Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

EEUU: Obama y su poder de desconectar internet

| 2

ciberguerra-pressAmparado en una ley de la Segunda Guerra Mundial, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tendría el poder de desconectar de internet a computadores y servidores en caso de una emergencia nacional.

La ley fue aprobada en 1942. El ataque de Japón a Pearl Harbour provocó el temor de una invasión y el Congreso respondió dándole al presidente Franklin Roosevelt amplios poderes para controlar redes telefónicas y de telégrafos.

Ahora casi 70 años después, las redes de telégrafos desaparecieron y el teléfono es apenas una de varias formas de comunicación.

Y aunque la ley de 1942 no menciona internet, el gobierno de Obama le dijo al Congreso en junio que citaría la ley en caso de emergencia.

No ha sido probada en tribunales, pero expertos dicen que la sección 706 (d) de la Ley de Comunicaciones podría dar al presidente una autoridad de amplio alcance para apagar sistemas clave de computación.

A la ley se la conoce ahora como el “interruptor presidencial de internet”.

¿Autoridad del presidente?

El presidente podría ordenar la desconexión de internet para proteger las infraestructuras en caso de amenaza.

El próximo Congreso, que asume funciones en enero, estará bajo presión para reforzar las defensas cibernéticas del país, y analistas de seguridad, defensores de la libertad en internet y senadores dicen que los legisladores deben actualizar esos poderes de emergencia para limitar o, al menos, definir más claramente la autoridad del presidente.

Un analista le explicó a la BBC que si los sistemas de computación en las instalaciones eléctricas y de gas natural de Washington fueran infectadas por un potente virus, el presidente podría ordenar que se desconecten de internet para proteger la infraestructura física.

En otro escenario hipotético, el presidente podría ordenar el cierre de las redes que albergan los servicios financieros de Wall Street para evitar un inminente ciber ataque.

En ambos casos, las situaciones tendrían consecuencias para las compañías y los individuos.

“Efecto contagio”

Y activistas por las libertades civiles están preocupados por la posibilidad de que se abuse de los poderes que brinda la ley.

No está claro si la desconexión de las redes de EE.UU. afectaría a internet en el resto del mundo, además de, por ejemplo, bloquear a los usuarios el acceso a una página web popular.

Greg Nojeim, del Centro para la Democracia y la Tecnología, dijo que había “un alto riesgo” de “un efecto contagio en otros países”.

Sin embargo, es casi imposible para el presidente de EE.UU. -o para un solo agente- desconectar todo internet.

Guerra cibernética

Algunas voces advirtieron desde el Pentágono de infiltraciones en las computadoras militares.

El debate sobre la autoridad del presidente en una guerra cibernética llega en medio de la creciente evidencia de que algunos países están desplegando ciber armas contra adversarios.

El potente virus Stuxnet, que infectó computadoras a lo largo del mundo, habría sido diseñado específicamente para atacar los sitios nucleares de Irán.

Algunos analistas aseguran que el gusano era tan sofisticado que solo podría haber sido lanzado por un país.

Tan solo este año, instituciones del gobierno de EE.UU. sufrieron 1.800 millones de ciber ataques por mes.

Y las autoridades también temen por este tipo de ataques contra el sector privado, que opera hasta el 85% de la infraestructura clave del país: plantas de energía, proveedores de internet y compañías telefónicas, entre otras.

El grupo bipartidista de senadores que participa actualmente en modificar las leyes de seguridad cibernética son conscientes de la amenaza que representan este tipo de ataques.

Poderes “mejor definidos”

Los senadores republicanos sostienen que los poderes del presidente deben estar mejor definidos y delimitados.

Sin embargo, sostienen que los poderes del presidente deben estar mejor definidos y delimitados.

“La autoridad del presidente para hacer frente a un ataque cibernético catastrófico dirigido a la infraestructura crítica será cuidadosamente definido y limitado”, dijo la senadora republicana Susan Collins.

“El presidente no tendría la autoridad para tomar el poder de las infraestructuras críticas”, agregó.

Algunos incluso cuestionan la necesidad de que el presidente tenga estos poderes de emergencia.

Greg Nojeim, del Centro para la Democracia y la Tecnología, dice que las empresas de internet están mejor equipadas que el gobierno para decidir si deben cerrar sus sistemas o bajarlos de internet.

Y para James Lewis, director del programa de tecnología y políticas públicas en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales en Washington, se pregunta si el “interruptor presidencial de internet” sería eficaz teniendo en cuenta que los gusanos de internet recién suelen ser descubiertos tras atacar.

“Casi nunca llegan con un aviso previo”, dijo.

(Con información de BBC)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alicia Torres La Rosa dijo:

    si Obama hace eso es un verdadero loco de atar , pues el mundo entero estaria de forma contraria a él, nadie esraria de acuerdo

  • Mercedes Rodríguez García dijo:

    Ratifico lo de loco y le añado, paranoico… a Obama y a todo aquel que se crea que porque tiene poder es capaz de aislar al mundo de las comunicaciones. Internet nació como un antídoto para las falsas democracias. Que tome todas las medidas que quiera, pero sus días de poder ya están contados. Todas las acciones llevadas a su máxima expresión, engendran su contrario. Internet se le ha convertido en un boomerang.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también