Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Vale la pena… volver a escuchar: La aritmética de la bondad (+ Podcast)

Publicado en: Podcast
| 9

Hay quienes por encima de todo quieren hacer prevalecer la aritmética de la ganancia, del dinero por dinero. Hasta hacen uso del cinismo y del abuso para realizar sus deseos. Dañan las relaciones humanas, dañan a la sociedad, promueven relaciones comerciales y de interés asimétrico: “tú necesitas lo que yo tengo, págamelo y lo tendrás”. Desconocen la existencia de una aritmética de la bondad.

Escuche aquí

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rebeca dijo:

    Profe:
    ¿No está ud siendo muy optimista apelando a la aritmética de la bondad¿ Abusadores y cínicos; no me pueden dañar aunque hoy, lamentablemente, están dentro de mi vida.
    Gracias por ser otro soñador mas....o seguimos creyendo en el ser humano.

    • Robin Batista dijo:

      Rebeca,como decía Lenon,tú puedes decir que soy un sonador pero no soy el único,tengo fe en el mejoramiento humano y en la utilidad de la virtud.

  • armando amieva dijo:

    Dr. Calviño...y usted realmente cree q esas personas, que no son pocas y lamentablemente cada día son mas y algunos jóvenes, crean en la bondad. Hacebrato me preocupa y ocupa el hecho del evidente egoísmo, del deseo desmedido del dinero fácil a costa de todo, sin valorar si tienes o puedes comprar cualquier cosa o cuanto tienes que trabajar para reunir el monto exorbitante de dinero por todo.Hoy mismo, compre la zapatilla de agua mas cara del mundo. Por evitar una gótica q caía en RL vertedero comencé a revisar y termine partiendo la rosca se la llave. Fui a la feria del Monaco y una llave similar la ofrecen.en 800 pesos, si, 800 pesos, prácticamente la Murad de la canasta básica....cree usted q el dependiente se inmmuto o solidarizó a pesar de mi suplica y reclamo de rebaja por un articulo industrial, extraído o sacado de algún.almacén estatal..en fin..me hice el hsrakiri y decidí comprar el producto sin lograr bondad alguna por algo q debiéramos encontrar en nuestras tiendas como parte del programa de ahorro q estimulamos. De no hacer así no tendría agua en la casa ahora q abastecen cada 4 días...creo q merece la pena profundizar en los efectos sociales y psicológicos negativos q esta generando esta situación y en colectivo ver q mas podemos hacer para lograr la bondad colectica q tanto necesitamos. gracias

  • Miguel 8a dijo:

    Profesor, al fin tengo una oportunidad de comunicarme con usted.

    Le propongo que analice el "síndrome del portero de discoteca" Se trata de un padecimiento muy frecuente por ejemplo, en la entrada de las tiendas cubanas. Se evidencia cuando el portero actúa corruptamente y presume del poder que le otorga el control de la puerta. Parece que ese grado de poder le hace sentirse superior al público. Probablemente sufre un "trastorno de personalidad narcisista".

    Vale la pena alertar sobre estos fenómenos. Cualquier persona, en algún momento de nuestra vida, puede comportarse como un portero narcisista.

  • Carlos Alberto dijo:

    Profesor,yo creo en usted,en la bondad y en el ser humano.El señor dinero cree que lo puede todo,y en la cuba d hoy hasta funciona.El cubano verdadero es por naturaleza bondadoso.El síndrome d la avaricia se ha desarrollado desde la década d los años 90 con el periodo especial y el individualismo como principal agente.Se nos quieren imponer la lógica del cinismo y del abuso como usted explica.Los medios foráneos defensores d las políticas neoliberales lo q defienden y dibulgan,la anarquía del mercado basado en los intereses mezquinos del dinero y el poder.Nuestra sociedad no escapa de ello,surgen los mercaderes mediocres como figuras q entorpecen el desarrollo refugiados en el condicionamiento d los intereses al q más tiene más vale,alejados d toda desencia ye esa aritmética bondad q usted nos recuerda.

  • HGG dijo:

    Como siempre una excelente clase que nos dice que hay que hacer algo con los sinicos y abusadores. Quedaria conocer quien lo debe hacer, lo cual nunca es responsabilidad del necesitado

  • Benigno dijo:

    Saludos profesor.
    Me gustaría conocer sus criterios, bajo el enfoque de la aritmética de la bondad, sobre el tema tratado en el trabajo:
    "Trust Investing o cómo ser ricos de la noche al día."
    Artículo publicado también por Cubadebate, donde hay criterios de foristas, que apoyan este tipo de negocio, que se me relacionan de alguna forma con casos análizados por usted.
    Gracias

  • Hanoi Álvarez pages dijo:

    Mi papá es un hombre enfermo, tiene las medallas de los 15 años y los 20 en el ministerio del interior,22 años de trabajo en el ministerio y unos cuantos en lo civil,el minint a los 22 años de trabajo lo perito y le otorgaron una chequera parcial por 280 pesos,siguió en lo civil trabajando hasta que por sus enfermedades no lo hizo más,no se retiró en lo civil y ahora con el nuevo reordenamiento monetario solo cuenta con esos 280 pesos,el se siente decepcionado y a pesar que yo le digo que puede contar con mi dinero el dise que no entiende nada,cómo ayudar a consolar un hombre que se siente que no le está dando lo que se ganó con mucho sacrificio ,hemos hiso a varios lugares y nadie sabe qué hacer,favor coménteme algo para consolar a mi papá,grsias

  • Lógica dijo:

    La misma situación económica imperante en nuestro país hace surgir "a los abusadores" , involuntariamente porque también los obliga a abusar aumentando el precio de variados productos deficitarios porque también estos son víctimas del exagerado precio que tiene que pagar por ejemplo para comprar los productos alimenticios de la canasta básica y otros productos a elevadísimos precios .

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel Calviño

Manuel Calviño

Doctor en Ciencias Psicológicas y profesor universitario.

Vea también