Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El muro de Trump... ¿seguirá con Biden?

| 3 |

Muro fronterizo entre México y Estados Unidos.

Mexicanos y centroamericanos están a la expectativa por el futuro del muro fronterizo de Donald Trump para separar a México de Estados Unidos y bloquear físicamente el trasiego migratorio.

Joe Biden insiste en que su política migratoria será diferente a la de su antecesor y que paralizará la construcción de la pared más larga del mundo proyectada por Trump de 3 169 kilómetros de longitud, de los cuales pudo levantar hasta este diciembre 193 y totalizar 756 si se consideran los 563 que ya existían.

Sin embargo, empeñado en dejarle a Biden el terreno sembrado de todo tipo de minas, los congresistas republicanos -incluso con apoyo de demócratas- aprobaron un presupuesto de 1 375 millones de dólares para continuar la edificación de la tapia fronteriza después de que Trump abandone la Casa Blanca el 20 de enero próximo.

En el presupuesto para el año fiscal hasta el 30 de septiembre, que aprobó el Congreso en las postrimerías del gobierno de Trump, se incluyen los fondos solicitados por este para continuar la construcción del muro, lo cual significa que ambos partidos avalan financiar la continuidad de la obra, estima el director del Comité de Servicios de Amigos Americanos en San Diego, Pedro Ríos.

Según Ríos, los legisladores de ambos bandos colocan al presidente electo Biden entre la espada y la pared, porque él ha declarado que se opone a la construcción del muro. Sin embargo, para poder detener las obras requerirá de una votación en el Congreso o una orden ejecutiva a fin de poder desmontar de su base legal el dinero destinado a la pared, el cual está pegado como los siameses al presupuesto general.

Los entendidos en la materia señalan que el tema no se dilucidaría en el parlamento, sino en demandas ante los tribunales los republicanos.

Madhuri Grewal, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles, calificó de inexplicable la decisión del Congreso cuando hay un clamor en México y Estados Unidos por derribar el muro de Trump.

Ni el Gobierno de México como institución ni el presidente Andrés Manuel López Obrador, han abordado el tema del muro, aunque en la breve conversación telefónica con Biden y la carta de felicitación por su victoria electoral, el mandatario mexicano le pidió al demócrata electo abordar el tema migratorio.

Aunque no se habló específicamente del muro, López Obrador habló de retomar los acuerdos con Trump de asistencia financiera a Honduras, El Salvador y Guatemala, y el sur de México, para invertir en planes de desarrollo económico generadores de empleo como vía para desestimular la migración, entendida esta como in problema económico y de bienestar social.

Biden está de acuerdo con el fondo del planteamiento mexicano, pero fue enfático al indicarle a López Obrador que el tema migratorio debe ser abordado sobre nuevas bases y con un enfoque diferente al actual.

Eso implica someter a una revisión el acuerdo con Trump de convertir a México en un santuario de los migrantes devueltos por Estados Unidos y aquellos a quienes se les procesa para obtención de visas y debe esperar del lado mexicano durante meses la respuesta generalmente negativa.

Cuando sucede esto último, los afectados batallan para no regresar a sus países de origen con la esperanza de volver a hacer nuevos intentos, lo cual le crea a México un problema adicional.

Al Gobierno de López Obrador se le critica haber cedido demasiado a las demandas de Trump y contribuir a “trasladar” la frontera sur de Estados Unidos, en la que se amontonaban los migrantes y presionaban para ingresar a ese territorio por cualquier vía, hacia la de Guatemala convirtiendo a Chiapas en el muro de contención de los errantes, y aplicar una virtual militarización en ese límite geográfico.

La construcción del muro tiene la oposición no solamente de los migrantes centroamericanos, sino también de los ecologistas, que lo califican de monstruo de acero por los graves daños que ya ocasiona a las reservas naturales y la destrucción de la flora y fauna del lugar.

Uno de los más importantes activistas contra el muro, y el derribo de lo ya construidos, Laiken Jordahl, asegura está documentada la destrucción de flora y fauna que ya ocasiona la construcción de la barda fronteriza.

(Tomado de Prensa Latina)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ebe4 dijo:

    Cada cual cuida sus fronteras como desee, si tienen el dinero para su construcción no se lo tomó mal, también nosotros tenenos cercada los perímetros de la base naval y no se si aún se encuentra bien minada, seguro que si.

  • Carlos dijo:

    No conozco país alguno que tenga ese relajo en la frontera. Incluso los hay que requieren que sus nativos saquen visa para visitar el país.

  • Andrews dijo:

    En este tema los países centroamericanos y México siempre han sido hipócritas, ellos piden un sistema para entrar a EUA pero México es el país más complicado del mundo para emigrar junto a RD, incluso para hacer una visita turística si eres latinoamericano. Y entre esos mismo países se tratan unos a otros con ojeriza. Incluido a los cubanos, y eso es desde mucho antes de 1959.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Manuel Arce Isaac

Luis Manuel Arce Isaac

Periodista de Prensa Latina.

Vea también