Imprimir
Inicio » Noticias  »

Radio de Haití llena vacío de información en medio del desastre

| +

Terremoto en HaitiLa persona que llamaba desde Boston estaba desesperada.

Acababa de recibir un mensaje de texto de una amiga atrapada bajo los escombros de una escuela en Puerto Príncipe y tenía que comunicarlo a los socorristas, al gobierno haitiano, al mundo.

Llamó al lugar indicado: Signal FMI, la única radio de la ciudad que ha transmitido sin interrupciones durante y después del terremoto. Su edificio, equipos y antenas no sufrieron daños, y la emisora es una fuente de información crucial desde el temblor de magnitud 7 que destruyó el país hace una semana.

Día y noche, periodistas y locutores leen nombres de personas desaparecidas y noticias sobre tiendas abiertas y celebridades muertas, mientras reciben las llamadas frenéticas y correos electrónicos del país y el mundo.

Afuera, multitudes atestan la playa de estacionamiento, con notas escritas a mano en las que suplican a los anunciantes que lean los nombres de familiares desaparecidos o lugares que necesitan alimentos con desesperación.

La estación de radio es la vida de la gente ahora”, dijo Roselaure Revil, una haitiana que dirige el programa de auxilios de una iglesia a la que se le han agotado las existencias de alimentos, agua y ropa. Sin la estación de radio, el país está muerto. Sin la radio, no podemos comunicarnos. No tenemos nada”.

Antes del terremoto, la radio era el medio de comunicación más usado. Se calcula que la mitad de los haitianos son analfabetos, por lo que no pueden leer los diarios, y la falta de electricidad en muchos hogares significa que no hay televisión.

Emisoras como Signal FM, que transmite a todo el país desde el barrio de Pétionville y a través de la internet, también ponen de relieve la ausencia de gobierno. El presidente René Preval no le ha hablado en vivo al país desde el desastre, y sólo envió una cinta grabada con sus declaraciones a Signal FM al día siguiente del temblor.

Las estaciones de radio mantienen unido al país”, dijo Carla Bluntschli, una estadounidense que vive en Haití desde hace 25 años. Acudió al estudio de Signal FM el martes para enviar un mensaje sobre su vecino, que carece de alimentos y agua. En un sentido, reemplazan al gobierno”.

Es común ver a sobrevivientes deambulando por las calles polvorientas y fétidas de Puerto Príncipe, con una radio a transistores pegada a la oreja.

Los comunicadores de Signal FM escuchan los pesares de la ciudad, reciben los mensajes de los necesitados o los abrumados por el dolor.

La persona que llamó de Boston no sabe si alguien trató de salvar a su amiga. La radio transmite los pedidos de ayuda, pero no tiene tiempo ni medios para averiguar qué sucede después.

Yo le digo a la gente aquí, no dejen de trabajar”, dijo Mario Viau, dueño y director de la emisora. Cuando dejas de trabajar, te pones a pensar”.

(Con información de AP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también