Imprimir
Inicio » Noticias  »

Primeros homínidos caminaban erguidos hace al menos 3,6 millones de años

En este artículo: Antropología, Homínidos
| 6

HomínidosLos primeros homínidos abandonaron los árboles y comenzaron a caminar erguidos y sobre sus dos pies hace al menos 3.600 millones de años, confirmó un estudio difundido hoy por la revista PLoS ONE.

Según científicos de tres universidades estadounidenses, se creía que hasta entonces esos homínidos no eran bípedos y pasaban la mayor parte de su vida en los árboles.

A finales del decenio de 1960 un grupo de científicos descubrió en Laetoli, Tanzania, marcas de pisadas de homínidos preservadas en cenizas volcánicas desde hacía unos 3.600 millones de años.

Las marcas de esas pisadas habrían sido dejadas por miembros del grupo homínido Australopithecus afarensis. Esa especie incluye a “Lucy”, cuyo esqueleto fosilizado es el más completo de un Australopithecus encontrado hasta ahora.

Según el estudio dirigido por David Raichlen, profesor de la Escuela de Antropología de la Universidad de Arizona, varias características de los Australopithecus encontradas en las caderas, piernas y espalda indicaban que los miembros de ese grupo eran bípedos cuando se desplazaban sobre tierra firme.

Sin embargo, la curvatura de sus dedos de pies y manos así como la de sus omóplatos también constituye una sólida evidencia de que “Lucy” y los otros miembros de su grupo pasaban parte de su tiempo en los árboles, señaló el estudio.

Esas características difieren de las de los antepasados directos del Homo sapiens que, según los estudios, abandonaron la vida arbórea hace unos dos millones de años para convertirse en seres bípedos.

Para determinar el comienzo del bipedalismo entre los Australopithecus afarensis, los científicos realizaron un experimento en que un grupo de seres humanos se desplazaba sobre la arena.

Unos lo hacían de manera bípeda como los seres humanos modernos y otros inclinados como chimpancés.

Los modelos tridimensionales de sus huellas fueron analizados por los científicos encabezados por Adam Gordon, del Laboratorio de Morfología Evolutiva de Primates de la Universidad de Albany (Nueva York).

Raichlen indicó que al analizar las pisadas de los Australopithecus los científicos esperaban encontrar huellas de un ser homínido que caminaba como un chimpancé y no erguido y bípedo.

“Para nuestra sorpresa, las huellas de Laetoli se ajustan completamente a las de seres humanos normales”, añadió.

Según el científico, las pisadas de Laetoli muestran marcas de los dedos y el talón similares a las de los seres humanos.

“Este estudio sugiere que en un momento en que nuestros ancestros tenían una anatomía adaptada para vivir en los árboles gran parte del tiempo, también habían desarrollado una forma eficiente de bipedalismo”, manifestó Gordon.

En la investigación también participaron científicos del Colegio Lehman de la Universidad de Nueva York.

(Con información de EFE)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    ME PARECE QUE HAY UN ERROR AL TRANSCRIBIR LA NOTA

    En el título se habla de “3,6” millones de años -se refiere a la edad aproximada de los primeros homínidos y a la postura corporal-; luego, en el texto propiamente dicho, dice “3.600 millones…”.

    Considerando que se le asigna a nuestro planeta una antigUedad de aproximados 4.500 millones de años, el dato indicaría la aparición muy temprana de seres notablemente desarrollados y que serían nuestros antepasados.

    Además, se conoce que los homínidos no fueron contemporáneos de los dinosaurios que se habrían extinguido hace unos sesenta y cinco millones de años, luego de reinar sobre la tierra mucho mas de esa cifra colosal y aniquilados -como se confirmó en estos días- por el tremendo impacto y consecuencias posteriores del meteorito caído en Yucatán en el denominado “Cráter Chicxulub”.

    ¡Pucha, qué meteorito ése!… Podría haber caído un poquito más al Norte y nos salvábamos de tener que haberlo aguantado todo este siglo que se fue desde Eisenhower a Obama, por lo menos…

    Tener en cuenta que a los restos de la famosa “Lucy” -descubiertos en 1974 en Etiopía-, se le asignan unos 3,2 – 3,3 millones de años (tres millones doscientos mil años).

    Como se sabe los restos de “Lucy2 fueron clasificados como pertenecientes al grupo “Australopithecus afarensis” y la evaluación se efectuó por medio del extraordinariamente preciso método de carbono 14, considerándoselo como la más antigua referencia de un homínido, del cual por algunas cuestiones mucho más intrincadas de explicar -yo no soy especialista-, descenderíamos.

    Agrego, para los desprevenidos-, un dato cotidiano pero tal vez desconocido por los muy jovenes. Los científicos le llamaron “Lucy” porque esos restos de osamenta correspondían aparentemente a una hembra y en una muestra tal vez de humor y por la fama de los Beatles se le otorgó el nombre de la canción “Lucy in the sky with diamonds” algo así como “Lucy en el cielo con diamantes”.

    Parece ser que en el campamento antropológico estaban escuchando ese tema cuando se formalizó el hallazgo. Plena época de fama del grupo británico.

    Por lo tanto, sugiero que el error está representado en una coma. En vez de “3.600” debería decir “3,6 ó tres millones seiscientos mil años”.

    Nótese, además, que la diferencia de años comparada con las fábulas del Génesis (o metáforas, tal vez y para no ofender a los religiosos) es abrumadora.

    De esos libros bíblicos se extrae la posibilidad que la antigüedad del hombre rondaría los 6.000 años…

    Incongruencia total de sólo pensar que en la actualidad se estima que las Pirámides de Egipto tienen más que esa data, cuando hasta hace unos años se estimaban en 5.000 años.

    Recuérdese aquella apostilla que se pone en boca de Napoleón dirigiéndose a sus soldados en su campaña en África:

    “Desde lo alto de estas pirámides, cuarenta siglos de historia nos contemplan.”

    …y que habría sido pronunciada por el “corso” en 1815 frente a las célebres pirámides en su desplazamiento desde Alejandría a El Cairo enfrentándose con los “Mamelucos” (no confundir con los obreros en mameluco) je je je.

    Que se sepa, Napoleón no tenía intenciones contra la clase obrera que en esa época estaba en pañales. Eso vino después. (Sigo haciéndome el gracioso.)

    Los egipcios conocían altas matemáticas, astronomía, ingeniería y poseían -como es de público conocimiento- notable desarrollo social, por lo que constituian un grupo humano similar al contemporáneo con las obvias diferencias culturales y, seguramente, menos “mixtura” étnica por motivos absolutamente deducibles para cualquier aficionado.

    Lindo tema el de la nota.

    Ojalá sigan con estas misceláneas.

    A mí me gusta mucho todo lo referente a las investigaciones del monumental etnógrafo cubano, Fernando Ortiz, del cual me traje de Cuba en mi último viaje en 2001 algunos libros que son, realmente, extraordinarios, y, por otra parte, aquí en el Sur nunca nos han enseñado nada de tan ricas historias.

    Un gran saludo al autor y, por favor, aclaren el asunto de los años. Por ahí, el que interpreté mal he sido yo. Una coma, a veces, es determinante. Gracias.

    • Marco Meza dijo:

      Creo que te hace falta estudiar mejor el uso del punto en las matemáticas.

  • Dardo Ribas dijo:

    ACLARACIÓN

    Donde expresé

    “Nótese, además, que la diferencia de años comparada con las fábulas del Génesis (o metáforas, tal vez y para no ofender a los religiosos) es abrumadora.”

    DEBE INTERPRETARSE que me refiero a la antigüedad asignada al origen de la especie humana sobre la Tierra y que surge de los escritos bíblicos del Viejo Testamento, el Pentateuco o Libros de la Ley para los judíos (“Torah”).

    Con respecto a las virtudes de los antiguos egipcios que construyeron las pirámides, quise expresar que ese desarrollo obtenido es la consecuencia directa de millones de años de evolución de la especie, por lo que los seis mil años aproximados que se deducen de la historia bíblica, no resisten el análisis.

    ¡Ah! esto de escribir en directo es sólo para los genios de oficio como García Márquez, Cortázar o Alejo Carpentier, entre tantos otros.

    Uno se manda “en crudo” -como decimos los argentinos-, y después descubre las burradas que dijo.

    ¡Bueh!… Burradas, lo que se dice burradas, fueron las de Bush.

    A ése no le gana nadie y con todas las disculpas a los mansos y queridos animalitos.

  • JESUS dijo:

    Siempre resulta sorprendente (aparte de interesante) lo que los científicos nos puedan ofrecer como producto de sus investigaciones, como en este caso, lo que resalta el artículo.

    Pero resulta muy bueno, algunos comentarios, como el del señor Dardo Rivas, que muy bien nos aclara algún posible error en cuanto al período de tiempo, de 3,6 millones de apños a 3.600 millones.

    Me parece bien la aclaración y por eso le doy credibilidad a dicho comentarista, a quien agradezco su interés, de lo contrario, hubiera estado asumiendo (por desprevenido, por un lado, y por ignorante, por otro) dicha equivocación.

    Desde Perú escribo.

  • ximena dijo:

    este sitio es bueno miren ustedes alguna ves han escuchado sobre el hombre abertal no pues miren ustedes sola mente tienen que consultar y ya todo aparece si no le gusto de malas.

  • Alicia Sangineti dijo:

    3600 millones de años? sólo había bacterias… en el Silúrico (aprox. 436 millones de años) recién surgían las primeras plantas terrestres…
    Por favor…

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también