Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Debate presidencial en EEUU, una pelea a gritos que Trump convirtió en un espectáculo (fallido) sobre sí mismo

| 57 |

Trump hizo el martes lo que ha hecho en la vida política de Estados Unidos en estos cuatro años: aportar tanto volumen desenfrenado, ficción descarada y atentar contra las costumbres como sea necesario para mientras tanto imponer su voluntad. Foto: AP.

Un enfrentamiento con Joe Biden se convirtió en una desagradable pelea a gritos que el presidente de Estados Unidos, en su estilo característico, convirtió en un espectáculo sobre sí mismo.

El presidente Donald Trump hizo por el debate del martes lo que ha hecho por la vida política de Estados Unidos en estos cuatro años: aportar tanto volumen desenfrenado, ficción descarada y atentar contra las costumbres como sea necesario para mientras tanto imponer su voluntad.

Se rehusó a condenar el supremacismo blanco y lanzó al aire oscuras conspiraciones sobre el proceso de votación.

Se burló de que Joe Biden lleva mascarilla y de su potencia intelectual y pareció más interesado en competir contra la caricatura de su oponente que contra el hombre mismo. En una ocasión insistió en que Biden apoya la desfinanciación de la policía momentos después de que el nominado demócrata dejó en claro que no era así.

Y con su habitual estilo de interrupción y reclamo bien ensayado, el presidente se quejó incesantemente de la injusticia de todo ello y se aseguró de que la conversación –incluso en un tema tan universal como la pandemia del coronavirus– regresara a sus sentimientos personales casi en cada oportunidad.

“Muchos de tus gobernadores demócratas dijeron que el presidente Trump hizo un trabajo fenomenal”, dijo el mandatario en un intercambio, repartiendo sus habituales elogios en primera persona con un poco de tercera persona.

“El presidente Trump hizo un trabajo fenomenal”, repitió el presidente. “Lo hicimos”.

Recorrió promesas y jactancias que ponían a prueba la credulidad: sobre la rapidez con que estará disponible una vacuna, sobre las vidas que supuestamente salvó, la seguridad de sus mítines y mostró más pasión por el historial académico de Biden que por un virus que durante su mandato ha matado a más de 200 000 estadounidenses.

Biden desplegó una refutación desigual, al recordar las optimistas y soleadas proyecciones del presidente de una Pascua mayormente libre del virus, antes de instalarse en la que sería su tesis de la noche.

“Si creen por un momento lo que está diciendo a la luz de todas las mentiras que les ha dicho sobre todo lo relacionado con la COVID”, dijo Biden, “aún no ha reconocido que sabía que esto estaba sucediendo”.

En cierto nivel, esta ha sido la tensión fundamental al centro de la búsqueda de Trump para mantener su trabajo.

¿Qué estadounidenses indecisos –en la medida en que los haya– pueden dejarse convencer por un presidente cuyo comportamiento personal y credibilidad desgastada ya ha decepcionado a amplios sectores de los votantes que necesita?

Las reelecciones suelen reducirse a esta premisa. El mandatario en funciones es confiable o no lo es. Se ha ganado la deferencia para seguir durante cuatro años más, o no.

Pero para Trump, con índices de aprobación que rondan los 40 y las encuestas que muestran una ventaja sólida para Biden en los estados disputados, la tarea es especialmente crucial.

Después de un primer mandato dedicado a contar falsedades confiadamente y a traficar con teorías de conspiración –incluyendo la persistente minimización de los peligros de la pandemia, en público y en privado– Trump ha vuelto a adoptar un tono familiar.

Trump, un insaciable autoevangelista y negador de las realidades que le desagradan, invitó a los espectadores el martes a abrazar su versión preferida de los eventos de la era Trump: una especie de lugar feliz ejecutivo para los convertidos, donde su reinado ha sido impecable, la victoria es abundante y el virus ha sido efectivamente derrotado.

Sin embargo, el objetivo de Trump no era simplemente deleitar a su base –aunque había mucho de eso– sino persuadir a los no persuadidos y no perder ninguna oportunidad de golpear a su oponente, desilusionando como mínimo a algunos que podrían estar inclinados a ver a Biden como el mal menor.

El presidente ciertamente lo intentó.

Se movió para vincular a Biden a las fuerzas “socialistas” de la izquierda. Dijo que China “te derrotó, Joe”.

Y apuntó furiosamente a la honestidad de Biden, un tema donde el demócrata supera significativamente a Trump en los sondeos.

“Joe”, dijo, “tú eres el mentiroso”.

Durante cuatro años, Trump raramente se ha desviado de los cálidos confines de su propia burbuja informativa. Cualquier exposición al mundo exterior –una conferencia de prensa en la Casa Blanca, una entrevista amistosa con los medios de comunicación, un mitin con simpatizantes que lo adoran– se ha realizado generalmente en sus términos.

Pero el martes, esta era una imagen de una presidencia despojada de sus insignias: un titular impopular desplegando una defensa a menudo inexacta.

De vez en cuando, el espectáculo habitual de un debate presidencial –los comentarios ingeniosos preparados de antemano, los brazos que se agitan, la incredulidad fingida– podría sentirse alejado de la gravedad del momento y de los contrastes políticos sustanciales que marcarán el tono al curso de la vida estadounidense durante los próximos cuatro años: los marcados desacuerdos sobre el acceso a la atención médica, la regulación ambiental, el futuro de la Corte Suprema.

“Ese fue un segmento productivo, ¿no?”, preguntó Biden sarcásticamente en un momento.

Esta ya era una elección de proporciones conocidas: dos hombres en sus setenta, obstinados y orgullosos, cada uno con un perfil público en el último medio siglo, que por lo general han mostrado poco interés en adaptar su comportamiento desde entonces.

El espectáculo del martes jugó a su favor

Trump fue como es: incesante, desvergonzado, nunca tímido de interrumpir.

Y Biden, el hijo de Scranton (y hombre de Washington) a quien incluso sus seguidores admiran más por sus intenciones que por su elocuencia, fue el candidato que los demócratas han aprendido a conocer, para bien o para mal, a lo largo de tres campañas presidenciales y una vicepresidencia salpicada de y-ahora-qué-dijo. Sus anécdotas se desviaban. Sus detalles a veces no eran específicos. Más que emotivo podía parecer que estaba interpretando exasperación, como si estuviera debutando en un fallido show de Broadway titulado ¡Venga, hombre!

“¿Vas a callarte, hombre?”, dijo Biden al cortar una interrupción.

“Sigue ladrando, hombre”, respondió más tarde con tono de falsa invitación.

En una campaña ya bastante alejada de los límites de lo regular –una pandemia, un movimiento de protestas generacional, un presidente en funciones que acusa a su oponente de inyectarse fármacos para mejorar el rendimiento– el simple espectáculo de un compromiso preagendado de la era anterior era, en cierto modo, lo más confuso de todo.

Mucho de lo que Trump dijo en los primeros 45 minutos del debate fue como salido de una nube de frases frecuentes de los segmentos de opinión de Fox News. “¿Por qué no dices las palabras ‘fuerzas de seguridad’?”, exigió Trump en un momento.

En otro momento, Trump dijo que estaba dispuesto a repudiar a los supremacistas blancos y a los grupos de la milicia, antes de pasar a atacar a los “antifa”, una característica recurrente de su programación favorita de la derecha. “Proud Boys, retrocedan y aguarden”, dijo Trump sobre un grupo de extrema derecha notorio por participar en enfrentamientos violentos. “Pero les diré algo”, añadió. “Alguien tiene que hacer algo con la antifa y la izquierda. Porque este no es un problema de la derecha. Es un problema de la izquierda”.

El presidente apareció armado con una lista de casi 20 cosas que Biden había dicho que no eran verdad, como una declaración sobre sus inicios en la Universidad Delaware State. Pero mientras sus asesores habían preparado a Trump para ir a la ofensiva contra Biden e intentar aguijonearlo hasta derribarlo, el presidente no logró modular y simplemente intentó arrollar a Biden.

Algunas florituras parecían evocar los calamitosos informes sobre el coronavirus que Trump ofreció a la prensa en la primavera, cuando el presidente alarmó incluso a sus propios seguidores al responder con gritos a preguntas de rutina sobre la pandemia.

Al mismo tiempo, este era el enfrentamiento que los demócratas imaginaron cuando eligieron a Biden por encima de más de una veintena de competidores en sus elecciones primarias: el agradable compañero del primer presidente negro del país, un veterano de la capital que había sorteado dificultades personales, enfrentado a un oponente entre cuyas hazañas rara vez se mencionaba la empatía, un hombre a menudo abiertamente hostil a las instituciones de la nación.

La porción posterior de dicho contraste es una discusión que durante mucho tiempo Trump ha recibido con agrado. Al presentar a Biden como un político de toda la vida con pocos resultados que mostrar, el presidente se propuso el martes seguir el difícil trabajo de presentarse como el verdadero outsider de la carrera mientras que al mismo tiempo controla las palancas del gobierno.

“Cuarenta y siete años, no hiciste nada”, dijo Trump de su rival en referencia a su larga carrera como senador.

Durante meses, Trump había estado preparando a sus seguidores para poco menos que la abierta humillación de Biden en el escenario del debate al declarar prácticamente (y sin fundamento) que su oponente está asolado por la demencia y al alentar a sus partidarios con gritos de “Sleepy Joe” y compartir segmentos de los tropiezos verbales de Biden editados de manera engañosa a partir de videos de redes sociales.

Por supuesto, tal exceso no contradice el hecho de que Biden es, a veces, un orador inconsistente. Como, a cinco semanas de las elecciones, viene liderando las encuestas nacionales, generalmente con entre cinco y diez puntos, los demócratas habían sugerido públicamente que Biden simplemente necesitaba evitar una catástrofe para considerar la noche del martes como un éxito. Las encuestas indican que la mayoría de los votantes ya están firmes en sus intenciones electorales, lo que lleva a los estrategas de ambos partidos a cuestionar si un solo debate haría mucha diferencia.

Sin embargo, para los liberales que buscaban una confrontación catártica de su nominado luego de cuatro años de Trump –y, de manera más significativa, para el subgrupo de votantes desencantados con la Casa Blanca que tampoco logran entusiasmarse con la alternativa demócrata– Biden sí participó en el debate con la intención de cerrar la venta.

“Tan poco presidencial”, dijo de la conducta de Trump. Pero a menudo, Biden se esforzó por negociar la lluvia de interjecciones y digresiones propias autoinfligidas que rompieron cualquier impulso narrativo.

Antes del debate, Trump le dejó claro a sus asesores que quería hablar con frecuencia sobre el hijo menor de Biden, Hunter, a pesar de que se le advirtió que eso le daría al exvicepresidente pie para hablar abiertamente sobre la hija y el yerno del presidente, que trabajan en la Casa Blanca y del hecho de que se han rehusado a deshacerse de sus negocios.

Al final, Trump asumió el riesgo, ridiculizando los negocios y la historia de Hunter Biden con la adicción a las drogas. (Una investigación sobre los Biden difundida la semana pasada por los republicanos del Senado no encontró delitos ni influencia inapropiada por parte del nominado demócrata aunque acusó al hijo de Biden de haberse “aprovechado” del nombre de su padre en emprendimientos de negocios en el extranjero).

El principal problema, reconocieron en privado algunos de los colaboradores de Trump, era que su suerte dependería en parte de su capacidad para lograr que Biden perdiera los estribos. En cuanto a la pregunta más general que ha dominado la contienda de este año –la reacción fallida de Trump y su Gobierno ante la pandemia–, no hay una respuesta particularmente buena que el presidente pueda ofrecer, admiten algunos republicanos. Así que en general ha elegido no responderla y cambiar de tema, como lo hizo cuando pudo el martes.

Esta siempre ha sido una fortaleza retórica del presidente. Hace cuatro años, Trump no era particularmente sofisticado en los debates pero tuvo éxito en la medida en que probó estar dispuesto a ir a donde ningún candidato presidencial moderno iría.

Hacia el final del martes compartió con los votantes el pronóstico amenazador y sin fundamento que ensombrece cualquier fugaz imagen de disciplina.

Al señalar a Filadelfia, una ciudad de tendencia demócrata, como el escenario infernal que cree que podría costarle la elección, Trump se rehusó a prometer que esperará a que todas las boletas sean escrutadas antes de declarar victoria.

“En Filadelfia pasan cosas malas”, dijo Trump. “Espero que sea una elección justa”.

(Tomado de The New York Times)

Se han publicado 57 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Javier dijo:

    Quisiera que la TVC pusiera todo este debate con subtítulos para ver como sucedió.

    • Kami dijo:

      Los dos se comportaron como niños chiquitos. Vergonzoso ninguno merecería ser presidente. He leído que en el resumen de varias encuesta Trump ganó el debate con un promedio de 3-5 puntos de ventaja. No obstante decepcionante ambos.

      • Julio Enrique dijo:

        Fíjate cuan desastroso fue el debate, que una vez concluido se decidió cambiar las reglas del "juego". De allí salieron los dos con una citación para sus padres, de lo contrario, no podrán volver a entrar "a clases". Pánfilo y Chacón son mucho más coherentes y respetuosos.
        Y esto es lo que muestra el "ejemplo de democracia mundial"???......por favor, si eso parecía una temporada actual de FRIEDNS!!!
        Ahora estoy mucho más convencido de que el 3/11 pasará cualquier cosa.
        Pobre planeta.

    • Yo dijo:

      Puedes encontrarlo en youtube en español. Sólo que debe tener datos o nauta hogar.

  • Polivio dijo:

    Asco de show... Se disputan la presidencia como si fuera un concurso... Se cuestionan, ofenden, se agreden... Convierten en un circo algo tan serio...

    • oslaida dijo:

      Algo así como dos comadres chancleteras agrediéndose en plena calle ante un auditorio que goza el show.

  • Jose R Oro dijo:

    Buen articulo, me gusta el enfoque y la descripcion de lo sucedido es bien clara.

    • Jose Luis Amador dijo:

      Estimado colega Oro: Me gustaría una comparación suya entre mi pronóstico pre-debate y lo realmente sucedido.
      Un saludo desde Camagüey!

  • LQQD dijo:

    No.
    Esto tuvo que ser escrito por la Fox.
    Parecería que el anaranjado apabulló al tres años mayor que él.
    No fue así.
    La encuesta de CNN dio 60 a 28 el "debate" a favor de Biden. Otras dan un margen más estrecho; pero con la misma tendencia. La única gente, según he leído, que ha visto ganadora a la zanahoria es el Comité Republicano...no faltaba más.

    • Jose R Oro dijo:

      Completamente de acuerdo con su opinion!

      • Alex dijo:

        Emm...de hecho fue al revés mister...las Polls(Encuestas) fueron de 60% para Trump y un 28% Biden...Lea mejor

    • rosa dijo:

      Yo dudo mucho que este debate haya servido para cambiar la opinión de algun indeciso. El debate fue una basura para ambos y un descredito total para ambos. Trump tan maleducado como siempre y Biden pura demagogia con su brazo estirado a la cámara con comentarios totalmente vacios. Parecía una discusión de escuela primaria. Se enfocaron en ver cual de los dos es peor para los EE.UU en lugar de dar respuestas concretas sobre su agenda politica a temas tan importantes... Creo que en lugar de ganar votos, lograron que muchas personas decidas de abstenerse al voto. No hay ganadores en ese debate, solo dos perdedores. Así que yo creo que tanto los puntos de Fox como los de CNN son mentira

  • Javier Hernández Fernández dijo:

    Joe Biden debe ganar a Donald Trump ahora.

    • Jose R Oro dijo:

      Y lo va a hacer, y lo va a derrotar en Miami - Dade, ya tuve el gusto de ofrecerle cifras al respecto. Muchos saludos

      • Holos dijo:

        Ojalá. Pero en verdad son ustedes arriesgados.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Holos. Este comentario de deriva de uno anterior de Javier Hernández Fernández, donde afirma quye quien gane Miami - Dade, gana la Florida y gana la Casa Blanca, totalmente infundado y contra la realidad:
        1. Trump perdió aplastantemente la votación en Miami – Dade en las elecciones del 2016 donde obtuvo 333,999 votos representando un 34.07% del voto, mientras Hillary Clinton obtuvo 624,146 votos (¡cerca del doble!) para un 63.68%. Lo que niega absolutamente la tesis de esos “expertos anónimos” que usted cita acerca de que Miami – Dade tiene las “llaves” para entrar a la Casa Blanca. Trump no solo no gano Miami – Dade, sino que fue completamente derrotado, a pesar de lo cual ganó Florida y la presidencia.
        2. Mas aun le afirmaré con claridad y de manera completamente verificable con que el último candidato republicano que ganó Miami – Dade fue George H. W. Bush en 1988 frente a Michael Dukakis. A partir de ahí, llevan ¡7 elecciones! seguidas perdiendo Miami – Dade en 1992, 1996, 2000 (Bush hijo), 2004 (Bush hijo), 2008, 2012 y 2016 (Trump), y como es obvio perdiendo siempre por buen margen Miami – Dade; Bush hijo fue dos veces presidente y Trump una vez. Le reto a que demuestre que esto no es verdad.
        Todos estos datos y cifras están en internet en el sitio de la Oficina del Censo, de las oficinas del Estados de Florida y del condado de Miami – Dade e incluso en Wikipedia

  • Reinier dijo:

    Con el respeto del periodista pero para nada creo q ese show q trump mostró ayer en el debate fuera fallido , al contrario, muchos expertos dicen q arrastró a Biden a su territorio ya q le hizo perder la paciencia por lo q se torno en un ambiente hostil donde Trump saca la mejor parte.vaticino estas elecciones para ese loco nuevamente y q dios nos ampare.

    • Ingrid dijo:

      Bueno, lo que Trump si demostró, es que es un mal educado y un grosero, habló tanta bobería y divagó como quiso, interrumpió a Biden en todo momento excepto cuando este último habló sobre el cambio climático, no creo que Trump haya arrasado con Biden, lo que pasa es que no dejó de interrumpir y eso da la sensación de que fue contundente, cuando en realidad no fue así, bueno, es mi opinión.

      • mimi dijo:

        Lo que ocurrió es que Trump utilizó una táctica muy burda y baja, interrumpir constantemente y no permitir hablar a su oponente. Teniendo en cuenta que cada hablante cuenta sólo con dos minutos, es muy difícil concentrarse en un tema, de forma sintética, además, para expresar un plan de gobierno. Que lo digan los escritores, los periodistas y todos los que utilizan el lenguaje profesionalmente, tanto de forma oral como escrita. Aún si tratara de abstraerse y hablar sin escuchar al contrario, hablarían los dos a la vez y no podría escucharse a ninguno de los dos. Lo ideal sería apagar los micrófonos cuando acabe el tiempo de cada uno. Pero claro, Trump se negó rotundamente a que lo despojaran de su arma principal. Como él no tiene un plan ni nada importante que decir, y su discurso consiste en atacar, ofender y humillar...

    • Plaza dijo:

      De acuerdo con usted. Todo un circo mediocre pero bien preparado por Trump. No nos engañemos, el va a salir reelecto, que dios nos ampare de ese peligro mundial

    • mimi dijo:

      No lo creo, amigo. De igual forma que usted y yo vimos la podredumbre humana y ética de Trump, sus bajezas, mentiras y sed desenfrenada de gloria y poder, de igual forma pudieron observarlo los norteamericanos. Los dos problemas esenciales, la economía y la pandemia no son prioridad del actual gobernante. Solo se dedicó a ofender y atacar, con un comportamiento nada digno de un jefe de estado. Y ya estamos viendo los resultados de todo esto en las encuestas.
      Muy importante en este encuentro fue su negativa descarada de no aceptar la derrota en las elecciones y que Pence confirmó luego en el debate vicepresidencial. Eso es alarmante. Se propondrá instigar a una guerra civil? Confío en que los estadounidenses tengan la lucidez suficiente para avizorar el peligro.

  • PINAREÑA 100% CUBANA dijo:

    ABAJO TRUMP.

    • Plaza dijo:

      ABAJOOOO!!

      • Julio Enrique dijo:

        BIEN ABAJOOOOO!!!!!

    • Javi dijo:

      Arriba, pero bien arriba, fuera de la Tierra

  • mmm dijo:

    Vi el debate, creo que no fue perfecto pero Donald Trump fue mucho más convincente, mientras el otro echaba falsas ocupaciones el otro se defendía lo normal, pero creo que el Kit del asunto está en que Joe no tiene el apoyo político que tiene Trump y su contundencia y nunca lo tendrá
    Gracias

    • Alfredo Rodríguez González dijo:

      Asombroso el espectáculo electoral Biden Trump. En su primera puesta en escena los actores demostraron que, aunque siendo de la tercera edad, todavía le quedan fuerzas para el chisme y el enredo, el público se percató que no dominaban el guión por las constante interrupciones y el cambio brusco de temas de uno y otro artista. La carencia de propuesta más acertadas dejaron un sabor amargo a los que pensaron ver y oír propuestas para levantar la economía combatir y erradicar la pandemia eliminar el racismo y mejorar el medio ambiente. Nada amigos nada de eso, triste y pesarosos todos, porque en ese teatro ya no es posible cambiar a los artista que aunque quieras o no tienen influencia mundial. Cualquiera de los dos que gane seguirá defendiendo a los menos necesitados y continuarán fabricando enemigos chinos, rusos o al que se le antoje, estos dos actores seguirán al servicio del negocio de los muertos y la sangre.

  • Jose R Oro dijo:

    Las cosas no son siempre faciles de entender. La banda paramilitar de los Proud Boys mencionada por Trump (a quienes el despota ordenó "estar tranquilos pero alertas", en una abierta reminiscencia de paramilitarismo) esta dirigida a nivel nacional por una persona llamada Ernesto Tarrio quien es un contrarrevolucionario de origen cubano, negro, ultraderechista, quien alterna sus funciones al frente de la banda criminal de los Proud Boy, quienes lo escogieron en una burda maniobra para intentar ocultar que son supremacistas blancos. Tarrio tambien es el jefe del grupo Floridano "Latinos por Trump" y es amigos de Rick Scott, los Diaz - Balart y otros ultraderechistas. Intento correr para ser representante del Congreso de los Estados Unidos por el distrito 27 de la Florida y se retiro el pasado 18 de agosto por falta de apoyo popular para su candidatura.
    La ultraderecha cubana de Miami esta profundamente imbricada con el terrorismo y el paramilitarismo fascista y con los grupos violentes de derecha.
    Puedo ofrecer datos fotos, etc que corroboran lo arriba escrito.
    El patan de Trump y sus relaciones con lo peor, el detritus mas impuro, de las personas de origen cubano que viven en Florida, hace evidente su naturaleza, paramilitar, terrorista y fascista de ambos.

    • rosa dijo:

      Jose, a ver si me publican esta respuesta. Esa banda puede resultarnos repulsiva pero no es responsable de uno solo de los actos de violencia que han tenido lugar recientemente en USA. La mal llamada "izquierda" es la responsable de los actuales actos de violencia. (Antifa, BLM). ANTIFA no es una idea porque las ideas no le gritan a la gente ni le prenden candela a los carros de la policía. Por eso Trump a la pregunta de si se opone a los supremasistas blancos responde "Claro" pero cunado Biden lo reta directamente por este grupo, él da la respuesta que usted refiere, porque esta son la gente a las que él está llamando a mantenerse atentas y salir a impedir cualquier fraude electoral. En cuanto a esa información que usted expone sobre el cubanoamericano negro solo para enmascarar que son supremacistas blancos. Usted tiene más información que todos aquí. Pero permitame decirle algo un supremacista blanco considera como inferior a las personas de otra raza y sienten asco de codearse con ella. Quizas sea solamente un grupo de extrema derecha y no necesariamente asociado a predominio blanco como usted plantea.

  • L.R.A. dijo:

    Bueno segun los Trompistas,la cadena televisiva Telemundo ya dijo que Tromp le ganò a Biden en este Reality .
    Ya estan asegurando el fraude, aunque el "demòcrata" no se porto muy bien tampoco.
    La chusma andando. ! Que Pais !

  • Rancel Soto dijo:

    Es necesario que la lechuza de trump no gane las elecciones, que Bidem tome la presidencia y no sea otro mas de los que promete y no cumple y se acaben de arreglar las cosas con nuestro país que se acaben los problemas de politica entre Cuba y Estados Unidos Que desaparezca trump de la presidencia ya! Pero ya!

    • rosa dijo:

      Rancel, ese es el mayor problema: Biden no ha prometido nada sino que se ha centrado en ofender a Trump llamandolo payaso y racista. Para colmo de males se aparece declarando publicamente un "Biden proyecto verde" del que nadie sabe nada. Dice que el Partido Democrata ahora es Biden, y no lo que el Partido quiera...un desastre, para cualquier lado que usted se vire la perspectiva es desastrosa

      • Lyonn dijo:

        Ehhhh no. Biden ha prometido de todo. Lleva años haciéndolo, que si re-estructurar la economía, el seguro, creación de fondos para fundación de nuevos trabajos etc. Obviamente, Biden acusó a Trump de todo en el debate, porque las elecciones en EEUU no se basan en hacerte quedar bien a ti para hacerte más popular, sino en hacer quedar mal al otro para que sea menos popular que tú. Por otro lado, Biden se puso a la altura de Trump en el sentido de que le respondió a sus acusaciones e hizo otras muchas contra él, pero eso es perfectamente normal y aceptable. La cuestión es que, a pesar de que Biden tiene buenos planteamientos para realizar si sale electo, Trump tiene mayor carisma, por lo que le será más fácil vincular a la gente a su campaña.

        Simplemente, lo que es casi seguro, es que el próximo año vuelve a haber un republicano en la Casa Blanca.

  • Juvenal Castillo dijo:

    Donald Trump será reelecto como presidente norteamericano.Sera su segundo período presidencial.La mayoría de los norteamericanos confían en el y pondrán en sus manos las decisiones fundamentales y estratégicas y le exigirán comunicarlas oportunamente.La economía norteamericana se mantuvo a flote pese a la tesitura epidemiológica y se redujo a mínimos el desempleo.Trump gobierno para lis estadounidenses,con sus valores,doctrinas,potestades y inescrupulosidades.No verlo así es no entender subre que principios reposa la sociedad norteamericana.El destino manifiesto y la predestinacion encarnan el imaginario preseptivo de los norteamericanos, excluyendo el pensamiento alicia.Con respecto a Cuba, confieso que no presto atención a quién gobierna en el país que nos bloquea y agrede,me enfoco más en la estrategia nuestra,el buen gobierno central y la preservación del marxismo-leninismo.Gracias.

    • Juanc dijo:

      Juvenal, entonces todas las encuestas están equivocadas mire le digo algo para ser presidente de Estados Unidos hacen falta 270 votos electorales los entendidos en la materia que no somos ni usted ni yo le están dando al señor Bien 226 votos electorales seguros y al señor Trump 125 votos quedan 187 votos por decidir de ellos solo Biden necesita 44 votos que los puede obtener ganando michigan, Pensilvania y Wisconsin fíjese que no necesita ganar la famosa Florida como dijera taladrid saqué usted sus propias conclusiones

      • elsoldadosovietico dijo:

        Ganara Biden legalmente pero Trump gritara Fraude y lo llevara a la Corte Suprema .Biden ganara pero se enfermara y asumira su vicepreesidenta y TRUMP formara lios y habra guerra civil

    • narnia dijo:

      totalmento de acuerdo tabarish !
      viva el moscu rojo !!

    • ramon dijo:

      Le sugiero que se revise respecto a Trump

  • Alfredo Rodríguez González dijo:

    Asombroso el espectáculo electoral Biden Trump. En su primera puesta en escena los actores demostraron que, aunque siendo de la tercera edad, todavía le quedan fuerzas para el chisme y el enredo, el público se percató que no dominaban el guión por las constante interrupciones y el cambio brusco de temas de uno y otro artista. La carencia de propuesta más acertadas dejaron un sabor amargo a los que pensaron ver y oír propuestas para levantar la economía combatir y erradicar la pandemia eliminar el racismo y mejorar el medio ambiente. Nada amigos nada de eso, triste y pesarosos todos, porque en ese teatro ya no es posible cambiar a los artista que aunque quieras o no tienen influencia mundial. Cualquiera de los dos que gane seguirá defendiendo a los menos necesitados y continuarán fabricando enemigos chinos, rusos o al que se le antoje, estos dos actores seguirán al servicio del negocio de los muertos y la sangre.

  • Arturo dijo:

    Estoy completamente de acuerdo con usted Javier, siempre pasa lo mismo, ponen algunas partes del debate y nunca lo publican completo, en este caso y en otros. por lo que me gustaría sacar como dice Taladri mis propias conclusiones y compartirlas con los foristas.

    • rosa dijo:

      es mas fácil leerselo... está dificil de ver con tantas interrupciones

  • Danny dijo:

    Cómo diría ese personaje televisivo: " ¡Que clase tipo!" . El colmo de la prepotencia, el cinismo y el desparpajo político. Increíble cómo retrocede la humanidad representado en el presidente del país más desarrollado del mundo. Y aún hay millones de votantes en su favor !!! Ni siquiera un poco de respeto y educación básica le queda !! Ojalá y a Biden le corriera un poco más de sangre en las venas, la suficiente para mandarlo a callar con más ímpetu y no tanto como para caer en su juego. Esta película ahora es que comienza, esperemos que tenga un final "feliz"

  • observ dijo:

    candidatos, debate, agenda de gobierno ? Que es eso ?

  • Luiso dijo:

    Creo que necesario que la TV cubana transmita el debate completo. Sería un tema de gran interés para una mesa redonda, dadas la espectativas de reelección de "el energúmeno de la Casa Blanca" (como lo bautizó Walter Martínez) debido al daño que puede hacer, incluso a su propia nación, durante otro mandato el susodicho personaje.

  • Lázaro dijo:

    Excelente comentario Juvenal Estoy con usted

    • ramon dijo:

      ¿Así que Trump salvó a ña economía y no hay millones desempleados? Les falta decir que combatió excelentemente la Covid-19 y la erradicó.

  • Amistad dijo:

    Más de lo mismo... un escandaloso circo que movería a la risa si no fuera por lo que representa a escala nacional y global.
    En lo personal el resultado de este primer debate no me sorprendió, sucedió tal y como lo imaginé: Un Trump arrogante y grosero adueñándose del escenario representando su papel de hombre de éxito en un intento por demostrar, a toda costa, que es el "tipo" , tratar de desacreditar a Biden y responsabilizar a otros de los problemas. Por otra parte un Biden apocado, dejándose arrastrar por los ataques personales y sin centrarse en exponer su programa de gobierno de manera coherente. Nadié ganó a mi juicio, solo hubo perdedores; el mayor de todos: el pueblo norteamericano. !!!QUE DESASTRE!!! !!!Y SE ATREVEN A DARNOS LECCIONES DE DEMOCRACIA Y TRANSPARENCIA, ATACARNOS Y BLOQUEARNOS!!!
    !FUERZA CUBA!

  • león dijo:

    LA RESPONSABILIDAD ES DEL ELECTORADO DE LOS E.U.A QUE NO SALGA TRUMP , PERO EL MUNDO TIENE RESPONSABILIDAD ,AL IGUAL QUE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES QUE ESTÁN PINTADOS EN LA PARED ,TRUMP HACE LO QUE LE DA LA GANA Y NO PASA NADA .QUE SE ADOPTEN ESTRÁTEGIAS INTERNACIONALES Y LAS APLIQUEN . QUE REACCIONEN COMO IRÁN QUE SIGUE ENVIANDO PETRÓLEO A VENESUELA DIGAN O NO LO DIGAN LOS GOBERNANTES DEL IMPERIO .

  • león dijo:

    QUE EL DEBATE LO PONGAN POR LA TELEVISIÓN

    • rosa dijo:

      le garantizo que es una pérdida de horas de televisión :)... además que no se justifica mucho que Cuba este televisando los debates presidenciales de otros países. Miestras aqui algunos aclaman verlo completo, otros critican que se le preste tanta atención a los E.U. Busquelo en youtube... ahi está disponible, pero yo usted me ahorraba mis datos

      • Lyonn dijo:

        Estoy de acuerdo con la desconocida

      • mimi dijo:

        Y cómo no nos va a interesar, si somos el país del mundo más afectado por esa administración? Claro que nos interesa. No es lo mismo verlo en vivo y a todo color, que informarnos por las opiniones de otros. Olvídese de lo q digan en you to be. Los bloqueados y agredidos somos nosotros, los q sufrimos las consecuencias de un orate en la Casa Blanca.

  • PGS dijo:

    Soy dado a respetar la elección del resto de mis congéneres, máxime cuando se trata de elecciones extra fronteras, pero Trump es un caso que merece punto y aparte. Por lo poco que pude observar en las transmisiones traducidas al Español, más el comentario de periodistas y foristas, no me sorprende la actitud mantenida en el debate presidencial, es más, no era de esperar otra actitud, una persona que llegó al poder por obra y gracia de los electores cansados de tanta puja (tradicional) entre demócratas y republicanos, con un discurso fanfarrón, autosuficiente, mediático, con éxito en el mundo empresarial y carente totalmente de coherencia y ética, más algunas presuntas ¨manitos metidas¨ por aquí y por allá. Abogo por la sensatez del pueblo de Estados Unidos, un malcriado, maleducado, ignorante político, insensible, mentiroso y fraudulento no debe ser elegido para un segundo mandato en el país más poderoso del planeta, un país que tiene mucho para aportar al progreso de la humanidad, a la estabilidad y el respeto entre los pueblos, saquen a flote lo mejor del pueblo norteamericano, demuestren que pueden luchar por un mundo mejor. No voten por un energúmeno de las cavernas, de ser reelegido la humanidad y la historia les pasarán factura. En lo personal no espero nada del futuro gobierno, pero éste nos puede llevar a la hecatombe. En sus manos está la esperanza y el futuro de su inmenso país.

  • Lili dijo:

    Ese señor si es que asi se le puede llamar es un egocentrico, malcriado, maleducado y cuantos calificativos se le quieran dar, pobre de los estadounidenses si vuelven a tenerlo por 4 años más, y sabra Dios cuanto daño aún hara a esta humanidad

  • Chábely dijo:

    Caballero la mente tiene poder , ahora vale todo hasta eso con tal de que ese anormal no sea reelecto porque si es asi Adios Planeta Tierra

  • Andrés dijo:

    Apenas pude terminar este debate. Una vergonzante señal de decadencia.

  • NancyV dijo:

    La controversia de estos no es un juego de niños, esperemos que las estadística se aproximen a la realidad,esta en juego la paz mundial porque el anaranjado está "tostao" y es capaz de cualquier cosa sólo por el hecho de ganar, me he preguntado muchas veces porque no se dedica a disfrutar el dinero y los años que le quedan en vez de jod....?porque es una amenaza para su propio país. A los Republicanos de bien que aún están a tiempo de salvar la humanidad.

Se han publicado 57 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también