Imprimir
Inicio » Especiales, Medios  »

Espionaje israelí, “uno de los más grandes de su tipo en el mundo”

En este artículo: Espionaje, Israel, Palestina, WhatsApp
| 4

Espionaje israelí. Foto: Al Mayadeen.

Hace unos años, el analista israelí Jeff Halper advirtió que Israel trató a los millones de palestinos bajo su inexplicable gobierno militar de manera efectiva como conejillos de indias en laboratorios al aire libre, pues fueron el banco de pruebas para el desarrollo no sólo de nuevos sistemas de armas convencionales, sino también de nuevos instrumentos de vigilancia y control en masa.

Como observó un informe reciente en Haaretz, la operación de vigilancia israelí contra los palestinos es “una de las más grandes de su tipo en el mundo”. Incluye el seguimiento de los medios de comunicación, los medios sociales y la población en su conjunto.

Estas armas de la nueva eran están siendo solicitadas por Estados para su uso no sólo contra enemigos externos, sino también contra la disidencia interna de los ciudadanos y los observadores de los derechos humanos.

El software ofensivo israelí es vendido tanto a naciones que desean espiar a sus propios ciudadanos o estados rivales, como a corporaciones privadas que esperan obtener una ventaja sobre sus competidores o mejor explotar y manipular comercialmente a sus clientes.

En un signo de las tensiones, WhatsApp, una plataforma de medios sociales propiedad de Facebook, inició la semana pasada la primera demanda de este tipo en un tribunal de California contra la NSO, la compañía de vigilancia más grande de Israel.

WhatsApp acusa a la NSO de ciberataques. En un período de sólo dos semanas que finalizó a principios de mayo examinado por WhatsApp, se ha informado de que la NSO se ha dirigido a los teléfonos móviles de más de mil 400 usuarios en 20 países.

Los soldados escribieron que los palestinos estabancompletamente expuestos al espionaje y a la vigilancia de la inteligencia israelí”.

El spyware de la NSO, conocido como Pegasus, ha sido utilizado contra activistas de derechos humanos, abogados, líderes religiosos, periodistas y trabajadores humanitarios. Reuters reveló la semana pasada que altos funcionarios de los aliados de EE.UU. también habían sido blanco de la NSO.

La revista Forbes lo ha descrito como el “kit de espionaje móvil más invasivo del mundo”.

La NSO fue fundada en 2010 por Omri Lavie y Shalev Hulio, ambos graduados de la alardeada Unidad de Inteligencia Militar 8200 de Israel.

En 2014, los denunciantes revelaron que la unidad espiaba rutinariamente a los palestinos, buscando en sus teléfonos y computadoras pruebas de irregularidades sexuales, problemas de salud o dificultades financieras que pudieran ser utilizadas para presionarlos a colaborar con las autoridades militares de Israel.

Por otro lado, Microsoft ha invertido mucho en AnyVision para desarrollar una tecnología sofisticada de reconocimiento facial que ya ayuda al ejército israelí a oprimir a los palestinos.

Las conexiones entre AnyVision y los servicios de seguridad israelíes apenas están ocultas. Su consejo asesor incluye a Tamir Pardo, ex jefe de la agencia de espionaje del Mossad de Israel. El presidente de la empresa, Amir Kain, fue anteriormente jefe del departamento de seguridad del Ministerio de Defensa, Malmab.

El software principal de AnyVision, Better Tomorrow, fue apodado “Occupation Google” porque la empresa afirma que puede identificar y rastrear a cualquier palestino mediante la búsqueda de imágenes de la extensa red de cámaras de vigilancia del ejército israelí en los territorios ocupados.

A pesar de los obvios problemas éticos, la inversión de Microsoft sugiere que podría estar tratando de incorporar el software en sus propios programas. Esto ha causado gran preocupación entre los grupos de derechos humanos.

Según Yael Berda, investigador de la Universidad de Harvard, Israel mantiene una lista de unos 200 mil palestinos en Cisjordania a los que quiere vigilar las 24 horas del día. Tecnologías como la de AnyVision son consideradas vitales para mantener a este vasto grupo bajo constante monitoreo.

Por otro lado, trascendió que el régimen israelí tiene un interés creciente en utilizar estas tecnologías de espionaje en Estados Unidos y Europa, ya que su ocupación se ha convertido en el centro de controversia y escrutinio del discurso político dominante.

Lo cierto es que las empresas cibernéticas israelíes se han visto cada vez más involucradas en los esfuerzos por manipular el discurso público sobre Israel, aparentemente incluyendo la intromisión en las elecciones extranjeras.

Un ejemplo notorio de estas empresas apareció brevemente en los titulares de los medios de comunicación. Psy-Group, que se comercializaba como un “Mossad privado de alquiler”, fue clausurado el año pasado después de que el FBI comenzara a investigarlo por interferir en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

También Black Cube fue denunciado el año pasado por haber llevado a cabo una vigilancia hostil de los principales miembros de la anterior administración de los Estados Unidos, bajo la dirección de Barack Obama. Parece estar estrechamente vinculado a los servicios de seguridad de Israel, y durante un tiempo estuvo situado en una base militar israelí.

Un soldado israelí utiliza un avión teledirigido de vigilancia no tripulado para vigilar a los palestinos en la ciudad ocupada de Hebrón, en Cisjordania, en 2015 Foto: AFP.

Hay otras empresas israelíes que tratan de desdibujar la distinción entre espacio público y privado.

Onavo, una empresa israelí de recopilación de datos establecida por dos veteranos de la Unidad 8200, fue adquirida por Facebook en 2013. Apple prohibió su aplicación VPN el año pasado por revelaciones de que estaba proporcionando acceso ilimitado a los datos de los usuarios.

El ministro de asuntos estratégicos de Israel, Gilad Erdan, que dirige una campaña secreta para demonizar a los activistas de BDS en el extranjero tuvo reuniones regulares con otra firma, Concert, el año pasado, según un informe de Haaretz. Este grupo encubierto, que está exento de las leyes de libertad de información de Israel, ha recibido unos 36 millones de dólares de financiación del gobierno israelí. Sus directores y accionistas son un “quién es quién” de la élite israelí de seguridad e inteligencia.

Otra empresa israelí líder, Candiru, lleva el nombre de un pequeño pez amazónico que, según se dice, invade en secreto el cuerpo humano, donde se convierte en un parásito. Candiru vende sus herramientas de hacking principalmente a gobiernos occidentales, aunque sus operaciones están envueltas en secreto.

La élite de seguridad de Israel se está aprovechando de este nuevo mercado para la guerra cibernética, explotando —al igual que hizo con el comercio de armas convencionales— a una población palestina ya formada y cautiva, en la que puede probar su tecnología.

Si este futuro despótico continúa desarrollándose, Nueva York, Londres, Berlín y París se parecerán cada vez más a Nablús, Hebrón, Jerusalén Oriental y Gaza. Y todos llegaremos a comprender lo que significa vivir dentro de un estado de vigilancia involucrado en una guerra cibernética contra aquellos sobre los que gobierna.

(Tomado de Al Mayadeen)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos dijo:

    Hay por Dios, y que quieren, Israel con los pantalones en bajo para que un suicida haga lo suyo? Muy bien por Israel.

    • Benito dijo:

      Es que hay muchos que no saben -o no quieren saber- quiénes han comenzado todas las guerras en las que se ha visto envuelto Israel, amén de las constantes amenazas de Irán.
      Si eres cordero entre lobos, te comerán!

  • Sergio dijo:

    Sólo aclarar que los ISRAELIES, a través de su AGENCIA El MOSAD, no sólo espía a los palestinos, a los árabes en general, sino que también espían a MALANGA y su puesto de vianda, incluyendo a los propios EE.UU. Bueno, realmente, esto lo hacen todas las AGENCIAS de este tipo en el mundo,

    Saludos

  • Francisco dijo:

    Carlos creo que hacer este tipo de comentarios es desconocer la historia y orígenes de un conflicto que data de dos mil años. Es desconocer el derecho a la libertad plenas de los pueblos y su independencia. Es desconocer el orígen del Estado Israelí y los objetivos que estuvieron escondidos detrás de su creación amparados en el pretexto de lograr una cuna o protección para los judíos y que conste, que no estoy contra los judíos porque hay que respetar cada creencia contra lo que estaré siempre es contra la guerra de rapiña, contra la ignorancia y contra la arrogancia y prepotencia de aquellos que quieren dominar el mundo. Respetosamente,

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también