Imprimir
Inicio » Noticias  »

Partidarios de Zelaya recrudecen protestas en Honduras

| +

Con información de AP

honduras-represion-policiaLos seguidores del presidente constitucional Manuel Zelaya iniciaron el miércoles intensas caminatas de siete días a las dos principales ciudades del país para exigir el inmediato retorno de su líder a Honduras.

Las caminatas las emprendieron simultáneamente desde las regiones sur y este hacia Tegucigalpa y del norte y oeste a San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de la capital, con el objetivo de concentrarse masivamente el 10 de agosto en ambas ciudades para recrudecer sus acciones.

“Este día hemos intensificado la presión por lograr que Zelaya vuelva al país”, dijo a la AP el coordinador del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado, Juan Barahona.

No podemos establecer en este momento cuántas personas apoyan las marchas, pero son miles las gentes que se incorporan por los lugares que pasa”, agregó.

Señaló que a partir del miércoles caminarán diariamente 15 kilómetros y recorrerán un total de 105 kilómetros hasta llegar a Tegucigalpa y San Pedro Sula realizando actos de protestas en cada lugar por el que pasen.

Los manifestantes se congregaron en el balneario de Tela, sobre el Atlántico, y en La Entrada, en la provincia de Copán al oeste del país y fronteriza con Guatemala, y de inmediato se encaminaron a San Pedro Sula, segunda ciudad hondureña.

Los que vienen a Tegucigalpa lo hacen de San Lorenzo, al sur, y Danlí, al este del país.

Los simpatizantes de Zelaya participan en protestas desde el 28 de junio, cuando el mandatario fue depuesto por un golpe militar y el Congreso designó a Roberto Michelleti como presidente.

El Frente bloqueó el miércoles dos calles en Tegucigalpa.

Agentes antimotines despejaron de la calle con gases lacrimógenos y chorros de agua a decenas de manifestantes que quemaron neumáticos, les lanzaron botellas de vidrio, palos y piedras, y bloquearon la calle aledaña a la Universidad Nacional Autónoma, al este de la capital.

Los enardecidos protestantes quebraron grandes ventanales de los negocios cercanos de comida rápida.

La rectora de la institución, Julieta Castellanos, denunció en rueda de prensa que “fue golpeada por los policías al intentar convencerlos de que abandonaran el lugar.   la policía nos maltrató, nos ultrajó”, dijo llorosa.

Andrés Pavón, dirigente de las protestas, dijo a periodistas que “una dictadura, que usa a la policía para sus fines represivos, es la que tenemos en Honduras”.

Asimismo, alrededor de 15.000 enfermeras y trabajadores de los 28 hospitales públicos se declararon en huelga por tiempo indefinido.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también