Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

Elemental, querida Enola

Por: Mailen Aguilera Rivas
Publicado en: Canal USB
| 6 |

En “El misterio de Copper Beeches”, el detective más famoso en la historia de la literatura comenta a su fiel ayudante: El hombre que ama el arte por el arte, suele encontrar los placeres más intensos en sus manifestaciones más humildes y menos importantes. Lejos estaría de imaginar el escritor Arthur Conan Doyle el alcance universal que tendría su creación, con miles de referencias para otras obras e ícono indiscutible de la cultura popular. La sempiterna figura de gorra y pipa sobre una nariz aguileña ha inspirado más de 200 adaptaciones llevadas al cine y la televisión, aunque, como sentencia avizora de su frase anterior, no todas han tenido buena acogida.

Más tarde, en el mismo cuento mencionado, la joven institutriz Violet le pide consejo a Sherlock Holmes sobre una sospechosa oferta de trabajo y su respuesta no se hace esperar: Confieso que no me gustaría que una hermana mía aceptara ese empleo. Y ello resulta toda mención que hace sobre dicha palabra, una hipotética situación planteada pues cuenta con Mycroft como único familiar (algunos estudiosos de Conan Doyle discuten la existencia de un tercero, Sherrinford). Ello no fue obstáculo para que años después la estadounidense Nancy Springer publicara su saga sobre Enola, la hermana menor de los dos anteriores. Esta escritora representa la nueva ola de novelistas de la llamada literatura para adultos jóvenes y ya era famosa por “engendrar” a otra hija desconocida como Rowan Hood, la heredera del mítico forajido del bosque de Sherwood.

Basada en el primero (“El caso del marqués desaparecido”) de los seis libros de la saga, se estrenó desde el pasado 23 de septiembre la película “Enola Holmes”, bajo la dirección de Harry Bradbeer (Killing Eve). La historia gira en torno a la desaparición de Eudoria Holmes, y los esfuerzos de la benjamina no solo por encontrar a su madre, sino también a sí misma. En una época donde se enfrentaban los conceptos más tradicionales acerca del papel que debía jugar la mujer en la familia y los más avanzados que defendían el derecho al sufragio femenino, la protagonista debe abrirse paso y demostrar que puede ser tan buena en los poderes de deducción como sus hermanos mayores, aunque sea Sherlock el más reconocido.

El reparto está encabezado por Millie Bobby Brown (Stranger things) como Enola Holmes, Henry Cavill (Justice League, The Witcher) en el papel del famoso detective, Sam Caflin (Me before you) como Mycroft y la versátil Helena Bonham Carter (Alice in Wonderland, The Crown) caracterizando a la madre de los tres, Eudoria. Una fotografía hermosa y colorida, acompañada por la ambientación detallista del Londres victoriano. Jack Thorne (The secret garden) corrió a cargo del guion y la música de Daniel Pemberton (King Arthur: Legend of the Sword) en ocasiones nos recuerda a los tan queridos filmes de aventuras de los 90.

La historia es atrayente y divertida ya que la joven Enola se roba la pantalla con su carisma. Ello sumado al entrenamiento físico y educativo recibido por su madre y la facilidad para el ingenio que le viene de familia, hacen de su personaje un comodín seguro para próximas entregas. A simple vista, parecía una propuesta ganadora y el público la acogió bien de manera general. Pero tras pasar las dos horas de metraje, el espectador que buscaba algo más sugestivo y diferente, se llevó una gran decepción.

Ante todo, la trama se vuelve previsible. Aquí no hay misterio de altos quilates ni los juegos mentales de toda producción que incluya el apellido Holmes en su contenido. La inserción continua de flashbacks así como la técnica de interacción de la protagonista con el público, conocida como ruptura de la cuarta pared, atenta contra el ritmo de la película y banaliza el argumento. Se evidencia la influencia del estilo de Guy Ritchie en la narrativa, pero reiterando hasta la irritación pasajes que ya en el principio quedaron esclarecidos. La historia desde la perspectiva de la primera persona en la película solo demuestra los agujeros en la adaptación fílmica del libro.

Otra desilusión: esperar un desempeño memorable de Sherlock Holmes. En lo personal, creo que la elección del actor fue bastante desafortunada. Henry Cavill cuenta con el indiscutible atractivo de los héroes de leyenda, pero carece del espíritu cínico y agudo del detective británico. Además, tenía el listón demasiado alto ante otros monstruos como Basil Rathbone, Robert Downey Jr, y Benedict Cumberbatch que han interpretado su personaje antes. No nos engañemos: Holmes es una de las mentes más brillantes en el combate al crimen, pero también se destaca por su narcisismo insufrible, el desdén por las personas comunes dado por la superioridad de saberse único. En realidad, el resto de los actores parecen tener solo la tarea de girar como satélites alrededor de Millie Bobby Brown.

Uno de los aspectos más discutidos en la película se refiere a la forma de plasmar la idea del feminismo. Es cierto que Enola demuestra ser independiente y perfectamente capaz de lidiar con el entorno hostil que la persigue, pero hasta ahí llega el aporte en materia de emancipación. Su evolución como personaje está dada más por contradecir a su hermano Mycroft que por su propio crecimiento espiritual. Los intentos de recrear el movimiento de liberación femenino para estar a tono con los tiempos que corren se vuelven burdos e incompletos. Por ejemplo, la representación de las sufragistas británicas se reduce a una célula de mujeres conspiradoras capaces de defender sus ideas con bombas. Ser feminista va más allá de negarse a usar un corsé o aceptar un futuro matrimonio como solución para el futuro. Restringirse a solo eso, crea más opositores que adeptos y atenúa la verdadera lucha política y social que llevaron a cabo las mujeres británicas, que aunque sí realizaron sabotajes e incendios cuando las demás tácticas fracasaron, también encabezaron huelgas de hambre donde no pocas murieron para defender sus ideales.

Ciertamente, la película captó la esencia de la novela original pero la adaptación cambió varios elementos que desequilibraron el producto final. Evidencia de ello es que la relación de Enola con su hermano Sherlock se muestra de una manera más realista en el libro. Ella lo admira por su ingenio, por el nombre que se ha labrado como detective y porque le muestra un poco más de empatía, a pesar de que la recrimina tanto como Mycroft. La heroína de las páginas descifra los acertijos a través de la deducción personal y no a partir de las sugerencias ajenas. Asimismo, la preparación que le da Eudoria se remite al desarrollo cognitivo y el ejercicio del ingenio, más acorde con la época. Por tanto, el libro se vuelve un testigo más fiable de la independencia y valentía de una chica que se enfrenta al mundo solo con el conocimiento justo de su edad y los talentos propios de la familia.

En la novela, Enola recién cumple los 14 años y su amigo el marqués de Tewksbury cuenta con 12. De ahí que su historia se dirige desde el principio a un público adolescente y con propósitos de evidente entretenimiento. La película pretendió lograr más con cambios mínimos y consiguió otra adaptación francamente olvidable y una trama simple, elemental. Sin más objetivo que de servir de inspiración a niños y jóvenes para vivir su propia experiencia y enfrentarse a cualquier obstáculo que lo impida, “Enola Holmes” es solo otra propuesta de Netflix para pasar un buen rato en familia. Verla con muchas pretensiones es exigirle demasiado.

Ficha técnica

Título: Enola Holmes
Año: 2020
País: Estados Unidos
Duración: 123 min.
Dirección: Harry Bradbeer.
Guion: Jack Thorne (Novela: Nancy Springer)

Género: Intriga. Comedia | Feminismo. Siglo XIX. Sherlock Holmes
Reparto: Millie Bobby Brown, Henry Cavill, Helena Bonham Carter, Sam Claflin, Burn Gorman, Fiona Shaw, Frances de la Tour, Adeel Akhtar, Susan Wokoma, Joakim Skarli, Jay Simpson, Rebecca Hanssen, Louis Partridge, Gianni Calchetti, Delroy Atkinson, Pierre Bergman, Steve Saunders, Adrian Mozzi, Hattie Jackson, Margaret Wheldon, Sonya Seva, Paul Parker
Productora: Legendary Pictures, PCMA Productions. Distribuida por Netflix.

En Picta

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alheli dijo:

    Pues sí... Entiendo perfectamente que una película se proponga los 'modestos objetivos' de hacernos sonreir y pasar un rato agradable en familia, dandonos pie para abordar temas afectivos con nuestros niños sin echarles una arenga, disfrutando el buen vestuario y ambientación, con actuaciones más que decentes... Que sugiere usted, que cambie Enola Holmes o Stranger Things por los educativos muñequitos 'Fernanda' o 'Pubertad'?

  • Lila dijo:

    Me encanta

  • vivi dijo:

    Francamente....la encontre aburrida: uno de los peores pecados q puede tener una pelicula

  • Keanu Reeves dijo:

    Las feministas se quejan de que la película no es suficientemente feminista. Jajaja, son un meme.

  • Sandra dijo:

    Está bien recreada. Entretiene y es para adolescentes.

  • Jorge dijo:

    Ciertamente no es la más entretenida de las películas, pero es muy refrescante, me hizo pasar un buen rato y es muy adecuada para todos los públicos. Para mi estuvo buena.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mailen Aguilera Rivas

Licenciada en Periodismo. Profesora de Periodismo en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Máster en Historia y Ciencias de la Comunicación.

Vea también