Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

La verdadera historia de la canción “El Mayor” (+ Video)

| 18

el-mayor

Armando Boudet Gómez /Fotocopia: Archivo Adelante
Tomado de Segunda Cita/
Adelante

Camagüey,- El 11 de mayo de 1873, en los potreros de Jimaguayú, del hoy municipio de Vertientes, cayó en combate Ignacio Agramonte y Loynaz, El Mayor. Cien años después, en la Plaza de San Juan de Dios, el Comandante en Jefe Fidel Castro pronunció un memorable discurso en el que no solo enalteció su figura patriótica, sino que dejó para los camagüeyanos la no menos heroica tarea de sembrar sus amplias llanuras de escuelas, de fábricas y de hospitales.

Al cumplirse el aniversario 138 del infausto acontecimiento de Jimaguayú y el 38 del discurso de Fidel, es oportuno recordar otro hecho muy simbólico de ese día, que contribuyó a perpetuar la imagen de Agramonte para las actuales y futuras generaciones: la canción El Mayor, compuesta y cantada por primera vez por Silvio Rodríguez en la memorable velada.

En ocasión del 50 cumpleaños del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Giraldo Mazola Collazo, primer presidente de esa institución en el país, presentó aquí su libro Encuentros con la memoria, en el cual relata pasajes de sus relaciones con distintos personajes de la lucha clandestina, su estancia y pasos fundacionales por el ICAP y su presencia en Camagüey como dirigente del Partido, ocasión esta última en la que participó en la organización del acto conmemorativo por el centenario de la muerte de Agramonte.

Días antes de la presentación de su libro, Mazola se comunicó con Silvio para imponerlo de su relato acerca de la velada y de la tarja develada en la Plaza San Juan de Dios. En su correo electrónico, le reprochó muy delicadamente que en una reciente entrevista con Cubadebate había hablado del origen de muchas de sus canciones sin mencionar la compuesta en homenaje a El Mayor y le dijo que le gustaría tener algún comentario suyo para compartirlo en Camagüey.

A continuación transcribo la respuesta del cantautor, que obtuve en la presentación de la obra de mi amigo Mazola, a quien recuerdo de su época de dirigente del Partido aquí, no solo por las malas noches que nos hizo pasar al colectivo de Adelante, sino también por las enseñanzas que nos dejó.

Aquí Silvio:

Cuando tú me escribiste en 1973 para que hiciera una canción para la conmemoración de la caída en combate de El Mayor, yo llevaba años pensando que le debía esa canción. De los patriotas que estudié en primaria, Agramonte siempre fue uno de los que me atrajo, porque su historia se enseñaba ligada a los aspectos de su vida personal, humanización que hace más atractivo al héroe, porque al ‘bajarlo a tierra’ nos identificamos con él más fácilmente.

Recuerdo que me telefoneaste y te dije que necesitaba refrescar la vida del patriota. Me mandaste los documentos que el Partido estaba usando para preparar el evento que se acercaba. Yo empecé a leérmelos, pero eran demasiado densos para mí. Entonces me sumergí en la Historia de la Guerra de los 10 años, de Ramiro Guerra, y en otros libros.

No era seguro que la canción viera la luz al menos en la celebración oficial, porque una comisión partidista debía aprobarla. Aún así, cuando faltaba una semana para el acto, yo había hecho al menos dos bocetos de canción pero ninguno me convencía. Faltando apenas unos días y pensando que todavía no había dado con lo que deseaba, compuse El Mayor, tal y como se le conoce de principio a fin.

Al día siguiente debíamos grabarlo con el Grupo de Experimentación del ICAIC, donde trabajaba, y la grabación debía volar hasta Camagüey, donde sería examinada. O sea, que el mismo día en que escribí la canción tuve que hacerle el arreglo.

La respuesta se demoró en llegar como dos días. Ya yo estaba pensando que era negativa, cuando de pronto nos dijeron que teníamos que tomar un vuelo para Camagüey, porque íbamos a interpretar la canción en el acto. Aquello sí que fue una total sorpresa, porque yo pensaba que la canción era para usarla de fondo, nunca para cantarla en vivo y mucho menos en el mismísimo acto en que hablaría Fidel.

Por entonces yo estaba más o menos cuestionado oficialmente. Cinco años atrás habían suspendido mi música y mi presencia de la radio y la televisión cubanas y, aunque ese veto ya se había levantado, todavía me seguía cierta fama de tipo conflictivo y, para algunos, apartado de la Revolución. Haydée nos había abierto las puertas de Casa de las Américas, Alfredo las del ICAIC y gracias a eso teníamos un centro de trabajo y de estudios. Ser televisado en un acto oficial en el que el Comandante en Jefe haría el resumen, era lo último que por aquellos tiempos podía pasar por mi cabeza.

Dos o tres días después, en La Habana, un amigo me despertó a ‘periodicazos’. Cuando logré sentarme en la cama, me puso el periódico delante de los ojos: en la tercera página de Granma aparecía una foto mía, junto a mis compañeros músicos, tocando en la Plaza de San Juan de Dios. Al lado de la foto estaba la letra de mi canción a El Mayor. Lo primero que se me ocurrió fue que aquel amigo había impreso un simulacro de Granma para hacerme una broma. Cuando metí la cabeza en agua y logré abrir los ojos, supe que era verdad.

“Gracias, Mazola, por lo que te toca en esta breve historia”.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amaury Pérez dijo:

    Quiero decir que esa maravillosa canción fue grabada en Los Estudios del ICAIC por el inolvidable grabador Germinal Hernández y el asistente de sonido de aquel evento histórico fui yo. Guardo ese recuerdo muy nítidamente y con orgullo.

  • Ileana dijo:

    GRACIAS SILVIO, POR ESTA HERMOSA CANCIÓN. REUNIR EN UNOS VERSOS Y EN LA MÚSICA UNA IMAGEN DE UNA PERSONALIDAD TAN IMPACTANTE; JOVEN , REVOLUCIONARIA, UN HOMBRE AMANTE Y CABALLEROSO, UN SER EXTRAORDINARIO, NO ES NADA FACIL Y MENOS, HACERLO EN APENAS HORAS. ESO ES UN HITO. SOLO UNA FIGURA COMO AGRAMONTE Y UN POETA COMO TU PUDIERON LOGRARLO.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Saber las interioridades de las cosas nos sorprende.
    Quien iba a pensar que esta canción iba a tener esa génesis. Una canción que se identifica como de gesta, por estar dedicada, habla y alaba la figura de esa legendaria figura, su temple y su gran amor, (cosas que lo hacen humano y la vez palpable), por lo menos yo pensé desde niño que Silvio la compuso con mucho tiempo para elaborarla y que fue pulida, abrillantada y filtrada, pero no no fue así.
    Esto habla mucho de la genialidad de su autor y de los que ayudaron después en la musicalización y grabación . Gracias por habernos legado esa joya para la posteridad, gracias.

  • CARIDAD VAZQUEZ dijo:

    A MI JUICIO, ESE POEMA CONVERTIDO EN CANCION, ES EL HOMENAJE DE TODO UN PUEBLO REALIZADO POR UN VIRTUOSO Y HUMILDE POETA QUE SUPO RESUMIR LA BRILLANTE VIDA DE UN INSIGNE PATRIOTA.

    GRACIAS SILVIO POR TU PROLIJA OBRA.

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    QUERIDO SILVIO,

    HACE TIEMPO NO TE ESCRIBO NADA AQUI, DONDE ÚNICO LO HE HECHO. RECUERDO QUE LO ÚLTIMO FUE EN “TODA UNA VIDA”. ANTES DIJE ALGO SOBRE “EL HOMBRE DE MAISINICÚ”. “ALBERTO DELGADO” ES UNO DE MIS MÁS QUERIDOS HÉROES DE ESTA NUEVA ETAPA. TU CANCIÓN, MI FAVORITA.

    RECUERDO MUCHAS COSAS DE TU TRAYECTORIA SIEMPRE. HE ADMIRADO LA ENTEREZA CON QUE CONTINUASTE PARA ESTAR HOY AHÍ. CADA VEZ MÁS INMENSO Y HACIENDO MILES DE COSAS; PERO PARA SIEMPRE.

    CÓMO NO ME UBA A SOLIDARIZAR CONTIGO, EN AQUELLOS TIEMPO, SI UN “SEBASTIÁN ARCOS BERGNES” ME PUSO EL SELLO DE “CIENTIFICISTA” Y JURÓ: MIENTRAS QUE YO SEA MILITANTE DEL PARTIDO COMUNISTA J.A. NUNCA LO SERÁ.

    NI SIQUIERA ESPERÉ A QUE SE CONVIRTIERA EN UNO DE LOS MÁS AFAMADOS “DISIDENTES”.

    MI HERMANO SILVIO, ERES UN VERDADEERO EJEMPLO.

    GRACIAS POR SER COMO ERES.

    UN ABRAZO

  • Aristide Rondón Velázquez dijo:

    Gracias a mazola, pero sobre todo gracias a tí que seimpre has sido considerado conflictivo, cuande en realidad no lo eres, te creo un artista comprometido con tu pueblo. Y con tus verdades.
    De aquellos años dificiles tambien hay que histoirar para que no haya mas de epocas grises ni silvios vilependiados.
    Tú pueblo cubano te admira y te respeta. Santa Clara te espera en uno de sus barrios no solo para disfrutar de tus interpretaciones sino para rendirte homenajde merecidísimo.
    Arístides

  • el Moro dijo:

    Para mi Silvio es una especie de rey Midas y un hombre especial, que puede con pocas palabras definir principios y entregarnos mensajes ,sentimentales, patrióticos, filosóficos , amorosos , poéticos y revolucionarios.

    Recuerdo con nitidez en aquellos años 70 en mi etapa de estudiante los debates que sobre Silvio se desarrollaban en mi escuela de Santiago de Cuba, unos lo consideraban muy Polémico, hipercrítico, otros demasiado politizados pero todos reconocían su calidad y además lo escuchaban.

    Yo, como apasionado de la historia de mi pais , admiro muchísimo a Agramonte su hidalguía , su inteligencia su fervoroso patriotismo y su hombría demostrada , por eso recuerdo el acto en que se interpreto la canción , la que me impacto desde su comienzo, y además recuerdo a Silvio cantando en publico y por primera ves para mi tocando una guitarra eléctrica , cosa que no lo había visto hacer .

    En fin hoy celebro conocer, la historia de la canción , el aspecto humano y también la participación de mi admirado Amaury y de todos aquellos monstruos del GES del ICAIC. en esta maravillosa cancion.

  • Esperanza dijo:

    Gracias Silvio, por esta y todas las demás, tengo 19 de tus discos y los adoro. Ahora más al saber como la escribiste. Eres un gran hombre y un honesto cubano.

    Gracias.

  • Mariana dijo:

    Muy buena canción, una de las mejores de Silvio según mi gusto, pero lo que verdaderanebte me emociona de la canción es oirla pensando en la historia de Agramonte y de Cuba.

  • heidy dijo:

    Silvio, cada día lo admiro más y respeto por ser un hombre tan consecuente y tan justo.

  • Carlosglez dijo:

    Gracias Silvio, por tener ese amor tan grande por tu bella isla de Cuba y ser un defensor de tu patria, como eres por perdonar como los has hecho, y por sobre todas las cosas ser CUBANO, hoy se me aguaron los ojos al leer, en que condiciones hiciste esa canción tan bella tan patriótica,tan real, fuente de luz de todos los CUBANOS,los que peinamos canas sabemos muy bien de que hablas.

  • barbara dijo:

    Recuerdo que en una oportunidad, allá por los finales de la década del 80, asistía a la conferencia de un “poeta” que por ética no mencionaré, y aquel hombre apasionado criticaba uno de los versos de El Mayor, y decía más o menos: “quién ha visto una poesía así? quién ha visto que va cabalgando sobre una palma escrita sea un verso…? y yo, humildemente, con mi rostro de joven y rebelde, que más que cantar, recitaba aquella canción de Silvio, y se la enseñaba a mis amigos, me puse de pie, pedí permiso y abandoné la sala porque definitivamente quien daba la renombrada conferencia no sabía, absolutamente nada, de lo que es poesía.
    Gracias Silvio, otra vez…

  • ORESTES dijo:

    NUNCA UNAS POCAS ALQUIMIAS FUERON TAN CERTERAS EN EL REFLEJO DE LA VIDA, LUCHA Y AMOR DE UN HOMBRE. COMO NO PODIA SER DE OTRA FORMA LA CANCION FUE INTERPRETADA POR LOS JOVENES EN EL ACTO MAGNO EN HOMENAJE AL MAYOR.
    LA HISTORIA QUE CUENTA SILVIO AUNQUE DESCONOCIDA PARA MI, NO ES INESPERADA. LA REVOLUCION,PORQUE ES GENUINA TENIA QUE ACTUAR DE ESA FORMA, NO HABIA OTRA, DE LO CONTRARIO HOY NO FUERAMOS LO QUE SOMOS.
    LA FIGURA DEL MAYOR FUE OBICE DE MI MISION EN ANGOLA, DE LOS DESTACAMENTOS DE TANQUES (RUSOS) CON LOS QUE DESFILE EN LA PLAZA HACIA LA DECADA DEL 80 EN MI EPOCA DE “CAMILITO”. DE AGRAMONTE, DE SUS VILLAS SEÑORIALES Y DE SU REVOLUCIÓN HABLA LA CANCION, Y CON ELLA TODOS LOS QUE CREEMOS EN LA CABALLERIA CAMAGUEYANA Y EN LA BATALLA DE HOY.
    LUEGO, HOY MAS QUE NUNCA ESA DIVINA CANCION ESTA AQUI EN EL LADO IZQUERDO DEL PECHO.

    SALUDOS SILVIO, SALUDOS MASOLA……….

  • Magalys dijo:

    Esta canción de El Mayor es una belleza lírica, un poema, porque Ignacio Agramonte resulta un héroe de carne y hueso que dejó su vida de clase por la Patria, porque amó a su Amalia, en fin, y todo eso Silvio lo llevó a su canción. Es bueno siempre conocer la génesis de la obra y esta anécdota de Silvio ilustra lo que fueron tiempos duros y sin embargo no lo hicieron flaquear ni derrumbarse, porque es un artista y hombre auténtico, y lo ha probado a lo largo de los años. Resulta hasta positivo que sucedieran cosas como esas de prohibirlo en la Radio y la TV, y hasta tildarlo de conflictivo, porque así no fue un hombre aburrido, sino por el contrario carismático. Yo amo a Silvio, me sé todas sus canciones y así, con su fama de pesado, lo adoro, sus canciones fueron las de cuna de mis hijos y hoy las canta y toca a la guitarra mi hija, tengo todas sus grabaciones y la única vez que desobedecí fue cuando me automandé a la cobertura de su gira por las cárceles. También está Mazola, mencionado en el comentario, como un dirigente con neuronas que supo encontrar en Silvio el único a la altura para escribirle una canción a El Mayor, y enfrentó la censura. Gracias Silvio, por existir y ser el creador que eres

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Cuando se llame Al Combate!,la canción El Mayor,será uno de los hinmos que nos acompañará.Ojalá nunca tenga que suceder.
    Ese genial tributo a la persona de Ignacio Agramonte,solo podía salir de la mente del Genio.
    Por encargo o no de todas formas esa obra tendría que necesariamente salir a la luz.
    Son de las canciones que te erizan la piel,te aguan los ojos y te enardecen el alma.
    Gracias Silvio!

  • Roberto Gili Colom dijo:

    Gracias, Poesta, por sus aleccionadores comentarios sobre la génesis de esta pieza, nacida para vivir por siempre como tatuada en nuestras memorias de una época irrepetible. Una vez más se cumple de su mano el apotegma: recordar es volver a vivir.
    Saludos,
    RGilí

  • Ramoncito de Cemento dijo:

    Querido Silvio, yo soy un Camagüeyano-Agramontino que hoy resido en la Capital, pero en 1973 estaba en la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de esa provincia, en el lugar conocido como “Alas Cívica”, tuve el honor de participar en la parada militar en Jimaguayú y sobre todo, viví y disfruté, como parte del pueblo camagüeyano, del Acto en San Juan de Dios, con aquel recuento histórico realizado por Fidel acerca de la vida y obra del Mayor, los conflictos de la época, aquella evocación sobre la caballería de Agramonte y como deben ser nuestros tanque, en fin un Acto que queda para la historia patria………,pero además de eso, tuve el privilegio de oír por primera vez, ese Himno de Combate que ha sido para mí, tu hermosa canción.
    No tienes ideas (a lo mejor sí) de lo que constituye para los camagüeyanos de mi edad (55 años), recordar ese momento…tu sabes lo orgullosos y arraigados que somos y además todo lo vinculamos con Agramonte y donde quiera que nos encontramos, ese es el tema, y si ha eso le podemos unir el hecho maravillosos que tu hayas compuesto e interpretado esa tremenda canción, siendo como eres un exponente viviente de cubanía, entonces es doble nuestro orgullo.
    Felicidades en este 38 aniversario de nuestro Himno de Combate Camagüeyano.
    Te abraza
    Ramoncito de Cemento

  • José Tavarez dijo:

    Teía mis dudas, sobre tu firmeza en la que ha trillado los surcos de tu arte, que es más que música, es más que poesia, es más que canto, es la representación iconografica de las presentes generaciones, entre la que obviamente estoy, generación que labró junto a tí la campiña de las verdades convertidas en semilla,flor y fruto. Comprové en tu ultima visita a mi ciudad ( Santiago), que sigues tan comprometido y firme como siempre.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también