Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

FARC libera a dos rehenes en Colombia

| +
armando-acuna

El consejal Armando Acuña llevaba 20 meses secuestrado

El dirigente político colombiano Armando Acuña y el infante de Marina Henry López, secuestrados por el grupo armado FARC, recobraron hoy su libertad, tras una gestión humanitaria realizada por la ex senadora Piedad Córdoba y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Los dos liberados arribaron al aeropuerto Gustavo Artunduaga, de la ciudad de Florencia, capital del departamento (estado) de Caquetá, sur del país, a las 15.50 locales (20.50 GMT) en un helicóptero del gobierno de Brasil.

Tras descender en el aeródromo, sólo Acuña, vestido con traje y corbata y ondeando la camiseta de fútbol del equipo de primera división Atlético Huila, se dirigió a la prensa para pedir “unidad nacional” entorno a la paz.

Luego, él y el militar abordaron un avión de la Fuerza Armada Colombiana, que los llevaría a Bogotá donde los esperaban sus parientes.

Acuña era concejal del municipio de Garzón, en el departamento de Huila (sur), cuando fue secuestrado por las FARC el 29 de mayo de 2009, mientras que el infante de López, fue retenido por esa organización el 23 de mayo de 2010, en el departamento de Caquetá (sur).

Con el dirigente y el militar, además del político regional Marcos Baquero liberado el miércoles anterior, ya son tres los secuestrados a quienes las FARC dejaron en libertad de manera unilateral, de un grupo de cinco en total que prometió entregar.

Los dos rehenes restantes son el mayor de la policía Guillermo Solórzano, secuestrado el 4 de junio de 2007, en Cauca (sur), y el cabo del ejército Salín Antonio San Miguel Valderrama, retenido el 23 de mayo de 2008 en un enfrentamiento en Tambo (Tolima).

Ambos serían puestos en libertad el fin de semana y entregados a la misma misión humanitaria que encabeza Córdoba, de acuerdo a lo prometido por la organización guerrillera.

Acuña, quien fue rescatado primero que el infante López en un lugar selvático del sur del país, dijo al arribar a Florencia que su propósito era el de “convocar” a sus compatriotas para buscar la paz.

“Quiero aprovechar este momento para dirigirme al gobierno nacional, dirigirme de igual manera a todos los alzados en armas, a las insurgencia en general, dirigirme al pueblo colombiano para proponer o pedir unidad nacional por la paz y la reconciliación”, expresó el dirigente.

“Es la hora -agregó Acuña- de dialogar y de buscar entre todos el camino de la paz y la reconciliación, encarando con dignidad, respeto, realismo y audacia la solución del conflicto colombiano. Diálogo nacional entre comunidad, gobierno e insurgencia”, exigió.

El dirigente coincidió con Baquero, quien también expresó a su regreso a la libertad el anhelo de motivar un proceso para exigir la liberación de los 16 secuestrados aún en poder de las FARC y un posible acuerdo de paz con ese grupo.

La ex senadora Córdoba también urge por una salida negociada al conflicto interno que vive desde hace 40 años su país y es optimista tanto de una pronta liberación de los restantes secuestrados, como de un eventual acercamiento entre el gobierno y las FARC para hablar de paz.

Pese a que el gobierno de Juan Manuel Santos dice no haber cerrado las puerta para un diálogo con esa organización, el presidente dijo esta semana que estuvo a punto de suspender el proceso de rescate de los cinco secuestrados ante la retención por parte de las FARC de dos empleados de una empresa papelera hace un par de días.

“En las manos de cada colombiano está la semilla de la paz y la posibilidad de construir porvenir”, puntualizó Acuña.

(Con información de ANSA)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también