Imprimir
Inicio » Noticias  »

Abrazo de cubanos y puertorriqueños en San Miguel del Padrón

En este artículo: Cubadisco
| +

La Habana, 19 may (AIN) Con el corazón improvisó en San Miguel del Padrón el cantante boricua Dany Rivera, al saludar la Primera Parranda Cederista del Festival Internacional Cubadisco 2009.

El encuentro en la noche de este lunes de la delegación puertorriqueña, invitada de honor a esta edición del Cubadisco, con los pobladores del populoso barrio capitalino, resultó un abrazo de hermanos, pues desde un inicio los visitantes arribaron al contagioso son de una plena, al que se sumaron de inmediato los presentes.

Por aclamación, Dany Rivera tuvo que subir al improvisado escenario, y con galas de consumado repentista expresó la emoción que a todos embargaba, con lo que propició que artistas de los dos pueblos, aficionados y profesionales, se integraran en una manifestación mutua de cariño, admiración y respeto.

Presentes estaban Abel Prieto, ministro de Cultura, Pedro Sáez Montejo, primer secretario del Partido Comunista en Ciudad de La Habana, Abel Acosta, presidente del Instituto Cubano de la Música, y Ciro Benemelis, presidente del Cubadisco, entre otras personalidades.

Por los visitantes sobresalieron el cuatrista Edwin Colón, el cantante y compositor Germán Wilring, el bolerista Chucho Avellanet, y los grupos Plenibo, Atabal y Mapayé, entre otros.

El artista de la plástica Pablo Marcano puntualizó que a pesar del bloqueo, el arte hace a los pueblos unirse y les da a sus compatriotas el impulso para lograr una nación libre e independiente.

Pleno de gusto se mostró Chaly Hernández, hijo del gran compositor boricua Rafael Hernández, autor de El jibarito, por el respeto y cariño de los cubanos hacia su padre y por la espontaneidad, hospitalidad y muestras de afecto que recibe dondequiera que llega por estos días.

Sentado a mi lado, Carlos Martínez, guitarrista del grupo Mapeyé, me comenta que ya ha venido a Cuba en varias ocasiones y que para él no es nada nuevo la inmediata corriente de simpatía que se establece entre boricuas y cubanos, pero que ahora la disfruta como la primera vez, al ver como reaccionan sus compatriotas que no la habían experimentado.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también