Imprimir
Inicio » Noticias  »

Villa Clara derrotó al campeón y estará en Semifinal

En este artículo: Cuba, Villa Clara
| +

La Habana, 16 may (AIN) El derecho villaclareño Freddy Asiel Álvarez consumó una excepcional proeza, tras vencer por tercera ocasión a Santiago de Cuba en el play-off y clasificar a su novena para la ronda Semifinal de la Postemporada 09.

La actuación del joven serpentinero de los Naranjas en esta serie de play-off ante el vigente campeón nacional es merecedora de los más excelsos calificativos de grandeza.

Álvarez, 20 años y 180 centímetros de estatura, dominó a la temible artillería indómita durante ocho capítulos, lapso en el que ponchó a seis adversarios, permitió seis hits y no le anotaron carreras.

Esta exquisita lechada 5-0 constituyó el tercer éxito del lanzador villaclareño ante Santiago de Cuba en esta serie corta al mejor de siete desafíos, y el décimo que conquista en la actual Serie Nacional ante dos reveses.

Convertido de la noche a la mañana en el principal exponente del cuerpo de pitcheo de Villa Clara, Álvarez ganó el primer, quinto y séptimo juegos de estos cuartos de final, este último de la noche de ayer con el mérito extra de haberlo lanzado con solo tres días de descanso.

Los fanáticos santiagueros presentes en el parque Guillermón Moncada quedaron atónitos al notar que la designación del manager Antonio Pacheco para abrir el trascendental desafío fue el derecho Yaumier Sánchez y no el astro Norge Luis Vera, como hasta el manisero esperaba.

El inexplicable error estratégico de preservar a su principal figura fue aprovechado por los Naranjas desde el mismo comienzo del partido y ya en el tercer episodio explotaron al abridor indómito.

En este instante del choque, con el marcador 1-0 y dos corredores en base, el alto mando del equipo oriental requirió de los servicios de Vera (como relevista) para sofocar la rebelión de los visitantes.

Vera, inamovible primer abridor de la rotación de Santiago desde hace más de una década, ilusionó a sus parciales al ponchar al primer bateador al que enfrentó, el experimentado Ariel Pestano.

Acto seguido, el novato Ramón Lunar le estropeó la faena al disparar soberano triple a lo profundo del jardín central, bueno para remolcar dos carreras, y minutos más tarde Yeniet Pérez redondeó el rally de cuatro carreras, al ligar sencillo por el territorio del torpedero, impulsando a Lunar desde la antesala.

Tras estas conexiones y con la moral baja por los visibles errores tácticos de la dirección, la ventaja se antojó inalcanzable para un Santiago muy diferente al de campañas anteriores.

Además de Lunar y Pérez, el jardinero Yuniet Flores brilló a la ofensiva por las huestes dirigidas por Martín Saura. Flores disparó un sencillo y par de triples en cuatro turnos al bate, con una carrera anotada y una impulsada.

Caído el campeón, desde ya está vacante la plaza de monarca nacional, por la que pugnarán desde mañana las escuadras de La Habana, Pinar del Río, Villa Clara y Ciego de Ávila.

La paridad en los pronósticos presagia una lucha sin cuartel por conquistar el anhelado Título, aunque el extraordinario rendimiento a lo largo de toda la temporada de los Tigres de Ciego de Ávila les confiere el pesado cartel de favoritos a la corona.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también