Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Medio Ambiente  »

En fotos, la timidez de las copas de los árboles

En este artículo: Curiosidades, Fotografía, Naturaleza
| 7 |

copas (1)

Algunos árboles son tímidos gigantes que marcan su espacio personal y al hacerlo crean una especie de frontera fractal en los linderos celestes. Este fenómeno se conoce como timidez de las copas de los árboles, “desenmañaramiento del dosel” o “espaciado de la corona”, o en francés: “timidité des cimes”, todas poéticas alusiones a esta separación o alto recato de las ramas.

El fenómeno se conoce desde la década de los 20, pero sigue siendo un tanto misterioso. Lo más probable es que se produce por una especie de sinergia preventiva entre algunos árboles de la misma especie y de especies distintas. Algunas veces esta demaración ocurre cuando los árboles colisionan cuando el vientos los mueve y entonces sus puntas dejan de crecer en espejo. Esto se sabe ya que, cuando diversos investigadores han intervenido para que no choquen, las copas siguen creciendo.

Según cuenta Boing Boing, el investigador F. S. P. Ng tiene la hipótesis de que las puntas son sensibles a la luz y dejan de crecer cuando sienten menor cantidad de luz puesto que se acercan a la densidad de otro árbol que bloquea la entrada del Sol. Otra explicación tiene que ver con la posibilidad de que de esta forma los árboles evitan que se diseminen ciertos insectos que se alimentan de sus hojas. Lo que queda claro es que los árboles se cortan perfectamente su propio pelo.

Podemos especular poéticamente –porque las imágenes lo motivan– que estos árboles trazan un campo de protección áurica, individual y colectivo, en una oscilación eléctrica sutil. Al hacerlo forman sinuosas sangrías entre la luz del Sol y el azul del cielo. Estas formas nos recuerdan a la emblemática dendrita y al patrón de autosemejanza con el que crecen las hojas, los relámpagos y la electricidad.

Este fenómeno de autosemejanza en la naturaleza –las cosas crecen de manera fractal, y también dejan de crecer fractalmente– es explicado poéticamente por el “cazador de fractales” Héctor Garrido, quien ha documentado la formación de estas formas autorrecurrentes en el Parque Nacional de Doñana en Andalucía. Garrido ha compilado un atlas de fractales de las marismas de esta luminosa región española, con todo tipo de fractalfernalia, poemas e intimaciones topológicas que sirven como una guía para internarnos en el mundo matemágico de los fractales. Serpientes de agua, puzzles a ojo de águila, dendritas de arena, óleos de sol y tierra, glifos de telúrica entelequia (crop circles en canales turquesa) y estanques de pájaros cuya sombra labra su viaje en un espejo. Todo este material es parte de un precioso libro: Doñana y las marismas, armonía fractal. Doña Ana, madre de fractales y aves. En el multilaureado reportaje periodístico “La Piel de Doñana”, se explica cómo se forman estos miríficos fractales (en ese caso, de las marismas). Estas imágenes de la timidez de los árboles son como inversiones de las formas fluviales que pueden apreciarse en la tierra: el cielo en el espacio interarbóreo es un río de de aire:

La geometría de la naturaleza surge de la iteración, de la repetición permanente de los mismos procesos, pausada pero pertinaz. Es la gota de agua, tras otra gota de agua, la que arranca partícula a partícula el trazo sobre la piedra dura, y más fácilmente sobre la arena blanda o el barro de la marisma. De ahí nace la semejanza entre lo grande y lo pequeño, la autosimilitud, la repetición de la estructura a diferentes escalas. De ahí nace la bifurcación.

(Tomado de Pijamasurf)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • rccc dijo:

    Lo que haría falta es cotar con fotos satelitales o de otra altura de los extensos bosques establecidos en diferentes latitudes del planeta , donde las selvas africanas y la amazonica tienen un mensaje muy claro que brindar a ese respecto. Se conoce que el reino vegetal se cracateriza porque sus especies tienen crecimiento ilimitado, de acuerdo al medio en que se desarrollan. Realmente habría que leer este asunto en un monte tupido donde cualquiera que los ha visistado sabe , o visto como las copas de los srboles se rozan, tupiendo la entrada del sol. De todas formas es una exposición interesante de este lugar donde evidentemente son cultivados, o sea, donde está la acción deñ hombre con “el manejo” de los factores defieniendolo como no totalmente natural, sino con artificios del hombre. Lo poetico es también válido porque si es natural también.

  • Yasiel_el_flaco dijo:

    ufff…k cantidad de fotos………. me quedo frío…………….

  • Olgui dijo:

    Lindo.Misterioso.Curioso.

  • Henry dijo:

    No conocia tal timidez de los arboles, muy curios el articulo y la foto que lo acompaña lo refleja muy bien

  • Y04ND1 dijo:

    NATURALMENTE MARAVILLOSO, GRACIAS

  • polovcl. dijo:

    me que como e primero frio.

    POLOvcl.

  • Diley dijo:

    Es una maravillosa curiosidad de la naturaleza, que cada dia nos sorprende más. Quisiera de ser posible, que publicaran más fotos.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también