Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Animados ICAIC: A 60 años de su fundación

| 3

Esther Hirzel, directora de Animados ICAIC. Foto: Cubacine.

¿Cuántas anécdotas albergará Animados ICAIC durante estos 60 años de celebraciones? ¿Cuántas obras y realizadores han dejado su legado para que las nuevas generaciones se nutran de este arte cinematográfico?

Situada en la calle 25 entre 10 y 12 del capitalino Vedado, Animados ICAIC ha sido la casa de muchos artistas que forman una gran familia. Y como toda buena familia, esta también tiene un timonel. Se trata de Esther Hirzel, directora de la institución desde el 2003 hasta la actualidad. Con ella conversó Cubacine para conocer más a fondo cómo funciona esta familia y otros detalles sobre la animación en Cuba.

—Coménteme de sus inicios en Animados ICAIC. ¿Cómo fue enfrentar la nueva tarea de dirigir esta entidad?

—Yo vengo de la Distribuidora Nacional de Películas, donde hacía labores en el área de programación. Pero por mi formación académica, soy psicóloga de profesión, he desarrollado investigaciones sobre la niñez y la adolescencia en instituciones donde laboré con anterioridad. Ello me permitió tener elementos para enfrentar la nueva tarea de dirigir los nuevos estudios de animación, cuyas producciones fundamentales iban dirigidas a ese público.

“Los nuevos estudios de animación formaron parte de la Batalla de Ideas, enarbolada por Fidel, y, por tanto, esta responsabilidad, que implicaba actividades y contenidos no conocidos por mí, tenía también otra connotación de mayor compromiso: potenciar la producción del dibujo animado cubano en los nuevos tiempos (que ya contaba con una sólida historia cultural anterior), con el fin de incidir en la formación y desarrollo de valores morales y estéticos en las nuevas generaciones y toda lafamilia.

“De esa época, que se remonta al año 2003, me vienen a la mente múltiples recuerdos. Llegamos al nuevo edificio como una gran familia, coexistían varias generaciones de realizadores de dibujos animados: Juan Padrón, Tulio Raggi, Ernesto Padrón, Paco Prats, Mario Rivas, Juan Ruiz, Elisa Rivas…, quienes estaban comprometidos, además de desarrollar sus propias creaciones, con enseñar a los nuevos realizadores”.

—¿Qué características distinguen al animado cubano?

—La historia del animado cubano está caracterizada por la diversidad de temáticas, estéticas y técnicas, y en esa dirección nos proyectamos también en la actualidad, manteniendo, sin embargo, lo que se define como su sello: la paleta de color, (su colorido), el ritmo y la música propia para cada película. Desde los inicios de la producción de los dibujos animados del ICAIC se logró que para cada película existiera una música original, es una característica que identifica al animado cubano.

“Ya en los nuevos estudios de animación, a partir del año 2003, la participación cada vez mayor de jóvenes realizadores, que recibieron enseñanzas y experiencias de los fundadores, comenzó a incidir en una renovada y contemporánea estética. El uso de las potencialidades tecnológicas del cine digital, la influencia también de otras escuelas del género y el querer trasladar sus conceptos estéticos al contexto nacional marcan estos tiempos. Dimos paso a una nueva generación de directores, animadores y técnicos con una visión contemporánea de un mismo fenómeno artístico”.

—Sabemos que ha sido pionera en el trabajo con artistas independientes. ¿Cómo surgió esa experiencia?

—La primera experiencia diferente fue con ANIMA Holguín y Adrián López al frente de un grupo de jóvenes amantes de la animación. Por el año 2008 no estaba tan definido el trabajo con realizadores independientes y Adrián luchó mucho defendiendo su sueño, tanto que pudo llegar a Abel Prieto, entonces ministro de Cultura, y este nos solicitó que analizáramos como encaminarlo.

“Junto a nuestro subdirector de producción, Armando Alba (Mandy), quien siempre me ha acompañado en la nueva proyección del trabajo y en ideas audaces, apoyándome como artista y conocedor de la tecnología, decidimos que impulsaríamos el proyecto. Hoy ANIMA Holguín es una filial de Animados ICAIC.

“Animados ICAIC ha formado parte de grandes proyectos internacionales con el uso de imágenes de animados cubanos en productos que se comercializan en cadenas de tiendas como Caracol y TRD… ¿Cómo ha sido este proceso de merchandising que ha tenido gran impacto en los niños y sus familias?

“Fue siempre una aspiración mía y del colectivo de compañeros de Animados lograr que las imágenes de nuestras películas acompañaran a nuestras niñas y niños, desde el decorado de sus habitaciones hasta en los objetos que usan para ir a la escuela.

“En el 2004 hicimos un primer contacto con una empresa China y comenzamos a hacer negociaciones de cesión de derecho de imagen. Luego, hasta hace unos tres o cuatro años, mientras estábamos en una Feria Internacional de Informática, fuimos contactados por un empresario de la firma Guangdong Stationery de China, que se impactó con la calidad de los diseños de los animados que estaban en el stand.

“A partir de ahí comenzó un camino lindo y de éxito que realmente nos permitió hacer realidad este sueño e iniciamos ese proceso de negociación de ceder el derecho de imagen. Hoy estos productos se ofertan en las cadenas Caracol y TRD. Son productos de muy alta calidad y asequibles para el público. Ha sido una gran satisfacción para la familia de animados y para toda la familia cubana”.

—¿Aspiraciones?

—Siempre estamos en la búsqueda constante de la calidad del contenido. Continuamos con la proyección de abarcar diferentes temáticas, estilos y modos de hacer con recursos y estrategias productivas novedosas, para llegar con el lenguaje cinematográfico a los diferentes grupos etarios. Nos insertamos en la producción de nuevos productos como los videojuegos y mantenemos una línea de producción con programas para la televisiónque nos proponemos incrementar. Estamos orgullosos de nuestras realizaciones, de nuestra historia, pero insatisfechos también con muchos resultados.

“Continuaremos el vínculo activo con estudiantes y profesionales de Psicología, con quienes nos aproximamos al conocimiento del consumo de los productos que realizamos y cuyos criterios nos ayudan a hacerlos mejor.

“Tenemos la suerte de contar con financiamiento estatal para lograr realizar nuestro producto artístico, que tiene, por tanto, que ser atractivo, estéticamente elevado, diverso y cumplir con la intención de formar y desarrollar valores humanos, morales y estéticos en la nueva generación”.

—Recientemente recibió la Distinción Por la Cultura Nacional. ¿Qué nos quisiera decir sobre este reconocimiento?

—Para mí dicho reconocimiento es realmente para Animados ICAIC, que este año cumple su aniversario 60 de creación renovadora.

“Estoy en los Estudios desde el 2003 y me siento parte de esta familia desde entonces. Me siento feliz, comprometida y agradecida. Aunque feliz siempre he estado desde mi entrada a este lugar de soñadores y creadores”.

(Tomado del Portal Cubacine)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Kaisser dijo:

    Creo que aunque es cierto que el ICAIC ha hecho esfuerzos sobre humanos debido a nuestras carencias habituales, para llevar a la TV las propuestas animadas, debe hacer un esfuerzo mayor para incrementar el número de propuestas y la seriedad de las mismas ambientadas en la literatura cubana actual, que hay bastante tela por donde cortar, pero principalmente me preocupa la divulgación de la chavacanería que he visto en animados como Meñique, no hay ninguna necesidad de reforzarle a los niños la cubanía del asere y el consorte cuando lo que debemos es tratar de hacer incapié en el correcto uso del idioma.

  • Ileana Dorotea dijo:

    Mis hijos de 40 y 35 años no se perdían un muñequito cubano. Quisiera que en nuestros medios televisivos reinen más esos muñe que tantas enseñanzas trasmiten. Que bello un cuarto de un niño adornado con esos muñe y hasta el forro de las libretas y los libros. FELICIDADES POR SUS 60 AÑOS.

  • JorgeSS dijo:

    Saludos. Nosotros los jóvenes de los 80 y 90 siempre recordaremos el animado cubano como lo más grande. Cecilin y Coty, aquel del bohío, chuncha y el campismo, Paco perico, guaso y carburo, el recibimiento en la República, matojo, la pregunta, orejas de canela, majá vivo, el ferrocarril, los tres pichones, la calabacita y las pesadillas, floppy, fauna cubana, habían calabacitas para el verano y el horario normal y etc etc.
    Lamento que algunos animados se hayan perdido, sería bueno rescatarlos, como aquel de la niña y el mundo de los números con el rey menos, y aquel del profesor y la bicicleta (poner los dedos sobre la llanta), el mismo que nos habló del reloj y la aerodinámica. Gracias por todos los esfuerzos y los buenos recuerdos.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Orsanhec Plaza Lara

periodista de Cubacine

Vea también