Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Transfieren caso de Assange a corte encargada de terrorismo

| 3

julian-assange-conferencia-wikileaks1El caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, será transferido a la corte de Belmarsh, al sureste de Londres, para ser tratado como una cuestión de terrorismo a partir del próximo 11 de enero cuando tendrá lugar la próxima audiencia.

A través de la cuenta de Twitter de WikiLeaks, el sitio confirmó que la justicia británica decidió transferir el caso de Assange a la corte de Belmarsh, conocida por tratar cuestiones relacionadas con el terrorismo.

El cambio de corte hace sospechar de que la justicia británica va a retomar las causas contra el fundador de WikiLeaks siguiendo las directrices solicitadas por Estados Unidos, según reportes de la cadena británica BBC.

En Belmarsh se encuentra una de las prisiones de máxima seguridad de Reino Unido, donde se retiene a los acusados de terrorismo sin juicio previo. Anmistía Internacional (AI) la considera el Guantánamo británico.

De ser juzgado Assange en términos de terrorismo, su detención y confinamiento podrían ser inmediatos y su defensa se complicaría dado que las leyes en el Reino Unido, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, permiten la detención y retención de sospechosos.

El fundador de WikiLeaks, un periodista australiano de 39 años de edad, podría pasar a acompañar a los 11 presos que actualmente se encuentran en Belmarsh, sospechosos de terrorismo y a la espera de juicio.

Assange se encuentra en la actualidad en libertad condicional en Reino Unido mientras sigue su proceso de extradición a Suecia, donde es requerido para enfrentar supuestas agresiones sexuales contra dos mujeres suecas en agosto pasado.

La próxima vista del proceso de extradición a Suecia de Assange está prevista para el 11 de enero, pero hasta ahora se conocía que tendría lugar en el tribunal de Westminster, en Londres.

Assange ha denunciado que él y otros miembros de WikiLeaks han sido amenazados de muerte desde que el sitio web comenzó a finales de noviembre pasado a publicar parte de los 250 mil cables que ponen al desnudo la política exterior de Estados Unidos.

(Con información de Notimex)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    El acusador en el banquillo de los acusados.

    Tal pareciera que al destapar la Caja de Pandora y descubrir el rostro del monstruo que se despertó con la luz de la luna, el que portaba los secretos se convirtió en criminal y no tendrá salvación alguna.

    El Reino Unido deberá tener algunas eminencias en la justicia que colabore para que el crimen no sea mayor. A fin de cuentas en la población de las tres partes de ese sistema imperial que tiene siglos de existencia hay una historia de caballeros que deberá respetarse y los reyes de Inglaterra no deberán permitir que se manche de tal forma la corona.

    La sangre anglosajona parece tener cierto iman que confunde a las dos partes a la madre y a la hija y tal que copian sistemas de torturas y de encarcelamiento, propios de los que se ensayaban en la Inglaterra de la Edad Media y dibujan cárceles iguales.

    Bastaría con que se le de a conocer a todos los partidarios de Julian Assanges y a sus familiares de los propósitos de la “justicia” en el Reino Unido para que se pusieran a temblar, a llorar, a pedir clemencias y se les ocurriera destruir todo el arsenal de documentos, salvo que ya estén a buen recaudos en millones de equipos electrónicos, para que saltaran de alegría los imperialistas y sus cómplices en todo el mundo.

    Podrán ajusticiar al que creo la confusión, pero el mostruo está a la vista y eso no lo puede negar nadie.

    Puede acaso el conocimiento o no de estos documentos evitar que se sea más o menos culpable ante los crímenes imperiales que se han cometido, ante los millones de muertos en las guerras de la codicia y el horror.

    El peor crimen es que los criminales acompañan estos intentos con la hipocrecía de los derechos humanos y !hay! de la verguenza de los pueblos de EE.UU. y de la Isla de la Gran Bretaña con historias tan largas y con héroes tan queridos.

    El Partido Laborista de la Gran Bretaña, debería reconsiderar su postura para con el Estado y para con el pueblo.

    Julian Assange no es un santo, es un ser humano con defectos y virtudes como todos los somos, pero el imperio quiere ahora echarle toda la culpa y me pregunto y los muertos y la injusticia y la extorción y la traición a los habitantes del planeta dónde la dejan?

    Sería bueno que antes que el mundo se hunda en la miseria moral a que lo conduce el capitalismo, los seres humanos salvemos lo que queda de moral y de principios, que aún basta para salvarlo.

  • Manuel dijo:

    No creo que los ingleses permitan ese atropello. Los que debieran estar en Belmarsh son los dirigentes de EE.UU. y Reino Unido. Cada dia se descubre que tras la persecución de J. Assange está EE.UU. Suecia y Reino Unido no son sino simples vasallos que reciben las instrucciones del señor. De un simple polvo al desnudo, como decian las autoridades suecas, ya nos adentramos en las penumbras del terrorismo. Pronto le acusaran de ser un próximo de Bin Laden, miembro ejecutivo de Al Qaeda y ¿porqué no? haber comanditado el asesinato de J.F. Kennedy. Con este proceso estamos en un mundo kafkiano.

  • RAMON FONSECA dijo:

    Donde esta la soberania de gobierno ingles quesi plega a los designiops de E,U tan facilmente .¡ que desverguenza!
    Otra vez el doble rasero en cunto ala libertad de expresion y de informacion
    la debil protesta de reporteros sin fronteras debe radicalizarse

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también