Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Cuando el aplauso viene del mar (+Video)

Por: Julieta García Ríos
| 36 |

Aplauden para honrar a todo el personal de salud que en Cuba y el mundo se aferra a salvar vidas y detener al mortífero Covid-19. Foto: Perfil de Facebook del entrevistado.

Boga, boga, boga, vuelve a bogar

Boga, boga, boga a trabajar.

Silvio Rodríguez.

“¡Aunque nadie nos oiga aplaudiremos aquí!”, acordaron la tarde del domingo 29 de marzo los ocho tripulantes cubanos del buque Helle Kosan, contratados por la naviera danesa Lauritzen Kosan.

Horas después, justo a las 9:00 p.m. los aplausos irrumpen en el puente de mando del gasero (donde se gobierna la nave y se encuentran los controles de navegación, de dirección y otros equipos). Navegaban al norte de la Isla de Trinidad, con mar tranquila, viento del noroeste y a 15 nudos de velocidad.

Aplauden para honrar a todo el personal de salud que en Cuba y el mundo se aferra a salvar vidas y detener al mortífero COVID-19. A esos que rozan el peligro y se sobreponen al miedo por el placer de curar.

El escenario tiene una connotación especial: el mundo se debate entre la vida y la muerte. Ellos están lejos de casa, hace dos meses que no pisan tierra, y las esposas de dos de ellos —el capitán y segundo oficial del buque— son médicas… El elogio a los galenos mueve sus fibras. Estremece. Y un dolor cortante les atraviesa la garganta. Quieren tragar, pero les cuesta. Por un instante el silencio se apodera del buque gasero.

Esa noche inicial, se les unieron seis filipinos, quienes también aplaudieron por los suyos. Los asiáticos comparten la angustia de la pandemia, que al día de hoy (4 de abril) ha azotado a 3 218 compatriotas suyos y ya lleva 136 muertos, algunos médicos.

Esta historia del gasero Helle Kosan es contada por Eduardo Garayta Ruíz, un cubano de 64 años. Hace dos meses partió de su hogar, en el habanero municipio de Diez de Octubre, con la certeza que a mediados de mayo estaría de vuelta. Ahora sabe que no será posible.

El buque VS. COVID-19

A Garayta nunca lo he visto en persona, lo conocí por Facebook. Su foto de perfil deja ver a un hombre maduro, apertrechado de casco, gafas, nasobuco y guantes para su protección. Sobresalen en él sus anchas cejas negras y un tatuaje en el antebrazo derecho con un timón y un ancla de marino, símbolo de sus 42 años por los mares.

Su mirada revela preocupación. No es para menos, vivimos tiempos dramáticos. El buque transporta gas en el Caribe y él responde como Primer Oficial. Es responsable de la seguridad de la vida humana a bordo, las operaciones de carga o descarga, el mantenimiento del barco y un largo etcétera.

Los cubanos que allí navegan pertenecen a la empresa Selecmar, entidad del Ministerio de Transporte en la Isla, a través de la cual fueron contratados por la naviera danesa Lauritzen Kosan, la misma que extrema medidas para proteger a su tripulación del Covid-19. Por eso ha decretado que NADIE entra al barco, ni autoridades aduaneras ni personal ligado a las operaciones de carga.

La tripulación está obligada a usar nasobucos, guantes reciclables, gafas y overoles de protección. Además, deben tomarse la temperatura dos veces al día y registrarla por escrito. A su rutina diaria se ha sumado la desinfección del barco con productos especiales para ese fin.

Aun así, Garayta toma sus propias precauciones:

“Al entrar o salir a cubierta introduzco las botas de trabajo en recipientes con cloro, la ropa de trabajo queda afuera. Los guantes se botan en bolsa plásticas, lavo mis manos por 45 segundos las veces que sean necesarias. Mantengo la distancia social en el puente de mando de los Prácticos del Puerto, uso toda la protección disponible y siempre desinfecto el lugar cuando termino las maniobras”.

Desde Dinamarca, la Compañía está al tanto de la salud de cada miembro de la tripulación –cubanos y filipinos-, les circulan cada día boletines informativos y, mediante el ir y venir de mensaje electrónicos, les asesoran.

Cuba en la distancia

—¿El suministro y avituallamiento del buque se han visto afectados?

—No, se hace como siempre por los suministradores en los puertos, pero mantenemos el distanciamiento social y toda la documentación corre por mail.

—¿Cuál es el ambiente de la nave?

—Pese a la preocupación por la cantidad de fallecidos en el mundo, hay buen ambiente. Recuerda que no podemos ser relevados en mayo, como estaba previsto. Los contratos vencen, pero las fronteras están cerradas. Habrá que aguantar hasta que la situación mejore y el mundo vuelva a la normalidad. Mientras tanto hacemos nuestras labores diarias, el trabajo no para a bordo; hay que seguir operando en la actividad comercial.

—¿De qué recursos se valen para mantener la calma?

—Estamos acostumbrados a estar en el mar, es parte de nuestras vidas. Solo que antes sabías cuándo regresabas a casa y ahora no. Reunirnos y conversar nos reconforta, todos somos amigos desde hace muchos años. Nuestras relaciones humanas son excelentes. Cubanos y filipinos somos una gran familia.

—¿Escuchas música?

—No me lo vas a creer. Reguetón: Gente de Zona, Jacob Forever, Ozuna. También Descemer Bueno, Buena Fe y otros muchos.

—¿Cómo te mantienes informado de la situación en Cuba?

—Por Cubadebate, el Noticiero de la Televisión Cubana, por Facebook y el contacto con la familia.

—¿Le pides algo?

—¡Que se queden en casa!

—Volviendo a los aplausos, ¿qué sentiste?

—Una emoción tremenda e impotencia por no estar en Cuba ayudando a la familia.

La tradición

El lunes 30 de marzo, la tripulación del Helle Kosan volvió a aplaudir, esta vez a petición nuestra filmaron ese instante. Lo enviaron con una nota: “Esto fue por todos los que luchan en el mundo por salvar vidas”.

Así, cada noche en la soledad del mar, el buque gasero aplaude junto a la familia cubana, cuando en La Habana se escucha el cañonazo que otrora anunciara el cierre de las murallas de la ciudad. ¿Llegará a convertirse el aplauso en un ritual en estos tiempos de pandemia?

También desde sus naves, los marineros luchan por sostener la vida. A ellos les debemos el suministro de comida, combustible, medicina. Atrapados ahora en alta mar, sin pisar tierra, ellos van de puerto en puerto transportando mercancías. Llegue entonces el reconocimiento de nuestras palmas a los cientos de miles de buques que, como el Helle Kosan, no claudican.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel Ortega dijo:

    Nada de qué sorprenderse, nuestros marinos don así, personas antes que todo, el hombre de mar es "duro", de otra manera no sería posible emprender largas travesías, o cortas, pero alejados de sus familiares y, "duros" en el mar y se "derriten" ante cada encuentro con sus seres queridos.......mi primera experiencia marinera se prolongó SIETE MESES EN EL MAR, SIN ENTRAR A PUERTO,......hablo de un barco pesquero, el Mar del Plata, saboteado con cajas impregnadas de fósforo vivo adquiridas en África del Sur, cuando allí imperaba aún el apartheid...
    Mi respeto a todos los marinos.

  • daylin dijo:

    Mis respetos para ustedes y desde la distancia continuenncon sus aplausos que todos se lo agredecemos. Viva la humanidad y mi Cuba bella!!!!

  • AlexiZ dijo:

    Esto me hace recordar la canción infantil Papá yo quiero que tú me enseñes a navegar y satisfecho por el articulo de como desde alta mar un aplauso han de dar a la valía de los médicos que acciones concretas van da dar y darán en estos tiempos difíciles

  • Osmani dijo:

    Gracias cubadebate por reconocer nuestro trabajo. Somos muchos los que estamos hoy en el mar lejos de nuestras familias dando lo mejor para llevar alimentos, combustible,y muchas otras cosas a diferentes partes del mundo.
    A todos mis colegas buena proa.

    • Nelson Montalvan dijo:

      Gracias marinos cubanos como siempre. Los marinos jugándose la vida por su patria. Un abrazo por siempre cubanos.

    • Roberto González Quintero dijo:

      Saludos hermano desde bien lejos desde tu tierra, hermoso gesto de uds los cubanos q allí laboran lejos de sus seres queridos pero q se q confían en la revolución cubana y en la retaguardia de su familia. Trabajen tranquilos mantengan la calma y cuidense mucho cubanos y filipinos pero uds los de aquí,los nuestros cuidense mas,aquí los esperamos. Sé que tienes preocupación por tu niña,tranquilo esa está cuidada por nosotros y por la salud cubana, cuídate q ella t espera. Un abrazo desde CUBA para ti y todos y un beso d tu niña. Regresen como haremos nosotros vivos y con la victoria

  • Milagros dijo:

    Bonito artículo, para ustedes hombres de mar van también nuestros aplausos, cuídense mucho y ojalá puedan regresar pronto VIVA CUBA!!!!!

  • Alina Odriozola dijo:

    Nuestros aplausos para esos valiosos marinos!! Son otros de los héroes de esta batalla!! Viva Cuba!!!

  • liubertsi dijo:

    Cuba crece y lo hace porque tiene médicos, marineros, un pueblo y una dirección indoblegable. Gracias cuba. Hasta la victoria siempre.

    • Daniel dijo:

      VOlVERAN
      HACER FIRME LOS CABOS A LOS MUELLES
      DE CUBA SEGURO QUE VOLVERAN
      NOS VEREMOS. YO me vi en situación de tormenta sin comunicación, poco combustible y timon de respeto y aquí estoy esperándolos que regresen cuando llegue escribe solamente aquí estoy en mi CUBA

  • Nelson Montalvan dijo:

    Fuerte gente de mar si la naturaleza nunca nos ha vencido. Avante y cuidense mucho. J'Maq Montalvan de Cubs. Un abrazo. Ciba da vida.

  • MaximoD.15 dijo:

    Ser un marino cubano es un gran orgullo pero poder enaltecer las virtudes de nuestros hermanos cubanos en cualquier parte del mundo, eso es mas que un orgullo.
    Con el pecho apretado por el dolor ajeno los tripulantes de esta pequena nave hemos estado apoyando siempre en los momentos dificiles...cuando el tsunami Yolanda en filipinas, cuando el tornado que azoto la habana y ahora contra el covid-19.Es un aporte desde el anonimato que nos reconforta y motiva.
    Para todos los medicos y especialistas del planeta y en especial para nuestros TRABAJADORES DEL SISTEMA DE SALUD que luchan contra esta pandemia global dentro y fuera de nuestras fronteras... seguiremos aplaudiendo y trabajando para que no falte nada, para que el mundo no se detenga.
    A SEGUIR TRIUNFANDO!!!!

  • felicia dijo:

    bravo por ustedes,lejos de casa es mas dura la preocupación por la familia en estos momentos,cuidense ustedes que nosotros cuidamos de ellos

  • Ody dijo:

    Gracias cubadebate por reconocer publicamente la labor de todos esos hombres de mar.que tambien están haciendo historia en momentos tan difíciles.mi esposo es primer oficial de un buque mercante.Estoy muy orgullosa de su trabajo.un abrazo y buena proa para todos.

  • Maira dijo:

    De ésta dura batalla saldremos más fortalecidos y mejores seres humanos. Seguiremos aplaudiendo todos unidos, no importa donde estemos. Fuerza marinos

  • La lluvia dijo:

    Para ustedes nuestros marineros que ayudan a su pueblo con sus viajes para ayudar a nuestra economía cubana y para nuestros medicos estén donde estén salvando vida todos juntos nuestros aplausos
    Regresaran cuidense mucho

  • Ody dijo:

    Gracias cubadebate por reconocer publicamente la labor de todos esos hombres de mar.que tambien están haciendo historia en momentos tan difíciles.mi esposo es primer oficial de un buque mercante.Estoy muy orgullosa de su trabajo.un abrazo y buena proa para todos ellos.Cuba los espera!

  • Ana Ivonne Martínez dijo:

    Aplausos y agradecimientos a los médicos y todos los trabajadores de la salud dentro y fuera de Cuba. Y también a los demás héroes anónimos. Viva Cuba.

    • MLl dijo:

      Bendiciones para todos esos compatriotas que dan su granito de arena por esta revolución en estos tiempos tan difíciles q estamos pasando.Espero q regresen pronto a casa. VIVA CUBA!

  • Ida dijo:

    Para los hombres del mar, mis respetos, en todos los frentes, ¡cubanos, somos únicos e irrepetibles!.

  • Josep dijo:

    Vivan eternamente los sacrificados trabajadores del mar, por uds también aplaudimos

  • Jorge Yoander dijo:

    Mi respeto a la dotación del Helle Kosan, ahí van mis compañeros y amigos, tanto cubanos como filipinos. No sabemos cuando voleremos a casa con nuestras familias que tanto nos necesitan, pero el deber de mantener al mundo activo cae en un 80% sobre nuestros hombros, es una gran responsabilidad con la humanidad que debemos cumplir, cada uno tiene la tarea de cumplir su parte #Quédateencasa. Saludos desde el Inge Kosan desde el Mar del Coral

  • Noris dijo:

    Bonito reportaje, aplausos q tb es para uds, pq es éste un enorme sacrificio, digno de aplaudir.

  • Felipe dijo:

    En este país todo el mundo aprendió a leer y escribir y todos sabemos la necesidad de cumplir con las medidas de protección sanitaria cárcel para todos los indisciplinados

  • Aragueña dice dijo:

    Muchas felicidades para nuestros héroes de batas blancas, que están cumpliendo con la misión de enfrentarse aki en tierra a la pandemia,para erradicarla cto antes, a los que están en nuestra Cuba bella,o los que la están erradicando desde cualquier otro país,pero también felicito a esos otros cubanos que se visten de blanco, que desde sus proas, se protegen ellos,y protegen a los pueblos por los que pasan,de no contagiar a nadie con la Covid-19. Mis felicitaciones por tan linda entrevista. Saludos para todos los marineros cubanos.

  • Sonia dijo:

    Bravo por nuestros marineros, también aplaudiremos por uds junto a todos aquellos que tienen el valor en el medio del pecho y desde cada rincón cumplen su misión. Hasta la victoria siempre!!!

  • Jorge dijo:

    Un aplauso a ustedes desde tierra firme. Cuidense también y en lugar de quédate en casa, quédate en el barco, hasta que se calme está marea. Un fuerte abrazo.

  • Mirielis dijo:

    Me emocionó mucho este trabajo. El reconocimiento a los marinos y médicos es muy importante y no sólo en estos tiempos de pandemia CUBA es grande pq sus hijos también lo son. Cuidemonos mucho todos y venceremos.

  • Tayli Suárez Fornaris. ( La Fornaris) dijo:

    Gracias.

  • Sabrina dijo:

    Muchas gracias a nuestros marineros y que dios los proteja siempre!!!!!

  • mirelys valdés castro dijo:

    Qué emoción sentí al verte Ramón Alexander, qué alegría saber que estás bien, junto a tus compañeros. Me siento orgulloso de ser tu hermano. Nosotros también no dejamos de aplaudir. Cuídate mucho y vuelve entero, que de cuidar a tu familia me encargo yo.

    Un abrazo desde Cuba, tu hermano LUIS ANGEL

  • Uri dijo:

    Con el respeto de los artistas, deportistas y otros seudo héroes, realmente el título de héroes es de estos hombres y mujeres q están puesto al servicio del pueblo para salvar vidas.

  • Marinamc dijo:

    Marineros de buena Voluntad, padres,hijos,hermanos,amigos,hombres con gran perseccion,con un gran Corazon apretado en su destino pero con decision,no claudican,no se rinden invitan a los aplausos cada noche en su barcaso como una religion y asi como de repente una voz se alsa al viento !!Aqui estamos presentes,por Cuba y por el Mundo....Suerte hermanos Fe y Fuerzas...Amo,Amas,"Rubén Darío" Amar,amar,amar,amar siempre,con Toro el ser y con la Tierra y con el Cielo,con lo claro del Sol y lo obscure del lodo: Amar por toda Ciencia y Amar por todo angelo.
    Y cuando la Montana de la Vida nos sea dura y large y falta y llena de abismos,amar la inmencidad que es de amor encendida
    ! Y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!!

    Arriba!!! Marineros,Cuba salva.BENDICIONES A NUESTROS HERMANOS QUE EN CADA RINCON DEL UNIVERSO TIENDE SU MANO GENEROSA,QUE NUESTRA PATRONA VIRGEN DEL COBRE Y LA MADRE DEL MAR YEMAYA LOS ACOMPAÑE,TODOS UNIDOS VOLVEREMOS A FUNDIRNOS EN UN ABRAZO UNICO....POR LA VIDA. HASTA PRONTO!!♥️

  • Roberto Inclán Oquendo dijo:

    Una proesa más de estos marinos y colegas.
    Cada noche me uno a sos APALAUSOS.
    Un abrazo grande a mis hermanos del Helle Kosan. Pronto estarán en casa.
    Buena mar .

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también