Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

La violencia no entra en cuarentena

| 25 |

Mientras Cuba y el mundo enfrentan la crisis de salud provocada por la COVID-19, urge más que nunca mirar hacia el ámbito doméstico como espacio potencial de violencia de género y tomar medidas para limitar su desarrollo y consecuencias. Foto: Pixabay.

Aunque no lo reconozca abiertamente, para Andrea la casa siempre ha sido un lugar del que escapar. Con más de cuatro décadas en sus costillas, un matrimonio complejo y par de hijos adolescentes, el hogar es sinónimo de trabajo doméstico en exceso, responsabilidades y presiones de todo tipo e incluso, violencia. No, su esposo nunca la ha golpeado, pero la ofende a menudo, se burla de su aspecto físico, controla sus amistades e ingresos económicos y la presiona para que limite su vida social.

La rutina de muchos años con la misma pareja, la dependencia económica y la aparente seguridad de que él nunca le pondrá un dedo encima, le impiden “a estas alturas” acabar con la relación. Pero el trabajo, las compras y algunas salidas ocasionales con sus amigas son válvulas de escape para un escenario de dominación, que ella ni siquiera reconoce como tal. En tiempos de pandemia, sin embargo, permanece en casa, sin escapadas, con muchas más posibilidades de que la violencia que sufre tienda a incrementar.

La historia de Andrea no es un caso aislado. Los hay peores. Cuando el aislamiento social se confirma como una de las principales medidas para controlar el contagio de la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, su situación llama la atención sobre un fenómeno que puede repetirse en otros hogares. Mientras Cuba y el mundo enfrentan la crisis de salud provocada por la COVID-19, urge más que nunca mirar hacia el ámbito doméstico como espacio potencial de violencia de género y tomar medidas para limitar su desarrollo y consecuencias.

Así lo advirtió António Guterres, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, en un mensaje reciente a todos los gobiernos en el que exhortó a convertir la prevención y reparación de este tipo de casos, en parte vital de los planes de enfrentamiento a la nueva enfermedad.

“Sabemos que los confinamientos y las cuarentenas son esenciales para reducir la COVID-19. Pero pueden hacer que las mujeres se vean atrapadas con parejas abusivas. En las últimas semanas, con el aumento de las presiones económicas y sociales y del miedo, hemos visto un estremecedor repunte global de la violencia doméstica” afirmó.

Guterres puso bajo la lupa otras consecuencias de la actual crisis sanitaria, que impactan directamente en la vulnerabilidad de las mujeres violentadas. “Los proveedores de salud y la policía están desbordados y el personal escasea. Los grupos locales de apoyo están paralizados o carecen de fondos. Algunos centros para víctimas están cerrados; otros están llenos. Sin embargo, las líneas telefónicas de atención a víctimas se han sobresaturado en todos los países”, explicó.

La violencia de género no es un problema que llegue con la pandemia. Organizaciones, expertos y gobiernos, en mayor o menor medida, han advertido y luchado contra ella durante años.

En 1993 la ONU la definió como “todo acto de violencia basado en el género, que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico incluidas las amenazas, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada”.

Especialistas en el tema aseguran que el asunto es en realidad mucho más complejo. Para la socióloga Clotilde Proveyer, “es la violencia del patriarcado, sexista, que está condicionada por las relaciones de poder masculino existentes y que se ejerce sobre el género femenino o lo que representa este”.

La también profesora de la Universidad de La Habana asegura que, en definitiva, existe para mantener un sistema de desigualdad social marcado por la dominación patriarcal. “No es solo la violencia directa que se ejerce sin mediación, no es un acto aislado. Para que pueda existir necesita de una legitimación estructural y cultural”, insiste.

La comprensión contextualizada de lo que realmente implica este fenómeno impacta en las estrategias para hacerle frente. No es problema exclusivo de quien la sufre, abarca a toda la sociedad.

Según explicó la psicóloga e investigadora Ailynn Torres Santana en un espacio de reflexión del Instituto de Literatura y Lingüística hace algunas semanas, “las violencias de género no son un asunto solo personal, también se trata de un problema estructural, político, cultural, que requiere de intervención pública”.

Entenderla como una prioridad colectiva cobra aún más importancia en el ámbito doméstico. En un escenario marcado por la tradición machista de que “entre marido y mujer nadie se debe meter”, la vulnerabilidad de las mujeres se incrementa.

“Se ha demostrado que el escenario de mayor peligro para las mujeres es, justamente, el hogar: el espacio físico y la vida doméstica que lo conforman”, confirma Proveyer y explica que es más vulnerable porque ha sido considerado históricamente un espacio privado, que no admite la interferencia de terceros.

Si en condiciones normales, los maltratadores tratan de generar control, aislamiento social y ruptura con las redes de apoyo en sus víctimas, para asegurar una mayor impunidad sobre sus actos, en tiempos de pandemia las circunstancias para ejercer la violencia se arman prácticamente solas. La dificultad para acceder a refugios, hacer llamadas de emergencia o denuncias, agrava el riesgo para estas personas.

No por gusto, durante las últimas semanas, países como China, España, Italia, Estados Unidos, Colombia y Perú, entre otros, han reportado un incremento notable de la violencia doméstica como consecuencia de las medidas de cuarentena impuesta.

Vivimos en un mundo donde, según datos de ONU Mujeres, el 35 por ciento de las mujeres ha sufrido, en algún momento de su vida, violencia física y/o sexual; 137 mujeres son asesinadas cada día y dos de cada tres asesinatos son cometidos por parejas o familiares. En tiempos de coronavirus las golpizas, violaciones, y también feminicidios, todos dentro del hogar, corren el riesgo de aumentar a ritmos acelerados.

Cuba, un caso que no está aislado

Según la Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género (ENIG-2016), desarrollada por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el 39,6 por ciento de las mujeres entrevistadas declaró haber sufrido violencia en algún momento de sus vidas, en el contexto de sus relaciones de pareja.

Además, en 2019, el informe nacional cubano acerca de cómo se afronta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible recogió, por primera vez, un dato sobre la ocurrencia de feminicidios en 2016. “Para ese año, la tasa de feminicidios fue 0,99 por cada 100.000 habitantes de la población femenina de 15 años o más”.

Las cifras confirman lo que expertos y organizaciones han advertido durante años: en Cuba también hay violencia de género. De hecho, durante su intervención en el último encuentro de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el presidente Miguel Díaz-Canel declaró que el país debía prepararse “para legislar, por su alta sensibilidad, sobre algunos temas como la violencia de género, el racismo, el maltrato animal y la diversidad sexual”.

Efectivamente, no contamos con todas las estadísticas necesarias para comprender cómo se comporta este fenómeno en Cuba. Pero el camino recorrido hasta hoy evidencia la necesidad de que, en medio de la actual crisis de salud, no queden atrás las mujeres más vulnerables. Como en el resto del mundo, las condiciones de aislamiento pueden provocar un incremento de la violencia doméstica y quedar invisibilizado mientras todos miramos hacia otra parte.

“Como estamos muy concentrados en la autoprotección ante el nuevo coronavirus, muchas veces nos desconectamos de las necesidades de quienes nos rodean y se hace mayor la vulnerabilidad de las mujeres maltratadas”, considera Proveyer.

La socióloga explica que, en Cuba, aunque son escasos, existen servicios de apoyo a las víctimas. Pero en la actual circunstancia cierran, tienen horarios restringidos o se dificulta su acceso. A las mujeres violentadas, que suelen desconocerlos, se les hace aún más difícil llegar a ellos.

El contexto actual demanda que, junto a las estrategias para enfrentar a la COVID-19 y sin renunciar al aislamiento social como forma efectiva de reducir el contagio, se tomen medidas para proteger a las mujeres violentadas.

En su mensaje sobre el tema a todos los gobiernos, Naciones Unidas sugirió aumentar las inversiones en los servicios en línea y el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil; asegurar que los sistemas judiciales sigan enjuiciando a los maltratadores; crear sistemas de alerta de emergencia en farmacias y supermercados; declarar los centros de acogida como servicios esenciales y encontrar formas seguras para que las mujeres puedan buscar apoyo, sin poner sobre aviso a sus maltratadores.

En Cuba existen ya algunas iniciativas sociales de apoyo habilitadas. El Centro Oscar Arnulfo Romero, el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo y la Fiscalía General de la República han activado servicios de consejería psicológica y/o legal para mujeres que lo requieran. Pero aún queda mucho por hacer.

Desde la perspectiva de Coltilde Proveyer, es vital el trabajo coordinado de medios de comunicación, organizaciones sociales, instituciones de salud y otros actores, sobre todo en la comunidad. “Se pueden activar las redes sociales comunitarias de apoyo, también las informales, que suelen ser mucho más efectivas en tiempos de crisis porque están más cerca de las víctimas, ofrecen mayor confianza y pueden actuar con inmediatez”, explica.

Las Asambleas Municipales del Poder Popular y organizaciones sociales como la FMC y los CDR, en el ámbito de la comunidad, pueden y tienen que jugar un rol fundamental. Además, los medios de comunicación deben aliarse con las instituciones encargadas de ofrecer ayuda en estos casos, como la policía o la fiscalía, para visibilizar este problema, los derechos de las víctimas y las posibles soluciones.

“El aislamiento social no puede convertirse en un aislamiento humano, no podemos desentendernos de los problemas de nuestro entorno. Es imprescindible que elaboremos estrategias para atender este asunto en medio de todas las otras estrategias excelentes que se están llevando a cabo para garantizar la salud y protección de la población”, asegura Proveyer.

Vivimos una etapa de muchos desafíos y es necesario hacer frente a todos. Se trata, una vez más, de entender la violencia de género como un problema urgente, de no dejar a nadie atrás, de generar políticas específicas para situaciones y personas específicas, de enlazarnos, aunque estemos distanciados.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Igualitarista dijo:

    Ojo que la violencia de este tipo ya sea verbal ongisica no solo es por parte de los hombres.
    Las mujeres tambien llegan a cometer actos de violencia domestica los cuales se agravan hasta mas, ya que el hombre tiene mas miedo de decir lo que le pasa ya que tienden a ridiculizarlo tanto la policia, la corte como sus familiares ect.
    OJO con esto no difundam mas las noticias como que son problema de un patriarcado, son problemas del ser humano que por naturaleza es violento y no sabe controlar sus impulsos.
    Justicia hacia todos los que maltratan ya sean hombres o mujeres...todos somos iguales no importa color de piel o sexo...digan no al feminismo y al machismo, esos extremos nunca solucionan nada.

    • Igualitarista dijo:

      Perdon por algunos errores de ortografia, el celular no tiene activado el autocorrector y escribir en el es un caos.

      • El Pidio Valdés dijo:

        No hay problemas por los errores ortográficos hermano lo que tu acabes te exponer se entiende clarito clarito y tienes todo mi apoyo en eso. Y al tema de género siempre se ve desde ese punto de vista y ponen al sexo masculino como el único malo de la película y el machicidio también existe que sea menos común o frecuente no quiere decir que suceda y como tu bien dices es un trastorno del propio hombre y no de un genero en especifico y es así como deben ser vistos, tratados y manejados estos temas.

      • JoseSM dijo:

        Estoy de acuerdo en que la violencia es un problema de ambos géneros, las mujeres suelen ser violentas también incluso con sus hijos, padres, esposos. La violencia es un problema real de nuestra sociedad. Pero en la violencia de hombre hacia la mujer mueren cada año cientos de mujeres, o quedan heridas y mutiladas, y esa es la punta del iceberg. Por eso es más común encontrar art{iculos que hablen de la mujer como v{ictima, porque es lo más común y urgente.

    • Patricio dijo:

      Igualitarista, coincido con usted en que los derechos de todos deben ser respetados por igual. Sin embargo, a todos los niveles (desde el global hasta el individual) se establecen prioridades, por la propia naturaleza humana y por necesidad. Solo preguntémonos dos cosas: ¿En cuál de los dos sentidos el abuso es estadísticamente predominante? y ¿quién, entre un hombre y una mujer, puede infligir más daño corporal (incluso la muerte) a su pareja en un conflicto que llegue a las manos?

    • RAPL dijo:

      Igualitarista, totalmente de acuerdo con usted. Muchas veces en el afán de combatir la discriminación, caemos en la discriminación en el sentido opuesto. No solo en cuanto a la violencia doméstica, sino en la discriminación por raza, sexo, orientación sexual, etc. Cuando Carlos Manuel de Céspedes le dio la libertad a sus esclavos y los llamó a sumarse a la lucha, no fue para que se convirtieran en esclavizadores de los blancos, sino para que se incorporaran como iguales. Actualmente, si hablamos de violencia doméstica, nos referimos solo a la del hombre hacia la mujer; si hablamos de discriminación por sexo, decimos que hay que lograr el "empoderamiento" de la mujer ¿para discriminar a los hombres?, porque al mismo tiempo se reconoce que más del 50 % de los dirigentes, los científicos y otros son mujeres; hay que respetar la preferencia sexual de cada quien y estoy de acuerdo, pero anualmente se organiza un desfile de la comunidad LGBT ¿qué pasaría si a alguien se le ocurre organizar un desfile para proclamar el orgullo de ser macho? Muchas veces, a la hora de seleccionar a alguien para ocupar una responsabilidad de dirección, si entre los candidatos hay una mujer negra y joven, casi no hay discusión, es ella la elegida, aunque exista un hombre, un blanco o una persona de más edad con mayor capacidad demostrada en su desempeño. Otra arista de este problema son las estadísticas: se realizan análisis de por cientos de negros y mujeres en determinados sectores, que desde mi punto de vista lo que hacen es tratar a las personas como números. Creo que vale la pena reflexionar y rectificar.

  • Pido la Palabra dijo:

    El amor y la solidaridad deben convertirse en pandemia.

    • El Pidio Valdés dijo:

      Totalmente de acuerdo con tigo.

  • observador dijo:

    Se habla bastante de la violencia contra la mujer, equidad de género, etcétera; en ocasiones se abusa hasta de los espacios con se cuenta para estos comentarios que resultan excesivos, muchas veces y saturan, sin embargo jamás se ha publicado (y se se hizo ha sido muy poco frecuente) en que % de las veces que una mujer sufre de violencia es precisamente por culpa de ella, es cierto que es un dato bien complejo de obtener, pero sí se conoce, y más en una sociedad organizada como la nuestra, que del 100 % de mujeres que acuden a especialistas, buscando apoyo, o organizaciones para denunciar que han sido objeto de violencia por maridos o sus parejas, cuántas han sido las causantes de que sean víctima de esta violencia, creo que es hora de flexibilizar un poco el tema donde los hombres siempre somos los abusadores, es hora de hacer consciencia por iguales, y que las mujeres que han sido golpeadas u objeto de algún maltrato físico o psicológico, se revise y se publique el verdadero o verdadera culpable porque les puedo asegurar que el día que se profundice, en estos datos, nos podremos dar cuenta muy facilmente que no siempre la violencia contra la mujer es obra y gracia de eso "violencia" hay un elevado % que son ellas las que se buscan precisamente la violencia, no quiero justificar con esto que ese sea un camino adecuado, ni estoy a favor de la violencia contra la mujer, a ellas hay que respetarlas (cuando saben respetar) y mantener el lugar que se han ganado (cuando lo saben ganar) en la sociedad, además la Revolución les dió dignidad porque las incorporó a la sociedad, las alfebitizó, les dio empleo etcétera, y eso es un logro incuestionable de nuestro proceso, pero de que se la buscan, les aseguro que muchas veces SI la buscan ellas mismas, y es por eso que la encuentran.

    • Paz dijo:

      Sea lo que sea que una mujer halla hecho, ningún hombre tiene derecho de levantarle la mano, todos han nacido de una mujer y les gustaría que su padre le pegara a su madre porque entienda que según que cosas no estén bien, quien es para juzgar un juez, nadie tiene derecho en el mundo dígase mujer ,niño, hombre, o animal a ser maltratado y mucho menos con violencia

    • Lia dijo:

      Entonces, solo para confirmar. Para usted está bien que golpeen, violen o maten mujeres si ellas se lo buscaron? Eso no es violencia? Podemos justificar a los asesinos... Y solo por curiosidad, que significa que ellas se lo buscaron? Usted tiene hijas, madre, mujeres queridas. Ojala ellas nunca se encuentren con otro que dice "ellas se lo buscaron" . Usted es complice, por personas como usted siguen muriendo miles de mujeres. Perdón, siguen matando miles de mujeres.

    • AlePiedra dijo:

      Observador, si bien es cierto que algunas personas, sobre todo algunas mujeres, pueden mostrar comportamientos similares al masoquismo, eso no puede ser justificación de la violencia. No porque a uno lo "provoquen" puede hacer de todo, no somos cavernícolas y tenemos que tener claro lo que no podemos hacer, en lo que no podemos caer. Es como si pudieras asesinar a alguien porque te estaba insultando, así no funciona la civilización.

    • desde matanzas dijo:

      Es ofensivo que alguien diga que la mujer fue abusada o maltratada " porque se lo busco". Cuide sus palabras, que seguro usted tiene madre, hermana, hija... ningún ser humano se merece el maltrato de otro, menos aún avalado en la frase " se lo busco". Virar la espalda e irse... alejarse.. siempre va a ser más DE HOMBRE que quedarse a maltratar " porque se lo busco". Es increíble que aún alguien hable así, en nuestro días.

  • Juana Dignorah Laza Herrera dijo:

    Como mismo se está tomando medidas con toda persona sin escrúpulos que se aprovecha de las circunstancias para vender por encima de los precios establecidos y quienes desvían los recursos. Tómese en atención la violencia contra la mujer a manos de sus maridos. Se dan las condiciones idóneas para que esta lacra campee por sus respetos. No les demos la posibilidad al maltratador de hacer un infierno la cuarentena a cualquier mujer. Quien vea o sienta que una mujer necesita ayuda, por favor denunciar o llamar a la policía. Puede ser tu hija, tu hermana, tu madre.

  • Casos y cosas dijo:

    Ña... más del mismo discurso feminista. No lo leí completo.

    • m&m dijo:

      y acaso lo hace falso
      con su indiferencia no hace mas que ser complice de lo que se plantea

      • Casos y cosas dijo:

        Lo hace sesgado señor... vamos que tenemos memoria colectiva de por donde transita este movimiento que afuera no es bien visto en lo absoluto. Las cuestiones de genero son sesgadas hoy por hoy, xq intentan poner al hombre como un abusador innato, dígame usted que mas sesgado que eso? De que el Patriarcado es el sistema dominado por el hombre blanco heterosexual y que hay que destruirlo con frases como "muerte al macho". Ese es el feminismo de hoy, el que sale a las Iglesias a quemarlas, el que aboga por el aborto, diciendo que su derecho a "elegir", nada mas alejado de la realidad, cuando la medicina moderna dice que la vida humana comienza desde la concepcion, vamos a dejar de tapar el sol con un dedo. El mayor número de muertes laborales la sufren los hombres, los hombres caen en más drogadicción y el alcohol, la esperanza de vida de la mujer supera por mucho a la del hombre, hoy se gradual más mujeres en la Universidad que hombres, hoy cuando hay un divorcio, la Gran mayoría de las custodias de hijos van a manos de mujeres, aún cuando los padres la piden, o no ha visto la típica historia de que el niño se queda con su madre la semana y el padre solo tiene derecho a ver a su hijo los fines???? Donde esta el Patriarcado??? Usted sabia que el abuso escolar de profesores es abrumadoramente de profesoras mujeres, sabía que el abuso infantil en el hogar la mujer ocupa un por ciento similar al hombre algunas veces por debajo otras los supera. Y aún con todo y esto no me atrevería a desear a la mujer por actitudes personalísimas de cada persona valga la redundancia, asi que es cusnto menos una falts de caridad, decir o insinuar en cada post que decir hombre es igual a decir Violencia. Yo hice mi tarea señor, y se de lo que hablo. No me aporta nada, xq es un post predeterminado.

      • Casos y cosas dijo:

        La mujer es libre de hacer lo que le plazca, y si la violencia machista es de un hombre a una mujer, que me dirá de aquel boxeador trans americano que compitió en una liga americana y casi mata a una mujer a golpes y para colmo de males le pagan, por pegarle a una mujer. O de aquel futbolista trans que también jugo en la Liga femenina y muchas de las jugadoras se quejaron, o mejor... De aquella persona , Flor de la V si más no recuerdo que ganó una competición de belleza femenina, desplazando a una mujer Real, o del violador que se autopercibio mujer en una cárcel y fue trasladado a una prisión de mujer es y allí volvió a violar. Si... xq cuando hablamos de cuestiones de genero todo se hace una amalgama "no se nace mujer se llega a serlo", xq todo ea cultural y todo puede ser deconstruido, acaso todoa estos ejemplos no son violencia machista? Y ojo, xq salen los ofendidos, no es nada absolutamente en contra de las personas trans, es precisamente lo contrario, que estas políticas de genero tienen sesgos grandiiiiisimos y muy políticos y utilizan a estas personas para eso. Le repito, hice mi tarea y dígame si una mujer trans boxeadora casi mata a golpes a otra mujer de cromosomas xx, y para colmo le pagan por la paliza, como se llama eso? Acaso no es violencia de género o machismo encubierto? Póngale un nombre, o que es emancipación de genero, inclusividad de genero en los deportes? Parece ridículo lo que digo? Así suena todo esto del género cultural y deconstruido

  • Yunque84 dijo:

    Con el debido respeto, siguen victimizando a la mujer: "No, su esposo nunca la ha golpeado, pero la ofende a menudo, se burla de su aspecto físico, controla sus amistades e ingresos económicos y la presiona para que limite su vida social."
    Por q lo aguanta, q le impide mandarlo bien lejos?

    "en tiempos de pandemia las circunstancias para ejercer la violencia se arman prácticamente solas" SOLUCION: Facil, q el tipo ese se largue a pasar la pandemia a otra parte, y ya. Cero problema.

    Me resultaba curioso q con el covid no hubieseń publicado otro artículo.

    Debemos escribir un artículo en el q se haga un llamado a ser solidarios con nosotros mismos sin importar el género, a no remarcar tendencias, posturas ni actitudes q dividen o separan. A llamar a incrementar la actitud cívica solidaria dentro y fuera de la familia, no solo en lo profesional, administrativo o internacional. Y q lo lean todos los ciudadanos o q lo mande etecsa por sms como mismo se envian las alertas de no acercarse a gente con sintomas de gripe.

    Por cierto, no se han pronunciado sobre el posible rol de la marcha feminista celebrada el 8 de marzo en Madrid para la expansion del covid en España. De eso no escriben ni loco.

    Aquí en Cuba en medio de la epidemia, somos los hombres en las casas los q asumimos mayormente todo lo q hay q hacer en la calle, DONDE ESTÁ EL RIESGO DE EXPONERSE A LA ENFERMEDAD, y no le he visto referirse a eso. Tampoco la he visto referirse como violencia de genero a que en el marco de la pandemia se recargue el rol de proveedor del hombre, dado q es el q mayor capacidad de carga fisica tiene y quien tiene rol de proveedor financiero TODAVIA para conveniencia de las mujeres ya q en tiempos q se cobra poco alguien tiene q poner el dinero, no?? Adivinen quien!!!!

    Y la postura en algunos casos mas extremos es: si no quieres aguantar la tangana, sal a buscar lo q pido. Seria bueno que las mujeres q conviven con hombres saludables se pregunten cuantas veces comparativamente han salido a buscar algo para el bebé o su casa en el marco de la pandemia. Va y se sorprenden con el resultado.

    Y aqui todavia el virus se ha mostrado con igualdad de género en cuanto a infectados y no así con los fallecidos, porque las estadisticas MUNDIALES indican q fallecen dos veces más hombres q mujeres. Qué pasó q se perdieron esa noticia???? No lo podrán creer!!! Tenemos al primer virus justiciero de género suelto en la calle y no van a hablar de eso???? O es q por ser hombres somos menos personas?

    O incluso en las redes, donde a las chicas hay q estarlas halagando, haciendolas felices solo porque si, y a uno ni le preguntan como se siente, cuando estamos aislados TODOS, porque, por supuesto, nosotros somos el séquito. Solo estamos para resolver y servir y a ustedes hay q caerles atras.

    Y lo q hay q hacer en la casa, que cada quien se haga lo suyo y listo. Que tanta blandengueria. Salvo q seamos SOLIDARIOS CON NOSOTROS MISMOS y nos distribuyamos los roles.

    Nada justifica ninguna actitud violenta contra nadie, sea del género q sea, ni siquiera en el informacional.

    Hay q tener cuidado con el extremismo de género, sobre todo en tiempos de pandemia.

    • Una lectora dijo:

      Creo que debería leer la sección #LetrasDeGénero de la que forma parte de este trabajo. Variad de las cosas que comenta las periodistas ya la gana abordado. Incluyendo lo del rol proveedor de los hombres, que el machismo los afecta también a ellos y que las estadísticas de la covid muestran mas hombres muertos. Vaya para que tenga todos los elementos antes de juzgar al medio. Gracias por este tipo de trabajo.

      • Yunque84 dijo:

        Estimada Una lectora
        Muchas gracias por su alerta y por su consideracion al responderme. Me disculpo pues parece que no me supe expresar, según veo en su respuesta.
        Yo no estoy juzgando al medio. El medio es super-respetable, muy necesario y responsable.

        Yo lo que digo que no estoy a favor de la victimizacion de la mujer como si no tuviera opciones, incluido defenderse a la primera y distanciarse de la otra persona que la violenta o incluso denunciarlo a las autoridades para que aprenda. Problema del ofensor.
        Lo que si es curioso es que las autoras de este tipo de artículos no reconocen que ese tipo de violencia hacia los hombres como causa del machismo, no es machismo. Es violencia de la mujer contra el hombre.
        Y eso forma parte de la victimizacion de la mujer. No se reconoce que un segmento poblacional femenino reproduce patrones de violencia femenina contra el hombre, incluso acoso y segregacion contra los hombres, incluso cuando los afectados no hacen nada que lo amerite, ni ofenden. Solo porque es la tendencia, o el hombre violentado no es el tipo rico o el macho alfa.
        Y eso no es machismo, insisto, es violencia de la mujer contra el hombre.
        Pero insisto, yo no he visto los articulos, pero seria bueno que en este mismo medio, al menos una vez al año, una de esas mismas periodistas hagan un analisis de los tipos de violencia que las mujeres tienen contra los hombres, en aras de la igualdad.
        Solo eso. Y reafirmo qie estoy en contra de la violencia, ocurra en la direccion que ocurra. Gracias

  • ERNESTO dijo:

    OBSERVADOR…….. Aunque evidentemente no era tu interés, de todos los comentarios, el tuyo es el que más demuestra la necesidad de la columna LETRAS DE GENERO…………¡¡¡¡BRAVO POR TI ¡¡¡¡¡¡……También parece que en tu vida has sido un multi victima de ¨mujeres culpables que merecen violencia¨…..pues revísate socio que el problema lo tienes tú y entonces la solución es más fácil y rápida: Un espejo y te caes a piñazo…..Bueno…ya en serio ….Con tu comentario acabas de perder una excelente oportunidad de quedarte callado…

  • Ado dijo:

    me he detenido a leer todos los criterios espresos sobre este polémico tema, coincido en que la violencia no tiene sexo, color de piel,ni nada por el estilo ya que tambien como las mujeres han existido y existe hombres severamente abusados y hasta muertos, pero mi pregunta es: Por qué a estas alturas del siglo 21 todavía hay personas, fijense que no me refiero solamente a los hombres, que refieren que cuando una persona es abusada es porque ella o el se lo buscó???, es que caso no tenemos todos los mismos derechos en una relación de PAREJA?? No es menos cierto que estos casos suceden mayormente a sexo femenino, pero no es porque se lo buscan, es porque discrepan, porque opinan o porque simplemente no hacen lo que su esposo dice, de la menera que lo dice, a la hora que lo dice y en el momento en que lo dice, esto se trata mas bien a mi modo de ver, de una cuestión histórica, transmitida de generación en generación, de que los hombres son los que mandan y la mujer una ovejita que obedece y que esta destinada a: parir, criar, atender la casa y todo el que este dentro de ella sin importarle sus propias necesidades, y creanme, cuan equivocada está esa teoría. Yo soy víctima de la violencia tanto física como verbal y psicológica y he aprendido mucho de esa terrible experiencia, llena de chantajes emocionales, de amenazas contínuas, qué me queda??: el dolor la decepción, la descofianza, el desamor....
    Tal vez somos culpables, sííí, pero de no permitir, de no poner frenos, de no decir hasta aqui desde ese primer momento cuando quizas a modo de prueba nos faltan al respeto y noisotros aceptamos..
    HOY ME AMO YO MISMA, AMO MI VIDA, A MI HIJO, A MI MADRE, A MI FAMILIA, A MI PROFESIÓN Y AL QUE QUIERA AMAR CON RESPETO, COMPRENSIÓN, CONFIANZA, COMPLICIDAD, COMPAÑERISMO E IGUALDAD SIEMPRE Y
    CUANDO SEA DE LA DE LA MISMA FORMA, RECÍPROCAMENTE.
    NO A LA VIOLENCIA!!!!!

  • Sofia dijo:

    Se enfoca la violencia hacia la mujer. No niego su existencia, pero mi gran preocupación es la violencia hacia los menores y es la más generalizada. Violencia entendida no solo en el maltrato físico, sino también en palabras y gestos intimidantes, en burlas, o comentarios subliminales de rechazo que los niños perciben y en esa violencia participan muchos miembros de la familia desde la madre agobiada como centro de la actividad de mantenimiento y susbsistencia familiar -a pesar de todo lo que ha avanzado la sociedad cubana en materia de educación y derechos, la mujer cubana sigue llevando la carga principal en el hogar- y que se cree con más derecho a levantarle la mano a un hijo, hasta los padres, hermanos, abuelos, vecinos y algunos maestros, con el agregado que convierten a los niños en focos de burla de sus compañeros o causan el efecto totalmente contrario: los vuelven rebeldes e inadaptados. El niño por muy pequeño que sea, necesita ser educado en el afecto y también en el respeto no solo a los mayores, sino de los mayores a ellos. La unilateralidad a contrapelo de todo, es sumisión, no educación.

    Hago una alerta al respecto, porque en los niños está la siembra de todo lo bueno o lo malo de una sociedad en perspectiva. Atendamos esto y con prontitud, más ahora que las medidas de cuarentena y encierro, pueden exacerbar temas de conviviencia familiar que suelen descargarse en los más débiles e indefensos.

  • Tamara dijo:

    ..mas bien es una sugerencia..podrian hacer un articulo de la situacion actual de los ancianos en cuanto a posible violencia verbal o abusiva de sus mas cercanos familiares q supuestamente los cuidan?..yo soy residente en otro pais y me gustaria q me indiquen como garantizar q mi pobre madre de 77 este en buenas manos ya q mi hermna la cuida pero yo se q ella ( hermana) ha tenido historial de trastornos psychologicos e intentado suicidarse varias veces..y no se como podria saber q no cometa un abuso con mi madre cuando se explote por su propia crisis debido a pandemia..Gracias...Tammy.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ania Terrero

Ania Terrero

Periodista de Cubadebate. Graduada en 2018 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @AniaTerrero

Vea también