Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Recibe Alberto Garrandés el Premio Italo Calvino

En este artículo: Cuba, Cultura, Italia, Italo Calvino, Literatura
| +

garrandesLas nubes en el agua, de Alberto Garrandés, resultó el texto ganador en la novena edición del Premio de Novela Ítalo Calvino, según se dio a conocer ayer en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Durante un acto presidido por Abel Prieto, miembro del Buró Político del Partido y ministro de Cultura, y que contó además con la presencia de Nancy Morejón, presidenta de la Asociación de Escritores de la UNEAC, se supo que la novela de Garrandés sobresalió entre las enviadas al certamen por la imaginación narrativa y el rigor en el lenguaje, de acuerdo con el fallo mayoritario del jurado integrado por Senel Paz, Helmo Hernández y Aida Bahr.

Al intervenir en la ceremonia, Daniele Lorenzi, directivo de ARCI, organización italiana que coauspicia el premio junto a la UNEAC, la revista Unión y el Grupo Fundacional Ítalo Calvino, reiteró el compromiso con la continuidad del certamen, mientras que el embajador de Italia en Cuba, Mario Baccin, resaltó la figura del escritor italiano como un alto símbolo de las relaciones culturales entre su país y el nuestro.

Alberto Garrandés (1960) es narrador, ensayista, crítico y editor. Posee un afán marcado en reseñar y antologar las obras de sus contemporáneos, y ha sido el primero en proponer un cambio para el canon de la narrativa cubana de finales del siglo xx, pero también uno de los autores que más importancia han otorgado al lenguaje para describir la complejidad del universo cubano.

Suele colaborar en revistas culturales cubanas como Unión, La Gaceta de Cuba, Anuario de Literatura y Lingüística, Revista de Literatura Cubana, así como en Crítica (México), Lateral (España) y Cuadernos del Sur (España).
Ha publicado las novelas Capricho habanero (1998) y Fake (2003, Premio La Llama Doble 2002 de novela erótica), así como los libros de relatosArtificios (1993), Salmos paganos (1996), Cibersade (2001), Las potestades incorpóreas (2007), Días invisibles, Editorial Oriente (2009) y Rapunzel y otras historias, Ediciones Holguín(2009). Como ensayista se le conoce por Ezequiel Vieta y el bosque cifrado (1993), La poética del límite (1994), Síntomas (1999), Silencio y destino (1996, edición corregida y ampliada en Plaza Mayor, 2002), Los dientes del dragón (1999), Presunciones (2005) y Días invisibles.
En 1996 ganó el Premio de Cuento La Gaceta de Cuba.

Ha obtenido varias veces el Premio Nacional de la Crítica; en 2005 gana el Premio de Novela Plaza Mayor y en 2007 el Premio de Novela Alejo Carpentier, por Las potestades incorpóreas.. Acaban de aparecer las segundas ediciones de Aire de luz -donde antologó cien años del cuento en Cuba -, y de El cuerpo inmortal, volumen en el que reunió treinta cuentos eróticos cubanos. Tiene inéditos el libro de ensayos «Heresiarcas y pontífices», la novela «Los indóciles» y «Kashmir», libro de prosas poéticas.

(Con información de Cubaliteraria)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también