Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Una tarde de confesiones con Javier Sotomayor

| 55

Javier Sotomayor. Foto: Joel García / Cubadebate

La conferencia de prensa sobre la segunda edición del evento global Run 24:1 que tendrá un reflejo en La Habana este 2 de junio desde las 9:00 de la mañana había concluido en la sede de la Federación Cubana de Atletismo, en el Vedado. Sin embargo, una noticia mejor estaba por llegar, para la cual debe estar preparado siempre cualquier periodista.

Javier Sotomayor, expositor en el encuentro y capitán de la carrera, no se levantó del asiento donde había informado los detalles del evento. Parecía listo para más preguntas, o mejor, para una conversación informal, pero ilustrativa del ser humano que hay detrás del recordista mundial de salto de altura.

Las grabadoras no se habían apagado todavía cuando el campeón olímpico y universal aceptó el reto de las confesiones, esas que a veces resultan difíciles de lograr en una entrevista pactada con todo el protocolo requerido. El viento de la tarde soleada soplaba, sin proponérselo, a favor del periodismo frente a uno de los más grandes deportistas de Cuba y América de todos los tiempos.

El Soto contó anécdotas casi desconocidas, dio lecciones de disciplina y sacrificio, río a carcajadas al recordar las bromas hechas por sus amigos de siempre en el colchón de saltos y hasta reveló, con un vídeo en su celular, que su último brinco para burlar la fuerza de gravedad fue de 1,80 metros hace menos de 15 días, mientras preparaba el Festival José Godoy in Memorian.

Tras emitir un pronóstico arriesgado de cinco medallas de oros para nuestros atletas en los venideros Juegos Panamericanos de Lima 2019, el recordista también de estas citas reconoció sentir una lógica nostalgia por los premios dorados en su especialidad, los cuales no se consiguen desde que Víctor Moya lo alcanzara en el 2007. “Es duro, pero hoy no tenemos a nadie que llegue a los 2,30 metros, con lo que se debe ganar en Perú”.

De golpe, el yumurino suelta con jocosidad que “ningún saltador quizás ha corrido tanto como él”, aunque aclara que en sus entrenamientos nunca fue imprescindible trabajar tanto ese tipo de resistencia. “Lo máximo que llegué a correr fueron cinco kilómetros, aunque eso sí, agarré mucho sol porque comenzaba a entrenar en el estadio sobre las 10 de la mañana y no paraba hasta la 1:00 o 1:30”.

Descubre como un descuido el secreto de sus resultados, que empezaba desde estudiar el horario y día de su competencia hasta lo importancia de un calentamiento. “18 horas antes de mi prueba tenía una rutina inviolable, en la que lo programaba todo con alarma, desde el tiempo de descanso y sueño, hasta los minutos que debía estar de pie, cuándo debía ingerir alimento, cuándo debía caminar, cuándo debía estar acostado. Y era estricto, casi perfeccionista con eso.

“Al llegar al calentamiento sabía cuántos saltos debía hacer y nunca me pasaba porque eso podía hacerme perder una medalla. En una ocasión, en 1994, llegué a Chicago para un torneo y tuve que cambiarme de ropa en el mismo taxi del aeropuerto al estadio porque el vuelo se retrasó. Demoraron el inicio del evento 15 o 20 minutos esperando por mi. Solo necesité dos saltos de calentamiento para ganar con relativa facilidad “.

Aunque su récord mundial de 2,45 anda inamovible desde hace casi 26 años, Sotomayor muestra la comunicación actual que tiene con el catarí Mutaz Essa Barshim, quizás el único hoy con condiciones de acercarse o romper su reinado, quien se la pasa pidiéndole consejos por WhatsApp o en cuanta justa atlética coincidan. “Hace poco me mandó un vídeo mientras escuchaba en su carro la música del Buena Vista Social Club”, señala mientras muestra los segundos en que se le ve entonar al saltamontes del Medio Oriente la música caribeña.

Antes de apagar el celular busca y enseña una foto reciente del perro que adquirió el sueco Patrick Sjoeberg, amigo y rival en su época de atleta, a pesar de que el cubano le rompiera su récord mundial de 2,42 metros. “Al perro le puso Soto y además lo viste con medias blancas en sus patas, pues me gustaba usar las medias altas y blancas”. Sonríe y no descarta en el futuro invitarlo a él, a Charles Austin y a otros jerarcas para un match de salto en Cuba.

“En una ocasión, por Europa, nos reunimos todos los saltadores y festejamos la noche anterior de la competencia. Tomamos unas cervezas y luego tuvimos que trasladarnos cientos de kilómetros hasta el lugar del torneo. Acordamos que todos saltaríamos con cinco pasos porque el cansancio era general. En dos intentos me puse delante con 2,33, pedí luego 2,36 y finalmente 2,40. Nadie podía creer que lo lograría, pero lo hice fácil”, cuenta y sonríe como un niño al recordar su juguete preferido.

Sin cábalas ni amuletos, Sotomayor coincide que su especialidad no vive hoy la enconada porfía de antaño. No obstante, el secreto de entrenar y entrenar lo persigue, pues va al gimnasio tres veces por semana y no descarta que algún día reaparezca en un campeonato máster. “Ya averigüé el récord para la categoría de más de 50 años: 2,01 metros y hace solo unos días, sin hacer ningún tipo de preparación especial, con un mono deportivo y sin las mejores condiciones en el terreno, salté 1,80. Fueron subiendo la varilla y tuve que parar ahí, pero sé que puedo llegar un poco más”.

Las confesiones del Soto han robado más de una hora y todos quedamos deseosos de muchas más. Una llamada telefónica de la familia puso, sin quererlo, la pausa a una tarde de aprendizaje e historia. “Pronto nos vemos y hablamos de la vez que salté 2,50 metros en un entrenamiento…”
Y la intriga periodística volvió a sacudirnos a todos.

Javier Sotomayor. Foto: Joel García / Cubadebate

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis dijo:

    2.50 eso es fabuloso, vamos por el récord máster, para ser no el príncipe sino el rey de las alturas

    • Mercy dijo:

      Luis, estoy de acuerdo contigo, a los grandes como el Soto, no se les llama Principes, ya él es un Rey.

    • marinero dijo:

      Luis es 2.01 en master no 2.50 imposible

      • Luis dijo:

        Dijo el SOTO que en los entrenamientos salto 2.50 fuera récord mundial

      • Luis dijo:

        Marinero tienes que leer lo que escribió Joel para entender mi comentario

      • Miguel Ortega dijo:

        Para lograr su marca récord, en algún momento tuvo, necesariamente que saltar más que eso, no creo que el Soto necesite MENTIR.

    • pibe dijo:

      leyendo estas lineas recordaba cuando yo era un niño alla en Limonar, la pimera vez que soto llevo el mercedes benz color rojo que le ragalo el principes de asturias, todo el pueblo fue a verlo, imaginense nunca nadie habia visto de cerca esa nave espacial tan moderna, recuerdo que lo parqueo en el servi cupet al frente de la casa de su mama, jeje, cuantos años de eso...

  • Cira Velasco Elizalde dijo:

    El más grande entre los grandes! Si se lo propone: lo logra! El q persevera: Triunfa

  • ariel dijo:

    Grande de verdad, entre nosotros y entregándose todos los días

  • Ernesto dijo:

    Excelente este trabajo con Sotomayor, el ídolo de Cuba y de muchos que amamos el atletismo en el mundo. Por eso es Cubadebate un sitio de referencia, porque esto no se puede leer en otros medios impresos. Gracias Soto. Gracias al periodista joel

  • Opinion dijo:

    EL SOTOOOOOOOOOOOO

    CAMPEÓN POR SIEMPRE

  • jimaguayu dijo:

    Hace muchos años, creo que fue cuando el jonron de marquetti, que vi al SOTO en el LATINO ,año 1986, si mal no recuerdo, muy sencillo y comparto lo visto con un señor y el mismo me dijo ,ese muchacho va hacias las alturas, no se equivoco el señor ,El SOTO ,sigue siendo aquel muchacho sencillo que vi en el LATINO,GLORIA AL SOTO.

  • Julio Enrique dijo:

    Inmenso el Soto, en lo deportivo y en lo personal.

  • Yasmany Suarez Llorente dijo:

    Tuve la grandiosa oportunidad de conocer al Amigo Soto, querido de todos los tiempos y campeon hasta siempre. Quiero solo aclarar y resaltar que ademas de ser un gran atleta, Soto, es una excelente persona, natural, sin ningun tipo de ego y sobretodo muy familiar. te queremos Soto, en Jaguey Grande, Matanzas, siempre tendras tu casa

    • Mercy dijo:

      Yasmany, ese es un momento impactante, yo tambien tuve la oportunidad de conocer al Soto, cuando era trabajadora del INDER y nos visitó en nuestra sede aqui en Nueva Paz, Provincia Mayabeque, es una persona extraordinaria que puedes compartir con él de forma agradable y el tema que desees intercambiar.

  • Yoan dijo:

    El animal!!!!

  • Inmortal dijo:

    Grande y cubano de los de "aquí"

  • madelin dijo:

    gracias yoel, volver a vivir con los campeones es un buen amanecer, felicidades a Sotomayor, salud y ojala lo volvamos a ver saltar algun dia.

  • EL DANDY dijo:

    grande entre los grandes. oigame eso ultimo me dejo a mi tambien intrigado, usted se imagina estampar ese 2.50 del entrenamiento en una competencia, eso seria pa un siglo y pico sin poder romper esa marca. saludos y ese 2.01 `para la categoria de mas de 50 años me parece que le queda poquito, fuerza, el pueblo de cuba esta contigo.

  • yury dijo:

    buenos dias . INCREIBLE es un grande de todos los tiempos mucha salud y suerte. embullce que tal vez rompa otro record.

  • Arq. Pelotero dijo:

    Sin duda alguna el Soto es uno de los deportistas mas grandes que ha dado esta isla bella y sin temor a equivocarme está entre los mas grandes del Mundo.

  • El Catalán dijo:

    Sencillamente fabuloso. Bajar del firmamento a las estrellas. !!!

  • Molina dijo:

    Mucha salud y a trabajar para el futuro, exitos y adelante que los campeones siempre buscan la gloria.

  • amado dijo:

    De los grandes, GRANDES, de verdad, dentro y fuera del estadio.
    ¡¡ Hablen ahora hablDORES!!. Ahí está inmaculado.

  • Javier BG dijo:

    Grandisimo entre los grandes. Por sus logros deportivos, por el ser humano que es y por todo lo demas.

  • Amaya dijo:

    Se hizo grande cuando habían grandes monstruos en su especialidad, aquellas competencias eran una verdadera batalla campal.

  • ALINA dijo:

    FELICITACIONES, CAMPEON, REY DE LAS ALTURAS, NO PRINCIPE, EXITOS EN SU VIDA PERSONAL Y DEPORTIVA, UD. SIEMPRE SERA EL REY DE LAS ALTURAS.
    MUCHA SALUD.

  • Ernesto dijo:

    Grande, es sencillamente grande el Soto, Y ojalá logre también el record máster de mayores de 50 años, se le vé físicamente bien.

  • El Bellaco dijo:

    La modestia, la sencillez, la fe en la victoria son cualidades que distinguen al gran Soto del resto de los deportistas. Honor a quien Honor merece, saludos.

  • Villalon dijo:

    Soto, el más grande

  • AlfreDeLaSal dijo:

    2.50m......Sin palabras

  • Inconforme dijo:

    ¿No podremos clonar al Soto? Porque atletas con sus características no se ven todos los días.

  • Adelante dijo:

    Grande muy grande gente de pueblo, gente de zona, no olvida su limonar

  • Alberto Rivera Betancourt dijo:

    Un abrazo para Javier Sotomayor Sanabria, ídolo de mi pueblo, Limonar y ejemplo de sacrificio, sencillez y constancia. Dale, que sabemos que puedes con el récord de los adultos. Aún conservo una foto junto a él en el recibimiento que se le tributó en Limonar tras implantar su primer récord mundial.

  • YUNIER✅ dijo:

    ✅✳️El animal de Cuba en salto de altura

  • Alexis Gonzalez dijo:

    Son pocos los cubanos que han puesto la varilla alta en el Deporte a nivel Internacional y Soto es uno de ellos. Espero que su record siga por los Siglos de los Siglos para que las futuros generaciones puedan conocer que existio un cubano que volo por encima de una porteria de futbol.

  • Diana Salazar Fernández dijo:

    Excelente ser humano, ejemplo para toda la juventud cubana. Gracias Sotomayor por tu dedicación.

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @Joel_GarciaL

Vea también