Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Elogian presentación de Ballet Nacional Cubano en EEUU

| 7
Ballet Nacional de Cuba, con Anette Delgado en "Giselle", realizando en el Brooklyn Academy of Music el miércoles en la Cuba ¡Si! Festival.

Anette Delgado, del Ballet Nacional de Cuba, en "Giselle", durante la presentación en el Brooklyn Academy of Music el miércoles, en Festival Cuba ¡Si! Foto: The New York Times

El público neoyorquino tributó largos aplausos al Ballet Nacional de Cuba (BNC) en su debut en la Brooklyn Academic Music, donde también se escucharon Vivas a la isla una vez terminadas sus presentaciones.

La compañía -que dirige Alicia Alonso- llevó a escena La magia de la danza, una retrospectiva de los grandes momentos coreográficos del siglo XIX mediante versiones de clásicos como La bella durmiente del bosque, Giselle, El lago de los cisnes, Don Quijote y Coppelia, entre otros.

En su reseña en el diario The New York Times, Roslyn Sulcas dedicó elogios a los bailarines cubanos. Son intrépidos, espirituales y completamente entregados a lo que hacen, acuñó.

A juicio de Lisa Jo Sagolla, cronista de Backstage, el BNC ofreció un “formidable muestrario de técnica clásica”, resultado del extraordinario sistema de entrenamiento que Alicia Alonso ha establecido en Cuba.”

Del próximo 15 al 19 de junio, la agrupación presentará este mismo espectáculo en el Orange County Performance Art Center de la ciudad californiana de Costa Mesa.

Luego se tralasdará a Los Angeles donde concluirá con Don Quijote la gira iniciada el 1 de junio en el Kennedy Center de Washington.

Como un anticipo de su próxima llegada, el periódico The Angeles Times publicó la víspera declaraciones de Alonso, que reafirman lo que ha sido una de las divisas de su trayectoria al frente de una compañía calificada por la crítica internacional entre las cuatro mejores del mundo.

“A nosotros siempre nos ha gustado compartir, lo hemos probado alrededor del mundo, el arte es la mejor forma de mejorar relaciones entre los países”. A través de él, expresó, nos volvemos más humanos.

(Con información de PL)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Harol dijo:

    No me extraña Anette Delgado es esplendida en Giselle, por algo siempre la comparan con nuestra Alicia Alonso, las demás también son maravillosas…

  • Ariel dijo:

    Que bella foto de Anette Delgado, que bueno, salió publicada en el New York Time, sin la menor duda ella es nuestra nueva Giselle, en este momento El Ballet Nacional de Cuba es una de las mejores compañias del mundo.

  • Ivan dijo:

    Soberbia Anette, la vi en Don Quijote en el Kennedy Center, orgullo de Cuba.

  • carlos dijo:

    BRAVO, BRAVO POR ANETTE DELGADO POR SU BRILLANTE ACTUACION EN GISELLE

  • Xavier dijo:

    Es una real belleza la Giselle de Anette Delgado, ojalá la baile de nuevo en Francia…..

  • Jorge S. Menendez Pérez dijo:

    Comparemos:
    Nosotros les enviamos La bella durmiente del bosque, Giselle, El lago de los Cisnes, Don Quijote y Coppelia, entre otros.
    Ellos aprueban 15 millones de dolares para subvertir el orden político y social establecido en Cuba; nos incluyen de nuevo en la lista de países patrocinadores de terrorismo; no levantan el bloqueo económico, comercial y financiero; prohiben las ventas de medicamentos que salvarían la vida de niños aquejados de cáncer…
    ¿NO ESTÁ BUENO EL TRUEQUE?
    JORGE

  • Olga dijo:

    Esto lo encontré y decidí ponerlo:
    ______________________________________________________________________

    Madrid, 2012.
    La actualidad.
    La sublime Anette Delgado……

    Por: Mario Pasa.
    Haciendo referencia a las actuales primeras figuras femeninas dentro de “El Ballet Nacional de Cuba” y, a lo que significa el arte del ballet dentro de lo que es realmente el universo de la danza, desde un punto de vista técnico y fidedigno, es Anette Delgado una digna integrante de dicha institución, y una resplandeciente artista.
    Toda bailarina sobresaliente ha de esforzarse en una disciplina inicial, para transfigurarse en un dotado instrumento con el objetivo de confeccionar fantasía y belleza, es absolutamente indispensable un fuerte tesón unido a una férrea conducta, si desea convertirse en una estrella del ballet, esto constituye la regla obligatoria de todo gran artista, ese es el principio de la perfección, solo así se adquiere la difícil técnica a la que cabe considerar la gran portadora del posible brillante futuro, únicamente de esta forma se consigue la anhelada carrera. Una primera bailarina más que ninguna otra, está en la obligación de conocer la función de los pasos y su objetivo a conseguir, si no quiere caer con facilidad en batallar en el callejón sin salida de mostrar lo mal hecho, la bailarina mal guiada puede transformarse en una criatura artificial repleta de vicios y manierismos, con la frívola y fútil intención de solo agradar al público, el básico cimiento de la técnica es indispensable, nadie osa discutir su imperiosa necesidad, sólo lo hará el excéntrico e inexperto, aún así, fracasará estrepitosamente por talento que tenga si no la posee. A veces por debilidad y mimó o para complacer al público, se crea en él artista un vicio que agrede soberanamente a la limpia danza clásica.

    El modesto y maravilloso trabajo de Anette Delgado, conllevó a que escribiera este minucioso artículo como demostración a sus valiosas ejecuciones, su danza gravita en una cadena de extraordinarios y excitantes personajes, que con justeza trataré de exponer con precisión. Primero refirámonos a “Giselle”, como ha sido titulada en Europa, La Delgado es la absoluta heredera del bordado personaje que antaño fuese propiedad de esa DIVA única e inimitable que es Madame Alonso, erigiendo cuando lo interpreta un impresionante efecto visual sobre el público, que invariablemente la contempla entre conmovido y extasiado, su auténtica sinceridad es realmente abrumadora, la correcta posición de su cuerpo durante toda la obra, unida a sus perfectos equilibrios, hace que ostente una asombrosa limpieza técnica, su tiempo prolongado encima de la puntas es una alusión a la poesía, infaliblemente siempre muy alejada de cualquier incorrecta colocación; el ballet es un arte sublime repleto de belleza, con una precisa, tradicional y concebida técnica, algo que Anette demuestra milimétricamente en todas sus actuaciones, trasmitiendo con sistematicidad al auditorio mensajes con resultados insólitos, no obstante, lo mejor se obtiene cuando la apreciamos alejada en la búsqueda del abaratado espectáculo circense, algo muy habitual hoy en día.

    Asimismo no puedo dejar de hacer referencia a su sublimes Odette-Odile, las cuáles he presenciado en varias oportunidades en España. En mi opinión existe una enorme diferencia entre moverte encima de un escenario, a la de efectuar una virtuosa coreografía como las instituidas por Alicia Alonso, con las posiciones, estilos adecuados y las precisas exigencias a que corresponde la época, perfiladas desde el comienzo de la obra hasta su terminación, así sucede con el desempeño de Anette durante la interpretación de “El lago de los cisnes”; ejemplo de esto son los dos pas de deux en el segundo y tercer acto, ambos ejecutados de forma soberbia, observarla respetando religiosamente semejante caballo de batalla, acompañada de un atento partenaire, es una delicia, jamás acude al facilismo de violar las pautas adecuadas que exige la tradición y el clasicismo con el objetivo de conquistar ponderaciones, cuando asistes al teatro en la actualidad, en la mayoría de los casos, las nuevas generaciones de bailarines crean una absoluta sumisión al fácil cumplido, siendo este su único objetivo, esto produce en el espectador la sensación de carencia profesional, como si percibieses danzar a alguien amateur. La Srta. Delgado durante sus impecables momentos nos proporciona la lección que el gran ballet sigue vivo.

    La última “Bella Durmiente” que presencie, fue filmada por un amigo asistente durante el transcurso del Festival de Ballet en La Habana, consistió en la nueva y magnífica versión de Alicia de esa joya con música del inmortal Tchaikovski, habituado estoy a observar por el mundo a diferentes compañías en esta obra; una vez más me tope con Anette como la protagonista de la princesa Aurora, como merito a exaltar diré que fue una noche en mi casa de Valencia, rodeado de especialistas de la prensa, sin exceptuar a nadie todos resultaron extasiados con la puesta y con Anette, a quien consideraron ideal para el rol por su candidez y dulzura. Si reflexionamos, su baile esta caracterizado por un excelente buen gusto, durante la proyección hogareña obtenida de forma pirata, notamos que fue aclamada delirantemente por el público, resultando imposible criticar el más mínimo detalle, admiré profusamente sus pirouettes, saltos y bellas extensiones, de sobra es conocido que la escuela cubana de ballet posee sus propias características, es Anette una máxima exponente de ella; algunos versados manifiestan continuamente valorando como virtud a exaltar, que una adecuada ejecución de Aurora, con apropiado sentido dramático y coreográfico, es la consagración de una bailarina. Sin la menor duda, “El Ballet Nacional de Cuba” junto a Anette cumplen dicha profecía. Muy excitante la puesta, deslumbrante su princesa ¡FELICIDADES ALICIA!

    Como decimos en España, sé de buena tinta, que gracias a un gobierno consecuente y a Alicia Alonso, es que las figuras jóvenes han podido desplegar una esplendente carrera dentro del B.N.C, quizás parezca parcializado y chovinista al escribir solo sobre mi preferida, no ignoro que hay dentro de la institución excelentes valores a exaltar, prometo referirme a ellos en otra oportunidad, pero en esta ocasión prefiero hacerlo con emoción y justeza, sobre la nueva gran bailarina de Cuba que es Anette Delgado.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también