Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Símbolo especial que une a Martí con Camagüey

| 4

Muchos actos de su vida, cortada en Dos Ríos  el 19 de mayo de 1895, acercan a José Martí con Camagüey. Foto: Orlando Durán Hernández

Muchos actos de su vida, cortada en Dos Ríos el 19 de mayo de 1895, acercan a José Martí con Camagüey. Sus crónicas, dedicadas a Guáimaro, a la primera asamblea constituyente de la República en Armas y los nexos con 119 figuras históricas de esta hermosa región centro oriental de Cuba que nunca visitó.

A juicio del Doctor en Ciencias Luis Álvarez Álvarez, premio nacional de literatura 2017 y distinguido pedagogo, escritor e intelectual camagüeyano, dos factores principales lo vinculan entrañablemente con esta parte de la isla, ante todo, el matrimonio con Carmen Zayas-Bazán e Hidalgo y el retorno de ella a Camagüey con su hijo, José Francisco, El Ismaelillo, luego de la ruptura con su cónyuge.

“…es posible también presumir que, de algún modo, el Camagüey fuese para Martí un espacio geográfico vinculado con el hijo irremisiblemente perdido, toda vez que el mismo lo evidencia en una carta, escrita desde Nueva York a Manuel Mercado”, cita el intelectual en el libro: “El Camagüey en Martí”, publicado en 1997 con la coautoría del desaparecido historiador local, Gustavo Sed Nieves, bajo el sello de la editorial que lleva el nombre del Héroe Nacional.

En las obras completas, específicamente en la edición de 1975, son consignadas no menos  de 110 referencias al Camagüey y unas 31 a Puerto Príncipe, nombre que recibió la urbe después de Santa María del Puerto del Príncipe hasta 1898 en que adopta el actual, a raíz de la independencia de España.

El símbolo especial

Transcurría el 31 de enero del 2005. Bajo el sol abrasador de esa tarde llegó a Camagüey, Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana para la inauguración oficial  de la rehabilitación de la plaza de la juventud José Martí, en el centro histórico de la añeja ciudad, con un segmento declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, con el brillo de la nueva escultura del artista local Roberto Estrada, un hombre apasionado por la obra martiana.

“Hoy venimos a colocar esta obra hecha por un artista del pueblo al que nunca llegó Martí, pero que amó...Venimos aquí ante su altar donde está enseñando a un niño, recuerdo sus versos: Hijo, espantado de todo me refugio en tí…”

Leal dijo en esa ocasión, de que Martí que vivió con la firme voluntad de los apóstoles, que supo levantarse sobre los defectos y hacerse escuchar de los pobres con fe…que lo enfrentó todo por la unidad “venimos a rendirle homenaje a pesar del sol. No importa que hayan pasado unas horas del 28 de enero, venimos a colocar esta obra…”

La escultura de una altura de 1.80 metros y un peso aproximado de 450  kilogramos, ajustada a lugar, acorde con las características de las edificaciones que la rodean, se fundió, por primera vez, en polvo de mármol y alabastro en la fábrica de artesanía Caribeña en La Habana y siete años más tarde, en el 2012, se moldeó en bronce en la Fundación Caguayo, en Santiago de Cuba.

El símbolo especial que tiene esta obra es que se encuentra enclavada a menos de 100 metros de donde vivió durante su infancia y adolescencia José Francisco Martí Zayas Bazán junto a su madre, casa cita en la actual calle Luaces 109 entre República y San Pablo, aunque no posee todavía una tarja que distinga ese detalle histórico.

Martí es historia siempre

Casa cercana al parque Martí donde vivió José Francisco vivió la infancia y adolescencia. Foto: Enrique Atiénzar Rivero

Entrevistado acerca de la connotación que ha tenido para Roberto Estrada el homenaje al más universal de los cubanos y en una fecha tan memorable como esta en que se cumple 125 años de su caída, dijo:

“Martí no pertenece a la historia pasada. Martí es historia siempre, sin una falsa alegoría estudiar el pensamiento de Martí es verlo cada día, actualizarlo con la problemática que tenemos. Martí es un pensador y debemos conocerlo todos y respetarlo siempre”, reiteró el artista.

Para él, el distanciamiento social por la pandemia le ha dado más tiempo para pensar y en que todo esto pasara. “En estos momentos no podrá haber una concentración en el parque Martí, la comunidad agradece esa intervención fruto del proyecto de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, pero en otros momentos volverán las flores, las concentraciones de los niños, de los pioneros y de todo el mundo”.

Los más de 600 miembros de la Filial Camagüey de la Sociedad Cultural José Martí como los miles y miles de hombres, mujeres y jóvenes de esta tierra, desde la intimidad personal lo recordaran por muchísimas razones y por el símbolo especial que lo une con esta provincia.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Profundos lazos unieron a José Martí con la tierra del Mayor. El amor a Carmen, a su hijo, el espíritu de Guaimaro, la admiración por Agramonte. Hacia el Camagüey, a fundar República, dirigía su marcha cuando cae en combate. Por ésta tierra, de occidente a Oriente pasan los moncadistas en su centenario envueltos en su ética, los camagueyanos que les asisten en su alto en el largo camino no conocen entonces quiénes eran aquellos martianos anónimos, su grandeza histórica. Orgullo de ser martiano, de ser cubano y de ser hijo de aquellos mismos humildes camagueyanos que se sumaron inicialmente a Frank País en el enfrentamiento a la dictadura y a Fidel como máximo líder de
    la última gesta de liberación nacional.

  • Jose Luis Amador dijo:

    Felicitaciones Atiénzar por tu artículo. Tiene José Martí mucha vigencia en todo tiempo y en todo el Mundo. "Viví en el monstruo y le conozco las entrañas", eso fue lo que dijo cuando vivió en los Estados Unidos, y fíjate ahora lo que está pasando con la pandemia en ese lugar. Pienso que el "monstruo" que él percibiía era el capitalismo inhumano y codicioso que ya era imperialista en esos tiempos, y facista desde hace muchas décadas hasta la fecha.

  • Enrique Atiénzar Rivero dijo:

    GRACIAS JOSÉ LUIS POR TU COMENTARIO. EN ESTE MINUTO NO ENCUENTRO CALIFICATIVO PARA DÁRSELO AL SEÑOR PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS, RESPONSABLE DE TANTOS MILES DE INFECTADOS Y DE MUERTES. NI CUANDO ESTADOS UNIDOS ESTUVO EN COREA Y VIETNAM HUBO TANTAS VÍCTIMAS COMO AHORA EN POCAS SEMANAS POR LA COVID-19...LA PRESENCIA EN COREA Y VIETNAM FUE DURANTE UN BUEN TIEMPO. LO QUE HACE FALTA QUE EL PUEBLO DE ESTADOS UNIDOS DESPIERTE, LO TIENEN ENGAÑADO.

  • mary.hernánd. dijo:

    AUNQUE ES UN ARTÍCULO DEL 21 DE MAYO, ESTÁ Y ESTARÁ SIEMPRE VIGENTE, EXCELENTE, LOS TRES COMENTARIOS ME HAN GUSTADO MUCHO Y ME SUMO A ELLOS, EL ÚITIMO DIVINO.HOY NO HAY FUERZAS PARA HABLAR DE COVID 19, YA CONTNUAREMOS

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Atiénzar Rivero

Enrique Atiénzar Rivero

Es periodista del semanario Adelante, de Camagüey, provincia del centro de la Isla, y colaborador de Cubadebate.

Vea también