Imprimir
Inicio » Noticias  »

Hijos adoptivos de la directora del Clarín son niños “apropiados” durante la dictadura en Argentina

| 3

Tomado de La Jornada

abuelas-plaza-de-mayo1

Abuelas de Plaza de Mayo

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció por primera vez que Marcela y Felipe Noble, hijos adoptivos de la directora del grupo de medios Clarín, Ernestina Herrera de Noble, son niños apropiados durante la dictadura de 1976 a 1983.

Son prisioneros de la impunidad, que pasa por la práctica de la justicia, pues son apropiados, dijo Carlotto, tras anunciar que Abuelas presentó un recurso para rechazar el pedido de suspensión del cotejo de las pruebas de ADN, ordenado en forma sorpresiva por la Cámara de Casación.

Esto ocurrió luego de dos meses de que las pruebas para ser revisadas se encuentran en el Banco Genético, que ya ha logrado encontrar más de cien hijos de desaparecidos que fueron apropiados durante la dictadura, la mayoría nacidos en cautiverio o secuestrados muy pequeños con sus padres.

Es la primera vez que esta organización decidió utilizar el término apropiados, al definir el carácter de la relación entre Ernestina Herrera de Noble y los dos niños adoptados, actualmente mayores de edad.

Si fueran hijos de desaparecidos… van a seguir siendo lo que son. Nada va a cambiar en la herencia, sólo que la sangre que corre por sus venas no es la que creen, señaló la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, quien denunció al Poder Judicial por corrupto e injusto.

En tanto, la Cámara Federal confirmó los procesamientos, sin prisión preventiva, del ex presidente Carlos Menem, el ex juez Juan José Galeano, el ex comisario Jorge Fino Palacios y otros por su vinculación con la llamada Pista Siria, en la causa que investiga el cruento atentado contra la mutual judía AMIA ocurrido en 1994.

Se ratificó así el fallo del juez Ariel Lijo, que ya los había procesado en octubre pasado junto con Hugo Anzorreguy, Munir Menem, Juan Anchezar y Carlos Castañeda. También fueron elevados los embargos de bienes a más de cien mil dólares a Menem, Munir Menem, Palacios, Anchezar y Castañeda.

Se concluyó que el vínculo existente entre la familia de un sospechoso Alberto Kanoore Edul y la del entonces presidente Menem marcó el quiebre en el obrar de todos los procesados; es decir, actuaron con negligencia desde el punto de vista de los jueces y ocultaron pruebas.

El fallo de los jueces Jorge Rimondi, Gustavo Bruzzone y Carlos González confirma la resolución de Lijo, quien consideró que Menem instigó las maniobras para desviar las sospechas sobre su amigo y siempre estuvo informado de los avances de la investigación.

Menem es procesado como “instigador penalmente responsable de los delitos de encubrimiento, falsedad ideológica -reiterada en ocho oportunidades-, violación de medios de prueba y autor penalmente responsable del delito de abuso de autoridad”.

En la causa se investiga el desvío de la investigación para dejar de lado la pista que conducía a Kanore Edul, descendiente de sirio-libaneses que se habría contactado con Carlos Telleldín el día en que éste entregó una camioneta Trafic, usada luego en un ataque del 18 de julio de 1994.

Esto traerá diversas respuestas, pues hay investigaciones donde no queda muy firme el tema de la camioneta o la culpabilidad de Kanore Edul, y abogados defensores de éste denuncian las presiones de Israel y Estados Unidos, que juegan a veces a la pista iraní y otras a la pista siria.

Por otra parte, el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, requirió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, su pronunciamiento acerca de “la inconstitucionalidad “del decreto firmado por Carlos Menem que indultó a José Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía de la dictadura militar.

El 4 de julio de 2008 el decreto de inconstitucionalidad en primera y en segunda instancia fue girado a la corte y luego a Procuración General de la Nación, que emitió su dictamen el 26 de junio de 2009.

Sostuvo Duhalde que resulta inexplicable la demora judicial en el caso Martínez de Hoz, teniendo en cuenta que la Corte ya se ha pronunciado en otros casos similares en materia de indultos. Hay delitos de lesa humanidad, imputados al superministro del terrorismo de Estado, cuya investigación no puede prosperar por la tardanza en resolver de la Corte.

Martínez de Hoz está acusado por la detención y puesta a disposición del Poder Ejecutivo del empresario Federico Gutheim y su hijo Miguel Ernesto, secuestrados para obligarlos a firmar un convenio con empresarios de Hong Kong en el cual tenía intereses el ministro.

Además debe responder por su participación en el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, y por la desaparición de Juan Carlos Casariego de Bel, funcionario de su ministerio.

(Publicado en La Jornada, México)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    OTRA PRUEBA QUE DESCALIFICA
    A ESTOS DIARIOS SERVILES AL IMPERIO

    Justamente en estos días pasados, mencioné el caso de la directora del diario “Clarín” de Buenos Aires. Ahora, en su acreditada narrativa, la periodista e intelectual Stella Calloni, amplía la información de último momento referida a este caso.

    Pasa el tiempo y las dudas crecen, casi ya son convicciones. Los hijos adoptados de Ernestina Laura de Noble fueron y son hijos de militantes políticos secuestrados y asesinados por la dictadura militar argentina. Lo denuncia la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, persona que ostenta pergaminos que jamás podrá endilgarse la millonaria directora del diario argentino.

    Los amanuenses de la delicada dama, burguesa de alto rango empresarial y principal accionista del grupo periodístico, insisten en tratar de desviar la atención pública sobre el misterio que encierra esa adopción allí por los llamados “años de plomo”.

    Son ellos quienes instrumentaron todo un pacto de silencio y de múltiples dificultades para obstaculizar la acción de la Justicia y, por ende, conocerse la verdad. Aquí ya no cabe otra posibilidad, porque es incomprensible que no colaboren con las Abuelas y Madres en la necesidad histórica de levantar la tenebrosa cortina que oculta a criminales y apropiadores.

    Ahora aparece otra apoyatura inédita para lo que se define como un pacto siniestro de la mano de la llamada “Cámara de Casación” -el segundo tribunal de importancia del país, luego de la Corte Suprema- que suspende de modo incomprensible el cotejo de las pruebas de ADN con el Banco Genético y al que se le debe el esclarecimiento de más de un centenar de estas horribles episodios originados en la perfidia de aquellos dictadores.

    Los chicos crecieron y ahora son un hombre y una mujer. Han sido educados en los mejores colegios y, seguramente, mentalizados en un profundo y permanente lavado de cerebro que nos describe el perfil psicológico de la madre adoptiva y de los amigos, socios y escribas que tiene asalariados en su empresa.

    Es un caso que guarda paralelismo por sus consecuencias a otro que conmovió a la Nación argentina, los mellizos Reggiardo – Tolosa. Esas criaturas nacidas durante el cautiverio de sus padres -luego seguramente asesinados y desaparecidos-. Fueron apropiados por un comisario de Policía, Samuel Miara y su mujer de apellido Castillo -gente de la represión durante aquella carnicería-; los “adoptaron” y criaron a imagen y semejanza de sus repulsivas convicciones.

    (Ver el link http://www.abuelas.org.ar/maternidades/lacacha/embrelatos.htm)

    Pasaron los años, la dictadura se rompió los dientes en Malvinas y se tuvo que llamar a retiro. Vino la democracia (burguesa) y muchos años después se consiguió la extradición de esos miserables que tenían en su poder a los chicos y que habían huido al Paraguay.

    Lo curioso, sorprendente, impresionante, fue que los mellizos -acicateados por periodistas amigos del llamado “proceso” militar, como el infame perpetuo de Bernardo Neustadt-, se negaron a reconocer y afrontar la situación, manifestando, incluso, cariño por esta pareja de sinuosos personajes.

    ¿Qué había pasado? ¿Cuál era la causa de semejante actitud?… el lavado de cerebro del que hablo más arriba había logrado su objetivo. Algo que no se puede concebir en ningún planteo moral. Me refiero a los apropiadores y sus defensores, no a los muchachos que fueron víctimas del monstruoso despojo de sus verdaderas identidades y que aún sabiendo la tragedia histórica de su familia -padre y madre asesinados-, no aceptaban condenar a quienes les mintieron durante toda su vida, manifestando, además, en reiteradas ocasiones, un claro afecto con ellos.

    Pueden imaginarse los amigos cubanos que han leído la nota de Stella Calloni, la envergadura de la tragedia que enlutó y aún enluta a la Argentina. También qué clase de gente es la que ha cometido estas tropelías y, por si fuera poco, darse cuenta en los hechos qué cosa representa el mencionado diario que siempre se oculta bajo una retórica de “periodismo independiente y democrático” e insiste año a año con una campaña crítica hacia Cuba, acusándola de vulnerar “derechos humanos”.

    “Periodismo independiente y democrático” que su directora vulneró cuando se asoció con la dictadura y negoció con ella, obteniendo enormes ventajas para su empresa como ser la adjudicación de una parte notable en la sociedad de la planta de papel más importante del país y logrando de esa manera una ventaja sideral sobre todos los otros medios de expresión, al no tener que depender más de las importaciones de la materia prima y la industrializada para la impresión de sus ediciones.

    Derechos Humanos que pareciera -ya casi es una verdad indestructible-, también transgredió al apoderarse con probabilidad notable de dos criaturas hijas de militantes políticos vilmente desaparecidos y asesinados. Todo indica, que el mismo Videla habría sido parte de la maniobra.

    Hay una fotografía que se puede bajar de Internet googleando el nombre de esta mujer y que lo dice todo. Sonrisas amplias, cálidos apretones de manos y efusividades con el dictador, mientras en las calles los sicarios y torturadores procedían a un festín diabólico con las víctimas de la represión.

    Cara y ceca del diario “Clarín”. Teatral oligopolio que pretende moralizar a la Revolución cubana donde jamás se secuestró, torturó y desapareció a ningún opositor. Revolución que sentenció y ejecutó -procesos jurídicos inmaculados mediante y ante la vista del mundo-, a los esbirros de Batista que cometieron los mismos tipos de crímenes en Cuba que los prohijados en Argentina a manos de los amigos de la delicada dama.

    Resumiendo, valiente nota de Stella Calloni y, nuevamente, una clara posición por parte de la institución “Abuelas” que denuncia una nueva tentativa de tapar la historia y seguir amparando ahora a los cómplices de aquella desventura.

    Esperemos con fe que en algún momento de su madurez estos jóvenes -ahora herederos legítimos de ese emporio de la desinformación política y la agresión infame a Cuba-, progresen en su desarrollo emocional y puedan comprender algún día que están atentando contra su propia felicidad al tratar de posicionarse al lado de quien les mintió y los utilizó para satisfacer sus ansiedades maternales insatisfechas.

    Tienen una oportunidad histórica para demandar a quienes les engañaron en caso de comprobarse, definitivamente, la abrumadora sospecha, para exigir el esclarecimiento definitivo de su origen y de sus identidades y, también, para reivindicar a sus verdaderos padres que fueron martirizados por los amigos de su posible apropiadora.

    La Justicia argentina, con esta última medida de la Cámara de Casación, realmente, se ha cubierto de lodo. Si los chicos no son hijos de desaparecidos, no deberían temer las comparaciones exigidas por la abuelas y tendrían que dejar de poner dificultades absurdas para llevar a cabo esos imprescindibles exámenes argumentando teorías leguleyas y morales de contornos inaceptables.

    Hoy es 24 de marzo. Una fecha aciaga para la historia argentina contemporánea. Hace 34 años, comenzó a desarrollarse el “Proceso militar” que dejaría decenas de miles de asesinados, secuestrados y torturados. También, la apropiación de sus muchos de sus hijos cuyas identidades aún se tratan de dilucidar.

    ¿Brindará en silencio la delicada dama que ocupa nuestros comentarios recordando los negocios que formalizó con esa dictadura oprobiosa?

    ¿Tal vez, algún otro motivo para destapar una champaña de calidad excepcional?…

    ¿Algo vinculado a lo que trató Stella? ¿Algo que tiene que ver con “adopciones”?…

    Vaya uno a saber…

  • Claudia dijo:

    Recuperar la identidad (sin tu pedirlo) siendo adulto, debe ser justo, pero también traumático, porque quieres a esos “desalmados” como padres.

  • Chino Salomon Partnoy dijo:

    hay amplios sectores de la sociedad argentina que defienden y justifican el terrorismo de estado.Los medios periodisticos salvo honrrosas excepciones estan de acuerdo con lo ocurrido en la represion y tienen un doble discurso sobre este nefasto pasado con muerte y desaparicion de personas, robo y rapiña de los sectores de las fuerzas armadas bajo el pretexto de “botin de guerra”
    El robo y apropiacion de los hijos de madres que parieron en cautiverio de los centros de detencion ilegales, de las fuerzas armadas y de la policia; es otro de los crimenes que no han sido debidamente condenados.
    Gran parte de los jueces que tiene que juzgar estos hechos son los mismos que actuaron con connivencia y complicidad con los represores y formaron parte de lo que es el terrorsmo de estado, gobierno sin justicia con una etica que se baso en esta afirmacion”hay que terminar con los zurdos”.No fueron jueces independientes y hoy tratan de salvar sus puestos con actitudes retorcidas y simuladoras.Esta etica esta presente aun luego del tiempo transcurrido en casi la mitad de la sociedad argentina, en los medios periodisticos en la burguesia terrateniente y en los ricos y poderosos.Esperemos que el proximo gobierno de argentina no surja de estos sectores y no sigan con el mismo pensamiento y accion.
    Asi pienso yo,chinopartnoy

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Stella Calloni

Stella Calloni

Periodista argentina y corresponsal en su país del diario La Jornada. Es autora de “Los años del Cóndor”.

Vea también