Imprimir
Inicio » Noticias  »

Rechaza Cuba manipulación de lucha al crimen transnacional organizado

| 2

Bandera cubanaCuba rechazó hoy en Naciones Unidas la pretensión de utilizar el problema del combate contra el crimen transnacional organizado como pretexto para imponer el concepto de soberanía limitada.

Dijo que esos intentos tratan de sobredimensionar el fenómeno bajo el argumento de que afecta la estabilidad y la paz regional o internacional y sostuvo que su tratamiento no corresponde al Consejo de Seguridad.

La postura de Cuba fue expuesta ante la Asamblea General por su representante permanente ante la ONU, Pedro Núñez Mosquera, al intervenir en una reunión del alto nivel sobre Crimen Transnacional Organizado.

El diplomático apuntó que todos los países, con independencia de su poderío económico, extensión territorial o número de habitantes, son vulnerables a las diferentes manifestaciones del delito.

Entre ellas mencionó «los vergonzosos escándalos de fraudes financieros que han puesto en riesgo la esencia del sistema financiero internacional», la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, el blanqueo de dinero y el delito cibernético.

Para el embajador cubano, el combate contra esos actos, particularmente el Crimen Transnacional Organizado, pasa primero por la lucha contra el subdesarrollo y por el establecimiento de un orden económico internacional más justo y equitativo.

También destacó la importancia de la cooperación internacional en esa batalla, sobre la base del pleno respeto a la soberanía, en correspondencia con las legislaciones nacionales y la integridad territorial de los Estados.

No obstante, advirtió contra los intentos de utilizar el problema para tratar de imponer el concepto de soberanía limitada y rechazó la confección de listas espurias sobre países que supuestamente cometen violaciones relacionadas con el crimen transnacional organizado.

Al respecto repudió las elaboradas por Estados Unidos con claros fines políticos y de manipulación sobre temas como el terrorismo, la trata de personas, y el tráfico de drogas.

«Estos mecanismos operan al margen del sistema de la ONU y no son más que instrumentos de presión política para castigar a gobiernos que no cumplen con las orientaciones de Estados Unidos» aseguró.

Al mismo tiempo, agregó, tratan de justificar políticas de sanciones unilaterales que, como el bloqueo contra Cuba, son jurídica y éticamente insostenibles frente al derecho internacional.

Núñez Mosquera resaltó el trabajo de Cuba en la prevención del delito mediante amplios programas de desarrollo económico, social y cultural y el perfeccionamiento sistemático de su legislación.

Señaló que la isla caribeña tiene un destacado historial en el enfrentamiento a los delitos de mayor incidencia, como el terrorismo internacional, el tráfico de drogas, el lavado de dinero, la piratería y la trata de personas, entre otros.

Sin embargo, denunció que debido a la llamada Ley de Ajuste cubano vigente en Estados Unidos, Cuba enfrenta complejas situaciones migratorias, en las cuales elementos inescrupulosos hacen del tráfico ilegal de personas un lucrativo negocio.

En ese sentido, subrayó los esfuerzos y la voluntad de Cuba para combatir ese fenómeno y señaló que como parte de los acuerdos migratorios con Estados Unidos se acaba de efectuar una ronda migratoria para evaluar el cumplimiento de esos convenios.

«Estimamos que en este tema hemos avanzado, pues se ha logrado un intercambio fructífero para establecer mecanismos más efectivos de cooperación en el enfrentamiento al tráfico ilícito de personas», apuntó.

Pero, agregó, el problema no se eliminará ni se podrá alcanzar una emigración legal, segura y ordenada entre los dos países hasta tanto desaparezca la causa y el fuerte incentivo que constituye la propia Ley de Ajuste cubano y la política de pies secos-pies mojados.

La política migratoria de Estados Unidos hacia Cuba es el principal estímulo a las salidas ilegales desde Cuba y al tráfico de personas, reiteró.

Explicó que esa política permite la admisión automática en territorio norteamericano de los ciudadanos cubanos que arriban ilegalmente, sin reparar en las formas y medios utilizados, incluyendo el uso de la violencia y el riesgo para la vida de las personas por parte de traficantes inescrupulosos

Más adelante, el embajador cubano recordó que Cuba ha sido víctima de ataques terroristas efectuados por organizaciones criminales internacionales, con numerosas víctimas y cuantiosas pérdidas económicas.

En contraposición, apuntó que su país «jamás ha permitido ni permitirá la utilización de su territorio nacional para la realización, planificación o financiamiento de actos de terrorismo contra cualquier otro Estado».

En cambio, señaló que la cooperación mostrada por Cuba no es correspondida por el gobierno de Estados Unidos, «que ampara a terroristas confesos que han actuado o actúan impunemente contra Cuba desde hace cinco décadas».

En ese punto, destacó el caso del terrorista internacional Luis Posada Carriles, autor de la voladura en pleno vuelo de una aeronave civil cubana y de otros crímenes contra Cuba.

Mientras tanto, indicó, «cinco jóvenes patriotas cubanos están presos injustamente en cárceles estadounidenses precisamente por combatir el terrorismo contra Cuba. Ellos deben ser liberados de inmediato».

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Voz popular dijo:

    Tiene razón Cuba. Las bandas de delincuentes mexicanas compran armamento en los Estados Unidos. La venta de drogas es hecha libremente en las calles de las ciudades estadounidenses. Afganistán se convirtió en el primer productor mundial de amapola. Colombia es el primer productor de droga en América del Sur. Por México pasa la principal ruta de abastecimiento de droga hacia los Estados Unidos. La OTAN y Estados Unidos apoyaron a los mafiosos traficantes de droga de Kosovo. La mafia italiana sigue actuando en Italia. En todos los países de la Comunidad Europea hay tráfico de droga. Lo mismo pasa en estos países con el comercio sexual. El dinero de las bandas de dlincuentes lo manejan los grandes bancos europeos, japoneses y estadounidenses que tienen filiales por todo el mundo. Entonces se ve que realmente no están en contra de las bandas de delincuentes las potencias capitalistas

  • la voz de los niños dijo:

    estados unidos se aboga el derecho de gendarme internacional en la lucha contra el terrorismo que hace creer y algunos tontos lo creen.

    sus tropas estan donde hay petroleo,en algunos paises que tienen fronteras con naciones miembros del ALBA ,bases militares en los alrededores de los paises mas ricos y otros no, que se creen que los yanquis son sus aliados .

    DETRAS DE TODO ESTO ESTA CLARO ,QUE LO QUE PERSIGUEN ESTOS «ABANDERADOS DE LA PAZ» NO ES MAS QUE ASEGURAR EL FUTURO DE SU NACION TRATANDO DE GARANTIZAR LOS MAS ELEMENTALES RECURSOS DE ENERGIA AGUA Y MINERALES.

    para estos fines destinan millones de dolares en armas, en pagar mercenarios,en comprar cerebros ,en su sistema de inteligencia .etc.

    -se bloquean paises
    -se burlan las leyes internacionales
    -se protegen terroristas dentro de su territorio
    -se entrenan grupos de mercenarios dentro de su territorio
    -crean leyes como la ley de ajuste cubano
    -en el caso de cuba ,se les paga a algunos grupusculos para
    tratar de crear conflictos internos
    -se tienen presos a 5 luchadores cubanos contra el terrorismo,apesar del reclamo internacional para que estos sean liberados.

    EN POCAS PALABRAS ,NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE OIR

    NO SE PUEDE ENGAÑAR A TODO EL MUNDO TODO EL TIEMPO

    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también