persona era muy remota según la NASA, que la cifró en una entre 3.200.

La agencia insistió en que desde el comienzo de la era espacial no se ha confirmado ningún caso en el que haya resultado herida una persona por un objeto espacial durante la maniobra de reingreso.

El transbordador “Discovery” transportó en 1991 este satélite de seis toneladas diseñado para medir los cambios atmosféricos y los efectos de la contaminación.

(Con información de EFE)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Manolito912 dijo:

    En Cuba un artefacto norteamericano mató una vaca. Y no la pagaron.

  • El Bambino dijo:

    Para qué mandan un artefacto tan lejos si los efectos de la contaminación los producen ellos en su propio terreno? Mira que botan $$ esos Hijos de P.!!!
    Saludos a todos

  • yamilkita dijo:

    Ufffffffffff!!! qué alivio para todos.

  • jimagua dijo:

    la ciencia es la ciencia, siempre he sido pertidario de confiar en el conocimiento humano, errores siempre existen, eso tambien está en el conocimiento

  • Roberto Andino dijo:

    A mi entender nadie en este planeta debe de pagar los errores de la NASA. Cómo organización científica también puede errar, es cierto, pero deben de ser conscientes de que si lanzan un satélite al espacio, en conjunto saber las formas de destruirlo antes de llegar a la atmósfera terrestre. ¿Se imaginan que en vez de caer en el pacífico sur hubiese caído sobre una planta de energía nuclear?

  • domingo camejo dijo:

    por que se escandaliza tanto sobre los terroristas y se mantiene a 5 inocentes encarcelados sin solo una prueba en su contra hasta donde el falso consepto de terrorismo.

  • Carlos Ortega dijo:

    ¿Estará el satélite revotando como un balón de futbol?
    Parece que sí, porque cada 3 días cambian el punto de aterrizaje.
    Que saltarín el satélite, je ,je

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también