Imprimir
Inicio » Noticias  »

Julio se convierte en el peor mes para las tropas de EE UU en Afganistán (+ Fotos)

En este artículo: Afganistán, Estados Unidos
| 2

Baja de soldados noteramericanos en Afganistan

La muerte de 66 soldados estadounidenses en Afganistán en julio supone un nuevo récord negativo para las tropas de EE.UU. en la larga guerra que se libra en el país asiático. El último balance de víctimas confirmado por la OTAN, con seis militares fallecidos entre el jueves y el viernes, convierte julio en el mes más sangriento en nueve años de conflicto. En lo que va de 2010, han perdido la vida 265 militares estadounidenses en territorio afgano.

Los seis últimos muertos cayeron en cuatro ataques separados en el sur de Afganistán, donde son más fuertes los talibanes. El arma más utilizada contra los soldados estadounidenses son las bombas rudimentarias, a menudo fabricadas con fertilizantes, colocadas en las cunetas de las carreteras.

Junio había marcado el anterior récord de fallecidos, con 60 muertos. El número total de víctimas mortales sufridas por la OTAN en julio no ha llegado al máximo del mes pasado, 103, informa The Washington Post. Los comandantes estadounidenses ya habían pronosticado un aumento en las bajas, debido al incremento en 30.000 soldados de las fuerzas desplegadas en el país, que suman unos 95.000 militares, y a las incursiones en bastiones de la insurgencia.

El verano es tradicionalmente la época de mayor actividad de los talibanes, que no se ven limitados por las gélidas temperaturas de las montañas, pero el aumento de víctimas estadounidenses también refleja el crecimiento continuo, en tamaño y potencia, de la insurgencia. Fuentes de EE UU y Afganistán calculan que las fuerzas talibanes sobrepasan los 30.000 hombres. Los rebeldes ya no limitan su presencia al sur y este afganos, sino que han ganado poder en muchas más zonas del país, en especial en el norte.

De hecho, entre un tercio y la mitad de los 82 distritos considerados por la OTAN como cruciales en la guerra están bajo influencia talibán, según un alto funcionario de la Alianza citado por el diario estadounidense.

Las bajas afganas también han crecido, lo que mina el apoyo de la población local y complica la misión militar. Un ejemplo fue la protesta desatada ayer en las afueras de Kabul, tras el choque de un vehículo conducido por contratistas estadounidenses que causó la muerte de cuatro civiles afganos. La policía tuvo que disparar para dispersar a la multitud enfurecida, que había prendido fuego a los vehículos tras el accidente. Los manifestantes gritaban “Muerte a Estados Unidos” y lanzaban piedras.

La Casa Blanca suplica a Wikileaks

Tampoco contribuyen a aumentar la popularidad de los soldados de EE UU los documentos secretos publicados esta semana por la web Wikileaks. El jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército de Estados Unidos, el almirante Mike Mullen, acusó el jueves a Julian Assange, el fundador de Wikileaks, de tener “las manos manchadas de sangre” de soldados estadounidenses y de familias afganas, a los que podría haberles costado la vida la difusión de sus filtraciones, en su mayor parte informes de campo de los militares.

Por su parte, el secretario de Defensa, Robert Gates, advirtió que “las consecuencias en el campo de batalla de estos documentos es potencialmente grave y peligrosa para nuestras tropas, nuestros aliados y socios afganos, y podrían dañar nuestras relaciones y reputación en esa parte clave del mundo”.

De hecho, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, pidió en una entrevista en la cadena NBC que la web no publicara nuevas filtraciones. La Casa Blanca “sólo puede implorar a la persona que tiene los documentos que no cuelgue más en internet”, dijo.

Según varios medios de comunicación, la Wikileaks tiene en su poder decenas de miles de cables diplomáticos estadounidenses, que habrían sido entregados por un analista de espionaje del Ejército.

(Tomado de El País, España)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Trino dijo:

    Saludos desde Tiuana Mexico.

    Y mas que se va a poner si el imperio no retira sus tropas,porque con cada afgano civil que muere injustamente victima de bombardeos de EUA,o de la OTAN, el sentimiento patriota Afgano-Taliban crece mas y con mas odio y los hace mas resistentes y mas ferozes contra los invasores.

  • unkas dijo:

    Y entonces que esperaba el Imperio?, que aplaudieramos sus acciones?

    Las infiltraciones de documentos en Wikileaks son justas y no es precisamente esta organizacion la que tiene las manos manchadas de sangre. Es el imperio quien las tiene.

    Injustamente invadiendo Paises, injustamente muriendo civiles, injustamente muriendo sus propios soldados que van pensando en que las tienen todas ganada. Miren los suicidios. Las cosas que se veran obligados a hacer sin querer. Yo no los justifico pero la mayoria de las personas no estan acostumbradas a cometer atrocidades. Disparar sin ver es una cosa y disparar sabiendo que vas a matar es otra. En una guerra se mata a sangre fria y uno no tiene tiempo de pensar hasta que ya ha pasado todo

    No es suficiente que el imperio este de rodillas pidiendo que no se publiquen los documentos. De rodillas tiene que estar ante todas sus victimas y sus injusticias. De rodillas ante los Cinco por haberlos encarcelado injustamente. No hay nada que pueda pagar las perdidas humanas, no hay nada que pueda pagar la falta de libertad y el tiempo perdido

    EL IMPERIO AL HUECO PARA SIEMPRE, CON MUCHAS BACTERIAS

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también