Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Reunión entre Obama y Abás concluye sin aparentes progresos

| 6

abaas-obama

La reunión de hoy entre los Presidentes de EEUU, Barack Obama, y de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, concluyó sin aparentes progresos, dijeron fuentes de la Casa Blanca.

Obama reiteró a Abás su apoyo al establecimiento de un Estado palestino, con la condición de que “debe surgir de conversaciones directas con Israel y no a través de iniciativas unilaterales en Naciones Unidas”, dijo el consejero adjunto de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.

Los dos líderes se reunieron en el lujoso hotel neoyorquino en que se aloja la delegación estadounidense, después de que el Presidente de EEUU, desde la tribuna de la Asamblea General, señalara que “no hay atajos para llegar al final de un conflicto que se ha prolongado décadas”, el israelo-palestino.

A la reunión asistió también la Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

La reunión, según dijo Rhodes a la prensa, concluyó sin aparentes progresos. Obama transmitió directamente al líder palestino la postura que Washington “ha expresado en los últimos días y semanas”.

Recula Obama: no es tiempo para un Estado palestino

Al llegar a la presidencia, Obama declaró que la negociación del conflicto entre Palestina e Israel sería su prioridad y el año pasado afirmó, desde este mismo podio, que esperaba regresar con un acuerdo que llevaría a la integración de Palestina como nuevo Estado miembro de la ONU; ayer intentó explicar ante la Asamblea General de la ONU la postura de su gobierno, contraria a reconocer a ese pueblo como Estado, mientras elogiaba la autodeterminación de otros países árabes.

Al inaugurar el interminable desfile discursivo de mandatarios en el llamado debate general anual en la ONU, subrayó que en cuanto a Palestina e Israel, la paz no vendrá a través de declaraciones y resoluciones en la ONU, e instó a la llamada comunidad internacional a promover que ambas naciones reanuden las negociaciones estancadas y descarriladas una y otra vez desde 1979.

Obama argumentó que antes de ser reconocido como Estado, Palestina tiene que lograr la paz con Israel. Estados Unidos, reafirmó, favorece un futuro en el cual los palestinos vivan en un Estado soberano sin ningún límite a lo que pueden lograr, e indicó que el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel es firme; nuestra amistad es profunda y duradera.

Recordó que “hace un año, yo estaba en este podio llamando por una Palestina independiente. Creía entonces, y creo ahora, que el pueblo palestino merece un Estado propio… Pero también dije (en esa ocasión) que la paz genuina sólo puede ser lograda entre los propios israelíes y palestinos”.

Pero para la mayoría de los gobiernos presentes en la Asamblea General, que apoyan otorgar el estatus de Estado a Palestina, el hecho es que Obama no ha podido impulsar un proceso de paz durante los últimos dos años y medio. Ahora el mismo presidente que declaró su apoyo para establecer un Estado palestino en repetidas ocasiones estaba frente al mundo para dejar claro que Estados Unidos utilizará su veto si es necesario para evitar reconocer un Estado palestino antes de un acuerdo de paz con Israel.

Las negociaciones detrás del escenario aquí se han intensificado en los últimos días desde que Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, anunció que solicitaría el reconocimiento como Estado miembro ante la ONU, algo que se supone ocurrirá de manera oficial el viernes. Ayer, Obama sostuvo una reunión bilateral privada con el primer ministro Benjamin Netanyahu, de Israel, y en la noche hizo lo mismo con Abbas.

Este asunto se convirtió en una pesadilla para el gobierno de Obama cuando Abbas decidió hacer su solicitud ante el Consejo de Seguridad, donde podría obligar a Estados Unidos a utilizar su veto, algo que Washington sabe que tendría consecuencias negativas en el mundo árabe.

Francia complicó las cosas al romper con Washington sobre el asunto, y proponer un nuevo esquema para una negociación entre los palestinos e Israel con fecha límite de un año, y mientras tanto que la solicitud de Palestina sea sometida a la Asamblea General para lograr ser reconocida como Estado observador.

El presidente Nicolas Sarkozy subió al podio apenas una hora después de Obama y advirtió que todos saben que Palestina no podrá, en lo inmediato, obtener un reconocimiento pleno y completo de su calidad de Estado miembro de Naciones Unidas, pero quién puede dudar que un veto en el Consejo de Seguridad arriesga a generar un ciclo de violencia en Medio Oriente.

Por lo tanto, propuso que mejor se someta la solicitud palestina ante la Asamblea General para que se le otorgue la calidad de Estado observador.

Pero para los israelíes y estadunidenses, cualquier reconocimiento de Palestina como Estado, aun en calidad de observador, es preocupante, ya que permitiría que ese gobierno se sume a convenciones y tratados internacionales, incluido posiblemente el Tribunal Penal Internacional, y con estos mecanismos poner en riesgo legal a los gobernantes de Israel por violaciones a las convenciones de Ginebra, entre otras.

Aun si los palestinos deciden proceder y someter de manera formal su solicitud ante el Consejo de Seguridad -y hoy sus asesores reiteraron que lo harán y no cederán ante las presiones para evitarlo- todo, menos autorizaciones de guerra pos facto, es lento en la ONU y el proceso podría alargarse durante meses antes de que sea anulado con el veto de Washington. Algunos, incluso los estadunidenses, casi aceptando su fracaso en detener esta iniciativa, están pensando en cómo usar el periodo de espera antes de que llegue el momento de votar para reiniciar las negociaciones bilaterales. Otros más consideran que la opción de la Asamblea General, incluso si es para obtener un reconocimiento limitado, podría ser una vía más rápida.

Por ahora, lo único claro es que la decisión de la Autoridad Nacional Palestina ha logrado, por el momento, sacudir el tablero de un juego estancado y poner el tema en el centro del debate mundial aquí esta semana.

(Tomado de Noticias 365/ La Jornada)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cubano de corazón dijo:

    Obama tiene un pa atras y pa alante que ya no sabe que decir, parece que comió cangrejo jejeje. Saludos a todo el colectivo de Cubadebate

  • Mercedes dijo:

    Y sigue equivocándose el Obama, no sabe con quien mejor estár
    CON DIOS O CON EL DIABLO.
    Y así cometieron el grave error de otorgarle el Premio Nóbel de la Paz, ¿y que valores de la paz defiende este hombre?

  • Alfredo Antonio Clementi dijo:

    En otro artículo sobre el tema palestino publicado en Cubadebate, se hizo notar que solo se habla de la seguridad de Israel y para nada la de Palestina, concepto que comparto.
    Por otra parte la propuesta de Obama está planteada axactamente al revés: Palestina podrá encarar las negociaciones de paz con Israel con mayor respaldo en calidad de estado independiente y no como un espacio indefinido

  • Pedro dijo:

    Si de Libia se trata, USA y sus compinches de la OTAN no aceptan conversaciones. Fueron evidentes las trabas y el rechazo a las promovidas por la Unión Africana y otros países, entre el gobierno de Libia y los opositores. Y eso, a pesar de que era un conflicto interno. Ahí le dieron más valor a la ONU y su desprestigiado “Consejo de Inseguridad”. Ahora en este caso, cuando el conflicto es entre dos países y puede ser lógico su análisis ante la comunidad internacional, entonces dicen que el camino está en las conversaciones entre palestinos e israelíes. Cada vez es más evidente la desfachatez del gobierno de USA, que pretende “usar” al mundo a su antojo y según sus propios intereses. Hay que reconstruir la ONU, hay que eliminar al “Consejo de Inseguridad” y su obsoleto derecho de veto propiedad exclusiva de 5 potencias. Los problemas del mundo se tienen que ventilaar en la Asamblea General y con procedimientos más democráticos.
    ¡Viva palestina, estado 194 de las Naciones Unidas!

  • Lisandra-veraniega dijo:

    Mucha Buena Suerte para Palestina.

  • BK dijo:

    Pienso que la paz en el medio oriente esta muy lejos de llegar si no hay voluntad política de lograrla. todos deben actuar. Desde nosotros que nada componemos en ese espectro, los países que si tienen el poder de hacerlo y los propios pueblos y gobiernos de Palestina e Israel. Sobretodo estos últimos dos.
    Señores, Obama es solo una persona con 2 años y medios en el poder, este conflicto es mucho más viejo que su presidencia o que él incluso. Resolverlo no se puede con una resolución de NN UU. Hoy no existen fronteras palestinas, Estado Palestino con su ejército, instituciones etc. que sean y ejerzan la sobernía. Hay que sentarse, sin condiciones, en una mesa de diálogo. El mundo entonces debe reconocer lo que alli se acuerde. Y no al revés. Desde una resolución no se puede lograr lo que no han podido decenas de negociadores. Es algo de sentido común. Yo quiero un estado palestino, con su gente, su bandera, su ejército, sus fronteras, su gobierno independiente, pero tengo claro que si no puede por medios violentos, entonces solo queda la negociación y esa es la que la comunidad internacional debe potenciar, presionar, lograr y despues de que se logre el acuerdo mantener, incluso por la fuerza si fuera imprescindible. Pienso que debemos sumarnos a los esfuerzos porque se sienten Israelítas y palestinos y de una vez esos pueblos vivan en paz. Pienso que reconocer hoy un estado que no existe haría más daño que bien. Saludos y mil disculpas a quienes no piensen como yo.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también