Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Sorprendente ayuda médica cubana en Haití, reconoce corresponsal de CNN (+ Video)

| 15

En sus informes para la CNN en inglés, el corresponsal Steve Kastenbaum reconoció el trabajo del hospital organizado por los cubanos, “que ofrece atención médica de calidad para las víctimas del terremoto de Haití”.

“Hay muy pocos lugares donde los haitianos pueden acudir cuando están en necesidad de atención médica urgente en el centro de la ciudad. Sin embargo, nos encontramos con uno: el Hospital La Paz, administrado por personal médico cubano aquí en Haití junto a equipos de España y América Latina”, dice.

“Y es algo sorprendente de ver. Están dando atención médica de calidad a las personas gravemente heridas, con un promedio de 600 a 7000 pacientes diarios y varias cirugías al día. Tienen tres salas que no paran y trabajan durante toda la vuelta del reloj, 24×7, y es uno de los poquísimos lugares en toda la ciudad donde los haitianos puedan ir a tratar sus dolencias con una expectativa razonable para sobrevivir”, añade.

“Hemos visto tantas lesiones traumáticas allí. No sé cuántas amputaciones hemos visto, fracturas compuestas, heridas traumáticas en la carne. Sin embargo, estos equipos médicos, abrumados por la urgencia, encontraron maneras de cuidar a todos ellos, a pesar de ser por momentos críticos las provisiones de puntos de sutura, oxígeno, anestésicos y el agua, que necesitan para todas estas cosas. Ellos suplen las carencias con el suministro que llega, de España o de la Isla. Toda la atención se está ofreciendoo de una manera muy ordenada “.

(Traducido por Cubadebate)

El reporte de Steve Kastenbaum, CNN, desde Haití, titulado: “A working hospital in Haiti”

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aira dijo:

    Ya era hora!!!!!!!!!! Aunque, lamentablemente, la mayoria de los latinos en USA ver CNN es espannol y no en ingles? Hara lo mismo CNN en espannol?

  • Goran dijo:

    Felicitaciones a los médicos cubanos, por su invaluable voluntad de servicio a los pobres de Haiti. Gracias Cuba por darles tan buena educación de servicio al prójimo sin esperar nada a cambio. Sin estridencias, sin propaganda mediática, sin intereses mezquinos, sin discriminación, solo el afán de ayudar a los necesitados de salud.
    Gran diferencia con la ¿ayuda? de los tres reyes magos, Clinton, Bush y Obama.

  • Julio C. Osorio dijo:

    No es para menos el asombro, lo que no acaban de reconocer es que los médicos y todo el pueblo cubano tiene un gran sentido del humanismo y compromiso con el internacionalismo que en mas de una ocasión se ha demostrado, la organización y prontitud con que actuaron estos galenos demuestran una vez mas su profesionalidad y su amor al ser humano

  • numidia dijo:

    – – – Servicio Informativo “Alai-amlatina” – – –

    Haití: Estrategia del caos para una invasión

    José Luis Vivas

    ALAI AMLATINA, 18/01/2010.- El terremoto que arrasó Puerto Príncipe el
    12 de enero pasado ofrece una pretexto inmejorable para justificar la enésima invasión y ocupación militar del Haití, ya ocupado desde 2004, pero ahora directamente por los principales promotores de esa ocupación, sin intermediarios. Motivos, políticos y estratégicos, no faltan. De paso, serviría para escarmentar al principal intermediario de la actual ocupación, Brasil, que a pesar de los buenos servicios prestados en Haití no se ha portado de la misma forma en relación al reciente golpe de Estado en Honduras.

    Lo que hemos observado hasta el momento parece corroborar la tesis de que se está preparando una nueva ocupación militar, no humanitaria.
    Varios elementos lo indican como: fricciones con los actuales ocupantes, la Misión de Paz (MINUSTAH) de la ONU, especialmente con Brasil, que tiene el mando militar; entorpecimiento de la ayuda humanitaria y fomento de una situación de caos; y una campaña mediática consistente en la creación de una imagen de caos y violencia, que justificaría una ocupación ante la opinión pública. Como veremos abajo, todos esos componentes parecen estar presentes.

    Hay motivos para sospechar que se está permitiendo deliberadamente el deterioro de la situación humanitaria en Haití. Por ejemplo la reconocida descoordinación en las tareas de rescate, ampliamente difundida por los medios. En teoría, correspondería a la ONU dirigir tales tareas, pero al parecer ésta ha sido desautorizada por los Estados Unidos, que ocupó desde primera hora uno de los puntos claves para la coordinación de las tareas de rescate, el aeropuerto. Sin el liderazgo de la ONU, y con un Estado haitiano “fallido” o, en lenguaje menos Orwelliano, quebrado de forma premeditada, no queda nadie que pueda dirigir las tareas de rescate eficientemente. Ciertamente tampoco las ONGs, que han venido recibiendo fondos internacionales para ejercer muchas de las funciones que deberían corresponder al gobierno haitiano.
    A las ONGs no se les puede exigir las mismas responsabilidades que a un gobierno, un hecho tal vez muy conveniente en estos momentos.

    Otro elemento es la escasa prisa en el envío de ayudas por parte de EEUU, en contraste con la rapidez demostrada en a movilización militar.
    Incluso la distante China parece haberse adelantado a los Estados Unidos en el envío de auxilio. Así, el teniente general retirado del ejército estadounidense, Russell Honoré, que participó en las tareas de rescate tras el huracán Katrina en 2005, declaraba acerca de la situación de Haití tras el terremoto: “pienso que eso ya hemos aprendido durante el Katrina, llevemos agua y alimentos y comencemos a evacuar a la gente… Pienso que deberíamos haber comenzado con más premura” Por ejemplo, mientras las fuerzas armadas de EEUU parecen haber sido movilizadas con bastante rapidez, un buque hospital de la marina se está preparando con más parsimonia: “es un buque lento, algo viejo, tardará una semana en llegar una vez que lo hayamos puesto a punto”, aclara un portavoz del Pentágono. Quizá no puedan hacer nada mejor con el viejo buque, pero deberían existir otros medios para acelerar las ayudas. Por ejemplo, se podría seguir la sugerencia algo herética de Lawrence Korb, ex secretario asistente de Defensa de EEUU, de aprovechar los conocimientos de los cubanos en las tareas de rescate: “debemos pararnos y pensar que nuestro vecino Cuba cuenta con algunos de los mejores médicos del mundo… Deberíamos tratar de trasladarlos allí en en nuestros vuelos “.

    Todo eso nos deja la impresión que, en el mejor de los casos, las tareas de rescate no son una prioridad para el gobierno de EEUU, al contrario de las puramente militares, como el envío de “3500 soldados de la 82 División Aerotransportada de Fort Bragg”, cuya misión “no está clara”, según el Christian Science Monitor. Pero quizá quede más clara con esta explicación del portavoz del Departamento de Estado de EEUU Philip
    Crowley: “Nosotros no estamos adueñándonos de Haití. Estamos ayudando a estabilizar el país. Estamos ayudando en el suministro de material y socorro para salvar vidas, y vamos a permanecer allí a largo plazo para ayudar a reconstruir Haití.” Y también las palabras posteriores de la secretaria de Estado Hillary Clinton, asegurando que las fuerzas norteamericanas se quedarían en Haití “hoy, mañana, y previsiblemente en el futuro”.

    Las fricciones diplomáticas con otros países, especialmente Brasil, que está al mando de las tropas de la ONU en Haití, no tardaron en manifestarse, lo que parece indicar también que la “misión”
    norteamericana en Haití va mucho más allá de lo puramente humanitario.
    Hasta hoy Brasil había cumplido diligentemente con el papel que le fue designado en Haití. Sus tropas se dedicaban a controlar y, en ocasiones, aterrorizar a la población haitiana, especialmente a los más pobres, de una forma que ya habían perfeccionado en las favelas de Brasil. Como informa en una entrevista el periodista Kim Ives, de Haiti Liberté, la presunta misión de la paz de la ONU en Haití, liderada por brasileños, “es extremadamente mal vista [por la población haitiana]. La gente está harta y cansada de que se estén gastando millones en ella, de observar como los muchachos se la pasan dando vueltas por todas partes dentro de tanques gigantescos y apuntándoles con los fusiles. Y es que, como sabes, esta es una fuerza cuya misión es la de someter al país”.

    Cabe esperar que los EEUU entrarían en conflicto con Brasil si la intención del primero es la de asumir un papel militar en Haití. El conflicto no tardó en producirse. En palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el 14 de enero, “sería absolutamente deseable que todas esas fuerzas estuvieran coordinadas por el comandante de la MINUSTAH allí” (3). Pero los EEUU no aceptaron esta propuesta.
    Funcionarios del gobierno de EEUU han indicado que sus fuerzas “coordinarán” sus acciones con la dirección de la MINUSTAH, y nada más:
    “Vamos a actuar bajo comando de los EEUU en apoyo a una misión de la ONU en nombre del gobierno y del pueblo haitiano”, declara Crowley .

    Como esa “coordinación” está funcionando se puede deducir de la reacción del ministro de defensa de Brasil, Nelson Jobim, criticando el control “unilateral” de EEUU sobre el aeropuerto de Puerto Príncipe, que según él se tomó sin que otros países fueran consultados, y que estaría entorpeciendo el aterrizaje de aviones de la FAB (Fuerza Aérea
    Brasileña) cargados de personal y mantenimientos. Como indica el diario brasileño Folha de São Paulo, esa situación “ha causado un pequeño problema diplomático entre Brasil y EEUU. Además de entorpecer el aterrizaje de los aviones de la FAB, los brasileños se quejan de que el control norteamericano habría impedido el acceso de la MINUSTAH (Misión de paz de la ONU en el Haití, liderada por brasileños) al local [el aeropuerto]”

    A pesar de declaraciones posteriores de Hillary Clinton a Jobim, asegurando que “las fuerzas norteamericanas van a cumplir funciones esencialmente humanitarias, sin interferir en la seguridad pública del país”, el hecho es que tales funciones “humanitarias” estarán comandados “no por agencias civiles del gobierno… sino por el Pentágono” , a través de SOUTHCOM (Comando Sur de los Estados Unidos), cuya misión es la de “conducir operaciones militares y promocionar la cooperación en seguridad para lograr los objetivos estratégicos de los Estados Unidos”, como señala Michel Chossudovsky, del Global Research,.

    Otro elemento importante es la aparente instrumentalización de un supuesto estado de caos en Haití, al que también podría contribuir la quizás premeditada descoordinación en la distribución de la ayuda humanitaria. El objetivo aquí sería el de crear una imagen de caos y violencia que justifique la invasión ante la opinión pública, y para eso hay que contar con la colaboración estrecha de los grandes medios de información. Al menos los medios más afines al gobierno norteamericano parecen no haber perdido tiempo en este sentido. Desde el primer momento han tratado de dramatizar la situación, por ejemplo a través de la difusión de rumores de ráfagas de supuestos tiroteos, que nadie más en Puerto Príncipe parece haber oído, o de la formación de nuevas bandas criminales. Así, ya un par de días después del terremoto podíamos leer, en un artículo intitulado “¿Tomarán las bandas criminales el control del caos haitiano?”, las siguientes ominosas palabras: “cuando la oscuridad cubrió la ciudad de Puerto Príncipe, asolada por el terremoto, moradores informaron que habían oído tiros. Eso difícilmente constituía una
    sorpresa: en Haití, durante las emergencias – naturales o políticas – tiros pueden ser tan omnipresentes por la noche como el ladrido de los perros, con bandas armadas adueñándose de las calles”. El hecho de que nadie parece haber oído esos tiros ni visto tales pandillas adueñándose de las calles, puede indicar que la intención aquí es la de crear una falsa imagen de caos que haga más aceptable para la opinión pública una eventual invasión y ocupación del país.

    La mayor parte de los medios machacan ahora con imágenes de caos y violencia. Pero hay excepciones. Así, como explica el coordinador del Canadian Haiti Action Network, Roger Annis, refiriéndose a un reportaje de la BBC que no muestra nada de esa supuesta violencia, este “contrasta fuertemente con las advertencias de saqueo y violencia que llena las ondas de canales de noticias tales como la CNN”, y que “están siendo reproducidas por el secretario de Defensa de EEUU Robert Gates”.
    Indagado por los medios acerca del motivo por el cual no se estaban lanzando provisiones desde el aire, Gates contesta que “me parece que lanzamientos desde el aire simplemente van a provocar disturbios”, que por lo visto Gates considera peor que la falta de provisiones.

    Lo más macabro de todo esto es que las ayudas podrían no estar llegando a los damnificados debido a una intención deliberada de provocar ese mismo estado de caos y violencia que parece no existir hasta el momento.
    Según Roger Annis “está creciendo la evidencia acerca de una negligencia monstruosa hacia el pueblo haitiano tras el catastrófico terremoto de 3 días atrás. A medida que provisiones médicas vitales, alimentos, substancias químicas para purificación del agua y vehículos se están amontonando en el aeropuerto de Puerto Príncipe, y que los medios están informando de un esfuerzo internacional masivo para suministrar ayuda de emergencia, los moradores de la ciudad destrozada se preguntan cuándo podrán ver algún tipo de ayuda”.

    El reportero de la BBC Andy Gallaguer declara también que anduvo por todas las partes de la capital durante el viernes, 15 de enero, y que “no observó nada más que cortesía de parte de los haitianos que encontró. En todas partes fue llevado por los moradores a ver lo que había sucedido en sus vecindarios, sus casas y sus vidas. Y entonces
    preguntaban: ¿dónde están las ayudas?” A la declaración del secretario de defensa norteamericano que motivos de “seguridad” estarían impidiendo la distribución de ayuda, Gallaguer contesta que “yo no estoy viendo nada de eso”. Sobre la situación en el aeropuerto, informa que “hay una gran cantidad de material en el suelo y mucha gente allí. Yo no sé qué problemas hay con la entrega”. Igualmente, según palabras de un observador local, “los agentes de los medios están buscando historias de haitianos desesperados que estén actuando de forma histérica. Cuando en realidad lo más común es verlos actuar de forma sosegada, mientras que la comunidad internacional, la élite y los políticos están desquiciados con ese tema, y ninguno parece tener la mínima idea de lo que está pasando”

    No solamente no hay planes de transportar a médicos cubanos a la isla, sino que la ocupación del aeropuerto se dio inmediatamente después de la llegada de 30 médicos cubanos para reunirse con los cerca de 300 que ya estaban en la isla desde hace más de un año. Y muchos sospechan que algo podría tener que ver con la ocupación del aeropuerto. Trinidad & Tobago Express, por ejemplo, informa que “una misión de ayuda emergencia de la Comunidad Caribeña [Caricom] a Haití, incluyendo a jefes de gobierno y funcionarios técnicos de relieve, no pudo obtener permiso este viernes para aterrizar en el aeropuerto de ese país devastado, ahora bajo control de los Estados Unidos.” Además, “indagado acerca de si las dificultades encontradas por la misión de Caricom podrían estar relacionadas con informes de que las autoridades norteamericanas no estarían ansiosas en facilitar el aterrizaje de naves procedentes de Cuba y Venezuela, el primer ministro Golding [de Jamaica] contestó que ‘solamente espero que no haya ninguna verdad en ese tipo de pensamiento inmaduro, a luz de la espantosa extensión de la tragedia de Haití’…”.

    El siguiente testimonio del director del Ciné Institute de Jacmel, David Belle, también contradice radicalmente la imagen de caos y violencia difundida por los medios. “Me han contado que muchos medios informativos norteamericanos pintan Haití como un polvorín a punto de explotar. Me han dicho que los reportajes principales de los grandes medios solo hablan de violencia y caos. Nada hay más lejos de la realidad… Ni una sola vez he sido testigo de un solo acto de agresión o violencia. Al contrario, hemos visto a vecinos ayudando a vecinos y amigos ayudando a amigos y extraños. Hemos visto a vecinos excavando en los escombros con las manos desnudas para encontrar a supervivientes. Hemos visto a curanderos tradicionales tratando a los heridos; hemos visto ceremonias solemnes ante entierros colectivos, y a moradores esperando pacientemente, bajo un sol abrasador, con nada más que unas pocas pertenencias que les quedaron. Una ciudad mutilada de dos millones de seres esperando ayuda, medicina, alimento y agua. La mayoría no ha recibido nada. Haití puede enorgullecerse de sus sobrevivientes. Su dignidad y decencia frente a esta tragedia son en sí mismas asombrosas”.

    Todos esos elementos justifican la sospecha de que está en marcha una macabra estrategia del caos para justificar una invasión y ocupación que por lo visto nada tendrá de humanitaria.

    * Versión completa de este artículo en http://www.alainet.org/active/35579

  • juan castro dijo:

    SORPRENDENTE AYUDA CUBANA.

    TALVEZ PARA CORRESPONSALES DE CNN U OTRO MEDIO DE INFORMACION DE USA;SEA SORPRENDENTE LA COOPERACION Y SOLIDARIDAD DE CUBA PORQUE ELLOS SE HAN NEGADO A ACEPTAR QUE UN PAIS POBRE, PEQUEÑO Y BLOQUEADO SEA CAPAZ DE HACER ESTAS MARAVILLAS. ESTE ES EL SUEÑO DE FIDEL HOY CONVERTIDO EN EXITO PARA BENEFICIO DE LA HUMANIDAD DE FORMA DESINTERESADA.

    !VIVA CUBA!
    !VIVAN LAS BRIGADAS MEDICAS CUBANAS QUE AUN FATIGADOS CONTINUAN EN SU LUCHA POR SALVAR VIDAS!
    !HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

    JUAN CASTRO
    TIJUANA, MEXICO.

  • gustavo fernetti dijo:

    En Argentina, la CNN es uno de los programas vistos más incredulidad. No mostraron nada, simplemente una mención.
    Sí se menciona, en español, que “Chavez radicaliza su revolucion”, estre otras críticas, pero los halagos a los médicos cubanos están en inglés. La toma está sabiamente elegida: no se ven medicinas, ni medicos trabajando, sino un montón de trapos, como tiendas de campaña, y la hermosa Sashta Darlington diciendo que el hospital cubano es “un cielo para los heridos”. De todas formas, las noticias en español dedicadas a Cuba son dos, concretamente: un accidente de aviación y la desgraciada muerte de varios pacientes en un hospital. Eso es lo que debe leerse en Miami.
    La desinformación yanqui es muy sutil, porque está destinada exclusivamente a manipular al electorado, al yanqui promedio, y no a informar.
    Así la imagen de caos es muy beneficiosa, porque permite, mediante las tropas y muy poca inversión, garatizar un “orden que no deberá perderse”, y con ello se justifica la completa ocupación. Hay que mostrar muertes, saqueos, linchamentos, terror: la opinión pública norteamericana pedirá rápidamente la ocupación total, de ser posoble para siempre. ¿no hacía eso Teddy Roosevelt? Y con la “ventaja” que Cuba está allí nomás ¿no?.
    Es sintomático que no se solicite ayuda militar rusa, alemana, israelí o… cubana, por ejemplo, para “ordenar”.
    Hay muchas formas de imperialismo: de todas, esta es la peor.

  • Gustavo dijo:

    Para los cubanos que hacemos lo cotidiano una sorpresa para aquellos que no conocen nuestra verdad no nos resulta extraño, es habitual que en cada momento preciso estén los medicos y profesionales y tecnicos de esta solidaria isla compartiendo el dolor y el pan , dando lo mejor de si para socorrer a los hermanos que lo han necesitado, no solo en America, tambien lo hicimos en lugares tan distante como Pakistan y muchos otros paises. Este pueblo nunca basiló en dar su sangre para salvar vidas humanas en otras tierras; la ofresimos cuando el huracan Katrina afectó Nueva Orleans, solo que el imperio no quiso que el pueblo norteamericano supiera la verdad de David y negó nuestra ayuda solidaria en los momentos que ese pueblo la necesitaba.
    Ahora pudiera parecer una odisea para los medios de prensa occidentales que nunca se les ha permitido informar nuestra verdad, si no aquella que responde a sus interese y que se gesta en las “cuevas” del poder.
    Cuba y los cubanos son historia hace mucho tiempo y eso los pueblos del mundo lo conocen y sus ejercitos de soldados de las batas blancas han erguido sus banderas en todos los continentes, antes de los terremotos y sunamis, durante huracanes e inundaciones y despues de ellos; y seguiremos haciendo historias, las que cuentes esos medios y muchas otras que quedaran en la memoria imborrable de los pueblos.

  • Gustavo dijo:

    Bravo por los cientos de hijos de la patria de Martí que sin escatimar el peligro y la desolacion que alberga al hermano pueblo de Haiti no cesan en su labor humanitaria de salvar vidas.
    Asi con los cubanos y han sido siempre asi, solo que han tratado por mucho tiempo de enmascarar nuestra verdad, al final tienen que verla y reconocerla.
    Los cubanos no trabajan para que se les vea lo hacen por conviccion, es el legado de nuestros proceres y de Fidel.
    Seria importante que supieran que detras de cada cubano hoy en Haiti hay cientos de miles aqui en la isla dispuestos y listos para partir a brindar su ayuda al hermano pueblo.

  • Eddy Nápoles dijo:

    Eso no debía sorprender a nadie ya que es lo que siempre ha realizado Cuba cuando se trata de ayudar a países y zonas que sufren de los asotes de la naturaleza, miren señores de CNN estas cifras, más de 30 brigadas médicas cubanas han estado prestando ayuda a los damnificados de los terremotos y desastres naturales ocurridos en diversas partes del mundo, no importa la lejanía, estuvimos cuando los terremotos de Chile en 1960 y 1971, en Argelia en 1963, en Perú 1970, en Nicaragua 1972, en Honduras cuando un ciclón en 1974, en Angola en 1980, en Colombia en 1983, en México en 1985, en El Salvador en 1986, en Armenia en 1988, en Pakistán en 2005, en Guatemala en 2005, también cuando el huracán Katrina se creó una brigada médica con el objetivo de socorrer a las victimas del desastre, pero ese Diablo que hoy se “viste” de Dios no aprobó el viaje hacia territorio estadounidense, lo que sucede es que esa cadena televisiva solo informa lo que le interesa a las grandes transnacionales de la información, pero es muy díficil que algún país en el mundo haya realizado más que Cuba en materia de salud y atención médica a los países del Tercer Mundo, miren Señores de la CNN; la colaboración cubana en materia de salud se inicia en 1963 y se la voy a enumerar por si acaso un día esos corresponsales de CNN tropiezan con esta página, lean y se alfabeticen sobre Cuba:
    1-1963, Argelia y Viet Nam
    2-1965, Mali
    3-1966, El Congo
    4-1967, Guinea
    5-1972, Yemen
    6-1973, Guinea Ecuatorial, Somalia y Laos
    7-1975, Guinea Bissau y Tanzania
    8-1976, Angola, Cabo Verde, Sao Tomé y Príncipe, Guyana y Jamaica
    9-1977, Mozambique, Benin, República Arabe Saharauí y Etiopía.
    10-1978, Irak
    11-1979, Kampuchea, Nicaragua, Granada y Libia
    12-1980, Seychelles, Uganda y Burundi.
    13-1983, Ghana desde 1983.
    14-1985, Burkina Faso y Kuwait
    15-1986, Zimbabwe y Sri Lanka
    16-1988, Zambia.
    17-1995, Sudáfrica
    18-52 mil 202 trabajadores de la salud han acudido a 93 países.
    19- En 1998 se inicia el Programa Integral de Salud por el cual han viajado cooperantes cubanos a unos 20 países de América Latina y de África.
    20- Más de 170 profesores han coadyuvado a formar recursos humanos en 37 naciones, entre las cuales se hallan las universidades de Gambia y Guinea Ecuatorial.
    21-Actualmente, 4 mil 618 trabajadores de la salud laboran en 65 países, de ellos, 3 mil 336 como parte del Programa Integral de Salud en 20 naciones. Este programa ha permitido la realización de 27 millones de consultas, 5 millones de niños vacunados, más de 400 mil vidas salvadas.
    22-Más de 7 mil alumnos de 27 territorios estudian en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas de La Habana
    23-El 28 de septiembre de 1998, nace el programa integral de salud para Haití en el que participarían 200 médicos cubanos.
    24-Con posterioridad surgió el ofrecimiento de enviar gratuitamente, como mínimo, 2 000 médicos cubanos a Centroamérica, víctima también del peor desastre natural ocurrido en esa región en los últimos dos siglos como consecuencia de los azotes del Mitch.
    25-Paralelamente, y en correspondencia también con una larga tradición política de ayuda educacional, el Gobierno cubano mostró su disposición de acoger como mínimo a 5 500 jóvenes de la región en un período de diez años, para que cursaran sus estudios en los 21 Institutos y Facultades de Medicina del país, con capacidad para unos 30 000 estudiantes.
    26-En 1999 fue inaugurada la ELAM con más de 5000 estudiantes procedentes de más de 25 países, principalmente de América Latina y el Caribe, pero también de África y de los Estados Unidos.
    27-El 2 de noviembre de 1998 un pequeño grupo de 12 colaboradores iniciaron el Programa Integral de Salud en Honduras, que fue a prestar sus servicios en la zona de La Mosquitia, con mayores afectaciones como consecuencia del huracán Mitch, luego sumaron en aquel momento 119 colaboradores.
    Eso es sin hablar de la Operación Milagro que le ha devuelto la visión a más de 2 millones de pacientes.
    Nada que no hay peor ciego que el que no quiere ver y parece que la CNN y todas las demás agencias de la gran prensa, ven solo desde la altura, no ponen los pies sobre la tierra….

  • Osvaldo Victores dijo:

    Hola.
    Pues es hora que la callada no se de por respuesta a la incalculable ayuda superhumana (porque es una labor de superhombres y supermujeres)de los cubanos ahora bien en alto para toda la prensa extranjera muestran en Haití desgraciadamente(lo digo por el desastre).

    Hoy vi un video de un parto en medio del desastre llevado a cabo con éxito por médicos y personal de la salud cubanos, el trabajo coordinado con rescatistas españoles…
    He aquí el “terror” que al ejemplo le tienen aquellos poderosos que tildan Cuba como tal.

    Andamos acá con picazón por no poder colaborar.

    Venga ese vídeo acá a cubadebate, riéguese por el mundo su imágen que hablará siempre más que todas estas palabras de pueblo y angustia por no poder constribuir personalmente. Si lo ponen acá para descarga lo copio y dejo en mis páginas para compartir con redes sociales.

    Una propuesta:

    Habilítese en Cuba la forma para que sus ciudadanos puedan realizar donaciones en metálico para Haití. Publíquese ello por los medios de difusión masivos.

    Conocemos de todas las organizaciones de masa y sociales existentes y se sabe será fácil y masiva la respuesta.
    De los cubanos poder acceder a la internet y usar dinero electrónico o tener la oportunidad que tiene el mundo para ello, fácil sería también la donación por este medio tan cercano a cada hogar.

    Les dejo el vínculo de naciones unidas habilitado también en mi página http://asesorlegal.webs.com/

    Este es el vínculo a las donaciones en ONU

    http://www.globalproblems-globalsolutions.org/site/Donation2?idb=1%20%20649881960&df_id=1240&1240.donation=form1

    Cuba compartirá como siempre lo poco que tiene y lo que les sobra a todos en la Isla, valentía, amor, coraje y esperanza.

    Gloria no queremos.. cabe toda en un grano de máiz.

  • Marjorie Cadenas dijo:

    Un aspecto preocupante de la invasión gringa a Haití, es lo cercano de este país a Cuba, evidentemente la intensión es tener otro enclave en el Caribe y esta vez más cercano a Cuba…

  • Claudia dijo:

    “¡¿Sorprendente?¡” ¿Para quien? Desde que tengo memoria histórica Cuba siempre ha estado en la primera linea para ayudar a los necesitados ante cualquier tipo de desastre.

  • JESUS dijo:

    mis saludos a todos los medicos que trabajan en haiti un saludo especial para los medicos cubanos por el exelente trabajo porel amor conque lo hacen no me solprende yo esperaba esa respuesta de cuba podran decir mil infamias pero no podran ocultar el excelente trabajo que udtedes realizan en todo el mundo. ADELANTE MEDICOS CUBANOS QUE LA PATRIA LOS CONTEmPLA ORGULLOSA

  • Rafael Martinez dijo:

    Nunca tuve dudas de la dedicciòn y el empeño solidario solidario de nuestro pueblo. A pesar de las dificultades y el esfuerzo hecho por los grandes sistemas informativos para esconder el sacrificio que mi tierra hace cada dìa para prestar ayuda a quien màs necesita, al final alguien logra decirlo.
    Orgulloso de ser cubano, orgulloso de mi gente.

  • rocio dijo:

    Hola,
    Aprecio mucho la labor de los médicos cubanos y me gustaría saber donde puedo hacerles llegar un donativo para su labor en Haiti, no es que sea mucho, pero me gustaría que fueran ellos los depositarios. Creo que Cruz Roja, MSF, Cáritas, etc. ya tienen suficiente donativos para el tema.
    Un saludo,
    Rocío (desde España)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también